MAYONESA DE AJO NEGRO






Ya tenía ganas de probar el ajo negro...he tardado en hacerlo, pero ya no falta en mi casa...e ajo negro tiene un sabor especial, y una textura muy diferente al ajo común, éste ajo, es como una momia, es como si el ajo estuviese deshidratado y es que en realidad, el ajo pasa por un proceso de maduración en unas condiciones especiales, durante un tiempo prolongado, se transforma con un proceso que mediante la temperatura y la humedad, el ajo va cambiando su sabor y su aspecto hasta tomar la tonalidad negra que lo caracteriza y el sabor especial, dulzón y con toques balsámicos que lo hacen tan especial.

Este ajo, como se puede ver, ya es excepcional por su color y su aspecto, pero además es excepcional por su sabor, los expertos dicen que sabe a regaliz, cacao, praliné....a mí me sabe sobre todo a regaliz, pero más rico aún. El ajo negro se puede utilizar sin cocinar, en láminas sobre los alimentos o también en ésta preparación, la mayonesa, que tendrá una dimensión nueva, un sabor suave y cremoso...uhmmm!!! excepcional!!!

En mi casa el ajo tiene algo de historia, jejej, es una historia de amor-odio, ya que al fotógrafo ( mi marido) odia el ajo....bueno...es algo extraño, porque si que le gusta la mayonesa con ajo, el ajoblanco suave y algunas preparaciones que llevan ajo con moderación, e incluso ponemos ajos crudos de los que venden en vinagre, en la ensalada, porque esos también tienen un sabor bastante especial, pero en general, en mi casa, no hay un uso excesivo del ajo como condimento, lo uso, pero con moderación, porque dice mi santo marido y también lo dijoVictoria Beckham (la mujer de David Beckham el futbolista) "España huele a ajo" y es muy cierto, en algunos casos, ¿ de que sirve tener un excelente pescado o una carne excepcional, y ponerle montones de ajo??? al final, todo sabe a ajo....y en algunos sitios, sobre todo en algunos restaurantes y bares, se pasan "tres pueblos" y aunque a mí si me gusta el ajo, no me gusta que me disfracen los sabores.


Ah!!! se me olvidaba....para comerlo, solo hace falta un buen pan para mojar....ay!!! no se puede parar con lo rica que está!! jejej






4 ajos negros
2 huevos
300 gr. de aceite de oliva virgen extra suave
sal




Poner los huevos (a temperatura ambiente) en el vaso del Thermomix, poner los ajos pelados, la sal y programar a velocidad 4  sin programar tiempo, y mientras que la cuchilla gira, con el cubilete puesto en el bocal, vamos echando el aceite a la tapa de la Thermomix para que caiga poco a poco dentro del vaso y se va emulsionando. (si los huevos están fríos del frigorífico a 4 grados y el aceite a 20 grados porque está fuera, es muy probable que la mayonesa se corte)




Hacer la mayonesa poniendo en el vaso de la batidora los huevos, a temperatura ambiente, los ajos pelados, la sal y preparar el aceite en una jarra, empezar a triturar y mientras vamos triturando, verter el aceite poco a poco en hilo para que emulsione.



MERMELADA DE KUMQUATS O NARANJAS CHINAS








Los kumquats, también llamados fortunella, naranja china o naranja enana, son frutos pequeños, ovalados, emparentado con la familia de los cítricos, que nacem en árboles o arbustos de hoja perenne y de crecimiento lento, éste arbusto fue importado a Europa en el siglo pasado y poco a poco, se ha ido distribuyendo por Europa, se utiliza para hacer bonsáis y también como frutal ornamental, siendo su consumo y comercialización más bien escaso.

