GARBANZOS CON BACALAO Y CAPONATA DE VERDURAS




 photo garbanzos y caponata_zpslqvovpuj.jpg




En verano con tanto calor, quizá dejamos de tomar legumbres, porque estamos acostumbrados a comer la legumbre en guisos calientes, que en invierno resultan muy agradables, porque calientan el estómago, jejej, pero en verano, no apetecen ni lo más mínimo...pero si queremos tomar legumbres, solo tenemos que combinarlas con verduras, si son salteadas y aliñadas con especias mucho mejor, es una forma de comer legumbre muy diferente, pero resulta exquisita.


Este plato es uno de mis preferidos, aunque realmente los garbanzos en verano los combino con otros muchos alimentos....que me queda un resto de pisto, un resto de carne con tomate, de verduras salteadas....pues le añado un bote de garbanzos cocidos y ya tengo un plato riquísimo, de reciclaje y perfecto para tomar legumbres sin pasar calor.








200 gr. de calabaza
2 cebollas hermosas
1 pimiento verde
1 pimiento rojo
1 berenjena (o calabacín)
50 gr. de pasas pequeñas
1 bote de tomate natural "troceado" o 1/2 kg. de tomate maduro
albahaca fresca o seca
pimienta negra molida
Aceite de oliva virgen extra
300 gr. de bacalao desalado y desmigado
1 bote de garbanzos cocidos
dos cucharadas de vinagre de manzana
piñones
aceitunas






Pelar los tomates y trocearlos, reservar.

Quitar el agua a los garbanzos y lavar. Reservar.

Desmigar el bacalao. Reservar.

Cubrir una sartén amplia con aceite de oliva y cortar las verduras en dados de un centímetro, añadir al aceite caliente en primer lugar la cebolla y los pimientos troceados, añadir un poco de sal para que suden y bajar el fuego a la mitad.

Remover y  añadir la calabaza en trocitos, tapar para que las verduras se ablanden y no pierdan color, remover, añadir la berenjena y volver a tapar, remover de vez en cuando para que no se agarren y cuando veamos que la cebolla el pimiento está empezando a ablandarse, añadiremos el tomate pelado y troceado.

Remover de vez en cuando hasta que esté casi frito, entonces añadiremos el vinagre, el azúcar, las pasas, los piñones, las aceitunas deshuesadas  y la albahaca fresca troceada, dejar evaporar el vinagre y por último añadir los garbanzos y el bacalao, removiendo para que se mezclen los sabores.






Poner en el vaso del Thermomix la calabaza en trozos, picar 4 seg. vel. 4. Reservar en un bol.

Sin lavar el vaso, añadir la cebolla en cuartos, los pimientos en trozos, la berenjena o calabacín en trozos, el aceite. Programar 4 seg. a vel. 5. Poner un poco de sal y una cucharadita de azúcar.

Programar 8 min. temperatura varoma, velocidad cuchara. Añadir la calabaza troceada que tenemos reservada y los tomates. Programar 30 min. cuchara y temperatura varoma.

En el recipiente varoma, poner los garbanzos y lavar. Poner el recipiente varoma en su sitio con los garbanzos. Añadir también al varoma el bacalao desalado.

Una vez que ha pasado el tiempo, verter el contenido del vaso en una fuente, añadir el contenido del varoma (garbanzos y bacalao) y aliñar con unas gotas de vinagre, las especias, las pasas, piñones y aceitunas.




***La caponada de la fotografía está hecha a mano, si la hacéis con la Thermomix, las verduras no tendrán la misma presencia, ya que el corte no es igual que el que se hace a mano.


***Este plato gana sabor si se hace de un día para otro, así que además, un plato muy cómodo, pues se puede dejar hecho antes de irnos de paseo, jeje, y luego encontrarlo listo para tomar e incluso fresquito del frigorífico.


MOUSSE HELADA DE PLÁTANO Y CHOCOLATE




 photo platano_zpsozwkvjnu.jpg



Como lleváis las vacaciones? como lleváis el calor? vaya veranito!!!!! en Almería un tiempo genial, muy caluroso, eso si, pero la playa está buenísima! limpia, templada, hoy el mar era una balsa tranquila que invitaba al baño y en eso estoy....en disfrutar del verano....y de comer, ensaladas, muchos liquidos en gazpachos, batidos de fruta y algún que otro refresco fresquito, no apetece mucho mas...y entre las cosas que mas apetecen, son los postres fríos, y que mejor postre que uno casero, sin azúcar y natural, vitaminas y nutrientes que nos fortalecen la salud y nos llenan de energía....


