TARTA JOYERO PARA UNA PRINCESA

14 noviembre 2011 23 comentarios

Photobucket


Mi hija ha cumplido 8 añitos y le he preparado éste pastel que es como ella, tierno, dulce y coqueto...

Hace un tiempo mi hija vió esta tarta en Charhadas y le encanto...y yo me dejé convencer, era muy bonita, y aparentemente no muy difícil, lo más complicado quizá era la tapa trasera y no me equivoqué, la tapa me dió un poco de quebradero de cabeza, pero la próxima ya sabiendo los fallos que cometí no me pasa....

Que os puedo decir del efecto de la tarta en los invitados, unos al verla de lejos pensaron que era un joyero que le habían regalado a mi hija.... las niñas se volvieron locas y les pareció muy bonita y original, tod@s se peleaban por las joyas que contenía el joyero y además les gustó mucho el sabor, aunque sus amigos no comen tarta en los cumpleaños,  más de la mitad de los niños ni la probaron, ni esa ni la otra que le hice sin gluten a uno de los invitados y la verdad es que también estaba riquísima...pero los mayores se encargaron de darles un buen tiento...

La receta está bastante diferente a la original, así que aquí está mi receta por si alguien quiere hacerla con mis adaptaciones.



INGREDIENTES


Para el bizcocho:

200 gr. de leche
180 gr. de azúcar
180 gr. de mantequilla con sal
180 gr. de chocolate para postres
300 gr. de harina
1/2 sobre de levadura química
2 sobres de impulsor (El Tigre, Mercadona, etc.)
3 huevos
un chorrito de esencia de vainilla


Para la trasera de la caja:

galletas cuadradas (napolitanas)
300 gr. de chocolate blanco


Relleno:

Mousse de chocolate ( se puede rellenar de natillas de vainilla, chocolate, mermelada o trufa) yo utilicé un resto de mousse de chocolate y marsmallow

Para adornar:

Buttercream

200 gr. de claras de huevo pasteurizadas
300 gr. de azúcar glacé
400 gr. de mantequilla en trozos (a temperatura ambiente)
esencia de algodón de azúcar (o cualquier esencia a nuestro gusto)
colorante rosa

Complementos:

Pulseras y collares de chucherías
gominolas variadas

Photobucket


ELABORACION


A mano:

Calentar la leche o nata y disolver en ella la mantequilla y el chocolate sin dejar de remover y sin que llegue a hervir. Dejar entibiar.

Mezclamos la harina con la levadura y los sobres de gaseosa.

Batir los huevos con el azúcar y el chorrito de vainilla hasta que obtengamos una mezcla blanquecina (mejor si lo hacemos en un bol y al baño maría), añadimos poco a poco y sin dejar de remover la mezcla de leche, chocolate y mantequilla hasta que se mezclen bien, una vez que esté homogéneo, añadimos la harina poco a poco y removiendo con las varillas. Dejamos reposar la masa y calentamos el horno a 180º.

Con thermomix:

Poner la mariposa en la thermomix y añadir los huevos con el azúcar y la esencia, programar 37º, a vel. 3 durante unos 7 minutos, mientras en un cacito aparte calentamos la leche con la mantequilla y el chocolate sin dejar de remover y sin que llegue a hervir. Dejamos templar.
Tamizamos la harina con la levadura y los sobres de gaseosa.
Una vez que la mezcla de huevos y azúcar esté cremosa, le añadimos la mezcla templada de chocolate y removemos a velocidad 2  1/2 hasta que la mezcla esté homogénea, paramos la máquina, añadimos la harina por el bocal, tapamos con el cubilete y mezclamos a velocidad 6 unos segundos.




Preparar un molde rectángular poniendole dos tiras de papel de horno cruzadas que cubran toda la base y los laterales del molde (así lo desmoldaremos sin problemas) y verter la mezcla, hornear hasta que la parte central del bizcocho esté cuajada (lo comprobaremos insertando un palito de brocheta, si sale limpio está listo, si sale manchado de masa lo mantendremos un poquito más en el horno y vigilaremos que no se pase).

Dejamos enfriar y sacamos del molde tirando suavemente de los laterales del papel de horno, dejamos enfriar sobre una rejilla.

Una vez bien frío, (mejor si lo hacemos el día anterior a la terminación de la tarta, el bizcocho estará más firme y nos será más fácil cortarlo para rellenarlo)


Buttecream

A mano: 

Mezclamos las claras con el azúcar al baño maría con una varilla a velocidad baja, cuando la mezcla esté caliente la retiramos (cuidado de que no cuaje la clara) y montamos las claras hasta que hagan picos y se enfríen (puede llevarnos unos 10 minutos)

Cortamos la mantequilla en daditos pequeños y ponemos de nuevo en marcha las varillas, batimos y vamos agregando poco a poco la  mantequilla  sin dejar de batir, añadimos la esencia elegida y mezclamos a máxima potencia para que cuaje y la reservamos en el frigorífico. (se puede cortar la mezcla, pero la metemos en el frigorífico y una vez que esté fría la montamos y se arregla).