Yo ya tengo mi árbol de kumquats y ha dado un puñado de frutos éste año, pero según van madurando, me los voy comiendo, así que la mermelada con los frutos de mi árbol, la dejaré para el año próximo, que seguramente estará más frondoso y lleno de frutos. Esta mermelada la hice con un puñado de naranjitas que me regaló Lidia de la O, amiga de Salobreña y editora del blog Atrapada en mi cocina, del que ya os he hablado en otras ocasiones, ya que ella tiene un suegro con un huerto lleno de toda clases de frutales y verduras, del que a veces, los amigos, también disfrutamos, jeje

En la cabecera he titulado ésta receta como mermelada, y seguro que la imagen de una mermelada es con la fruta triturada, cosa que también podéis hacer, puesto que la cáscara es muy dulce y queda muy rica, y se puede hacer con los mismos ingredientes pero triturados;  en ésta ocasión, he dejado los frutos enteros, ya que quedan preciosos si hacemos alguna decoración para tarta con ellos (es una idea que quería hacer) pero al final no he decorado ninguna tarta, en mi casa se agotó como aderezo de tostadas, jejeje

Yo hago las mermeladas con la Thermomix, pero si no la tenéis podéis hacerla perfectamente en una olla, con calma y removiendo de vez en cuando, no hay mas secretos que la cocción lenta hasta que el azúcar carameliza, si queréis hacer mermelada, y trituráis las naranjitas, apenas hay que aportar agua, la que tienen al triturar es suficiente para hacer la mermelada, pero eso dependerá también del fruto, hay algunos que apenas tienen zumo, mas bien son todo pulpa.





400 gr. de kumquats
300 gr. de azúcar
100 gr. de agua





Poner todos los ingredientes en el vaso del Thermomix y programar 20 minutos en temperatura varoma y velocidad cuchara, poner el cestillo encima de la tapa para que no salpiquen las pequeñas gotas de azúcar caramelizada, ésto permitirá que salga el vapor, sin manchar nada.

Una vez terminado el tiempo, comprobar si la textura tiene la cremosidad deseada, si no está muy cremoso, añadir otros cinco minutos con la misma temperatura y velocidad.

Una vez hecha la mermelada, guardar muy caliente, en un bote esterilizado, cerrar la tapa y poner el bote boca abajo para que salga el oxígeno y se quede sellado, así se conservará durante mas tiempo.





Poner en una cacerola todos los ingredientes, mezclar con una cuchara de palo y cocinar a fuego bajo medio, hasta que el azúcar caramelice y empiece a espesarse.



CROQUETAS DE CHORIZO (CON THERMOMIX Y A MANO)





Os gustan las croquetas? vaya juego que dan...se pueden hacer de tantas cosas...sirven para reciclaje, se pueden mezclar varios ingredientes...y las combinaciones son tantas, que no aburren, cada tanda que sale de la freidora, se va acabando rapidamente, calentitas...deliciosas!!!

Estas croquetas las preparé para compartir con los amigos y la familia en las fiestas de mi pueblo; mi casa está en el meollo de la fiesta, y acostumbro a invitar a la familia y amigos a que vengan a mi casa, desde aquí ven todos los cohetes y la procesión, que son las dos cosas más típicas de mi pueblo Dalías en la provincia de Almería, fiestas que están declaradas de interés turístico nacional (Fiestas de Sto. Cristo de la Luz) que se celebran el tercer domingo de Septiembre.

Preparo normalmente un bufet con muchas cosas diferentes, y aprovecho para hacer pruebas con recetas y que mis invitados sean mis conejillos de indias, jejeje, aunque realmente son muy agradecidos y se lo comen todo...pero todo!!! que hice más de cien croquetas entre éstas y otras de morcilla, y según iban saliendo, se las comían.....









250 gr. de chorizo (mitad picante, mitad dulce)
100 gr. de cebolla
50 gr. de aceite de oliva virgen extra
100 gr. de mantequilla (a temperatura ambiente)*
180 gr. de harina
800 gr. de leche (a temperatura ambiente)*
un pellizco de pimienta molida
una pizca de nuez moscada
un pellizco de sal
3 huevos para rebozar
100 gr. de kikos
100 gr. de pan rallado
aceite de oliva suave para freír





Moler los kikos con el vaso del Thermomix seco. 5 seg. a vel. 5 y si son muy duros, subir hasta velocidad 10 durante dos segundos.

Poner dentro del vaso del Thermomix el chorizo en trozos medianos. Trocear 4 seg. a vel. 4

Añadir los 50 gr. de aceite y programar 4 minutos, varoma y velocidad 1 para freír el chorizo. Una vez pasado el tiempo, escurrir el chorizo del aceite y reservar en un bol. El aceite lo volveremos a poner en el vaso del Tmx.

