DIEZ RECETAS PARA COCINAR CALABAZA





La calabaza, esa espectacular verdura de sabor dulzón, que igual nos alegra un plato salado, que nos endulza un postre con su textura cremosa y su precioso color anaranjado.

La calabaza ha aumentado considerablemente su presencia en nuestras cocinas en los últimos años, ya que es fácil de encontrar en los supermercados, y cada vez se elaboran más platos habituales con ella, tanto para cremas de verdura, como para hacer postres.

En mi casa siempre se utilizó para hacer el potaje de habas, un plato muy habitual en casa de mi familia, entonces en el mercado solo había calabaza de una variedad más verde, ahora, la que mas se ve en el mercado, suele ser la que llamamos cacahuete, de un amarillo intenso, alargada y con una piel muy dura.

Yo utilizo la calabaza muy a menudo, en purés de verdura, en los sofritos de cualquier guiso, en postres, salteada, de cualquier manea la encuentro muy suave y exquisita, y además se suma los muchos beneficios que tiene para la salud (contiene potasio, licopeno y vitamina C), además es bastante saciante y aporta mucha fibra.




Yo nunca pensé que con calabaza salieran unas croquetas tan ricas!!! ideales para meter verdura a los niños y que ni se enteren.





Creo que es la receta de bizcocho que mas veces he repetido...siempre sale espectacular, y dónde va, triunfa, nadie se entera de que lleva calabaza, solo dicen uhmmm!!! uhmmmm!!! que tiene ésto que está de color anaranjado????






La calabaza en puré es uno de los usos más frecuentes que yo le doy en mi cocina, es suave y sedosa en paladar y además admite muchas combinaciones, las especias le dan un contraste muy interesante y si hacéis ésta receta podréis comprobarlo.





Una mermelada bastante inusual, aunque ya hay marcas que comercializan mermelada de calabaza, ésta que yo os propongo es más casera, más basta que las compradas, con una textura y sabor intensos, ideal para acompañar quesos y preparar aperitivos.






Esta receta es típica de Granada, en La Alpujarra en vez de bacalao, se suele poner el ajillo acompañado también de patatas fritas, una forma diferente de tomar calabaza.








En el pan, la calabaza aporta sabor, color y untuosidad, la mezcla no deja indiferente, sobre todo cuando se acompaña de semillas que hagan el contraste crujiente con el pan y ya si se toma con un poco de chocolate....uf, riquísimo.






En cualquier salteado, la calabaza nos aporta dulzor, cremosidad y como en éste caso, un toque casi crujiente, ya que está solo salteada y poco hecha.







Los típicos buñuelos típicos de la Comunidad Valenciana, ay, son mi perdición, es mejor que no los hagáis, que causan adición, y cuando te comes uno, ya no puedes parar.

Ideales para mojar en un chocolate caliente....no digo mas!!!







Mezcla ideal pan y chocolate, y si además le ponemos calabaza, la mezcla ya es la bomba!!!








Si ya os digo que la calabaza va con todo....en éste caso con queso, y como no...otra vez, con chocolate, uhmmmm! delicioso!!!






Artículos Relacionados

1 comentarios:

  1. me han encantado todas las recetas en especial las de pan.
    besos crisylaura

    ResponderEliminar

Gracias por tus comentarios.