PINCHO DONOSTI (CON THERMOMIX Y TRADICIONAL)








Habéis probado alguna vez el famoso pincho Donosti? pues ya no tenéis excusa, porque con ésta receta lo podéis hacer en casa, y además es muy, pero que muy fácil de hacer.

El pincho Donosti es pincho típico de las barras de pinchos donostiarras, esas barras llenas de bandejas con colores variopintos y sabores tentadores, esas barras que desde fuera de los bares nos llaman con su colorido, y desde dentro nos convencen con su olor y mezcla de texturas, jejeje

Si no habéis ido nunca de pinchos por Donosti, tenéis que probarlo, es una experiencia culinaria única, pero ojo! que si cada vez que os tomáis un pincho, a la vez os tomáis un vino, podéis terminar dando traspiés por las calles, jeje, menos mal que algunas de las más típicas son peatonales, jejeje

Además de que la receta es muy fácil y se puede hacer a mano o con Thermomix, y además de utilizar para hacer unos pinchos, se puede combinar perfectamente con patatas cocidas, con arroz o simplemente añadir un puñado de lechuga picada y utilizar como relleno de sandwhiches...de cualquier forma está muy rica.







2 cebolletas tiernas
300 gr. de agua
20 gr. de vinagre blanco
250 gr. de palitos de cangrejo(surimi)
2 huevos cocidos
2 latas de bonito en escabeche
200 gr. de mayonesa
una barra de pan 
Perlas de salmón (huevas)
cebollito tierno





Limpiar la cebolleta y partir por la mitad, poner en un bol y cubrirla con el agua que pone la receta y el vinagre. Dejar reposar para que pierda la fuerza la cebolla.***también se puede hacer sin éste paso, pero la cebolla estará más fuerte de sabor.

Una vez remojada, poner la cebolla con el agua de la maceración en el vaso del Thermomix, trocear 3 seg./vel. 5. Escurrir la cebolla con el cestillo y quitar el exceso de agua con un papel de cocina. Reservar.

Poner en el vaso del Thermomix los huevos cocidos y los palitos de cangrejo. Trocear 3 seg/vel. 4

Incorporar el bonito escurrido del escabeche, la mayonesa y la cebolla reservada. Mezclar con la espátula y volcar en un bol.

Cortar rodajas de pan tierno y cubrir con una buena capa de la mezcla que hemos hecho. Coronar con un poco de cebollino picado muy menudo y unas huevas de salmón o de arenque.

***La mezcla debe contener sal suficiente, pero si lo probáis y os parece sosa, rectificar de sal y si queréis podéis poner un poco de pimienta molida.





Limpiar la cebolleta y partir por la mitad, poner en un bol y cubrirla con el agua que pone la receta y el vinagre. Dejar reposar para que pierda  fuerza la cebolla.***también se puede hacer sin éste paso, pero la cebolla estará más fuerte de sabor.

Sacar la cebolla del agua, picar finamente y verter en un bol amplio.

Picar los huevos cocidos en trozos muy pequeños y añadir al bol.

Picar los palitos de cangrejo en trocitos pequeños y añadir a la mezcla.

Añadir el bonito escurrido del escabeche, la mayonesa y mezclar bien.

***La mezcla debe contener sal suficiente, pero si lo probáis y os parece sosa, rectificar de sal y si queréis podéis poner un poco de pimienta molida.








BIZCOCHO DE PLATANO ESTILO STARBUCKS















El plátano es una fruta deliciosa que se puede disfrutar durante todo el año, es una fruta que siempre está en las fruterías, pues aguanta bien, se consume mucho y tiene un precio medio razonable, además es muy fácil de llevar y transportar, y más fácil de comer, por lo que es ideal para el desayuno de los niños en los colegios o para tomar un tentempié en el trabajo o en una excursión.

El plátano nunca falta en mi casa, en mi frutero siempre hay una gran rama de plátanos, aunque ahora en verano, tengo que contenerme, ya que no me gusta guardarlos en el frigorífico, y ahora con el calor, se maduran muy rápido,algunas veces hasta un punto que ya no están buenos para comer, eso en mi casa es difícil que pase, ya que a todos nos gusta mucho y rara vez he tirado alguno por estar demasiado maduro.

