DIEZ RECETAS LIGERAS Y VERANIEGAS




No nos damos cuenta de la tarea que supone, pero los que dirigimos un hogar, nos pasamos una buena parte de nuestro tiempo pensando en la compra y en la comida que hay que ir preparando a lo largo de la semana, es fácil si tenemos unos hábitos monótonos y siempre hacemos el mismo menú, pero ya se complica cuando queremos variar y hacer cambios en nuestra dieta o probar recetas nuevas, para ello hay que hacer una compra más concienzuda y preparada.

Yo soy muy poco previsora tanto con los menús como con la compra, hay productos que son habituales en mi cesta, pero luego hay compra impulsiva de otros productos que no son tan habituales, pero que si veo que están en su momento de madurez ideal, o en un precio aceptable, o me entran sencillamente por los ojos, esos van de cabeza a la compra, que ya les buscaré yo utilidad.

Yo habitualmente hago recetas repetidas, las lentejas, las judías, la ensaladilla rusa, la tortilla, mas o menos platos repetidos que siempre gustan y son sanos y económicos, pero me gusta cambiar y probar cosas diferentes y sobre todo ahora en verano, que ya no apetecen tanto los platos de cuchara, es cuando suelo hacer más platos diferentes, buscando los platos que se pueden dejar preparados con antelación, o bien, platos que llevan mucha fruta y verdura entre sus ingredientes.

Aquí os dejo una pequeña selección de algunos de mis platos ideales para el verano, espero que os gusten.



El salmorejo tradicional es una delicia, os gusta? pues tenéis que probar éste que lleva mango entre sus ingredientes, os va a encantar el toque dulzón y ácido.


Que juego dan unos pimientos asados no? pues ésta ensalada os va a encantar, con pimientos asados, pero con un toque muy, muy diferente...tienes que probarla!!!

Un aperitivo refrescante y sencillo, que está bueno fresquito y es ideal para llevar en tupper y para tomar con una cervecita fresca o un buen vinito blanco muy frío.


Este fiambre les va a encantar a los niños de la casa, se hace muy rápido y se puede tomar bien templado o como fiambre frío, ideal para hacer sandwiches y para llevar en tupper.


Una manera diferente de tomar legumbres en verano, un plato muy combinable, tanto con garbanzos como con judías blancas o lentejas, ideal para tupper y además se puede tomar caliente o frío.

Un buen lomo guisado combina bien con cualquier guarnición, si tenemos el lomo preparado y listo para calentar, la guarnición la preparamos en un momento, plato completo y rápido.


Las ensaladas de arroz dan mucho juego en el verano, y combinando con hortalizas y queso, nos queda un plato muy completo y sano.


El plato por excelencia del verano andaluz, un buen gazpacho con hortalizas frescas, un refrescante gazpacho nos refrescará y a la vez será un entrante muy nutritivo.


Una cremita para la cena es mi preferencia en éstos días de calor, ésta combinación es una delicia.


El pollo al estilo indio es muy sabroso, yo lo preparo en cantidad y lo guardo en el frigorífico, la combinación con arroz cocido es ideal, y además está más bueno si se deja de un día para otro.



MAYONESA DE AGUACATE (CON THERMOMIX Y TRADICIONAL)


A vosotros que os apetece para cenar en verano?

Yo soy de poca cantidad, ensaladas con ingredientes cambiantes, aperitivos variados, platos fáciles y rápidos que me pueda dejar a medio hacer y que luego llego de la playa y en un pis pas, plato montado y listo.

Yo siempre intento comer sano, mucha verdura fresca y fruta, legumbres y carnes con poca grasa, pero tengo un gran defecto, y es que me pirran las salsas, son el complemento perfecto para muchos platos, y la forma ideal de cambiar el sabor de un plato con un toque de salsa, amo las salsas, las mayonesas, las vinagretas, uhhmmmm!!! y entre esas salsas está la mayonesa, que además se presta a cambios que la transforman de manera sorprendente.