Para hacer la bechamel: añadir la mantequilla al vaso y los trozos de cebolla. Programar 4 seg. a vel. 5 para trocear la cebolla, a continuación la freiremos programando 5 minutos en temperatura varoma y velocidad 1.

Añadir la harina alrededor de las cuchillas y programar de nuevo 3 minutos a 120º y velocidad 2, para sofreír la harina y que no tenga gusto a crudo.

Cuando termine el tiempo, añadiremos la leche, la nuez moscada, la pimienta molida y la sal. Mezclar 10 segundos a velocidad 6, ésta velocidad rápida hará que se suelte la harina que se haya podido quedar en las cuchillas.

Agregar dos cucharadas del chorizo reservado a la mezcla y programar 8 minutos, a 100º y velocidad 4 (***aquí hago un apunte de la razón de los asteriscos que he puesto en varios ingredientes, si no están a temperatura ambiente, es posible que una vez terminado el tiempo de la bechamel, ésta no esté suficientemente cuajada, ésto se debería a la falta de temperatura, así pues, se puede solucionar poniendo un poco mas de tiempo).

En el último minuto añadir poco a poco el chorizo reservado por el bocal.

Verter la crema en una manga pastelera sin boquilla (es una masa blanda) y dejar enfriar totalmente. Guardar en el frigorífico.

Cuando la mezcla esté totalmente fría ya podremos rebozarla, para ello pondremos los kikos molidos en una bandeja plana y añadiremos el pan rallado.

Batir los huevos hasta que estén bien espumosos. Cortar la boquilla de la manga pastelera con una tijera en un tamaño no muy grande.

Hacer tiras de masa de croqueta sobre el pan rallado con los kikos, rebozarlas ligeramente y coger con las manos y rebozarlas en el huevo batido primero y de nuevo en el pan rallado.

Poner las croquetas sobre una bandeja que quepa en el congelador, (yo las congelo y una vez congeladas las meto en una bolsa, porque ya no se pegan entre sí) y están disponibles para ir gastando poco a poco. 

Freír en abundante aceite caliente.





Trocear los kikos con una procesadora hasta que estén finos. Mezclar con el pan rallado.

Picar finamente el chorizo. Poner el aceite en una cazuela amplia y sofreír el chorizo para que suelte sus jugos. Sacar escurriendo el chorizo y dejar en la cazuela el aceite, añadir la mantequilla en trozos y dejar que se disuelva.


Picar finamente la cebolla y añadirla al aceite caliente. Sofreír hasta que esté blanda y añadir la harina, removiendo bien para que se impregne de las grasas, añadir la leche poco a poco y sin dejar de remover con las varillas para que no se hagan grumos; añadir la sal, la pimienta molida y la nuez moscada. Remover bien hasta que la salsa esté ligada y añadir el chorizo frito reservado, mezclar bien.

Verter la crema en una manga pastelera sin boquilla (es una masa blanda) y dejar enfriar totalmente. Guardar en el frigorífico.

Cuando la mezcla esté totalmente fría ya podremos rebozarla, para ello pondremos los kikos molidos en una bandeja plana y añadiremos el pan rallado.

Batir los huevos hasta que estén bien espumosos. Cortar la boquilla de la manga pastelera con una tijera en un tamaño no muy grande.

Hacer tiras de masa de croqueta sobre el pan rallado con los kikos, rebozarlas ligeramente y coger con las manos y rebozarlas en el huevo batido primero y de nuevo en el pan rallado.

Poner las croquetas sobre una bandeja que quepa en el congelador, (yo las congelo y una vez congeladas las meto en una bolsa, porque ya no se pegan entre sí) y están disponibles para ir gastando poco a poco. 


Freír en abundante aceite caliente.