En algunos foros de cocina la gente pregunta que hacer con esos plátanos maduros que da lástima tirar y yo tengo varias soluciones, cual de ellas mas rica, suelo hacer un batido muy frío a base de plátano, galleta y leche, que está para chuparse los dedos, aquí tenéis el enlace por si lo queréis ver: ·Batido de plátano, y otra es usarlo en bizcochos, les aporta una suavidad y dulzor excepcional, y éste bizcocho que os enseño hoy, es exquisito, mis niños están pendientes a ver si queda algún plátano maduro para que se lo haga....y es tan suave, húmedo y jugoso que apenas dura unas horas, jejej





240 gr. de harina todo uso
240gr. de azúcar moreno
100 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
120 ml. de leche
Una manzana hermosa (mejor si es harinosa)
4 plátanos maduros
4 huevos
Un puñado de nueces
Dos sobres de gaseosa El tigre (o 1/2 cucharadita de bicarbonato + 1/ cta. De levadura))
Una cuchadita de extracto de vainilla

Para decorar

un plátano
200 ml. de nata para montar
caramelo líquido o dulce de leche




Precalentar el horno a 180º

Engrasar el molde que vamos a utilizar o poner papel de horno.

Poner las nueces en el vaso seco y limpio. Picar 2 segundos a vel. 4. Sacar a un vaso y reservar.
Sin lavar el vaso, poner la manzana pelada y en trozos, los plátanos pelados, el azúcar, la leche, la esencia de vainilla y la mantequilla. Triturar a velocidad 5 de 10 a 15 segundos.

Poner sin tiempo a velocidad 4 y añadir uno a uno los huevos por el bocal.

Añadir la harina, los sobres de gaseosa o (el bicarbonato mas la levadura) y mezclar 5 segundos a velocidad 6. Abrir el vaso, añadir las nueces picadas y terminar de mezclar con la espátula.

Verter en el molde elegido y hornear unos 35 min.

Dejar enfriar dentro del molde antes de desmoldar.

Montar la nata muy fría con la mariposa a vel. 3 1/2 sin tiempo, hasta que esté densa.

Aplicar la nata montada sobre el bizcocho frío y decorar con las rodajas de plátano.

Poner un hilo de caramelo líquido o dulce de leche justo antes de servir.





Trocear las nueces a grosso modo y reservar.


Precalentar el horno a 180º
Engrasar el molde que vamos a utilizar o poner papel de horno.

Poner en un recipiente apto para la batidora o en un vaso americano: la manzana pelada y en trozos, los plátanos pelados, el azúcar, la leche, la esencia de vainilla y la mantequilla. Batir hasta obtener un puré (puede quedar con trocitos) o completamente triturado.

Batir los huevos en un bol, añadir el batido de frutas anterior, la harina y la levadura. Mezclar bien con unas varillas. Añadir las nueces picadas.

Verter en el molde elegido y hornear unos 35 min.

Dejar enfriar dentro del molde antes de desmoldar.


Montar la nata muy fría con unas varillas hasta que esté densa.

Aplicar la nata montada sobre el bizcocho frío y decorar con las rodajas de plátano.

Poner un hilo de caramelo líquido o dulce de leche justo antes de servir.




BOCADOS DE HUMUS DE AGUACATE, SALMÓN Y BROTES DE ALFALFA









No hay nada como los aperitivos....perdonadme, pero comer pequeños bocados de cosas diferentes, es mi debilidad, una buena comida, sobre todo en restaurante, debe estar precedida de esos pequeños bocados, a ser posible...que nos sorprendan, que nos cambien "el chip" con cada plato,desde luego a mí, me tendrán rendidos a sus pies, jejeje

Hace unos días estuve en una boda y la mayor parte del menú fué con aperitivos, yo aluciné! no solo por lo rico que estaba todo, sino pensando en el trabajo bestial que hizo el catering para preparar y emplatar todo, para mí tiene mucho mérito, porque se que el trabajo de montar pequeños platos para tanta gente, es un trabajo laborioso.

