PAPAVIEJOS DE NARANJA DE ALMERIA



En mi tierra, en Almería cada casa que podía tener huerto, tenía dos o tres naranjos y algún que otro limonero, un ciruelo, un caki y algunos hasta tenían "almez" y "azofaifos" árboles que seguramente os serán poco conocidos para los más jóvenes, pero que sin embargo para los más mayores y de ésta zona de Andalucía son muy comunes.

En mi pueblo siempre se cultivó la uva de mesa que fue famosa durante décadas y luego se pasó al cultivo del pimiento y del guisante, por lo que la naranja es un cultivo que no se usa para comercialización sino para el consumo propio.

No puede faltar en los postres más típicos de mi tierra el uso de naranjas, ya se sabe que las recetas tradicionales nacen de lo que hay en cada pueblo, hoy en día el mundo es muy global, pero antiguamente en las casas había economía de subsistencia y se usaba lo que se podía cultivar en cada casa, haciendo siempre cocina de aprovechamiento que está tan de moda hoy en día, pero que fueron nuestras abuelas y madres las que la inventaron, jejej

Hoy una receta típica de Almería, un clásico que tiene variantes en cada casa, mi madre le pone leche en vez de zumo y yo también hago una versión que lleva una naranja triturada, además también se conoce con otros nombres, "tortas" "papajotes" "papaviejos" en cada pueblo se le llama de una manera diferente, pero al final son todos muy parecidos.

200 a 220 gramos de zumo de naranja (un vaso aproximadamente)
30 gr. de azúcar 
peladura de medio limón (solo la parte amarilla)
3 huevos grandes
250 gr. de harina 
un sobre de gaseosa o una cucharadita de levadura química
aceite suave para freir
azúcar y canela para rebozar
Poner el azúcar y la peladura de limón en el vaso limpio y seco. Pulverizar durante 10 segundos a velocidad 10
Añadir los huevos y el zumo de naranja
Añadir la harina y la gaseosa o levadura  y mezclar 5 seg. a vel. 6
Dejar reposar unos minutos, mientras vamos preparando el aceite en una sartén o cazo pequeño para que puedan flotar al freírlos.
Preparar un bol con el azúcar y la canela para rebozar.
Añadir una cucharada de masa al aceite caliente y se formará un buñuelo pequeño que si tocamos con la espátula se dará la vuelta, ir haciendo poco a poco.
Según se vayan dorando, sacar a un plato con papel de cocina para quitar el exceso de aceite y cuando podamos manipular, rebozar por el azúcar con canela.
Mezclar el azúcar, la ralladura de limón y los huevos, batir en un bol con unas varillas hasta que estén bien mezclados, añadir el zumo de naranja y mezclar.
Añadir la harina, la levadura y mezclar hasta integrar la masa.
Dejar reposar unos minutos, mientras vamos preparando el aceite en una sartén o cazo pequeño para que puedan flotar al freírlos.
Preparar un bol con el azúcar y la canela para rebozar.
Añadir una cucharada de masa al aceite caliente y se formará un buñuelo pequeño que si tocamos con la espátula se dará la vuelta, ir haciendo poco a poco.
Según se vayan dorando, sacar a un plato con papel de cocina para quitar el exceso de aceite y cuando podamos manipular, rebozar por el azúcar con canela.

PAN CON SEMILLAS Y AVENA


Esta receta procede del recetario de Thermomix, está en Cookidoo como pan de cinco semillas, es un pan húmedo y jugoso, para los que nos gustan los panes de miga contundente y con sabor intenso, ideal para las personas que necesitan comer fibra y además resulta muy nutritivo.

Yo lo he hecho con forma de pan de molde, pero se puede hacer como bollitos o como una hogaza, todo dependerá de lo que más os guste, además, se le pueden poner también por la parte exterior las semillas pegadas, que al hornearlas se quedarán crujientes y desprenderán todo su sabor y olor.