CALAMARES EN SALSA Y MERLUZA AL VAPOR (PLATO DOBLE THERMOMIX)






Ya han pasado todas las fiestas navideñas, todos los excesos que por costumbre se hacen en éstas fechas, ya que aprovechamos para compartir mesa con los amigos y familiares...y como no, siempre es motivo para excedernos con caprichitos culinarios, que al final de la navidad, se notan en la ropa, que por alguna razón, encoge......jejejeje


Bueno, pues ahora toca volver a comer sano, a hacer ejercicio y a cuidarse, no hay otra, sobre todo cuando tenemos ya una edad mas avanzada, jeje, (es que l@s jovencit@s no notan nada, al menos yo antes no lo notaba) y ahora sin embargo, cualquier exceso pasa factura, sea el exceso que sea, jejej


Yo creo que aprovecho muy bien la herramienta que utilizo normalmente para cocinar, (mi Thermomix) que aparte de cocinar para mí, también viaja por toda la provincia cocinando para todo el que quiere saber cómo funciona, ya que soy comercial de Thermomix, y éste es un plato que aprovecha muy bien las funciones y además es una gozada, sale muy rico y es una forma de cocinar muy rápida, económica, sana y por supuesto, limpia, ya que de una sola vez y en un solo paso, sin manchar apenas, cocinamos varias cosas a la vez.

Este plato es muy práctico y yo lo suelo hacer a menudo, unas veces pongo merluza, otros bacalao e incluso otros pescados e incluso en algunas ocasiones lo que hago al vapor no son patatas si no arroz que me sirve de guarnición.

Como siempre es una receta que se puede hacer a mano, y pongo la receta, pero es bastante más laboriosa.

Es curioso lo que le suele pasar a mucha gente en la thermomix, me dicen, es que se me ha quedado tal o cual comida dura o cruda....y yo siempre les comento....si estás haciendo un guiso en la olla y no está listo, que haces? .....logicamente la contestación, es "ponerlo más tiempo" y entonces -contesto yo- por qué en la thermomix no has hecho lo mismo?, jejej, pues eso, que los que no tenéis costumbre de utilizar la thermomix, porque os da miedo que no os salgan bien los guisos....tenéis que plantearos, que es cocinar igual que en otra olla cualquiera y si algo os queda crudo, es porque ha estado poco tiempo y necesita más cocción o porque no ha tenido calor suficiente.











Esta receta está elaborada para dos personas, pero se pueden poner mas cantidades, tanto de calamares, como tomate, como patatas y pescado...solo habrá que aumentar ligeramente el tiempo de cocción al final, si ponemos mucha cantidad, ya que tardará algo más en freírse el tomate. Si se pone gran cantidad de patatas, es mejor cortarlas pequeñas para que se cocinen pronto, y procurar siempre, no tapar todos los agujeritos del varoma, es necesario que queden libres para que el vapor fluya.

Si solo queremos hacer los calamares y no cocinar nada en el vapor, las almejas se agregarían al final, y para que no salpique la salsa de tomate cuando esté hirviendo, os recomiendo poner el cestillo sobre la tapa del Thermomix, así evaporará pero no se pondrá perdida la cocina de tomate.




50 ml. de Aove (aceite de oliva virgen extra)
1/2  kilo de almejas
50 gr. de almendras fritas
1 bote grande de tomate triturado (800 gr.)
1 cebolla grande
1 ajo
1 guindilla (opcional) 
2 patatas
1 lomo de merluza
500 gr. de calamares en rodajas
50 gr. de vino dulce 
sal y pimienta molida
un huevo





En primer lugar triturar un poco las almendras fritas, programando 3 seg. a vel. 5 . Reservar en un bol aparte.

Sin lavar el vaso del Thermomix, añadir la cebolla en trozos, el ajo y el aceite. Trocear 4 segundos a velocidad 5. Programar 8 min. vel.1 temperatura varoma, para freír esos ingredientes.

Cuando termine el tiempo programado, añadir los calamares y programar 5 min. varoma, velocidad cuchara y giro a la izquierda, así los sofreímos un poco.

Añadir el vino por el vocal en los últimos dos minutos.

Añadir el tomate, la sal, la guindilla y la pimienta molida al vaso.

Poner en el recipiente varoma las almejas limpias, las patatas peladas y troceadas menudas, el pescado y el huevo.

Programar 30 min. temperatura varoma y velocidad cuchara. En los últimos minutos añadir las almendras picadas.

Cuando termine el tiempo programado, comprobar que las patatas están cocidas y el pescado en su punto, si no fuera así, programar unos 5 minutos mas de cocción con la misma velocidad y temperatura.

Servir el pescado acompañado de un poco de patatas y la salsa de tomate con calamares, poner el huevo cocido como acompañamiento.

***Otra opción es utilizar los dos platos por separado, pescado con patatas y por otro lado los calamares con otra guarnición diferente, así nos cundiría para comida y cena por ejemplo, pero sería solo para dos personas.