Y otra ventaja de éste postre....aprovechamiento....si tenéis plátanos maduros y ya nadie los quiere porque se ven feos...ésta es una manera perfecta de reciclaje, no os parece?


Este postre no lleva azúcar y las claras tienen muy pocas calorías, al llevar poca cantidad de chocolate apenas le sumamos calorías y la decoración de nata la he puesto opcional, como se puede ver en la foto, en ésta ocasión, yo no le puse, por lo que también restamos calorías al total del postre.

Otro detalle que os puede preocupar, es la utilización de clara de huevo cruda, pues bien, no hay problema ni peligro si utilizamos claras pasteurizadas, que ya se pueden encontrar en casi todos los supermercados.






400 gr. de plátanos maduros (troceados y congelados)
zumo de medio limón
2 claras de huevo
100 gr. de chocolate postres
nata montada para decorar (opcional)
1 plátano para decorar






Con el vaso seco, poner el chocolate partido en trozos, triturar vel. 5 unos 5 segundos. Reservar en un bol.

(sin lavar el vaso) Poner los plátanos en el vaso del Thermomix con el zumo de limón. 

Triturar 40 seg. vel. 5 a 10

Poner la mariposa en las cuchillas y montar sin programar tiempo, hasta que la espuma esté montada.

Volcar en copas individuales.

(sin lavar el vaso) Añadir la nata bien fría y colocar de nuevo la mariposa. Montar a vel. 3 1/2 hasta que esté dura (vigilar que no se pase de textura montada a cortada)***

Decorar las copas con la nata, los trocitos de chocolate y una rodajita de plátano.



***Si la nata está muy fría y el vaso del Thermomix está muy frío, la nata montará enseguida, una vez que esté cremosa y densa, parar de montar, ya que si nos excedemos en el tiempo, ésta se convierte en mantequilla.





Trocear el chocolate hasta que queden trozos muy pequeños o sacar virutas con un cuchillo.

Poner los trozos de chocolate en un bol con el zumo de limón, triturar con una buena batidora hasta que se haga una pasta fina. Reservar fría.

Montar las claras con una pizca de sal hasta que estén densas.

Mezclar las claras con el platano triturado con movimientos envolventes y suavemente hasta obtener una mezcla homogénea.

Montar la nata hasta que esté bien densa.

Verter en copas y decorar con nata montada, las rodajas de plátano y virutas de chocolate.






MOUSSE DE NUBES Y CHOCOLATE NEGRO





 photo moussechoco1_zpsokcwenko.jpg



Vaya combinación!!!! es una BOMBA!!! con mayúsculas, si, porque está para chupar la chuchara y rebañar hasta la saciedad los vasos, un regalo para los amantes del chocolate y hasta para los que no lo somos tanto, y además resulta una mousse consistente, cremosa y muy suave.

Esta receta es de la famosa Nigella Lawson, de su libro comida rápida y saludable, y es una receta rápida y fácil....aunque muy saludable no se, jejeje, aunque hay que darse un capricho de vez en cuando....y que mejor que un postrecito apetecible y fresquito.






150 gr. de nubes o marshmallow (malvaviscos o esponjita)
50 gr. de mantequilla
250 gr. de chocolate (yo utilicé del 70%)
60 gr. de agua hirviendo
400 gr. de nata para montar (muy fría)






Preparar un cuenco metálico o de plástico para hacer baño maría (tiene que ser ligeramente mas pequeño que la olla en la que vamos a hervir el agua), una olla grande con agua abundante.

Poner el cuenco sobre la olla con el agua hirviendo y añadir a éste cuenco las hubes, el chocolate, la mantequilla y los 60 gr. de agua hirviendo (que podemos cogerla de la olla que estamos utilizando), remover con unas varillas la mezcla para que se derrita, cuando esté todo fundido, apartar y dejar que se enfríe un poco sin que llegue a enfriar del todo, ya que se apelmazaría de nuevo.

Montar la nata con unas varillas, para que monte bien, es mejor que esté muy fría.

Mezclar la nata montada con la mezcla de chocolate templado, ayudándonos con unas varillas y con movimientos envolventes para que no se baje el conjunto.

Verter en copas y dejar enfriar. Servir frío.








Poner en el vaso del Thermomix el chocolate troceado y triturar a vel. 5-10 durante unos 20 segundos.

Añadir las nubes, la mantequilla y el agua hirviendo (en éste caso se puede utilizar el agua fría).