Este aperitivo que presento hoy en el blog, fué una de mis aportaciones a una cena que celebramos hace un tiempo en una reunión de blogueros que celebramos en Nerja, la combinación de salmón y aguacate es una bomba, a mí personalmente me encanta, así que cuando tengo la ocasión, la elaboro para compartir con mis amigos, nunca falla, y el toque de brotes le va estupendo.






Salmón ahumado en lonchas finas
Rodajas de pan (éstas son de pan de molde redondo)
1 lima
brotes de alfalfa
150 gr. de hummus de aguacate
hojas de perejil o de cilantro fresco para adornar


 ELABORACIÓN DEL HUMMUS DE AGUACATE


500 gr. de garbanzos cocidos o un bote grande de garbanzos cocidos
1 aguacate grande maduro
el zumo de medio limón
2 ajos medianos
sal y pimienta molida
30 ml. de aceite de oliva virgen extra
una cucharada de pasta de tahiné (o dos cucharadas de semillas de sésamo tostadas)





Poner todos los ingredientes dentro del vaso. Triturar vel. 5-a 10 durante 20 segunos. Bajar la crema de las paredes del vaso y repetir el triturado.






Poner todos los ingredientes en el vaso de la batidora o en un bol grande de paredes altas y triturar con la batidora hasta obtener la textura deseada.






MONTAJE DE LOS BOCADITOS

Untar el pan generosamente con el hummus de aguacate.

Poner un poco de brotes por encima del hummus.

Cortar el salmón en tiras y enrollarlo con forma de flor, que coronará nuestro aperitivo.





***A tener en cuenta; si montamos los bocaditos con mucha antelación, el pan se pondrá blando, si queremos que el pan esté crujiente, montar los aperitivos y servir pronto.

***También podemos poner guacamole a la base del pan.

***Podemos utilizar diferentes tipos de pan, incluso para poner en el mismo plato, se quedará más llamativo y será irresistible coger otra porción para probarlo de nuevo, jeje


HUMMUS DE AGUACATE (CON THERMOMIX Y TRADICIONAL)











El humus según el diccionario es ; una "Sustancia que se crea a partir de la descomposición de materias orgánicas presentes en la capa superficial de un suelo", ese el el significado que siempre ha tenido para nosotros ese nombre...aunque desde hace algunos años, en las cocinas de los restaurantes y poco a poco en nuestras casas, también elaboramos "humus" pero con otro significado completamente diferente, ya que el humus que se come está hecho con garbanzos o de otras legumbres cocidas, y aunque su nombre es "hummus" que significa garbanzo en árabe, nosotros lo escribimos tal y como se pronuncia.

Este plato es muy popular en toda la costa mediterránea, a lo largo de Oriente Medio y la parte norte en Grecia, Chipre y Armenia. El hummus tradicional está hecho a base de garbanzos cocidos, aceite de oliva, limón y pasta de tahiné (pasta de semillas de sésamo) *** y va aderezado con especias, como comino, cilantro y alcaravea.

Esta receta tradicional es deliciosa, cada vez se conoce mas y ya se ha hecho un hueco en muchas cocinas españolas y en los restaurantes, pero también muy fácil de combinar con otros ingredientes que se le pueden añadir y transformar la mezcla con matices y sabores nuevos, éste es el caso de la receta que traigo hoy, basta con añadir un aguacate a la receta base, y obtendremos una crema untuosa, muy agradable al paladar y que puede ser el acompañamiento o el aperitivo perfecto de una cena de verano.








500 gr. de garbanzos cocidos o un bote grande de garbanzos cocidos
1 aguacate grande maduro
el zumo de medio limón
2 ajos medianos
sal y pimienta molida
30 ml. de aceite de oliva virgen extra
una cucharada de pasta de tahiné (o dos cucharadas de semillas de sésamo tostadas)





Poner todos los ingredientes dentro del vaso. Triturar vel. 5-a 10 durante 20 segunos. Bajar la crema de las paredes del vaso y repetir el triturado.






Poner todos los ingredientes en el vaso de la batidora o en un bol grande de paredes altas y triturar con la batidora hasta obtener la textura deseada.



***La crema de tahiné se puede encontrar en herbolários o en la parte de productos extranjeros o gourmet de los supermercados grandes.

