CROQUETAS CASERAS DE LA ABUELA GRACIA


Estas son las croquetas de mi casa de toda la vida, las croquetas que he tomado desde que tengo uso de razón, porque mi madre,"la abuela Gracia" para mis niños y mis sobrinos, lleva toda la vida haciéndolas igual, y sigue a sus 88 años, deleitándonos cada sábado con un contundente y exquisito cocido, y de segundo plato (como si fuera necesario!!! jejeej) hace croquetas y tortilla de patatas..y aunque ella no quiere repetir el menú tan a menudo, los niños le piden encarecidamente que haga croquetas...hasta los míos, que luego se quejan porque tienen trocitos de cebolla, al final, se las comen y nunca sobran, jejeje

Mi madre tiene una forma bastante peculiar de hacerlas, ya que no hace una base de bechamel, sino que le va poniendo harina al caldo según va necesitando, y cocinando la harina en la propia mezcla, y aunque pueda parecer lo contrario, las croquetas no tienen sabor a harina, están muy bien cocidas, aunque eso las hace ser más compactas, no duras, pero no tienen la cremosidad que tienen las que están hechas con bechamel, ni la necesitan, jejeej

Por primera vez una de mis recetas no lleva cantidades exactas, ya que vamos a poner los ingredientes a ojo, como toda la vida, pero procuraré que entendáis perfectamente como hacerlo para que os salga bien, así podéis hacerla con la cantidad de pollo que os sobre sin problema.

Me encanta la frase de las recetas antiguas "harina la que admita", eso siempre me lo decía mi madre y yo le contestaba....pero para que sean blandurrias o para que parezcan una piedra, jejeje, es que antes casi todo se hacía a ojo y se transmitía por práctica, pero hoy en día, las cosas han cambiado mucho, y nos gustan las recetas con cantidades concretas, al menos a quien no se maneja bien en la cocina, porque los que ya tenemos mucha práctica, hacemos cambios según los ingredientes que tenemos o como vemos la evolución de nuestra comida.










Unos 200 gr. de pollo cocido procedente del cocido
una cebolla grande
3 ajos
caldo de cocido (para esa cantidad de pollo 300 ml. de caldo) (también se puede poner mitad caldo mitad leche)
harina (la que admita)yo he puesto 100 gr.
pimienta molida
nuez moscada molida
2 huevos
pan rallado con ajo y perejil
aceite de oliva virgen




Trocear el pollo con una tijera o desmenuzándolo con los dedos.

Trocear la cebolla y los ajos.

Poner aceite de oliva en una sartén antiadherente y cuando esté caliente, añadir la cebolla y los ajos picados, poner un poco de sal y dejar a fuego medio, removiendo de vez en cuando hasta que esté blanda.

Añadir la carne de pollo picada, la pimienta molida y la nuez moscada  y remover bien, se mezclarán y las especias desprenderán todo su potencial y aroma.

Añadir al sofrito el caldo, remover y dejar cocinar por unos minutos hasta que hierva.

Añadir la harina y remover bien hasta que se integre. Remover bien cocinando la harina hasta que se forme una masa que se despegue de las paredes de la sartén. Debe quedarse una masa que al intentar remover, se mueve compacta y de una vez (no es suficiente con que se despegue) es necesario cocinar mas la harina para que luego no tenga sabor a crudo.

Poner la masa en una fuente y tapar con film plástico de cocina (éstos es para que la parte exterior no haga costra) y dejar enfriar.

Una vez fría la masa, formar las croquetas con las manos y pasar por el huevo batido y el pan rallado.

Freír en abundante aceite de oliva virgen extra y sacar cuando estén doradas, ir depositando en un plato cubierto con papel de cocina para que empape el aceite.



BOLLOS SUIZOS Y BATIDO CHOCOLATEADO (CON THERMOMIX Y TRADICIONAL)






En ésta ocasión, dos recetas en una, dos (guarrindongadas) como diría el famoso cocinero Robin Food, ya que muy light no son, pero bueno, de vez en cuando hay que darse un capricho dulce y luego ya compensaremos haciendo mas deporte.