Programar 8 min. a 60º y vel. 2.

Si una vez terminado el tiempo quedan nubes sin romper, (dependerá del tamaño de éstas) podemos programar 2 minutos mas a la misma temperatura y velocidad.

Volcar en un bol grande y dejar enfriar.

Poner abundante agua y unas gotas de detergente en la Thermomix y poner a velocidad 6 sin tiempo, para lavar el interior del vaso.

Montar la nata a vel. 3 y medio con la mariposa (no poner tiempo, dependiendo de la marca de la nata y lo fría que esté, tardará mas o menos, pero hay que vigilar para que no monte en exceso, ya que se corta). 

Añadir la nata al recipiente donde está el chocolate fundido y mezclar con unas varillas suavemente.





Detalle de la cremosidad y textura del la mousse.

 photo moussedechoco2_zpso0naz4yg.jpg



***Para decorar se pueden hacer multiples combinaciones, un copete de nata, crocanti de almendra, nueces, malvaviscos en miniatura, galletas de caramelo, unos trocitos de plátano, unos adornos de chocolate blanco fundido.....en fin....que lo dejo a vuestra elección, pues como véis en la foto, yo probé diversas combinaciones y todas eran perfectas, jejej


ENSALADA MEXICANA "PICO DE GALLO" RECETA PARA LA #CONCORDIA




 photo pico de gallo1_zpsz6gvsac9.jpg




 photo pico de gallo2_zpslierb5fb.jpg



En verano no hay nada más reconfortante y apetitoso como una ensalada fresca, un entrante que abre el apetito, nos llena de vitaminas y evita que comamos demasiado del segundo plato, y si además es tan refrescante como la que traigo hoy al blog, no pararemos de picotear....es irresistible!


Esta receta completa un reto del cual me ha pasado el testigo Ana María del blog Cocinando entre Olivos, éste reto se llama #Recetaparalaconcordia y lo inició Manu y Fran de Cocinando con Catman, con una sopa Harira y haciendo una bonita reflexión sobre la sinrazón a la que lleva la historia, la religión y la intolerancia hacia otras culturas, luego lo siguió Marga de La Cocina de las Casinas, con un fantástico plato de Merluza a la americana y hablando de todas las personas que aportan su pequeño grano de arena a la consecución de la Concordia; continuó el reto Caty del blog Circus Day, con unas originales calas=sandwhich estupendas para el verano, ella pasó el testigo a mi paisana Lola del blog Ajoblanco, que optó por una receta con espárragos con un color verde y unas vitaminas irresistibles, y nos habla sobre lo que significa la concordia; Lola pasó el testigo a Lidia del blog Atrapada en mi cocina y ella celebraba su cumpleaños bloguero con una maravillosa tarta de moras y hablaba de la concordia desde el punto de vista jurídico, ella  pasaba el testigo a Ana de Cocinando entre Olivos, y Ana habla en su receta de Pollo Vardano, sobre el significado de la Concordia y la relación con la antigua Roma.

La #Concordia es una palabra bastante olvidada, y por desgracia a veces, también, es olvidado por la sociedad lo que significa, la importancia de la concordia en nuestra vida es vital, ya que la convivencia, el respeto, la unidad, la asociación, los acuerdos, son partes imprescindibles para vivir en sociedad, y la concordia empieza a pequeña escala en nuestra convivencia familiar, para trascender a nuestro comportamiento y relación a nivel social, por eso pongamos la palabra #Concordia en nuestras vidas.

Y la receta que yo he elegido para éste reto, es una receta muy sencilla y muy tradicional de la cocina Mexicana, y para hacer una mención especial hacia la concordia entre los países latinoamericanos y España, una buena relación que espero que se mantenga siempre, ya que la historia ha unido nuestros destinos y sigue mezclando nuestras culturas.


Esta receta está elaborada con tomate, verdura que llegó a España procedente de américa del sur, traidos por los intrépidos navegantes que llegaron allí, lo trajeron a España y se comenzó su cultivo;   en Mexico se le llama Jitomate y es el protagonista de ésta receta, muy típica de la cocina mexicana y que se utiliza para lo que ellos llaman "botana" y que para nosotros es el aperitivo, también es muy utilizada para acompañar el guacamole e incluso se le añade a la sopa justo antes de tomarla.

El chile es opcional, pero muy aconsejable, si no toleráis mucho el picante, poned poquito y que sea suave, le da un toque espectacular, si no se dispone de chiles, se pueden poner jalapeños, y si no tenemos ni lo uno ni lo otro, unas gotitas de tabasco.