Picar las almendras fritas a grosso modo.

Trocear finamente la cebolla y el ajo. Sofreír a fuego lento en una cazuela hasta que la cebolla se ablande.

Añadir los calamares a la cazuela y remover de vez en cuando hasta que se pongan rosados, añadir el vino y dejar unos minutos evaporando.

Añadir el tomate, la sal, la guindilla y la pimienta molida y cocinar a fuego bajo durantes unos 30 minutos, removiendo de vez en cuando y tapando para que no salpique el tomate, añadir las almejas unos minutos antes de terminar la cocción.

En una olla pequeña, cocer mientras el huevo.

En otra cazuela, cocinar las patatas en agua abundante con sal hasta que estén tiernas.

Hacer el pescado  ( si disponemos de ella), si no, cocinar el pescado a la plancha o en el microondas con un chorrito de aceite de oliva y las almejas, las añadiremos a última hora al tomate.

Por último, añadir la almendra frita picada y remover para que la salsa espese y tome sabor.


TARTA DE CHOCOLATE RELLENA DE CREMA DE CAFÉ

















Esta semana es la más mágica del año...llegan los Reyes Magos. Espero que lleguen llenos de ilusión para vuestras familias.

Y en éstos días, las panaderías y los obradores, se llenan de roscones de Reyes, el dulce por excelencia de éstas fechas....el mío acaba de salir del horno y ha perfumado con su olor tan particular toda la casa, ésta tarde la merienda será de lujo y el desayuno de mañana también, jejej,

Esta es mi receta por si queréis hacerlo, aun queda tiempo, por si os animáis , ésta es; Roscón de Reyes Esponjoso

Ay!!!! lo que me gusta un postre...sobre todo hacerlos, porque la verdad es que no suelo comer gran cantidad luego, me gusta más probar como ha quedado, que comerme una gran porción...el problema viene cuando hay varios postres (que quiero probarlos todos, jejeje con el consiguiente peligro en mis lorzas) jejej

Pero hoy en vez de la receta del roscón, lo que quería era compartir ésta tarta, vistosa, bonita, elegante...deliciosa!!! madre mía cuantos piropos!!! pero es que lo más importante es el sabor...y creo que estuvo más que a la altura de los comensales....

Esta tarta se me ha ido quedando atrás en mis ficheros, ya que se la hice a mi madre el año pasado para su cumpleaños, y fué en Marzo...así que ya me vale!!! con lo rica que estaba y lo que gustó a mi familia....espero que os guste también...





Para los bizcochos (3 bases de bizcocho de chocolate)

4 huevos
225 gr. de harina
una pizca de sal
1/2 sobre de levadura química
75 gr. de cacao en polvo (puro)
375 gr. de azúcar
120 gr. de aceite de oliva suave
225 gr. de leche entera
una cucharadita de esencia de vainilla
225 gr. de agua

Almíbar para calar los bizcochos

150 gr. de azúcar
150 gr. de agua
50 gr. de licor al gusto (pacharán, cointreau, ron, etc.)


Para la decoración

1 litro de nata (la he utilizado vegetal  azucarada)
5 cucharadas soperas de café soluble
pistachos picados
frambuesas
azúcar glass





Preparación de los bizcochos de chocolate


Precalentar el horno a 180º, pulverizar tres moldes redondos de 20 cm. con spray desmoldante, o pintar con mantequilla líquida.

Poner en el vaso del Thermomix la harina, la sal, la levadura, el azúcar y el cacao. Remover 10 seg. a vel. 6 para mezclarlos y que no haya grumos. Sacar a un bol y reservar.

Sin lavar el vaso, poner los huevos, el aceite, la leche, el agua y la esencia de vainilla. Programar 5 min. a 37º, velocidad 2. ( si no hubiese alcanzado los liquidos los 37º, programar de nuevo un par de minutos)

Añadir los ingredientes secos tamizados y programar 10 seg. vel. 6. Abrir la tapa y terminar de mezclar con una espátula.

Repartir la masa de bizcocho en los tres moldes.

