PAN DE LECHE CASERO CON RELLENO DE CHOCOLATE

25 mayo 2017 3 comentarios


Que os parece un bollito de pan de leche para la merienda? uhmmm!!! a mí irresistible....


Estos bollos son una delicia y muy fáciles de hacer, con ingredientes sencillos que siempre hay en casa, se  pueden hacer rellenos o no, según los gustos, yo hice una trenza sin relleno y los bollos individuales con relleno de chocolate, eso si, garantizo que con el relleno, tienen mucho mas éxito, jeje

Hacer pan de leche casero, no tiene ningún secreto, es muy fácil, solo hay que tener una cosa bien presente, para hacer pan hay que tener paciencia, dar calor a la masa y mimarla, con esas premisas y buenos ingredientes, el éxito está asegurado.

La paciencia en la cocina es una norma muy subjetiva, hay veces que vamos con prisa y no dejamos que el alimento llegue a su punto óptimo de cocción, y en los aprendices de panadero, la fermentación, es un dato bastante difícil de controlar, pues calcular el punto optimo de fermentación de una masa, es a veces, lo más difícil, ya que las recetas en ese sentido no pueden dar tiempos concretos, todo dependerá de la temperatura de la casa y el amasado, no hay un tiempo determinado para ver que la masa está en su punto, y eso es lo que nos desconcierta mucho a los que están (estamos) aprendiendo a hacer pan.

Es muy importante para el éxito de la masa que ésta esté fermentada correctamente, a mí mucha gente me ha dicho que ha hecho roscón de Reyes, ha hecho pan de molde u otros tipos de pan y la conversación es :("me ha quedado rico, pero estaba duro enseguida"), y mi contestación siempre es la misma ante ese dato, el pan y la bollería casera no llevan ningún conservante que mejore el tiempo que se mantiene tierno, pero un pan bien fermentado, no se pone duro enseguida, si se ha puesto duro, normalmente es porque no estaba bien fermentado antes de la cocción.

Probad éste pan de leche, no volveréis a comprar industrial, es tan suave, jugoso y esponjoso, que no vais a tener problema de que se ponga duro, jejej, se lo comerán enseguida.




















Masa de los bollos de pan de leche

50 gr. de mantequilla cortada en trozos
300 gr. de leche a temperatura ambiente
20 gr. de levadura fresca de panadería
100 gr. de azúcar
500 gr. de harina panificable
una cucharadita de sal
un huevo batido para pintar los bollos


Relleno de chocolate

200 gr. de chocolate postres (cortar las tabletas que van marcadas)





Poner dentro del vaso del Thermomix, la leche, la mantequilla, la levadura y el azúcar. Programar para atemperar el líquido 3 min. 37º y vel. 2 para que se disuelva.

Añadir la harina, y la sal, programar un amasado de 3 minutos.

Dejar la masa levar dentro del vaso (si hace mucho frío, poner una bolsa tapando el tmx y un paño de cocina encima) ésto hará que se mantenga la temperatura y el levado sea más rápido, aunque no siempre es necesario un levado rápido, si disponéis de tiempo, mejor dejarlo a temperatura ambiente (pero tardará más tiempo).

Una vez levada la masa, poner harina en la mesa de trabajo y volcar la masa encima de la mesa, cortar porciones de unos 50 gr. cada una,  hacer bolas y estirar con un rodillo en forma de círculo (no es necesario que sea perfecto), poner una tableta de chocolate dentro y cerrar, sellando por la parte de abajo. Formar los bollos dándoles una forma ligeramente ovalada y poner sobre la bandeja del horno forrada con papel de horno, la parte que se queda hacia abajo es la fea, donde está el cierre, la parte más lisa hacia arriba (habrá que ponerlos separados entre sí, para que al crecer no se peguen).

Tapar la bandeja de horno con un paño fino y dejar que fermenten hasta que su superficie esté tersa y lisa, y casi hayan doblado su volumen, pintar con el huevo batido y dar unos cortes con una cuchilla de panadero.

Precalentar el horno a 200º.

Meter en el horno a 200º durante unos 10 minutos (dependerá bastante del horno), cuando estén ligeramente dorados sacar y poner sobre una rejilla para que se enfríen.

***Para hacer la trenza, formar tres tiras del mismo tamaño y trenzar, cerrar las puntas y dejar que fermente hasta que doble su volumen antes de hornear.






Calentar la leche en el microondas hasta que alcance unos 40º, añadir la mantequilla y remover para que se funda. Poner en un bol amplio, añadir la levadura y disolver.

Añadir la harina y la sal. Mezclar con una espátula de cocina o con las manos (la masa es pegajosa) pero paciencia que poco a poco se maneja bien. Dejar que fermente con un paño por encima hasta que doble su volumen.( si la temperatura de la estancia es de unos 20º la masa levará rápido, pero si la temperatura es menor, habrá que tener un poco de paciencia).

Una vez levada la masa, poner harina en la mesa de trabajo y volcar la masa encima de la mesa, cortar porciones de unos 50 gr. cada una, hacer bolas y estirar con un rodillo en forma de círculo (no es necesario que sea perfecto), poner una tableta de chocolate dentro y cerrar, sellando por la parte de abajo. Formar los bollos dándoles una forma ligeramente ovalada y poner con la parte del cierre hacia abajo, sobre la bandeja del horno forrada con papel de horno, (habrá que ponerlos separados entre sí, para que al crecer no se peguen).

Tapar la bandeja de horno con un paño fino y dejar que fermenten hasta que su superficie esté tersa y lisa, y casi hayan doblado su volumen, pintar con el huevo batido y dar unos cortes con una cuchilla de panadero.

Precalentar el horno a 200º.

Meter en el horno a 200º durante unos 10 minutos (dependerá bastante del horno), cuando estén ligeramente dorados sacar y poner sobre una rejilla para que se enfríen.

***Para hacer la trenza, formar tres tiras del mismo tamaño y trenzar, cerrar las puntas y dejar que fermente hasta que doble su volumen antes de hornear.

3 comentarios

  1. que maravilla, menuda miga tiene y con ese chocolatito de relleno ... hummm

    ResponderEliminar
  2. Para chuparse los dedos Ana.
    Tiene la misma pinta de los que comíamos en la infancia de merienda.
    Saludos.

    ResponderEliminar

Gracias por tus comentarios.