Con thermomix:

Ponemos las claras con el azúcar y una pizca de sal dentro del vaso y colocamos la mariposa, programamos 10 minutos a 37º y vel 2  1/2, una vez pasado éste tiempo quitamos la tapa y dejamos enfriar.

Una vez que la mezcla no tenga apenas calor volvemos a poner la tapa y ponemos la máquina a vel. 2  y 1/2 sin tiempo, y mientras va batiendo, nosotros vamos agregando la mantequilla poco a poco por el bocal, añadimos la esencia y montamos a vel. 3  1/2. Guardamos en el frigorífico hasta que la vayamos a usar. (si no quedara muy densa la metemos en el frigorífico y cuando haya tomado cuerpo la volvemos a poner en el vaso de la thermomix y montamos a vel 3   1/2 sin tiempo, hasta que obtengamos una mezcla densa y cremosa y agregamos el colorante.

***Antes de poner el tinte en el último batido, apartamos una pequeña cantidad blanca que utilizaremos para la decoración.







MONTAJE DE LA TARTA


Para hacer la trasera del joyero fundimos el chocolate blanco y lo dejamos templar, ponemos las galletas sobre un papel de plata, haciendo un rectángulo con la misma medida que la parte más corta del bizcocho y algo más alto que éste (para que sobresalga por arriba), cubrimos con una buena capa de chocolate blanco y metemos en el frigorífico para que se endurezca, una vez que esté frío lo separamos con cuidado del papel de plata y le damos la vuelta, le volvemos a dar una capa de chocolate blanco por la parte de atrás, ( las galletas deben quedar firmes)


Recortar el bizcocho haciendo un rectángulo, con un cuchillo grande de sierra lo cortamos por la mitad horizontalmente, dividimos mentalmente la parte más larga del bizcocho en tres partes y quitamos una porción (solo la parte de arriba) ahí haremos el cajón.

Colocamos el bizcocho en la base definitiva dónde va a lucir la tarta.

Rellenamos el corte horizontal con la mezcla escogida (natillas de vainilla, chocolate, mermelada o trufa). y si nos gusta podemos bañarlo con almíbar, tapamos con la otra mitad y lo untamos con una capa fina de buttercream (dejando la parte de atrás dónde va la tapa sin cubrir)

Pegamos las galletas a todo el lateral y la parte de atrás la fijamos también al bizcocho pero con chocolate fundido, dejamos enfriar para que se endurezca.

Una vez frío con una espátula empezaremos a cubrir todo el pastel con el buttercream, tapamos las galletas.
Para dar forma a los diferentes compartimentos cortaremos las galletas a la medida para que sobresalgan ligeramente del bizcocho (para que hagan el efecto de caja)  que dividen el joyero en dos y cubrimos con la crema ***los filos de las galletas no quedan bien tapados, pero luego los perfilaremos con detalles con el buttercream blanco y los taparemos.

Una vez que tengamos la tarta bien tapada con la crema y bien lisa, rematamos con una manga pastelera y la crema blanca todos los bordes para disimularlos, delimitando todos los contornos.

Ponemos un poco de crema blanca en una manga pastelera con boquilla fina de escritura y dibujamos el nombre y el detalle de las mariposas en la tapa del joyero y en los laterales y por último colocamos las gominolas y los collares de chuches.




****Aynsssss....perdonad el rollo, pero quiero dar muchos detalles para ponerlo más fácil, yo fuí poniendo soluciones sobre la marcha y al final ha quedado con muchos fallos, seguro que cuando la repita me sale mejor.

****La trasera o tapa se puede hacer también haciendo un rectángulo con masa de galletas o masa quebrada, quizá la masa de galletas sea la mejor opción o la más fácil, porque las galletas pegadas no eran muy estables y al final terminé pegándoles un cartón de la misma medida cubierto con papel de plata por detrás (aynsss que rabia me dió) pero ya no tenía tiempo de hornear otra tapadera jejeje


***Por cierto, que "chivatas" son las fotografías bien iluminadas, jolín que se ven todos los fallos, jejeje









                                                             

23 comentarios

  1. Ana, yo no le veo fallos por ningún lado, me parece perfecta. Y además Laura la vio esta mañana y al mediodía me ha vuelto a recordar que le había encantado. Menuda indirecta. De aquí a Marzo tengo tiempo de ir pensando en la tapa del joyero, que para mí también es lo más complicado. Esta tarta va a ser muy copiada, ya verás. Besos.