Poner los moldes en una bandeja de horno y hornear unos 15 min. (el tiempo es orientativo para tres moldes, dependiendo si hacemos tres moldes o dos, el bizcocho será más o menos grueso, y el tiempo cambiará un poco, no mucho, pero hay que tenerlo en cuenta)

Cuando los bizcochos estén horneados. Sacar y dejar enfriar. Cuando estén fríos, desmoldar.


Preparación del almíbar

Poner los ingredientes del almíbar en el vaso del Thermomix, y programar 10 min. 100º y velocidad 2.

Montar la nata para la decoración

Retirar unos 100 gr. de nata del total y calentar, disolver el café soluble. Dejar enfriar totalmente la nata y añadir al resto.

Colocar la nata muy fría en el vaso del Thermomix (que estará también frío),  colocar la mariposa en su sitio. Montar a velocidad 4 hasta que la nata esté densa.

***Yo he utilizado nata vegetal azucarada, pero si es nata normal, habrá que añadir unos 250 gr. de azúcar glacé.

Poner la mitad de la nata en una manga pastelera con boquilla y el resto, reservar para rellenar los bizcochos.


MONTAJE DE LA TARTA


Poner una de las bases de bizcocho en el plato dónde vamos a servir.

Con un pincel de cocina, aplicar una capa generosa de almíbar. Aplicar una capa generosa de nata.

Repetir la operación con la segunda tanda de bizcocho. Aplicar una capa generosa de nata.

Repetir con la tercera capa de bizcocho y agotar todo el almíbar que queda. Aplicar una capa generosa de nata en la parte superior y todo el contorno de la tarta, emparejando las imperfecciones. Meter en el frigorífico para que se seque alrededor del bizcocho.

Aplicar otra capa de nata alrededor de la tarta, es necesario tapar todas las imperfecciones y emparejar zonas.

Con la nata que tenemos en la manga pastelera, ir haciendo montoncitos y aplastando con una espátula todos de arriba hacia abajo, antes de aplicar la siguiente tanda de montones de nata.


Picar los pistachos y adornar con las frambuesas





Precalentar el horno a 180º, pulverizar tres moldes redondos de 20 cm. con spray desmoldante, o pintar con mantequilla líquida.

Tamizar sobre un bol grande la harina, la sal, el cacao y la levadura.

En un bol grande, poner el aceite, la leche, el azúcar, los huevos y batir con unas varillas, añadir el agua (que habremos calentado previamente hasta llevarla a hervor), batir hasta que la mezcla esté espumosa.

Añadir la mitad de la mezcla de harina que teníamos reservada, integrar con las varillas y añadir el resto de la mezcla, removiendo hasta integrarla por completo.

Repartir la masa de bizcocho en los tres moldes.

Poner los moldes en una bandeja de horno y hornear unos 15 min. (el tiempo es orientativo para tres moldes, dependiendo si hacemos tres moldes o dos, el bizcocho será más o menos grueso, y el tiempo cambiará un poco, no mucho, pero hay que tenerlo en cuenta)

Cuando los bizcochos estén horneados. Sacar y dejar enfriar. Cuando estén fríos, desmoldar.


Preparación del almíbar

Poner los ingredientes del almíbar en un cazo y llevar a ebullición, bajar un poco la potencia del calor y cocinar unos 5 minutos.


Montar la nata para la decoración

Retirar unos 100 gr. de nata del total y calentar, disolver el café soluble. Dejar enfriar totalmente la nata y añadir al resto.

Colocar la nata muy fría en un bol y montar con varillas, hasta que la nata esté densa.


MONTAJE DE LA TARTA


Poner una de las bases de bizcocho en el plato dónde vamos a servir.

Con un pincel de cocina, aplicar una capa generosa de almíbar. Aplicar una capa generosa de nata.

Repetir la operación con la segunda tanda de bizcocho. Aplicar una capa generosa de nata.

Repetir con la tercera capa de bizcocho y agotar todo el almíbar que queda. Aplicar una capa generosa de nata en la parte superior y todo el contorno de la tarta, emparejando las imperfecciones. Meter en el frigorífico para que se seque alrededor del bizcocho.

Aplicar otra capa de nata alrededor de la tarta, es necesario tapar todas las imperfecciones y emparejar zonas.

Con la nata que tenemos en la manga pastelera, ir haciendo montoncitos y aplastando con una espátula todos de arriba hacia abajo, antes de aplicar la siguiente tanda de montones de nata.