Esta mayonesa la combiné con salmón, pero es muy combinable y decorativa, el aguacate da su color verde y la hace protagonista de la parte visual del plato. Su sabor es intenso y cremoso, muy fácil de mezclar con otros ingredientes, ya sean carnes o pescados, y también se presta bien para untar palitos de vedura fresca (crudités) o simplemente para tomar untada en una buena rebanada de pan.










un huevo mediano
un diente de ajo
una cucharadita de sal
un aguacate maduro
350 gr. de aceite de oliva virgen extra (cornicabra)
el zumo de medio limón




Pelar y trocear el aguacate y regar con el zumo de limón. (reservar el hueso)

Poner en el vaso del Thermomix el huevo, el diente de ajo, la sal y un poco de zumo de limón. Poner en marcha seleccionando vel. 4 sin poner tiempo, mientras que la Thermomix está en marcha, ir echando el aceite por el bocal hasta que se acabe.

Añadir los trozos de aguacate y triturar un poco más en la misma velocidad hasta que la mayonesa está cremosa.




Pelar y trocear el aguacate y regar con el zumo de limón.

Poner en el vaso de la batidora el huevo, el diente de ajo, la sal y un poco de zumo de limón. Introducir la batidora y empezar a mezclar a velocidad media, mientras ir echando el aceite de oliva en hilo (no levantar la batidora), cuando esté emulsionado, sacar la batidora del vaso, añadir el aguacate y mezclar de nuevo hasta que esté totalmente triturado y la mezcla cremosa.




*** El hueso del aguacate se pone junto a la mayonesa para que no se ponga oscura, es un truco que funciona!!

***El limón es prescindible, pero ojo, el aguacate se pondrá oscuro y feo, la tonalidad de la mayonesa será poco atractiva, no dejéis de usarlo.

***Como cualquier salsa hecha con huevo fresco, es muy delicada, el huevo hay que lavarlo bien justo antes de utilizarlo, y la mayonesa debe estar guardada en el frigorífico para que no se estropee.

***Podéis mezclar con pollo a la plancha, pescados blancos, verduras, salmón ahumado, frituras de verdura y pescado, para untar sandwhiches, le va muy bien a los palitos de pescado y a la patata cocida, en fin....imaginación al poder.













MEDALLONES DE SOLOMILLO CON CHAMPIÑONES Y SALSA DE MOSTAZA (CON THERMOMIX Y TRADICIONAL)


Cuando vi la receta pensé que la tenía que probar si o si, era una novedad que quería probar, hacer la carne al vapor en el cestillo del Thermomix. No recuerdo en que libro de Thermomix la encontré, de hecho creo que solo seguí el procedimiento para hacer el solomillo en el cestillo, pero que en la receta hay "tuneos" que agrego yo de mi cuenta (soy incapaz de seguir una receta al pie de la letra, lo confieso) y claro, al final sale algo nuevo y en éste caso bueno, bueno.

Yo quería ver el resultado de la cocción de la carne en el cestillo y me ha convencido bastante, aunque reconozco que éstos solomillos si  estuvieran fritos, serían mucho mas jugosos...es lo que tiene el aceite que hace milagros con los alimentos, pero en éste caso, la receta no lleva nada de aceite, curioso no? pues queda bien jugosa y rica.














450 gr. de solomillo en rodajas de un centímetro
100 gr. de champiñones frescos en láminas
75 gr. de vino dulce
100 gr. de leche
una cebolla
dos ajos pelados
2 cucharadas soperas de mostaza antigua
1 pastilla de caldo de carne
sal y pimienta negra molida
una cucharada colmada de maicena
50 gr. de nata
un huevo
50 gr. de queso cremoso
láminas de queso parmesano y cebollino para decorar

Para acompañar, yo he puesto pasta cocida, pero iría bien con unas patatas fritas o arroz cocido.




Poner en el vaso del Thermomix la leche, el vino, la cebolla en trozos, los ajos, la mostaza, la pastilla de concentrado y la pimienta molida.

Colocar el cestillo dentro del vaso del Thermomix y poner una tanda de rodajas de solomillo, una tanda de champiñones y otra tanda de solomillo.

Programar 10 min. /100º/vel. 1, cuando termine el tiempo, mover con la espátula los ingredientes que hay en el cestillo y programar 8 min. /100º/vel. 1

Cuando termine el tiempo programado, sacar ayudando con la espátula el cestillo del vaso y poner sobre un plato para que escurra.

Poner en el vaso del Thermomix junto con los ingredientes que ya hay, la nata, el queso cremoso, el huevo y la maicena. Programar 3 min. 80º vel. 4 (probar de sal y rectificar si es necesario)

Verter la salsa sobre la carne y servir acompañado de unas láminas de queso parmesano y unos trocitos de cebollino fresco.