    ResponderEliminar
  2. Es una obra de arte, me ha encantado, femenina, coqueta y preciosísima.Te felicito y a tu pequeña, un besazo.

    ResponderEliminar
  3. Hola Ana.

    Menuda tarta! Yo no le veo ningún fallo, primero porque creo que no los tiene y después porque con lo manazas que soy yo me imagino la habilidad que hay que tener para hacer esta maravilla. Además es superoriginal y los collares me encantaron. Eso sí soy capaz de hacerlos. Vamos que si me regalan a mí una tarta así me muero de la alegría. Felicidades a tu nena, que me imagino lo mucho que habrá disfrutado.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Qué bonita te ha quedado! Tiene que estar deliciosa, un acierto seguro!
    Lindísima!
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Es asombrosamente bonita. Yo, Ana, soy incapaz de hacer una tarta una cuarta parte como la tuya. Te alabo, porque menudo trabajazo. Ya te dije por el FB que mi hija quiere una igual, así que si quieres practicar de aquí a octubre ... tienes tiempo. Ji ji ji.

    Un besito para tu princesita, y un aplauso para ti.

    Besos y feliz semana.

    ResponderEliminar
  6. Ana, te ha quedado preciosa. No me extraña que a tu niña y atodos los invitados les gustase tanto porque desde luego parece un verdadero joyero. un besazo.
    cosicasdulces.blogspot.com

    ResponderEliminar
  7. ohhh que monada! preciosa.
    un saludito.
    http://conaromaacaserito.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  8. Se ve chulisima y no me extraña que todo el mundo se quedara con la boca abierta!

    ResponderEliminar
  9. Ana, gracias. Muchas gracias.
    Creo que este año que viene mi casa se va llevar de joyeros.
    Mi hija se enamorará de ella, sin duda.

    te ha quedado perfecta.
    Besos.

    ResponderEliminar
  10. Uau!!!! Que faena!! Te ha quedado precioso!
    Besos

    ResponderEliminar
  11. Es una monería, seguro que la chica disfruto muchisimo con un regalo como este :)

    ResponderEliminar
  12. Artista, te has pasado otra vez, enhorabuena. Un beso

    ResponderEliminar
  13. Me ha costado asimilar lo que veía ¡Que maravilla!

    Felicidades a ti y a tu hija.

    Besos

    ResponderEliminar
  14. Ana quiero que me adoptes, lo harías?
    MARAVILLOSA!
    Besazos a las dos aunque tardíos.

    ResponderEliminar
  15. FENÓMENA !! Que maravilloso joyero, que manitas tienes !!

    Muacks

    LA COCINA DE LAS PINUINAS

    ResponderEliminar
  16. Felicidades a las dos!
    En los cumpleaños de mis hijas pasaba lo mismo. Nunca comían la tarta. Hasta que un año se me ocurrió esconder "sorpresas" dentro, con pruebas que tenían que hacer a quien le tocaba.
    Éxito total! Comían pastel y se lo pasaban en grande. Yo feliz, porque comían y los tenía un rato entretenidos.

    Saludos

    ResponderEliminar
  17. Madre mía, ¡qué preciosidad!.
    Aunque llego tarde, felicidades a la cumpleañera, que supongo que quedaría encantada con la tarta.
    Y, bueno... si ellos se peleaban por las chuches, así vosotros, los mayores, tocabais a más ración de tarta, jejeje.
    Un besote, guapa.

    ResponderEliminar
  18. Eres una artista!
    Vamos, que ni en la mejor confitería se encuentra algo así!
    Mis felicitaciones!
    Besotes

    ResponderEliminar
  19. El año pasado hice una similar a mi hija y el problema fue la tapa con galletas. En mi caso fue con galletas chiquilín y al final pesaba demasiado, se despegaba y con un poco de calor se partió la tapa. Una pena. Asi que la próxima vez prbaré con una masa quebrada o tu truco de reforzar la tapa.

    ResponderEliminar
  20. Me he encantado la idea, y además a mi hija que también tiene 8 años como la tuya, le debo una tarta para compensar la del año pasado que no me salió muy bien, creo que empezaré a pensar en hacerle una parecida porque esta tuya es realmente preciosa. Muchas gracias por la idea y feliz año!!!

    ResponderEliminar
  21. me ha encantado, mi princesa cumple 4 años y espero hacer esta tarta estupendamente para dejar a los invitados con la boca abierta... asi sera mas facil que se la coman.. jijij graciassss.. besos

    ResponderEliminar
  22. Que bonitaaa!!!!
    Pero la masa rosa que cubre no es fondant?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, la cobertura es buttercream, es decir, crema de mantequilla, aunque por supuesto que se podría hacer también con fondant

      Un saludo!!

      Eliminar

Gracias por tus comentarios.