CREMA DE QUESO DE CABRA Y NUECES (THERMOMIX Y TRADICIONAL)

Esta crema de queso es ideal para aperitivos, se hace en un momento y queda riquísima, sobre todo si os gusta el queso de cabra cremoso, que es un queso bastante especial de sabor y textura y, por regla general, o lo odias, o lo amas.

Hace un tiempo, encontrar queso de cabra fresco en los lineales de las grandes superficies, era bastante complicado, el queso de cabra que se consumía, era de procedencia muy casera, era queso de elaboración artesanal y solía venderse curado o fresco para curar en casa.

Cuando yo era pequeña, el pastor del pueblo nos regalaba un queso de cabra de vez en cuando, como pago por que sus animales comieran en nuestro terreno, era un queso que hacían ellos mismos en su casa, a mí me encantaba crudo, recién hecho, aunque solía ser chicloso, pero casi nunca lo comíamos recién hecho, siempre se dejaba en aceite de oliva y se tomaba cuando estaba oscuro y empezando a picar en el paladar, un auténtico manjar que llegó a su fin, cuando empezó a controlarse por sanidad, ya que era peligroso para nuestra salud, el consumo de quesos crudos y sin ningún tipo de control sanitario.

Hoy en día, se ha extendido el consumo de queso fresco de cabra, ahora más que nunca se ha extendido su consumo, o al menos así me lo parece a mí, ya que ahora encuentro muchos quesos de cabra en diferentes formatos, ya sea crudo, curado o en forma de rulo, creo que está de moda.

El queso que he utilizado para ésta receta es un queso muy cremoso, con forma de rulo, un queso que aquí antes no se había consumido nunca y que ahora es de uso muy frecuente en restauración y de ahí, a las nuestras cocinas, por lo que ya se puede encontrar en casi cualquier supermercado.










un rulo de cabra cremoso de 200 gr.
120 gr. de queso cremoso tipo philadelphia
80 gr. de leche o nata
50 gr. de nueces
opcional: sal

Para servir

Panecillos crujientes
mermelada (de cebolla, de tomate o chutney de tomate)



Poner en un cuenco apto para la batidora los quesos a temperatura ambiente, triturar y añadir un poco de leche o nata hasta obtener una textura cremosa y ligera para untar.

Trocear las nueces y añadir a la mezcla, remover bien para que se unifique todo el queso. Poner en un bol hermético.

Guardar en el frigorífico hasta el momento de servir.

Untar tostadas de pan crujiente con la crema de queso y poner un poco de la mermelada o chutney elegido.


Con el vaso limpio y seco, poner las nueces y trocear 5 seg. a vel. 5. Sacar a un bol y reservar la mezcla. 

Sin lavar el vaso de haber picado las nueces, añadir el queso cremoso, el rulo de cabra y la leche o nata. Triturar 30 seg. a vel. 4 , si quedara algo sin triturar, bajar el queso hacia las cuchillas con la espátula y repetir el triturado.

Añadir a la mezcla las nueces troceadas y remover 5 seg. a vel. 5.

Verter en un bol y guardar en el frigorífico hasta el momento de servir.

Untar tostadas de pan crujiente con la crema de queso y poner un poco de la mermelada o chutney elegido.

Artículos Relacionados

1 comentarios:

  1. Que rica, bien fresquita para una cena de picoteo es ideal, besos

    ResponderEliminar

Gracias por tus comentarios.