500 gr. de agua
12 gr. de levadura fresca o seca de panadería
500 gr. de harina de fuerza
una cucharadita de sal
50 gr. de copos de avena
30 gr. de aceite de oliva virgen extra
30 gr. de miel
120 gr. de mix de semillas (sésamo, lino, pipas de girasol, pipas de calabaza y semillas de amapola)
Poner en el vaso del Tmx el agua y la levadura. Si hace frío calentar ésta mezcla 2 min. a 37º y velocidad 2 (si es verano no hace falta)
Añadir la harina, la sal, los copos de avena, la mezcla de semillas, la miel y el aove. Amasar 3 min. en Espiga.(la mezcla es muy húmeda y pegajosa)
Volcar en un molde grande rectangular (yo he puesto de 1.5 litros de capacidad) untado de aceite de oliva, dejar que fermente hasta que suba por encima de los bordes del molde.
Espolvorear con mas semillas (si disponemos de mas cantidad) y meter en el horno calienta 200 grados.
Hornear unos 30 a 40 minutos.
Mezclar el agua templada con la levadura en un bol grande.
Añadir la harina, la sal, los copos de avena, la mezcla de semillas, la miel y el aove. Mezclar con una mano poco a poco, dejar reposar un rato y volver a mezclar hasta que esté completamente integrado.
Volcar en un molde grande rectangular (yo he puesto de 1.5 litros de capacidad) untado de aceite de oliva, dejar que fermente hasta que suba por encima de los bordes del molde.
Espolvorear con mas semillas (si disponemos de mas cantidad) y meter en el horno calienta 200 grados.
Hornear unos 30 a 40 minutos





ENSALADA DE TIRABEQUES CON VINAGRETA DE MANGO



En Dalías, mi pueblo, en la provincia de Almería, seguimos en plena temporada de présules (guisantes) y tirabeques, éstos son dos de los cultivos más típicos que se pueden encontrar en nuestro hermoso valle al pie de la Sierra de Gádor. Estamos en la montaña a 400 metros de altitud sobre el mar, pero a un paso de la playa y del Mar Mediterráneo.

Tenemos un clima maravilloso, templado durante la mayor parte del año y con inviernos de temperaturas suaves, por lo que las plantaciones de présules y tirabeques empiezan a dar sus frutos muy tempranos, bastante antes de que empiece la primavera.

La cocina tradicional de mi pueblo es muy rica en recetas con éstas verduras (aunque realmente son legumbres frescas) se usan en infinidad de platos, siendo uno de los más típicos la tortilla de présules, que fue mi primera incursión en el mundo de las redes del tema culinario, ya que le envié la receta a Karlos Arguiñano y la hizo en su programa nombrándome a mí y a mi pueblo.

Otro de los platos más tradicionales es la Menestra, un plato de 20 para los amantes del guisante y las alcachofas, a mí personalmente me encanta, uno de mis preferidos y también se hacen diferentes guisos con habas y présules como ingrediente principal.


Una bolsita de lechugas cortadas variadas
200 gr. de tirabeques tiernos
un puñado de tomates sherry
un queso rulo de cabra pequeño
media cebolla muy tierna
crostinis de pan frito
avellanas o nueces
un puñado de pasas
medio mango muy maduro
100 gr. de aceite de oliva
20 gr. de vinagre de manzana
sal
***la flor es una flor de primavera llamada vinagrera (oxalis pres-caprae)

Con Thermomix prepararemos la vinagreta, para ello, ponemos en el vaso del Thermomix el mango troceado, el vinagre y la sal, programaremos 20 seg. a vel. 5 para triturar bien el mango. 
Añadir el aceite de oliva y volver a triturar 15 seg. a velocidad 7
Escaldar los tirabeques en agua hirviendo durante unos minutos e inmediatamente pasar a un bol con agua fría para cortar la cocción y que se queden verdes y crujientes.
Ponemos en una fuente de servir las lechugas, añadimos las pasas, el pan frito, las avellanas y la cebolla troceada, añadimos los tirabeques troceados a nuestro gusto, adornamos con las rodajas de queso de cabra y aderezamos a nuestro gusto con la vinagreta.