Cuando se prueba a hacer bollería casera, hay un antes y un después...la bollería es muy agradecida, con ésta receta salen una buena cantidad de bollos, que además están deliciosos....no....lo siguiente!!!
y cuando hay niños en casa, además, si les damos éste tipo de bollería, sabemos al menos, que tiene, sabemos exactamente la calidad de la grasa que llevan, porque la bollería industrial utiliza grasas que la mayoría de las veces no son nada saludables, y nosotros podemos optar por sustituir la mantequilla por aceite de oliva, una grasa mucho mas sana, aunque no olvidemos que no deja de ser grasa.

Por otra parte, el batido es muy frecuente en mi casa, cuando mis hijos están por la tarde haciendo la tarea y les apetece algo dulce, mi hijo mayor, se encarga de hacer todo tipo de batidos, a veces incluso le pone tropezones de muesli una vez hecho....hace mezclas variadas dependiendo de la fruta de la que disponga, pero éste es uno de los que mas repite.....será por algo no?...





Para el batido

2 plátanos muy maduros
dos cucharadas de nocilla o nutella
medio litro de leche muy fría
dos galletas maría dorada


Para los bollitos

350 gr. de harina de fuerza
15 gr. de levadura prensada
1 huevo
125 ml. de leche
media cucharadita de sal
50 ml. de aceite de oliva suave
100 gr. de azúcar
una pizca de esencia de limón (o un poco de ralladura)
un huevo batido para pincelar
azúcar para decorar





Para hacer el batido

Poner el plátano, la nocilla y las galletas en el vaso del thermomix con la mitad de la leche, batir a velocidad 6 durante unos 15 segundos, añadir el resto de la leche y mezclar 10 seg. a vel. 6.


Para hacer los bollitos


Poner dentro del vaso del Thermomix el azúcar y la peladura de limón y pulverizar 30 segundos a vel. 5 a 10 progresiva (si utilizamos esencia de limón, éste paso no es necesario)

Añadir al vaso la leche, el aceite, el huevo y la levadura, mezclar programando 1 min. a 37º y velocidad 2. 

Añadir la harina y la sal y programar 3 min. velocidad espiga para amasar.

Una vez amasado, sacar del vaso a un bol amplio y tapar con film plástico o con un paño de cocina limpio y dejar fermentar en un sitio cálido hasta que esté bien esponjoso.

Forrar mientras la bandeja de horno con papel de hornear.

Batir el huevo con un poco de leche o agua.

Poner un vasito en la mesa con aceite de oliva (ahí vamos a ir mojando las manos para manipular los bollitos), pintar también con la mano, la zona de trabajo para amasar los bollitos.

Mojar las dos manos con el aceite, ir cogiendo porciones de masa y desgasificarlos dándoles forma redonda, metiendo la masa hacia abajo del bollito e ir poniéndolos en la bandeja de horno con la parte lisa y bonita en la parte de arriba. Repetir hasta terminar la masa. 

Dar un corte en el centro para que leven.

Tapar con un paño fino y dejar fermentar hasta que doblen su tamaño en un sitio cálido y protegido de corrientes de aire.

Calentar el horno a 200º

Pintar de huevo la superficie de los bollitos con un pincel de cocina y poner un poco de azúcar en la parte del corte (yo he humedecido ligeramente el azúcar para que quede crujiente)

Introducir la bandeja en el horno con cuidado de no darle ningún golpe (si reciben algún golpe, se bajan, lo digo por experiencia, jejej)

Hornear de 15 a 20 minutos. Ir vigilando para que no se doren demasiado.




Para hacer el batido


Poner el plátano, la nocilla y las galletas en el vaso de una batidora o robot con la mitad de la leche, batir a velocidad  hasta que la mezcla esté totalmente líquida, añadir el resto de la leche y mezclar de nuevo.


Para hacer los bollitos


Poner en un bol amplio la leche, el aceite, el huevo batido, el azúcar y la levadura (todo mejor que esté a temperatura ambiente) y mezclar bien.