Picar finamente la cebolla y los ajos, la leche, mezclar con la mostaza, la pastilla de concentrado y la pimienta molida, poner la mezcla en una cazuela con accesorio de cocción al vapor.

En el accesorio de cocción al vapor, colocar el solomillo en rodajas y los champiñones en tandas.

Cocinar durante 20 min. con la olla semi tapada a fuego medio (para que la leche no llegue a ebullición), dar la vuelta a los trozos de solomillo y cocinar otros 10 min)

Sacar los trozos de carne a una bandeja y reservar.

Añadir a la cazuela junto con los ingredientes que ya había, el queso cremoso, el huevo, la nata y la maicena, rectificar de sal y cocinar unos minutos hasta que hierva. Triturar con una batidora la salsa.

Verter la salsa sobre la carne y servir acompañado de unas láminas de queso parmesano y unos trocitos de cebollino fresco.






PAN DE LECHE CASERO CON RELLENO DE CHOCOLATE


Que os parece un bollito de pan de leche para la merienda? uhmmm!!! a mí irresistible....


Estos bollos son una delicia y muy fáciles de hacer, con ingredientes sencillos que siempre hay en casa, se  pueden hacer rellenos o no, según los gustos, yo hice una trenza sin relleno y los bollos individuales con relleno de chocolate, eso si, garantizo que con el relleno, tienen mucho mas éxito, jeje

Hacer pan de leche casero, no tiene ningún secreto, es muy fácil, solo hay que tener una cosa bien presente, para hacer pan hay que tener paciencia, dar calor a la masa y mimarla, con esas premisas y buenos ingredientes, el éxito está asegurado.

La paciencia en la cocina es una norma muy subjetiva, hay veces que vamos con prisa y no dejamos que el alimento llegue a su punto óptimo de cocción, y en los aprendices de panadero, la fermentación, es un dato bastante difícil de controlar, pues calcular el punto optimo de fermentación de una masa, es a veces, lo más difícil, ya que las recetas en ese sentido no pueden dar tiempos concretos, todo dependerá de la temperatura de la casa y el amasado, no hay un tiempo determinado para ver que la masa está en su punto, y eso es lo que nos desconcierta mucho a los que están (estamos) aprendiendo a hacer pan.

Es muy importante para el éxito de la masa que ésta esté fermentada correctamente, a mí mucha gente me ha dicho que ha hecho roscón de Reyes, ha hecho pan de molde u otros tipos de pan y la conversación es :("me ha quedado rico, pero estaba duro enseguida"), y mi contestación siempre es la misma ante ese dato, el pan y la bollería casera no llevan ningún conservante que mejore el tiempo que se mantiene tierno, pero un pan bien fermentado, no se pone duro enseguida, si se ha puesto duro, normalmente es porque no estaba bien fermentado antes de la cocción.

Probad éste pan de leche, no volveréis a comprar industrial, es tan suave, jugoso y esponjoso, que no vais a tener problema de que se ponga duro, jejej, se lo comerán enseguida.




















Masa de los bollos de pan de leche

50 gr. de mantequilla cortada en trozos
300 gr. de leche a temperatura ambiente
20 gr. de levadura fresca de panadería
100 gr. de azúcar
500 gr. de harina panificable
una cucharadita de sal
un huevo batido para pintar los bollos


Relleno de chocolate

200 gr. de chocolate postres (cortar las tabletas que van marcadas)





Poner dentro del vaso del Thermomix, la leche, la mantequilla, la levadura y el azúcar. Programar para atemperar el líquido 3 min. 37º y vel. 2 para que se disuelva.

Añadir la harina, y la sal, programar un amasado de 3 minutos.

Dejar la masa levar dentro del vaso (si hace mucho frío, poner una bolsa tapando el tmx y un paño de cocina encima) ésto hará que se mantenga la temperatura y el levado sea más rápido, aunque no siempre es necesario un levado rápido, si disponéis de tiempo, mejor dejarlo a temperatura ambiente (pero tardará más tiempo).