Preparamos la vinagreta en un procesador de alimentos potente o con una batidora, triturar el mango con el vinagre y la sal hasta que quede una crema lo mas fina posible, añadir el aceite poco a poco mientras batimos para emulsionar la vinagreta.
Escaldar los tirabeques en agua hirviendo durante unos minutos e inmediatamente pasar a un bol con agua fría para cortar la cocción y que se queden verdes y crujientes.
Ponemos en una fuente de servir las lechugas, añadimos las pasas, el pan frito, las avellanas y la cebolla troceada, añadimos los tirabeques troceados a nuestro gusto, adornamos con las rodajas de queso de cabra y aderezamos a nuestro gusto con la vinagreta.

BOLLOS SUIZOS DE COCO







Hace un tiempo, se puso de moda un producto que en España no se solía ver, la manteca de coco, aquí solemos usar grasas animales (manteca de cerdo o mantequillas) o aceites vegetales (de oliva, de semillas) es lo habitual para nuestra cocina, pero el aceite de coco o manteca de coco yo no la había visto nunca y no digo que no la hubiera, porque se usaba para cosmética y se vendía en canal herboristerías, pero no era un producto muy conocido ya que no se podía encontrar en los supermercados.

Yo vi mil recetas en internet con la susodicha manteca y fuí rauda y veloz a probarla,la probé en cocina y no me convencía, tampoco lo hizo como cosmético, así que probé con la repostería.

Aquí si que me gustó, sobre todo en éstos bollos, en los que no es la protagonista, pero les da un sabor muy fino a coco que nos encantó.

Así que si tenéis un bote perdido por los armarios de la cocina, es un buen momento para usarlo, éstos bollos son  tiernos y jugosos!!!!


150 gr de leche
150 gr. de manteca de coco
20 gr. de levadura de panadería
4 huevos + 1 huevo para pintar la masa
500 gr. de harina de fuerza
150 gr. de azúcar
5 gr. de sal
granillo de almendra para decorar


Poner en el vaso del Thermomix la leche, la manteca de coco blanda, la levadura y los huevos.Mezclar 10 seg. a vel. 3, añadir la harina, el azúcar y la sal. Amasar 3 min. en Espiga.

Dejar la masa reposar en el vaso hasta que salga por el bocal, sacar la masa a la mesa (poner un poco de manteca con la yema de los dedos en la mesa para que no se nos pegue la masa), dividir la masa en trocitos del mismo peso teniendo en cuenta que cuando fermenten quedarán aproximadamente el doble o triple de grandes, dependiendo de cuanto los dejemos fermentar y la harina usada.

Poner los bollitos en una bandeja de horno forrada con papel de hornear separados entre sí (porque crecerán bastante) y cuando estén gorditos y tersos, precalentar el horno a 200º.

Batir el huevo reservado y con una brocha de cocina pintar la superficie de los bollitos sin apretar, espolvorear con el granillo de almendra o almendra laminada.
Bajar la temperatura del horno a 180º y meter la bandeja en la parte media del horno. Hornear cada tanda unos 8 a 10 minutos, solo hasta que se dore la superficie.

***El tiempo de horneado depende del tamaño de las piezas que se hagan, mis bollitos eran pequeños por lo que se hacen en poco tiempo, también hice una trenza grande con la masa y ésta necesitó más tiempo.

Poner en un bol la manteca de coco blanda, la leche, la levadura, el azúcar y los huevos batidos. Añadir la harina y la sal y amasar hasta que esté todo bien mezclado y homogéneo. Dejar reposando en un sitio cálido hasta que doble su volumen.

 Sacar la masa (poner un poco de manteca con la yema de los dedos en la mesa para que no se nos pegue la masa), dividir la masa en trocitos del mismo peso teniendo en cuenta que cuando fermenten quedarán aproximadamente el doble o triple de grandes, dependiendo de cuanto los dejemos fermentar y la harina usada.

Poner los bollitos en una bandeja de horno forrada con papel de hornear separados entre sí (porque crecerán bastante) y cuando estén gorditos y tersos, precalentar el horno a 200º.

Batir el huevo reservado y con una brocha de cocina pintar la superficie de los bollitos sin apretar, espolvorear con el granillo de almendra o almendra laminada.
Bajar la temperatura del horno a 180º y meter la bandeja en la parte media del horno. Hornear cada tanda unos 8 a 10 minutos, solo hasta que se dore la superficie.