Añadir la harina y la sal poco a poco y mezclar con cada adición de ingredientes, una vez que esté la mezcla integrada, sacar a una mesa untada con aceite y amasar ( es una masa pegajosa, así que paciencia) una vez que la mezcla esté lisa y no se desgarre, dejar reposar en el bol tapándolo y poniendo en un sitio cálido. Dejar que fermente hasta doblar su volumen.

Forrar mientras la bandeja de horno con papel de hornear.

Batir el huevo con un poco de leche o agua.

Poner un vasito en la mesa con aceite de oliva (ahí vamos a ir mojando las manos para manipular los bollitos), pintar también con la mano, la zona de trabajo para amasar los bollitos.

Mojar las dos manos con el aceite, ir cogiendo porciones de masa y desgasificarlos dándoles forma redonda, metiendo la masa hacia abajo del bollito e ir poniéndolos en la bandeja de horno con la parte lisa y bonita en la parte de arriba. Repetir hasta terminar la masa. 

Dar un corte en el centro para que leven.

Tapar con un paño fino y dejar fermentar hasta que doblen su tamaño en un sitio cálido y protegido de corrientes de aire.

Calentar el horno a 200º

Pintar de huevo la superficie de los bollitos con un pincel de cocina y poner un poco de azúcar en la parte del corte (yo he humedecido ligeramente el azúcar para que quede crujiente)

Introducir la bandeja en el horno con cuidado de no darle ningún golpe (si reciben algún golpe, se bajan, lo digo por experiencia, jejej)

Hornear de 15 a 20 minutos. Ir vigilando para que no se doren demasiado.



*** El batido está decorado con nata (de bote) y un chorrito de salsa de chocolate.

***En otras ocasiones, el batido contiene una mezcla de plátano maduro y fresas.

***Podéis pintar la superficie del bollito con chocolate fundido mezclado con un poco de nata.

***Los bollos una vez fríos, se pueden cortar horizontalmente y rellenar de nata montada o crema pastelera.

***

DIEZ RECETA CON PESCADO (COMIDA PARA LLEVAR EN TUPPER)






Hace algún tiempo una seguidora del blog, me pedía que hiciera un recopilatorio de recetas para llevar en tuper a la oficina, y yo suelo cumplir lo que me pedís...aunque a veces pase tiempo, pero cumplo...así que me he puesto manos a la obra y he dado una vuelta por el extenso y dispar índice de mis recetas, y ahí he seleccionado algunas que iban genial con el tema...pero...es que hay muchas!!! no sabía que elegir....y por eso, he decidido hacer una recopilación por temas más o menos parecidos....hoy le ha tocado al pescado.

Comenzaré diciendo, que el pescado no es muy aclamado en mi casa, me gustaría poder cocinarlo con mas frecuencia, pero como suelo decir a mis amigos (compro medio kilo de boquerones y al terminar de comer se convierten en un kilo) ....que quiero decir con ésto ?...pues que odio cocinar pescado, y que luego nadie lo coma....con lo rica que está una fritura recién hecha!!! por favor.... pero si es una gozada, pero en mi casa, no lo ven así y no consigo a veces, ni que lo prueben.

Como a mí si que me gusta el pescado y no renuncio a tomarlo, aunque no suelo hacer frituras, ya que yo apenas como nada frito ni enharinado, suelo cocinarlo de otras maneras y éstas son las diez recetas que mas me gustan.

Ahora os toca a vosotros comentar cual os gusta mas, habéis probado ya alguna? Que os ha parecido?

Podéis ver las recetas pinchando en el nombre, que os enviará a la receta y ahí la podéis ver con calma e incluso descargarla para imprimir si os apetece.




En primer lugar una receta muy sencilla, tanto que apenas lleva ingredientes....una receta gallega muy tradicional, que podéis cocinar de formas muy distintas, ya sea con Thermomix o con olla, se toma perfectamente fría, aunque si se puede calentar un poco y añadir sal gorda por encima, es una delicia.




Ahora, otra receta muy típica del norte...un relleno de bacalao, uno de los pescados más usados en nuestra gastronomía, la brandada de bacalao es un clásico que mucha gente no ha probado nunca y es un plato que hay que probar si o si, y si es combinado con el pimiento, el éxito está asegurado.