***Si no disponemos de la pasta, se pueden poner semillas de sésamo, para hacerlo, pasaremos brevemente las semillas por una sartén seca, poniendola al calor, removiendo para que suelten su aroma y con cuidado de que no se quemen, luego añadir éstas semillas aromáticas a la trituración.

***Este hummus va muy bien para servir acompañado de verduras crudas o de panes pita.

LOMO EN ACEITE O EN ORZA, CON PATATAS A LO POBRE


No conozco a nadie que diga no a un plato tan sencillo como éste, plato tradicional en cualquier restaurante de Almería y de la Alpujarra granadina, plato que repara el apetito y lo deja arreglado por bastantes horas, jejejej

El lomo en aceite o lomo en orza es típico de las matanzas, ya que era la manera de conservar la carne que tenían nuestros antepasados, cocinada en abundante aceite  y bien cubierta de aceite de oliva, así, se conservaba sin problemas.

 Hace años, no había en las casas ni frigoríficos ni congeladores para la conservación de alimentos, cuando se hacía la matanza, se obtenía gran cantidad de carne que no podía consumirse en una casa de golpe, así que la matanza, abastecía de carne para una temporada larga y había que conservarla, ésta era la manera más común de hacerlo, que junto con los embutidos, constituyen uno de nuestros principales legados gastronómicos.

La carne antiguamente se conservaba en grandes vasijas de barro llamadas  "orzas", de ahí también el nombre de lomo en orza, aunque hoy en día se puede conservar en vasijas más modernas, jejej o en la propia olla en la que se hace.

A la hora de consumir, la carne se saca del aceite y solo hace falta calentar con el aceite que tiene impregnado, y así en poco tiempo, tenemos la carne lista para tomar.

Hoy, se sigue haciendo en las casas, aunque cada vez menos, ya que en realidad no es un plato complicado, necesita su tiempo, pues se hace en gran cantidad, lo suelen hacer las madres al por mayor, jejeje, y luego se va a las casas de los hijos en "tuper" ; en mi pueblo se suele hacer en las fiestas, y así se van sacando trozos de la gran "olla" cada vez que alguien llega a deshoras para comer; es un plato que se suele pedir en el "bar de Antoñico El largo" en Celín, lo hacen de muerte lenta.

La carne como podéis ver en el corte del lomo, queda totalmente hecha en su interior, ya que si queda cruda se estropea, es necesario freír el trozo hasta que no quede nada de sangre en su interior, así se garantiza su conservación.

En algunas casas, el lomo se adoba con especias previamente, pero tanto en mi casa como en la de mis familiares y amigos, la carne se hace tal cual, sin adobar, aquí lo importante es un lomo bueno y por supuesto un aceite de oliva virgen extra de buena calidad.

Para acompañar, la tradición manda unas patatas a lo pobre con pimientos y cebolla fritos, y un huevo frito con puntilla, aunque se me olvidó ponerlo en la foto, (en cuanto repita plato le hago foto, jeje)














un lomo limpio sin grasas ni trozos sueltos (aprox. un kilo) cortado en rodajas de dos centímetros
sal
2 litros de aceite de oliva virgen extra
sal
un kilo de patatas 
500 gr. de pimientos tiernos
una cebolla tierna grande
5 huevos frescos




Poner el lomo en una bandeja y poner un poco de sal. Dejar un rato reposando para que la carne suelte un poco de agua.

Poner aceite en una cacerola o en una olla (debe quedar el aceite con una altura de unos diez centímetros de profundidad), calentar y cuando esté caliente, meter dos o tres trozos de lomo (tienen que estar totalmente cubiertos con el aceite), los vamos a confitar a fuego medio y no es necesario que se doren por fuera.

Preparar un bol grande y encima poner un escurridor metálico o de plástico.

Poner los trozos de lomo que tenemos confitados en el escurridor para que suelten el agua. Poner otra tanda de carne en el aceite que ha quedado, y así sucesivamente.

Terminar de confitar todo el lomo y dejar escurrir hasta que se enfríen, veréis que en escurridor hay bastante cantidad de agua de la carne y ésto hay que desecharlo.