***El tiempo de horneado depende del tamaño de las piezas que se hagan, mis bollitos eran pequeños por lo que se hacen en poco tiempo, también hice una trenza grande con la masa y ésta necesitó más tiempo.






BUÑUELOS DE PAN O SAPILLOS




Como sabéis los que me seguís habitualmente, me muevo en las redes sociales hace un montón de años, empecé en La Ventana de Karlos Arguiñano, cuando comenzaron a surgir por internet "los foros de recetas" luego también participaba en otro foro que se llama "Mundorecetas" y de ahí comenzó la andadura del blog, ya que ponía recetas y la gente las quería ver para poder hacerlas.
Después de un tiempo, los foros vinieron a menos y comenzó a despuntar Facebook, Twiter e Instagram, dónde también tengo cuenta y aquí también seguí enriqueciendo mis conocimientos en cocina y en amistades, que si bien, a algunas personas les da miedo conocer gente por internet, yo tengo la suerte de haber encontrado a grandes personas que se han convertido en amigos.
Hace un tiempo y en uno de los grupos de Facebook  conocí a una almeriense que tiene a gala compartir recetas maravillosas de nuestra tierra, ella, Aurora, participa y aporta en el grupo Cocinar con Thermomix y sus recetas no dejan indiferente a nadie, por eso en cuanto vi éstos buñuelos, me puse manos a la obra, es una forma estupenda de hacer un postre de reciclaje.

Este postre es ideal en invierno que tenemos las mejores naranjas, en días fríos están deliciosos con la leche templada, un reconstituyente ideal.
En días de verano, ponemos éste postre en el frigorífico y servimos fresquito, es delicioso.


un litro de leche
200 gr. de pan asentado sin corteza
una peladura de limón
una peladura de naranja
un palo de canela
3 a 5 cucharadas de azúcar
2 huevos
canela molida 
aceite para freír
opcional (pero le queda muy bien, unos piñones tostados)

Poner la mitad del pan en el vaso del thermomix con un trozo de peladura de naranja y un trozo de peladura de limón (reservar el resto de peladura para aromatizar la leche)
Triturar vel. 5 a 10 hasta que quede fino, añadir el resto del pan y repetir el triturado.
Añadir los dos huevos ligeramente batidos y dos cucharadas de azúcar. Triturar 3 seg. a vel. 4, si está muy dura la masa para hacer las bolitas, añadir un poco de leche.
Sacar la masa del thermomix a un bol y hacer bolitas pequeñas.(mezclar con los piñones si elegimos esa opción)
Mientras lavamos el thermomix, ponemos la leche, el resto del azúcar, la rama de canela y el resto de peladuras. Programar 12 min. a 100º y vel. 1 para calentar la leche e infusionar las peladuras.
Freír las bolitas en aceite de sabor suave y poner sobre un plato con papel absorvente.
Añadir los sapillos al vaso del Thermomix y cocer durante 3 min. a 90º y vel. cuchara para que se impregnen de la leche y se ablanden.
Servir cuencos con la leche, los sapillos y un poco de canela molida por encima.
Hacer ralladura de naranja y limón (dejar algo de peladura para aromatizar la leche)
Poner en un cuenco el pan, la ralladura y la mitad del azúcar. Añadir los huevos batidos y un poco de leche (como medio vaso), dejar reposar hasta que el pan se ponga blando.
Hacer las bolitas de pan con las manos y poner en un bol. (mezclar con los piñones si elegimos esa opción)
Poner en una olla a calentar el resto de la leche, el resto de peladura, el resto de azúcar y una rama de canela. Llevar a ebullición y dejar reposar mientras que hacemos los buñuelos.
Freír los buñuelos en abundante aceite caliente y sacarlas a un plato con papel de cocina.
Volver a poner la leche a calentar a fuego bajo y añadir los buñuelos para cocinarlos unos minutos.
Servir cuencos con la leche, los sapillos y un poco de canela molida por encima.