Este es un clásico en mi casa, la jibia nos gusta mucho, y éste plato es muy práctico para mí, ya que hago varios alimentos a la vez con thermomix, aunque lo podeís hacer también de forma tradicional, y el resultado, un plato muy completo y riquísimo, apto para tuper y para mojar pan sin parar.


Ahora un plato muy veraniego, los gambones me evocan siempre ensaladas, comida sana y rápida, es el complemento perfecto para una cena ligera, y con el acompañamiento de arroz, una comida completa para cualquier ocasión, y además, con el añadido, de que se puede tener todo echo con antelación y montar el plato en un momento.





 Y otra comida con pescado muy práctica, que se puede recalentar perfectamente y llevar en tuper a la oficina o a dónde se tercie, eso si, es conveniente acompañar con un trocito de pan para mojar en la salsa.









Y otra receta con bacalao, ésta vez con bacalao salado, una receta muy típica de la primavera, pero que se puede hacer en cualquier época del año, porque está buenísima y se puede hacer con variantes muy interesantes para completar el plato, cuando se toma de plato único, solo basta añadirle patatas cocidas y se convierte en un plato completo, y que tal, si le añadimos unos trozos de naranja picados? buenísima.....además, ideal para tomar frío.




Y ahora un plato muy típico de los tuper, unas albóndigas, pero en éste caso, de bacalao....se nota que me gusta éste pescado no? es que se presta a todo, y es tan suave, que me encanta; y además éstas albóndigas con el majaillo, ganan mucho.




Y ahora un cambio de pescado, ahora vamos con el atún, con los ahumados que tanto nos solucionan si queremos hacer un aperitivo especial o en éste caso, un plato más completo, ya que se acompaña de encurtidos y la salsa de ajoblanco, pero siempre se puede llevar otro tuper con un poco de arroz cocido, y nos resulta un plato muy completo.




Otra receta con bacalao, es un pescado muy asequible, siempre disponible, antes porque lo desalábamos y ahora, porque casi en todos los supermercados, lo venden ya en su punto de sal y limpio de espinas, listo para cocinar, y como además, apenas necesita cocción, se hace en un pis pas.



Y por último algo muy típico de los tuper, una tortilla, una riquísima tortilla de bacalao y habas tiernas, una delicia muy típica de la primavera, que en otras épocas del año podéis hacer sustituyendo las habas por cebolleta o por otras verduras a vuestro gusto.

TORTILLA DE HABAS Y BACALAO



Espero que os haya gustado ésta selección, para que vuestros tuper estén llenos de alimentos ricos y sanos, comer fuera puede ser también una buena experiencia gastronómica.....

ATASCABURRAS O AJOMORTERO MANCHEGO (TRADICIONAL Y CON THERMOMIX)








Hoy una receta con bacalao, ese ingrediente tan típico en nuestra cocina más tradicional....hoy una receta tradicional de La Mancha, el Atascaburras o ajomortero manchego, un plato típico de los pastores, que con tres ingredientes sencillos y de casa, preparaban una comida sabrosa y que acompañada de pan, es más que contundente, solo hace falta un buen bacalao, unas patatas buenas para cocer, los ajos tan comunes en nuestra gastronomía y un buen Aove (aceite de oliva virgen extra) que no puede faltar en nuestros platos más costumbristas.


Yo he hecho una versión cómoda con la ayuda del Thermomix, pero la manera tradicional de hacerlo es ayudándonos de mortero y paciencia, para que la mezcla quede cremosa y bien ligada, y para ello también he puesto la forma de hacerlo, para que no tengáis excusa para probarlo.

El de la foto es el que está hecho en Thermomix, se ve sin grumos y muy fino, si lo hacéis a mano, es posible que quede más grumoso, pero no es ningún problema, también podéis usar un pasapurés para pasar las patatas antes de añadir el bacalao.





dos trozos de bacalao salado (unos 300 gr.) Desalar previamente
2 dientes de ajo hermosos
800 gr. de agua
1 kg. de patatas nuevas (yo utilizo patatas Nuevas de Málaga de Ibérica de Patatas)
una miga de pan
4 huevos
300 ml. de aceite de oliva virgen extra
sal 




Poner el ajo y la miga de pan en el vaso del Thermomix y rallar 15 seg. a vel. 6. Sacar a un bol y reservar.