Una vez levada la masa, poner harina en la mesa de trabajo y volcar la masa encima de la mesa, cortar porciones de unos 50 gr. cada una,  hacer bolas y estirar con un rodillo en forma de círculo (no es necesario que sea perfecto), poner una tableta de chocolate dentro y cerrar, sellando por la parte de abajo. Formar los bollos dándoles una forma ligeramente ovalada y poner sobre la bandeja del horno forrada con papel de horno, la parte que se queda hacia abajo es la fea, donde está el cierre, la parte más lisa hacia arriba (habrá que ponerlos separados entre sí, para que al crecer no se peguen).

Tapar la bandeja de horno con un paño fino y dejar que fermenten hasta que su superficie esté tersa y lisa, y casi hayan doblado su volumen, pintar con el huevo batido y dar unos cortes con una cuchilla de panadero.

Precalentar el horno a 200º.

Meter en el horno a 200º durante unos 10 minutos (dependerá bastante del horno), cuando estén ligeramente dorados sacar y poner sobre una rejilla para que se enfríen.

***Para hacer la trenza, formar tres tiras del mismo tamaño y trenzar, cerrar las puntas y dejar que fermente hasta que doble su volumen antes de hornear.






Calentar la leche en el microondas hasta que alcance unos 40º, añadir la mantequilla y remover para que se funda. Poner en un bol amplio, añadir la levadura y disolver.

Añadir la harina y la sal. Mezclar con una espátula de cocina o con las manos (la masa es pegajosa) pero paciencia que poco a poco se maneja bien. Dejar que fermente con un paño por encima hasta que doble su volumen.( si la temperatura de la estancia es de unos 20º la masa levará rápido, pero si la temperatura es menor, habrá que tener un poco de paciencia).

Una vez levada la masa, poner harina en la mesa de trabajo y volcar la masa encima de la mesa, cortar porciones de unos 50 gr. cada una, hacer bolas y estirar con un rodillo en forma de círculo (no es necesario que sea perfecto), poner una tableta de chocolate dentro y cerrar, sellando por la parte de abajo. Formar los bollos dándoles una forma ligeramente ovalada y poner con la parte del cierre hacia abajo, sobre la bandeja del horno forrada con papel de horno, (habrá que ponerlos separados entre sí, para que al crecer no se peguen).

Tapar la bandeja de horno con un paño fino y dejar que fermenten hasta que su superficie esté tersa y lisa, y casi hayan doblado su volumen, pintar con el huevo batido y dar unos cortes con una cuchilla de panadero.

Precalentar el horno a 200º.

Meter en el horno a 200º durante unos 10 minutos (dependerá bastante del horno), cuando estén ligeramente dorados sacar y poner sobre una rejilla para que se enfríen.

***Para hacer la trenza, formar tres tiras del mismo tamaño y trenzar, cerrar las puntas y dejar que fermente hasta que doble su volumen antes de hornear.

ENSALADA CON PERAS EN HOJALDRE Y QUESO GORGONZOLA



Las ensaladas nunca pueden faltar en una mesa, son fuente de vitaminas y un aporte extraordinario de nutrientes.

Desde el punto de vista culinario, la ensalada es muy versátil, es muy fácil de combinar y es un plato ideal para hacer cambios,  solo por cambiar el aceite o el vinagre que se añade, ya podemos advertir cambios importantes en el sabor, y ya, si aportamos frutos secos, frutas o trocitos de pan o queso, el cambio puede ser bastante agradable, porque además de aportar sabor y texturas diferentes, también hay un aporte de hidratos de carbono o de proteínas, con lo cual, obtenemos un plato muy completo desde el punto de vista de la nutrición y los buenos hábitos de nuestra dieta mediterránea.

Hoy la ensalada que traigo al blog, es muy completa y bastante llamativa, ya que lleva un aporte muy especial y original, una pera envuelta en hojaldre, que le da el toque sofisticado y elegante, aparte de aportar un sabor muy rico como complemento del plato.

Esta receta la vi en la revista Thermomix Magazine y como véis es muy sencilla  y además un plato muy completo que puede ser un magnífico entrante o una maravillosa cena veraniega, que sin duda, si tenéis invitados, quedarán bastante sorprendidos.









Una bolsa de ensalada variada (yo utilizo Gourmet de Mercadona o Florette)
Un puñado de nueces troceadas
100 gr. de queso gorgonzola en dados
una lámina de hojaldre
2 o 3 peras pequeñas
1 huevo para pintar el hojaldre
Para la vinagreta: 
40 gr. de aceite de oliva virgen extra
10 gr. de vinagre balsámico
15 gr. de miel suave
sal
un puñado de dados de pan ( Picatostes)



Precalentar el horno a 200º

Pelar las peras y cortar un poco de la base (para que se queden de pie).