TIRABEQUES SALTEADOS CON SOJA Y FIDEOS DE ARROZ




Ya llego 2020 y con él, todos los propósitos típicos de cada año, que si hacer mas ejercicio, que si dejar de fumar, dejar peso, etc...pues mi propósito es hacer un poco de dieta, que la navidad hace estragos, ay madre!!! esa cintura que yo tenía con 18 años!!! jejejej,

Pues empezaré con una receta sencilla y sabrosa, pero a la vez muy sana, ya ha comenzado la temporada de tirabeques y en mi pueblo es una verdura con mucho peso en las tradiciones, siempre se ha cocinado en tortilla o revuelto con patatas fritas, siempre en platos muy tradicionales como una menestra, pero yo voy siempre probando recetas y ésta es una de las más ricas que hago con tirabeques, con estilo oriental pero con ingredientes sencillos y al alcance de cualquiera.

Si queréis ver más recetas con tirabeques, aquí tenéis algunas que podéis ver en el blog, sin pincháis en el título os llevará a la receta

Ensalada con tirabeques y salsa de mostaza
Papas a lo pobre con tirabeques

Y también os dejo un vídeo sobre las Master class que hicimos el año pasado con Tirabeques en la sede de Almería 2019 (Capital Gastronómica)





250 gr. de tirabeques frescos
2 dientes de ajo
50 gr. de aceite de sésamo (o de oliva)
300 gr. de fideos de arroz
una cucharadita de soja
un puñado de semillas de sésamo


Poner en el vaso del Thermomix 500 gr. de agua, media cucharadita de sal.
Poner el cestillo en su sitio y poner los tirabeques dentro troceados en tres trozos.
Programar 10 min. a 120 ºvelocidad 1.
Sacar y poner el cestillo sobre un cuenco para que escurra todo el caldo (recoger todo el caldo en el cuenco )
Poner los ajos con el aceite en el thermomix y programar 10 seg. a vel. 5. Programar 5 min. a 120º velocidad 1 para sofreir el ajo y cuando termine el tiempo, añadir los tirabeques, la salsa de soja y programar 4 min. a 120º velocidad 1 para que se mezclen.
Hidratar los fideos en el agua de cocción y añadir por último los tirabeques salteados y las semillas de sésamo.
Poner en una olla al fuego  500 gr. de agua y media cucharadita de sal.
Poner el accesorio de cocción al vapor y añadir los tirabeques troceados en tres trozos. Cocinar tapados para que no pierdan el color hasta que estén tiernos, pero no blandos.
Escurrir del agua y reservar el agua de cocción en un bol grande. Hidratar los fideos en ese agua .
En una cacerola amplia añadir el chorrito de aceite y los ajos muy picados, saltear sin que lleguen a dorarse y añadir los tirabeques y la salsa de soja.
Añadir los fideos hidratados y mezclar bien, decorar con las semillas de sésamo.




TRONCO DE NAVIDAD CON PRALINE DE AVELLANAS


Con éste tronco de Navidad despido el año en el blog, un año lleno de recetas ricas que espero que si las habéis probado, hayan sido del gusto de vuestros comensales, en mi mesa se han disfrutado mucho, me encanta hacer cosas nuevas y por fin a mis hijos también le gustan los "experimentos" como ellos los llaman, porque cuando eran pequeños, me pedían que fuese una madre "normal" y que hiciera las comidas normales que les hacen las otras madres a sus amigos, jejejej, hoy ya son mayores y disfrutan mucho probando cosas nuevas y "dándome nota o suspendiendome" según les guste o no.

Gracias por estar ahí, si no fuera por vosotros, los lectores, ésto no sería posible, pues el blog es un entretenimiento y a veces (muchas veces) es difícil sacar el tiempo para poder renovar las recetas, hacer fotografías y escribir las recetas con un texto comprensible, porque las que hago en casa están escritas en papel y con mil correcciones y anotaciones, perdonadme si alguna vez habéis hecho alguna receta y tiene alguna errata o falta algún dato, yo cuando releo lo que escribo a veces no me doy cuenta de eso y sois vosotros los que en la primera lectura "cazáis" al vuelo la errata (gracias por decírmelo para poder arreglarlo).