Picar los pistachos y adornar con las frambuesas

LOMO A LA SAL CON SALSA DE PIMIENTA ROSA CASERA













La salsa de pimienta es ideal para las carnes, como guarnición o como salsa en la que se termina de cocinar la carne, es una salsa untuosa por la presencia de la nata y dependiendo de nuestro gusto, mas o menos potente de pimienta.

Normalmente, la salsa que se suele encontrar envasada o la que te ofrecen en los restaurantes, es salsa de pimienta verde, pero  a mi me gusta utilizar la pimienta rosa, la cual encuentro muy suave y aromática, no es una verdadera pimienta y aunque no es fácil de encontrar en las tiendas, yo la encuentro facilmente, porque hay una empresa que la envasa fresca en vinagre (empresa con fábrica en Almería) y la puedo encontrar también en cualquier parque de Almería, dónde el falso pimentero de dónde sale la pimienta rosa, se da de maravilla; pero una advertencia, hay que consumirla con moderación, ya que puede llegar a ser tóxica.

En otras ocasiones también he utilizado ésta pimienta para hacer recetas de lo más original, como ésta mermelada de fresa a la pimienta rosa.

Si no encontráis éste tipo de pimienta, podéis utilizar pimienta verde fresca, que quizá resulte algo más potente, y solo hay que poner menos cantidad, si no os gusta que la salsa tenga tanta "personalidad" jejeje





Primero prepararemos el lomo a la sal, que es muy sencillo de hacer y se presta a muchas preparaciones distintas, desde tomarlo solo con un poco de pimienta recién molida y un buen aceite de oliva virgen extra, hasta acompañarlo con una salsa casera, la que queramos, porque combina bien con salsas diferentes y en ésta ocasión, yo lo he acompañado de una deliciosa salsa de pimienta rosa.







Para el lomo a la sal


1 lomo (limpio) de la parte más magra (aproximadamente 1 kg.)
1 kg. de sal gorda
especias al gusto (tomillo, romero, pimienta, clavo) 


Para la salsa de pimienta rosa

50 gr. de mantequilla
50 gr. de aceite de oliva virgen
200 gr. de champiñones
1 cebolla mediana
un puerro (la parte blanca)
200 gr. de nata liquida
30 gr. de pimienta rosa fresca
1 pastilla de caldo (yo utilizo caldo concentrado casero)
sal (si no se pone pastilla de caldo)




Lomo a la sal


Calentar el horno a 180º.

Preparar un molde de horno en el que quepa el lomo de una pieza y que sobre un poco por cada lado.

Poner las especias a la carne.

Hacer una cama de sal en la base del molde. Colocar el lomo y cubrir por completo con la sal restante.

Meter en el horno unos 40 min. (el tiempo es orientativo porque depende del grosor de la pieza y el punto que queremos conseguir) a mí me gusta muy tierno.

Salsa de pimienta rosa


Trocear la cebolla y el puerro finamente.

Trocear los champiñones.

Poner en una cacerola la mantequilla y el aceite de oliva, cuando se caliente, añadir la cebolla y el puerro, un poco de sal y sofreir a fuego bajo hasta que empiecen a tornarse transparentes, añadir entonces los champiñones, la pastilla de caldo y la pimienta. Dejar cocinar por unos minutos hasta que los champiñones estén blandos y hechos.

Añadir la nata y cocinar unos minutos (bajar el fuego para que no hierva mientras que la cocinamos)

Triturar bien la salsa hasta que quede fina.




Salsa de pimienta rosa

Poner en el vaso del Thermomix la cebolla en trozos, el puerro en trozos, el aceite y la mantequilla. Trocear 4 seg. a vel. 5. Programar para sofreír en temperatura varoma durante 8 minutos, en velocidad 3.

Cuando termine el tiempo programado, añadir los champiñones, la pimienta y la pastilla de caldo, programar 5 min. varoma vel. en velocidad 3.

Cuando termine el tiempo programado, añadir la nata y programar 10 min. a 90º y velocidad 3.

Cuando termine el tiempo, triturar 20 segundos en velocidad 5 a 10 (con cubilete y con cuidado para que no salpique ya que está caliente) si quedasen trozos, repetir el triturado hasta que esté cremoso.