Cortar el hojaldre en tiras finas y envolver las peras con éstas tiras. Pintar con el huevo batido y meter en el horno cuando esté caliente. Hornear unos 20-25 minutos o hasta que le hojaldre esté dorado.

Para preparar la vinagreta, mezclar el aceite, el vinagre, la miel y la sal, batiendo bien para que emulsionen. Si se hace en Thermomix mezclar 2 min. 37º vel. 2.5 (al poner temperatura la miel se atempera y se mezcla mejor, y el aceite empieza a ser más aromático que en frío)

Trocear las nueces y cortar el queso en dados.

Poner las lechugas en una bandeja grande o ensaladera, regar con la vinagreta, y aderezar con los dados de queso y los picatostes. Colocar las peras de pie en el centro de la ensalada.

PATATAS AL HORNO RELLENAS



Hoy una receta elaborada por mi primogénito, Antonio, mi hijo a veces me acompaña en la cocina como pinche, siempre luchando porque yo elimine las verduras de las recetas, jejejej,  y siempre me ha hecho camuflar o inventar mil formas para que las coma sin protestar, cosa que ha sido siempre bastante difícil con él, ahora está estudiando fuera y en su residencia de estudiantes, está probando muchas cosas nuevas, no hay nada como no tener otras alternativas para comer de todo cuando hay apetito.

Cuando mi chico se mete en la cocina, lo que mas le gusta es cocinar "marranerías" jejej, como le llamamos cariñosamente a la comida no muy saludable, postres con ingentes cantidades de mantequilla, chocolate y caramelo, hamburguesas con muchos pisos y a las cuales les chorrea el queso fundido, en fin, las recetas que nos entran a través del ojo y a través de You Tube y sus vídeos de recetas.

Estas patatas, las hizo él y por una vez, si que son saludables, jejej aunque la panceta tiene bastantes calorías, pero siempre la podemos sustituir por otro tipo de carne, ya sea carne picada, jamón serrano o jamón york, y el queso que también es bastante graso, lo podemos cambiar por queso para fundir light, aunque donde se ponga un queso cremoso y chorreante, que se quite el plástico de los quesos light, jejej













6 patatas medianas (elegir patatas de piel lisa)
6 tiras de bacon a trocitos (o jamón serrano, o jamón york) unos 150 gr.
2 huevos batidos
dos tomates crudos cortado en dados
queso rallado cremoso (rallados especial pizza)
un chorrito de aceite de oliva
sal y pimienta molida
orégano y tomillo






Lavar las patatas con un cepillo bajo el chorro de agua. Pinchar en todo el contorno.

Precalentar el horno a 180º.

Poner las patatas en una fuente de horno, regar con un chorrito de aceite de oliva virgen extra y con un poco de sal y pimienta molida.

Hornear unos 45 minutos (dependiendo de la patata) hay que comprobar la cocción pinchando con un palillo de brocheta.

Mientras las patatas se hornean, prepararemos el resto de ingredientes, trocear la panceta en dados, trocear en dados los tomates y batir los huevos con un poco de sal.

Cuando las patatas estén en su punto, sacar del horno y dejar que se enfríen un poco antes de manipular, cortar una especie de tapadera y vaciar un poco la patata de la parte grande que queda, ir añadiendo éstos trozos de patata al resto de ingredientes que tendremos preparados. Mezclar y aliñar con las especias.

Volver a rellenar las patatas con la mezcla, cubrir con queso rallado y hornear unos 15 min. o hasta que el queso se funda.




***Si queréis una receta más completa respecto a los ingredientes, yo pondría también un poco de cebolla dulce, algún fruto seco troceado como nueces o almendras, o incluso se pueden aprovechar restos de pollo asado u otros restos de comida.

***A ésta receta, yo le veo un problema, y es que tarda mucho rato, no la elaboración, porque ésta es muy sencilla, sino la cocción de las patatas en el horno, así que si queréis hacerla un poco más corta, las patatas también se pueden hacer cocidas enteras en la olla exprés, tardarán mucho menos en hacerse, luego rellenamos igualmente, y entonces horneamos solo al final, aunque también hay que decir, que el resultado no es el mismo.