Poner la Thermomix a velocidad 6 y añadir el otro ajo por el bocal para picarlo. Añadir las patatas peladas y troceadas y cubrir con los 800 gr. de agua. Añadir un poco de sal (con moderación, ya que el bacalao también lleva sal)

En el varoma, poner los huevos bien lavados o envueltos el plástico de cocina y los trozos de bacalao.

Programar 30 min. en temperatura varoma y velocidad 1.

Cuando termine la cocción, apartar el varoma y dejar enfriar el bacalao para poder manipularlo.

Sacar las migas al bacalao y añadir a las patatas cocidas que tenemos reservadas dentro del vaso, poner en funcionamiento la Thermomix a vel. 1, triturar todo junto unos 30 seg.

Si vemos que queda muy líquido, añadir parte del pan rallado con el ajo que tenemos reservado y volver a repetir la mezcla, añadir hasta obtener una textura cremosa.

Programar vel. 3 y añadir el aceite en hilo por el bocal, triturar hasta que esté bien mezclado. (Es posible que si dejamos la mezcla muy dura, tengamos que poner al final velocidad 4 para que se mezcle mejor)

Rectificar de sal.

Servir con nueces picadas, los huevos cocidos y un hilo de aceite de oliva por encima.

***En ésta receta hemos utilizado el ajo en crudo, pero se puede poner el ajo frito. Es más habitual ponerlo frito que en crudo. Para ello poner 50 gr.  del aceite que pide la receta en el vaso del Thermomix y añadir los ajos, picar a vel. 6 y programar 6 min. en varoma y velocidad 1.





Poner una olla con agua a hervir, añadir las patatas peladas y troceadas, un poco de sal, cuando las patatas estén casi listas, añadir el bacalao y cocinar cinco minutos todo junto.

Una vez que las patatas estén tiernas, sacar el bacalao inmediatamente a un bol para que se enfríe.

Sacar las patatas a un bol grande y reservar el agua de cocción.

Saltear las láminas de ajo en un poco de aceite de oliva.

Machacar la mitad de las patatas con los ajos ayudándonos de un mortero, añadir el resto de patatas, el bacalao y un poco del agua de cocción reservada, mezclar bien hasta que esté cremoso, rectificar de sal y si es necesario, añadir más agua.

Si os apetece, podéis añadir una miga de pan para aumentar la cantidad.

Y por último ir añadiendo el aceite de oliva poco a poco y removiendo bien para emulsionar la crema.

Servir con nueces picadas, los huevos cocidos y un hilo de aceite de oliva por encima.



VERSION EXPRES


***Versión más rápida o para darle uso a unas patatas que ya tenemos cocidas


Utilizar migas de bacalao de las que venden en bandejas desaladas, en ese caso solo tendremos que cocer las patatas y los huevos.

Para espesar la salsa y darle el sabor a ajo, podemos utilizar pan rallado de ajo de bolsa.





TARTA DE ZANAHORIA CON CREMA DE QUESO (CON THERMOMIX Y A MANO)













Quien no ha probado nunca el bizcocho de zanahoria?


Tú aun no los has probado....pues ya estás tardando en hacerlo!!!! Es, es, es......uy....delicioso!!! No digo mas!!!


Esta tarta en su conjunto es realmente rica, la mejor de zanahoria que he probado...la combinación, la jugosidad, y la crema de queso blanco, es la guinda que conjuga perfectamente con el sabor del bizcocho de zanahoria, esa crema no la había probado así nunca, la mezcla de queso, zumo de naranja y chocolate blanco, me ha parecido el contraste perfecto, una crema de queso, que sin duda, utilizaré en más ocasiones para mis recetas, ya que combina perfectamente con cualquier bizcocho.


La receta es del libro de Repostería y Pastelería II de Thermomix, un libro nuevo que combina buenas recetas con la forma tan fácil y rápida de cocinar con Thermomix, un acierto de la marca que hace muy fácil cocinar repostería sin saber nada de nada, pues va diciendo todos los pasos y todos los trucos para que todo quede bien.





