TARTALETAS DE PATATAS Y PRÉSULES CONFITADOS

27 marzo 2010 25 comentarios


Los présules son guisantes en mi pueblo (aquí se cultivan bastante, así como los tirabeques)guisante es su nombre común en casi toda España, porque en otros sitios se llaman vainas y también arvejas, y en internet también hay sitios en dónde se le llaman chícharos o tirabeques, pero éstos últimos para mí son diferentes; el guisante es gordito y está lleno de semillas, éstas semillas cuando están tiernas y recién cogidas son todo un manjar; el tirabeque es muy parecido, es totalmente plano y se come entero, la vaina y las semillas, y su sabor es muy parecido al guisante pero más suave.




Otra cosa que quería comentar sobre los guisantes es que se trata de una legumbre, generalmente la gente cree que es una verdura porque se consume verde y tierna, pero a pesar de eso pertenece a la familia de las leguminosas, y ahora es plena temporada, están en todo su esplendor y os recomiendo encarecidamente que los consumáis frescos, su sabor es totalmente diferente a los congelados o los que venden en conserva.




Desde que tengo uso de razón, los présules se ha consumido en mi casa, en guisos, tortillas, en menestra, con jamón, mezclados con las migas de harina, crudos; de hecho cuando mi padre los cultivaba para el consumo de la casa, yo iba a cogerlos y ponía más en mi boca que en el cesto, jejejeje, pero sin dudarlo como más me gustan es confitados con patatas y huevo, uhmmmm que delicia!!! y en tortilla, que por cierto Karlos Arguiñano hizo un programa con la receta que yo le mandé de Tortilla de Présules y si queréis tengo en mi recetarío otro manjar también hecho con ésta legumbre que es la Menestra de Présules, otro manjar que se hace habitualmente en mi casa en primavera.

Estas tartaletas son una versión moderna que he hecho de ésta receta de mi madre, una versión más moderna y una presentación más atractiva. También se podría hacer con tartaletas pequeñas de las que venden ya horneadas en los supermercados, pero yo he optado por las obleas que vienen para hornear porque tenía ganas de probarlas y la verdad es que vienen muy bien para cuando tenemos algo de prisa o estamos haciendo más platos, nos ahorran bastante trabajo.





INGREDIENTES

1 patata grande
6 tartaletas de masa quebrada de "La cocinera" o masa quebrada casera (receta aquí); también podemos utilizar masa de hojaldre.
200 gr. de guisantes (los granos)
6 huevos de codorniz
aceite de oliva suave
sal


ELABORACION

Poner las tartalétas en moldes de su mismo tamaño, pinchar el fondo para que no suba y hornear a 180-200º hasta que estén ligeramente doradas por los bordes; si optamos por hacer la masa quebrada, tendremos que recortar ésta a la medida de los moldes de tartaléta y hacer la misma operación.

Mientras que se hacen las tartalétas ponemos en una sartén un fondo de aceite de oliva, picamos las patatas en dadítos, les ponemos sal y las confitamos a fuego bajo-medio en el aceite con una tapadera, removemos de vez en cuando pero con cuidado de que no se rompan y cuando veamos que están empezando a estar tiernas, añadimos los guisantes, dejamos hacer un poco más hasta que estén los guisantes blandos.

Una vez confitada patata y guisante los sacamos a un bol escurriendo todo el aceite que podamos. Reservamos y volvemos a poner el aceite en la sartén que hemos utilizado, en ese mismo aceite freímos los huevos de codorniz.

Una vez que las tartaletas estén templadas, rellenamos de las patatas confitadas con guisantes y ponemos el huevo de codorniz coronando la tartaleta.


Espero que os guste tanto como me gusta a mí!!!!

25 comentarios

  1. Que pinta tiene esto, y q saludable!

    Un abrazo,

    ResponderEliminar
  2. Que bonitos se ven!! y que liviano y fresco!
    besos
    Gaby

    ResponderEliminar
  3. ¡Rico y sencillo! Una presentación de 10, lo único que veo más complicado es abrir los huevos de codorniz.
    Los guisantes con ese nombre tan bonito y confitados se ven de lujo.
    Un saludiño y hasta la vuelta Ana.