5 tomates maduros pero tersos (carnosos)
1 cebolla o cebolleta muy tierna
un puñado de cilantro fresco
2 limones o limas
sal y pimienta
opciona :chile verde (se pueden poner jalapeños en conserva)
opcional:una cucharada de Aove (Aceite de oliva virgen extra)






Trocear los tomates en dados pequeños, picar finamente la cebolla, los chiles, el cilantro y ponerlo todo en un bol, regar con el zumo de los chiles, aderezar con un poco de sal y pimienta y si nos gusta, una cucharadita de aceite de oliva virgen extra, mejor de la variedad picual.

Poner en el frigorífico y servir bien fresquito.

Yo lo he acompañado en ésta ocasión con tortitas de maiz y pollo adobado y salteado, una mezcla espectacular.





Y como el reto hay que seguir difundiendolo para que al menos complete un año y podamos reflexionar sobre lo que significa la #concordia, por lo que yo le voy a pasar el testigo y la responsabilidad de seguir éste reto a Lola Homar del blog Lola en la cocina, que seguro que nos sorprende con una receta fantástica como las que componen todo su recetario.

MERMELADA DE BREVAS (CON THERMOMIX Y TRADICIONAL)







 photo mermelada de breva_zpsfsmjsr1r.jpg



Ya han llegado las brevas a los mercados... dulces y suculentas....

Las brevas son el segundo fruto de las higueras llamadas bíferas, es decir higueras que tienen dos cosechas, los higos, en julio y agosto,  y las brevas en el mes de junio, ésto se produce, porque algunos higos de agosto no llegan a madurar en ésta fecha, éstos quedan en la higuera formados todo el otoño e invierno, y en cuanto aumentan las temperaturas en la primavera, la higuera lo madura y da lugar a la breva, ésta es algo diferente en aspecto y sabor al higo, más alargadas, con la piel negra y muy dulce.

En realidad la breva es un falso fruto, ya que realmente es el envoltorio dónde están los verdaderos frutos, las drupas, que son las formaciones interiores de la breva y del higo, con una parte carnosa y un huesecillo diminuto que resulta crujiente al comerlo.

Las mermeladas han sido siempre tradicionales en muchos hogares, ya que se hacían cuando había exceso de fruta en los huertos que no se podían consumir en fresco, y la solución era o bien embotar con almíbar, o  transformar la fruta en mermelada; hoy en día hay mermeladas comerciales muy asequibles y ricas, pero siempre está la opción de hacer mermeladas caseras.






1 kg. de brevas
800 gr. de azúcar
un limón bien pelado y sin pepitas ni cáscara blanca

**Se necesitan dos botes de cristal medianos bien lavados y hervidos con las tapaderas para esterilizarlos.




Pelar las brevas y partir por la mitad, poner junto al azúcar en una olla profunda, añadir el limón partido en trocitos pequeños.

Calentar a fuego lento y removiendo de vez en cuando.

Cuando las brevas y el azúcar caramelicen y la mermelada empiece a despegarse de las paredes de la olla, poner en botes esterilizados, (llenar a tope el tarro para que quede poco espacio entre el contenido y la tapadera )cerrar con la tapa del bote que también debe estar esterilizada, y poner los botes boca abajo, para eliminar el oxígeno que queda dentro y que puede estropear la mermelada.




Poner las brevas peladas y cortadas por la mitad en el vaso del Thermomix, añadir el azúcar y el limón partido por la mitad y programar 30 min.varoma velocidad 1 ( poner el cestillo en la tapa del Thermomix para que evapore y no salpique cuando llegue a ebullición).

Al terminar el tiempo, comprobar que está en su punto y si quedan trozos y no queremos que sea así, triturar 4 seg. vel. 5. (dejar que se enfríe un poco la temperatura para triturar)

Meter el contenido en botes esterilizados, llenar a tope el tarro para que quede poco espacio entre el contenido y la tapadera, tapar y poner boca abajo para que salga el oxígeno


COMO HACER TOMATE FRITO CASERO ( CON THERMOMIX Y A MANO)




El tomate frito es un clásico en cualquier casa, que se suele hacer a mano, y no resulta una receta difícil, pero si entretenida, ya que normalmente se hierven los tomates para quitarles la piel y luego se procede a freírlos, por lo que hay que hervir el agua, añadir los tomates, ésto hace que se desprenda la piel para poder luego pelar los tomates y finalmente freír, es bastante entretenida, pero vale la pena si se hace en cantidad para guardar, ya que un buen tomate frito es muy importante en cualquier cocina.