Para el bizcocho

280 gr. de azúcar
250 gr. de harina
4 huevos
240 gr. de aceite suave
400 gr. de zanahorias
2 cucharaditas de bicarbonato (yo no tenía y use un sobre de gaseosa El Tigre)
2 cucharadas de levadura química
1 cucharada de café de canela
1/2 cucharadita de nuez moscada molida
1/2 cucharadita de sal

Para el frosting de queso y chocolate blanco


80 gr. de chocolate blanco en trozos
70 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
400 gr. de queso cremoso (yo puse 600, dos tarrinas de Philadelphia)
30 gr. de zumo de naranja
80 gr. de azúcar glacé
Pistacho picado para decorar y granillo de almendra





Preparación del bizcocho de zanahoria


Precalentar el horno a 180º.

Engrasar un molde redondo de 22 centímetros o cubrir con papel de horno.

Poner en el vaso del Thermomix el azúcar y la piel de naranja. Programar 20 seg. a vel. 5-10

Añadir las zanahorias peladas y en trozos.  Triturar 5 seg. vel. 5

Agregar los huevos y el aceite. Triturar 30 seg. a vel. 5

Incorporar la harina, el bicarbonato o gaseosa, la levadura, la canela, la nuez moscada y la sal. Mezclar 3 seg. vel. 6. Si no está bien mezclado, terminar de mezclar con la espátula.

Verter en el molde que tenemos preparado. (O en dos moldes para hacer dos bizcochos mas finos)

Hornear 60 min. a 180º (yo solo necesité 40 minutos y lo hice de una vez, si son dos moldes, al ser más finos, tardarán menos en cocerse), cuando termine el tiempo, apagar el horno y abrir la puerta para que se enfríe poco a poco. Cuando esté totalmente frío desmoldar.


Para hacer el frosting de queso


Poner el chocolate blanco en el vaso seco y rallar 8 min. vel. 8

Con la espátula bajar el chocolate de las paredes del vaso. Añadir la mantequilla y fundir durante 1 min. a 50º y velocidad 3

Incorporar el queso cremoso, el zumo de naranja y el azúcar glacé. Mezclar 30 seg./vel. 3



MONTAJE DE LA TARTA


Prepararemos el bizcocho, si lo hemos hecho de una sola vez, lo cortamos horizontalmente procurando que queden las dos partes iguales, para cortarlo siempre con un cuchillo de sierra que corte bien y ayudándonos de una guía.

Poner una base en el plato dónde vamos a servir, Cubrir los bordes del plato con papel de cocina o de plata (ésto nos sirve para que no se nos manche, luego lo retiramos y el borde del plato estará limpio).

Untar generosamente por encima con la crema de queso, colocar la otra parte del bizcocho y untar generosamente la superficie del pastel, no es necesario dejarla bonita. Metemos el pastel en el frigo para que absorba algo de crema y ésta se seque, una vez pasado un buen rato, cubrir de nuevo con la crema, ésta vez, dejando los laterales más bonitos, podemos optar por poner una superficie plana y lisa o como he hecho yo en éste caso, una superficie desigual.

Espolvorear con el pistacho y el granillo de almendra.

Adornar con una flor hecha con la peladura de la naranja que hemos utilizado para el zumo, además yo le he puesto los tallos de zanahoria frescos y unas flores de vinagrera.




Preparación del bizcocho de zanahoria


Precalentar el horno a 180º.

Engrasar un molde redondo de 22 centímetros o cubrir con papel de horno.

Rallar las zanahorias con un pelador o mandolina.

Poner en un bol las zanahorias ralladas, añadir la peladura de naranja.

Batir en un cuenco los huevos con el azúcar al baño maría, agregar el aceite y seguir batiendo.

Añadir las zanahorias ralladas y la mitad de la harina. Remover

Añadir el resto de la harina, la levadura, la canela, la sal y la nuez moscada, terminar de remover.