Poner los trozos de carne en un recipiente con tapadera en el que quepa entero, cubrir con el aceite de freír limpio (es conveniente pasarlo por un colador para retirar impurezas) y terminar de rellenar con el resto del aceite (se puede completar con aceite crudo, pero es mejor con todo el aceite frito), todos los trozos deben quedar tapados (si alguno queda fuera se estropea)

Pelar las patatas y limpiar la cebolla y los pimientos. Cortar las patatas, pimientos y cebolla en tiras o en rodajas.

Poner abundante aceite de oliva virgen extra en una cacerola honda, añadir las patatas, la cebolla cortada en tiras y el pimiento en tiras, confitar a fuego medio sin remover, cuando pase unos diez minutos, dar la vuelta a toda la patata a la vez sin remover demasiado para que no se rompa, poner un poco de sal y dejar a fuego medio hasta que esté tierno. (es muy importante que la temperatura del aceite no sea muy alta, ya que tiene que hacerse con poca temperatura para que no se doren)

Sacar a un bol o bandeja para servir.

En el aceite que ha quedado, freír los huevos, en éste caso, con el aceite más potente para que hagan puntilla.


CUPCAKES CON FLOR DE NUBES O MARSMALLOWS




No, hoy no hay receta....

Aunque veáis unos cupcakes, no os voy a contar la receta, os voy a contar como hacerlos y quedar super bien con los amigos de vuestros hijos e hijas en su fiesta de cumpleaños, jejeje

La receta, es la que vosotros hagáis habitualmente, yo hice unos bizcochitos de vainilla que siempre me dan buen resultado y quedan exquisitos, los podéis ver aquí si queréis copiar la receta "Cupcakes de vainilla con frosting de dulce de leche", pero realmente lo que quiero que veáis es la idea, tan fácil y tan resultona para hacer unos pastelitos atractivos y ricos.

La idea de éstos cupcakes surgió por la Asociación de Padres del cole de mis hijos, yo estaba en la directiva y mis compañeros me pidieron que hiciéramos unas clases de cocina para las mañanas de las vacaciones de Semana Santa, pues bien, se propuso hacer pan uno de los días y algo dulce para otro, hicimos unas brochetas de fruta y quisimos hacer algo vistoso y que sirviera como manualidad, y éstos cupcakes con flores eran bonitos y algo importante, los podían hacer los niños sin dificultad, así que dicho y hecho, como se suele decir....hice la prueba en mi casa y los vi tan viables, que los hicimos para los niños, lo que no esperábamos, es que serían 70 niños, y la mayoría muy pequeños, desde tres años en adelante....ufff!!! que jaleo, jejej,

No fué fácil decidir que hacíamos, y no os cuento....para hacer la compra de los ingredientes, jejeje, una odisea...pero tiene su recompensa.... los niños disfrutaron como locos, se pringaron, había bolitas por todos sitios, las nubes desaparecían , los lacasitos casi se acaban, pero los niños, hasta lo que había con tres años, se fueron a sus casas, enseñando a las madres y abuelos que los recogieron, su preciada flor...porque ninguno se la quiso comer.....(claro, ya se habían hartado de nubes y lacasitos, jejejej)


A que son bonitos?????











Magdalenas de bolsa pequeñas o magdalenas caseras
Nata para montar
Una bolsa de nubes rosa redondas y alargadas
lacasitos
bolitas de colores
colorante verde para teñir la nata
capsulas de magdalena de colores, del mismo tamaño o superior a las de las magdalenas



Cortar el copete a las magdalenas.

Montar la nata y teñir de verde, ponerla dentro de una manga pastelera con una boquilla lisa (si no tenéis boquilla ni manga pastelera, podéis utilizar una bolsa de congelación y hacer un corte en una de las esquinas)

Cubrir la parte superior de las magdalenas con la nata. Poner dentro de las capsulas de colorines.

Cortar con una tijera las nubes en rodajitas de medio centímetro para hacer los pétalos (no con cuchillo, hay que utilizar tijera, queda mejor la flor)

Pegar los pétalos alrededor de la magdalena, dejar un trocito en el medio para poner el lacasito y cubrir con bolitas de colores o de purpurina comestible.