Este fue uno de los postres de la nochebuena, está delicioso y queda precioso, solo hay que tener un poco de paciencia en el enrollado del bizcocho con el relleno, pero por lo demás, no es nada complicado, animaros!!! que vais a dejar a los comensales sorprendidos!!!

La receta es de www.cookidoo.es la página de recetas de Thermomix, solo que he hecho algunas modificaciones a la receta original.




Almíbar
70 gr.de whisky o ron
50 gr. de azúcar
Bizcocho genovés
4 huevos
150 gr. de azúcar
una cucharadita de esencia de vainilla
un pellizco de sal
120 gr. de harina de repostería
Praliné de avellana
120 gr. de azúcar
200 gr. de avellanas tostadas (sin piel)
40 gr. de leche en polvo
Cobertura de chocolate
170 gr. chocolate postres
60 gr. de agua
60 gr. de mantequilla en dados
Para decorar
azúcar glass
azúcar perlado
frutas
cacao en polvo

Preparación del praliné
Poner el azúcar en el vaso del Thermomix (que el vaso esté seco) y pulverizar 30 seg. a velocidad 10. Añadir las avellanas y la leche en polvo y programar 1 min. a vel. 10. Bajar la mezcla de las paredes hacia las cuchillas y mezclar 5 min. a vel. 3. Reservar en un bol.
Preparación del almíbar
Sin lavar el vaso, poner el licor y el azúcar. Programar 7 min/ a 100º vel. 1. Sacar a un bol y reservar.

Justo antes de preparar el bizcocho, encender el horno a 180º y forrar una bandeja del horno plana con papel de horno.
Preparación del bizcocho
Sin lavar el vaso de la preparación anterior (el almíbar) poner la mariposa en las cuchillas, añadir al vaso los huevos, el azúcar y la esencia de vainilla. Programar 6 min. a 37º y velocidad 4 y cuando termine volver a programar el mismo tiempo y velocidad, pero sin temperatura. 
Añadir la harina alrededor de las cuchillas y un poco de sal. Mezclar 4 seg. a vel. 4. Retirar la mariposa y terminar de mezclar con una espátula.
Volcar la mezcla de bizcocho en la bandeja de horno y extender toda la masa con la espátula hasta cubrir completamente la bandeja.
Meter en el horno que ya estará caliente y hornear 10 min.  (no debe cocerse demasiado)
Sacar del horno y cubrir con un paño limpio (fino) y enrollar sobre sí mismo (con el papel de horno y el paño)y dejar que se enfríe un poco.
Cuando esté templado, desenrollar con cuidado apartando el papel y el paño. El bizcocho tendrá tendencia a estar enrollado, mantenerlo así.
Pintar con el almíbar (yo lo hago con una brocha de cocina de silicona)
Untar con una capa fina de praliné toda la superficie del bizcocho. Enrollar sobre sí mismo sin apretar, pero a la vez de manera firme para que quede bien pegado.
Cortar los extremos que quedan feos (solo un par de centímetros hasta que salga el corte bonito) y cortar un trozo para decorar la parte de arriba.
Preparación del baño de chocolate
Poner el chocolate troceado en el vaso limpio y seco. Trocear 20 seg. a vel. 5. Bajar el chocolate que está en las paredes del vaso hacia las cuchillas, añadir el agua y programar 4 min. a 37º y velocidad 2, añadir la mantequilla y programar para fundirla 4 min. a 37º vel. 4.
Decoración del tronco de navidad 
Poner el tronco sobre una rejilla metálica (para poder recoger el chocolate que caiga, ponemos debajo otra bandeja) y cubrimos todo el contorno del bizcocho, pegamos el trozo de la decoración y cubrimos también dejando el lado del corte sin cubrir de chocolate.
Una vez cubierto todo el tronco de chocolate y antes de que se endurezca, rallar con un tenedor para que salgan las líneas del "arbol" jejej
Decorar al gusto.