Verter en el molde que tenemos preparado. (O en dos moldes para hacer dos bizcochos mas finos)

Hornear 60 min. a 180º (yo solo necesité 40 minutos y lo hice de una vez, si son dos moldes, al ser más finos, tardarán menos en cocerse), cuando termine el tiempo, apagar el horno y abrir la puerta para que se enfríe poco a poco. Cuando esté totalmente frío desmoldar.


Para hacer el frosting de queso

Poner un cazo con agua a calentar, poner un cuenco dentro del cazo, cuando el agua empiece a hervir, sacar del calor y dejar reposar un poco (lo conveniente es que esté a 50 º). Añadir el chocolate blanco en trozos y con una espátula remover bien, empezará a derretirse, añadir entonces la mantequilla y remover hasta que se integren, añadir el azúcar glacé, el zumo de naranja y por último el queso crema. 

Remover con unas varillas hasta que monte. O con el accesorio de montar de la batidora o cualquier otra procesadora que tengáis con el accesorio que utilicéis para montar la nata.




Y aquí os dejo una foto de mi gato, que quería comerse un trozo de tarta, jejejej










ENSALADA MESHWIYA










Cada persona tiene una relación con la comida, a algunos les da igual lo que comen, apenas le ponen atención y les da igual la monotonía, otros son muy "delicados" y apenas prueban sabores nuevos, la comida les entra por los ojos, y si no le ven "buena pinta" ni la prueban; y otros....somos probadores de sabores, somos atrevidos, pedimos en los restaurantes comidas que nunca hemos probado, aun pensando que pueden no gustarnos, siempre vamos a "catar" cosas nuevas.

Yo siempre he sido muy atrevida, a mí siempre me ha gustado probar los alimentos, me ha gustado mezclar sabores, hacer contrastes raros, experimentar, unas veces con más éxito y otras con alguna decepción, aunque no tengo mala mano para combinar ingredientes con éxito, también tengo que decirlo, que rara vez, cuando combino yo por intuición, sale un plato decepcionante.

También soy muy aficionada a probar platos exóticos, sabores de otras zonas del mundo, mi paladar está abierto a probar todos los ingredientes "raros" y a saborear platos de otras culturas, aunque sean tuneados a la española, jejej y no me extraña,  en mi infancia en el campo, comía las flores, los tallos tiernos de las parras, las uvas verdes de los parrales, comía "vinagreras" cuando tenía sed y almendras frescas cuando tenía  hambre, jejejej, es que el campo, tiene muchos alimentos no oficiales y totalmente desconocidos para muchos.

Yo como siempre, buscando recetas con pimientos...ya sabéis de mi afición por las recetas de pimiento, pruebo siempre cada receta que cae en mi mano y me llama la atención, ésta no me dejó indiferente cuando la ví en Las salsas de la vida, así que no pude resistir la tentación de probar ésta salsa especiada originaria de los países del norte de Africa.

La acompañé de un pan de especias también con estilo oriental, y me he encontrado también ésta misma receta en el blog  "Mercado Calabajío" en la que Carlos, acompaña ésta rica ensalada de queso Halloumi (un queso que acompaña muy bien éste plato, pero que yo no he podido encontrar desde hace tiempo) parecido a nuestro queso fresco, pero con más sabor.






dos tomates maduros
dos pimientos rojos asados
una cta. de harissa***
dos dientes de ajo
una cucharadita de comino molido
zumo de medio limón
dos cucharadas de perejil picado
sal y pimienta blanca molida
30 gr. de Aove. Aceite de oliva virgen extra (para ésto yo utilizo variedad picual)
***Cebolla (es un ingrediente que he aportado yo para hacer la prueba, y le va muy bien)






Pelar los tomates y quitar la parte de las pepitas. Picar en dados la parte carnosa de los tomates y poner en un colador para que pierda toda el agua, añadir también los pimientos asados cortados en tiras o en dados. Dejar escurrir.

En un mortero, poner los ajos, el comino y un poco de sal. Machacar y agregar a la ensalada, salpimentar y rectificar de sal.


El comino y la salsa harissa (con prudencia, ambos tienen mucha personalidad ).

Justo antes de servir añadir un hilo de aceite de oliva virgen extra y perejil recién picado.




***Harissa: salsa picante que se usa en la comida árabe, aquí podeís ver una foto