Hace años no había tantos botes de tomate frito para comprar, todo se hacía a mano y se aprovechaba para ello el final de la cosecha, con los tomates de peor vista, los más pequeños o deformes, pero que resultaban ser los más dulces y ricos, hoy ya no hay tanta gente que haga el tomate a mano, porque hoy día hay muchas marcas de tomate frito en el mercado, o porque aprovechamos como en éste caso, la facilidad que nos brindan las nuevas tecnologías para trabajar menos y hacerlo con la Thermomix.

Yo recuerdo a mi madre pelar y freír tomates, a veces solo tomates, otras veces con pulpo, otras con bacalao, con carne de cerdo, e incluso el famoso tomate de mi madre que lleva tomate, pimientos fritos, carne y pimientos asados!!! jejejej, una delicia.....ahora para ella sola, no lo hace ya, solo cuando vamos toda la familia a comer prepara su fritada, y ya recurre al socorrido bote de tomate triturado industrial, jejej, se hace moderna....o quizá porque hace tanta cantidad, que tendría que pelar tomates durante un buen rato, jejej

Hoy es raro no tener en la despensa algún bote de tomate frito industrial, es muy socorrido para utilizar en los sofritos de cualquier comida o para acompañar las salchichas, el huevo o la tortilla francesa, pero el tomate frito industrial no es una panacea de comida sana, ya que lleva exceso de aceite (normalmente refinados y de mala calidad) y un exceso de sal y azúcar.

Yo hoy en día sigo haciendo mi tomate frito casero, compro tomates maduros cuando están baratitos, los pongo en la Thermomix, y sin pelar los convierto en tomate frito casero, con poca sal, poco azúcar y utilizando el aceite de oliva de confianza, porque en éste plato no hay secretos, lo más importante es la materia prima, tomates buenos y un Aove de calidad, en éste caso un Aove de la variedad arbequina, que tiene suficiente personalidad para éste plato, y sin embargo lo hace suave y sedoso al paladar, con lo que no es necesario tampoco poner mucho azúcar para rectificar la acidez, ya que el Aove arbequina es mantecoso y dulce al paladar.





 photo salsa de tomate_zpsi8h2osrm.jpg







2 latas de 800 gr. de tomates enteros o dos kilos de tomates maduros (tipo pera)
una cucharada de orégano seco
70 gr. de Aove (variedad arbequina)
una cucharada rasa de sal
1 cebolla grande tierna (entre 160-200 gr.)
2 ajos
una cucharadita de azúcar
**Opcional. Se puede poner albahaca en vez de orégano







Sacar de la lata los tomates a un escurridor y desechar el agua, si utilizamos tomate natural, cortar los tomates por la mitad y sobre un escurridor, apretar el tomate para que suelte un poco de agua.

Poner en el vaso del Thermomix la cebolla cortada en cuartos, los ajos pelados y el Aove. Triturar 3 seg. a vel. 5. y programar para freír 10 min. varoma vel. 1

Cuando termine el tiempo y la cebolla esté sofrita, añadir los tomates enteros y programar 30 min. temperatura varoma y velocidad 2, para que se produzca una evaporación correcta y el tomate reduzca, no se pone el cubilete y se pone encima de la Thermomix el cestillo, ésto permitirá que salga el vapor pero no se producirán salpicaduras.

Cuando termine el tiempo programado, añadir el azúcar, remover unos segundos a vel. 1 y probar con un poco de pan para comprobar su cocción y acidez.

Si en éste tiempo el tomate no estuviera lo espeso que deseamos, tendremos que programar otros 5 minutos mas a la misma temperatura y velocidad para que se termine de freír.






Poner una olla grande llena de agua al fuego, llevar el agua a hervor. Añadir los tomates, a los que habremos dado previamente un corte en la piel de la base en forma de cruz. Mantener los tomates en el agua hirviendo durante unos 10 a 15 segundos, (si ponemos muchos a la vez la temperatura bajará y es probable que necesiten más tiempo), la piel de la base se retraerá un poco y entonces los sacamos con una espumadera al fregadero, los dejamos debajo del chorro de agua fría para que se enfríen un poco y poder pelarlos.

Es importante no poner muchos tomates a la vez para hacer ésta operación, ya que bajaría mucho la temperatura del agua hirviendo al ponerlos todos a la vez, es mejor unos cuantos cada vez.



***El tiempo depende totalmente del agua que contengan los tomates que utilizamos.