    ResponderEliminar
  4. tienen un aspecto super delicioso y muy ligero. Un par de estas me entrarían sin rechistar!!
    un biquiño

    ResponderEliminar
  5. pues a mi me da igual como le llamen.. la pinta es estupenda y yo quieroooooooooooooooooo!! y con esos huevitos.. ainss se me hace la boca agua... esos i.. yo creo que con una no voy a tener bastante eh...así que ponme ración doble porfi!!
    mil besos artista!!

    ResponderEliminar
  6. En mi zona guisantes, qué curioso!, cuantas formas de denominarlos. Me encanta la presentación.

    Ah! mi marido también se los comia crudos cuando iba al huerto de su abuelo, "de peque" y siempre dice que estaban riquiiisimos.Jajaja me esta diciendo que es que los de las conservas no tienen sabor.

    Bs
    Sarai

    ResponderEliminar
  7. Vaya bocado delicioso!! y la presentacion espectacular, me gusta mucho...un besito

    ResponderEliminar
  8. Te lo he dicho en el foro, y te lo digo aquí eres genial, hay que ver que delicias nos presentas, si pudiera metía la mano jajaja besitos.

    ResponderEliminar
  9. Que delicia de tartaletas y que presentación más fina!
    Un besiño.

    ResponderEliminar
  10. Que lindas las tartaletas da lástima comerselas, yo las enmarcaba jeje.
    saludos mil bss.

    ResponderEliminar
  11. lo del huevito encima ha quedaó de lujo¡¡...

    ResponderEliminar
  12. Mi marido odia los guisantes pero seguro que de estas tartaletas se comería unas cuantas. Un beso

    ResponderEliminar
  13. Ana: ya te lo dije en otra ocasión, me encanta el nombre tan sonoro de "présules". Y tienes toda la razón los guisantes frescos son una delicia, lástima que apenas lleguen a las tiendas, por lo menos por aquí, es difícil encontrarlos.
    Las tartaletas deben ser una delicia.
    Un besito

    ResponderEliminar
  14. La foto lo dice todo, una receta espectacular y la presentación insuperable.
    Ahh hice tus buñuelos de calabaza quedaron muy ricos, los puse en el blog
    Molbesitos

    ResponderEliminar
  15. Ana, una explicación estupenda la que has hecho sobre los guisantes. Se nota lo que llevas entre manos, eres muy entendida.
    Estas tartaletas estoy seguro que tienen que estar deliciosas. Los guisantes me gustan mucho, los como a menudo, frescos en temporada y congelados cuando se acaban.
    Unas fotos preciosas.
    Que pases muy buenos días.
    Saludos

    ResponderEliminar
  16. que ricas!! y que colorido tan apetitoso!

    besitos, feliz semana santa

    ResponderEliminar
  17. A mi que me gustan las tartaletas te digo que aparte de originales y que debeb de estar muy ricas,te han quedados muy cucas.
    Me la quedo ;))

    Un saludo

    ResponderEliminar
  18. Sabes que las pienso hacer ¿verdad? de eso no te quepa duda.
    Ya me ha entrado por el ojillo y no se me escapa. Una fantástica receta que seguro que en casa la haremos habitual.

    Besos.

    ResponderEliminar
  19. tienen una pinta excelente!
    Bsitos

    ResponderEliminar
  20. Si los ingredientes que lleva me gustan muchísimo, imagínate tal y como tu los has preparado. Un manjar, vamos!!
    Y la presentación, de lujo.
    Besines!!

    ResponderEliminar
  21. Me gustan bastante los guisantes, aunque nunca habia oido hablar de esta receta. Un acierto las tartaletas de masa quebrada de la cocinera, yo siempre guardo en la despensa y ahorras un montón de tiempo!

    ResponderEliminar
  22. Muchas gracias....sabía que os gustarían, y estoy segura que aún os gustarán mucho más cuando las probéis...

    Un saludo!!!

    ResponderEliminar
  23. Enhorabuena por tu fabuloso Blog.
    Unas tartaletas estupendas y muy bien presentadas.
    Las fotos estan maravillosas x

    ResponderEliminar
  24. Gracias Ana, bienvenida a mi cocina...

    Un saludo!!!

    ResponderEliminar

Gracias por tus comentarios.