                                                               Preparación del praliné
Moler bien en una procesadora las nueces, el azúcar y la leche en polvo hasta obtener una pasta.
Preparación del almíbar
En un cazo al fuego, poner el licor y el azúcar. . Calentar y mover hasta que se forme un líquido con consitencia de jarabe. Sacar a un bol y reservar.
Justo antes de preparar el bizcocho, encender el horno a 180º y forrar una bandeja del horno plana con papel de horno.
Preparación del bizcocho
Poner en un cuenco que puedas meter al baño maría los huevos, el azúcar y la esencia de vainilla. Batir al baño maría hasta que los huevos blanqueen y hayan triplicado su volumen. Añadir la harina tamizada con la sal y mezclar con las varillas hasta que se integren en la mezcla de huevos.
Volcar la mezcla de bizcocho en la bandeja de horno y extender toda la masa con la espátula hasta cubrir completamente la bandeja.
Meter en el horno que ya estará caliente y hornear 10 min.  (no debe cocerse demasiado)
Sacar del horno y cubrir con un paño limpio (fino) y enrollar sobre sí mismo (con el papel de horno y el paño)y dejar que se enfríe un poco.
Cuando esté templado, desenrollar con cuidado apartando el papel y el paño. El bizcocho tendrá tendencia a estar enrollado, mantenerlo así.
Pintar con el almíbar (yo lo hago con una brocha de cocina de silicona)
Untar con una capa fina de praliné toda la superficie del bizcocho. Enrollar sobre sí mismo sin apretar.
Cortar los extremos que quedan feos (solo un par de centímetros hasta que salga el corte bonito) y cortar un trozo para decorar la parte de arriba.
Preparación del baño de chocolate
Poner los trozos de chocolate y el agua a calentar en un cacito a fuego bajo, remover continuamente para que se deshaga (no puede calentarse en exceso pues se pondría granulado) así que mantener siempre el fuego bajo y sin dejar de remover. Cuando esté ablandado, añadir la mantequilla y mezclar hasta que se integre.
Decoración del tronco de navidad
Poner el tronco sobre una rejilla metálica (para poder recoger el chocolate que caiga, ponemos debajo otra bandeja) y cubrimos todo el contorno del bizcocho, pegamos el trozo de la decoración y cubrimos también dejando el lado del corte sin cubrir de chocolate.
Una vez cubierto todo el tronco de chocolate y antes de que se endurezca, rallar con un tenedor para que salgan las líneas del "arbol" jejej
Decorar al gusto.


TARTA DE NAVIDAD COCINA CON ANA





Como cada año, llega nochebuena y nuestras cocinas están a toda marcha para deleitar a la familia con nuestros guisos y comidas mas ricos y sofisticados.
Yo tengo como veinte personas a comer, pero tengo la suerte de contar con mi familia y nos repartimos el trabajo, aunque al final, yo me suelo liar mas de la cuenta con postres y aperitivos que suelen ser lo más entretenido.
Este año, un postre sencillo, que no tenía ganas de liarme mucho, ya me lie hace unos días con ésta tarta, que la hice para compartir con mis compañeras de Thermomix Almería, de ahí, que tenga las galletas con la figura del aspa de Thermomix que es nuestro logo. La tarta gustó muchísimo y no solo porque el decorado está resultón, sino porque estaba deliciosa.
Con ella os quiero dar las gracias por estar ahí, es una satisfacción llevar tantos años compartiendo recetas, fotografías y de alguna manera los conocimientos o experiencias que yo también voy teniendo y adquiriendo.

FELICES FIESTAS!!!!! 

ROSCOS DE VINO DE NAVIDAD (CON THERMOMIX Y TRADICIONAL)





Estuve hace unos días tomando un café en un bar con unos amigos y nos pusieron una bandeja con dulces típicos de navidad, probamos un rosco y madre mía !!! que cosa mas mala!!! ni de vino, ni de azúcar, ni "de na" eso no tenía ni la alegría que tiene cualquier dulce, jejej

Pues al llegar a mi casa, hice una búsqueda por internet y llegue hasta una receta del blog de El invitado de invierno, me la leí, me gustó y me puse a hacer los cambios pertinentes a los ingredientes que yo tenía en ese momento y a transformarla para hacerla lo más fácilmente posible con Thermomix.

El resultado, quizá no muy bonitos de presencia, pero de sabor....espectaculares!!! y no solo lo digo yo, lo han dicho todos los que los han probado y ha sido mucha gente diferente, pues los repartí entre los amigos, las clientas que había en la peluquería el día que fui y hasta la profe de mi hija.

Ahora, creo que me arrepiento, tendría que haber dejado unos cuantos para mi familia, pero como me comí de una sentada dos, me dió miedo!!! jejejej, y por eso los regalé...para no tenerlos cerca!!! jejejej

En la receta original de El invitado de invierno, vienen muchos datos sobre la elaboración de éstos roscos y fotos del paso a paso, si queréis ver más pinchar en el enlace y podéis ver la receta en la que me he guiado, yo he puesto harina normal de fuerza y la he tostado en el horno.




600 gr. de harina
260 gr. de manteca de cerdo blanda
150 gr. de azúcar (50 para la masa y el resto para rebozar los roscos)(si no se usa Thermomix, usar los 100 gr de rebozar, azúcar glacé industrial)
125 gr. de vino Malaga (o cualquier otro vino dulce)
100 gr. de avellanas tostadas y peladas
1/2 cta. de canela molida
2 cucharadas soperas de sésamo
una cucharadita de anís en grano
peladura de una naranja


Poner el horno a calentar a 180º y forrar una bandeja de horno con papel de hornear. 
Poner la harina extendida en la bandeja y meter en el horno.
Remover la harina mientras se tuesta ligeramente (cuidado que se quema facilmente si no la vigilamos)
Una vez tostada, sacar para que se enfríe.
Mientras tostar las avellanas extendidas en la bandeja de horno, añadir a última hora las semillas de sésamo para que se calienten y suelten su sabor, una vez tostadas poner en un bol para que se enfríen.
Poner en el vaso del Thermomix la peladura de naranja, el azúcar (100 gr,) el anís en grano,  y triturar 20 seg. a vel. 10.
Añadir las avellanas con el sésamo que tenemos reservado y triturar 30 segundos a velocidad 10
Añadir al vaso del Thermomix, la manteca ablandada (si está del frigorífico, meter en el microondas unos 50 segundos para que se ablande un poco)
Añadir el vino.
Añadir la harina y mezclar 20 seg. a vel. 3.
Terminar de mezclar con la espátula.
Sacar a aun bol y dejar enfriar un poco (o bien volcar sobre la superficie de trabajo y extender para que se enfríe)
Una vez fría la masa, cortar los roscos y poner en una bandeja de horno forrada de papel de horno,.
Hornear los roscos unos 15 minutos a 180º.
Sacar la bandeja del horno y dejar que se enfríen para poder manipularlos.( si tenéis rejilla, podéis ponerlos ahí para que se enfríen)
Una vez fríos, rebozar en abundante azúcar glacè.


Poner el horno a calentar a 180º y forrar una bandeja de horno con papel de hornear. 
Poner la harina extendida en la bandeja y meter en el horno.
Remover la harina mientras se tuesta ligeramente (cuidado que se quema facilmente si no la vigilamos)
Una vez tostada, sacar para que se enfríe.
Mientras tostar las avellanas extendidas en la bandeja de horno, añadir a última hora las semillas de sésamo para que se calienten y suelten su sabor, una vez tostadas poner en un bol para que se enfríen.
Rallar la peladura de una naranja y poner en un procesador junto a las semillas de sésamo y avellanas y moler.
Mezclar  con la harina tostada, el vino, la manteca blanda, los 50 gr. de azúcar normal.
Mezclar con una espátula primero y con las manos después hasta que sea una mezcla homogénea.
Volcar sobre la superficie de trabajo y extender para que se enfríe
Una vez fría la masa, cortar los roscos y poner en una bandeja de horno forrada de papel de horno,.
Hornear los roscos unos 15 minutos a 180º.
Sacar la bandeja del horno y dejar que se enfríen para poder manipularlos.( si tenéis rejilla, podéis ponerlos ahí para que se enfríen)
Una vez fríos, rebozar en abundante azúcar glacè.