GELATINA DE AJOBLANCO

25 mayo 2009 22 comentarios




El ajoblanco es muy típico de mi pueblo, Dalías, y de todas las zonas españonas en las que se cultiva la almendra, es un gazpacho que antiguamente se hacía a mano, a golpe de mortero.


El ingrediente principal son las almendras, aunque el ajo y el vinagre destacan y acompañan perfectamente a las almendras; se puede tomar caldoso en forma de gazpacho o cremoso, sobre una rodaja de pan, de cualquier manera está riquísimo.

El ajoblanco también se toma con frutas y es curioso el contraste de sabores del ajo y el dulzor de la fruta, en muchos pueblos, sobre todo en la provincia de Málaga, se acompaña el ajoblanco con uvas.

El tiempo ideal para preparar éste gazpacho es finales de primavera y principios de verano, que es cuando las almendras ya están formadas, pero la pepita interna aún está tierna, y la piel se le quita perfectamente, además el sabor de la almendra es muy suave.

Este plato me gusta muchísimo, y no se por qué razón lo tengo asociado a una tapita de tortilla de patata con una cerveza fresquita, quizá porque así lo ponen de "tapa" en algunos bares, lo hago de vez en cuando, sobre todo cuando tengo invitados, porque cunde mucho, lo puedo tener preparado con antelación y además gusta muchísimo, y ésta vez quise darle un aspecto diferente, por eso se me ocurrió cuajarlo con gelatina y darle diferentes formas, luego se me ocurrió decorarlo con las frambuesas y los pistachos, y la verdad es que me sorprendió gratamente el contraste de sabores.


INGREDIENTES

150 gr. de almendras crudas peladas
1 diente de ajo gordo sin germen
100 gr. de miga de pan remojada y escurrida
100 gr. de aceite de oliva suave
50 gr. de vinagre de vino blanco
500 gr. de agua
sal
6 hojas de gelatina neutra en hojas

Para decorar:

Frambuesas
Pistachos pelados



ELABORACION

Con thermomix:

Poner en el vaso de la tm. las almendras, la sal y el ajo, picar progresivamente a vel. 5-7-9 hasta que quede con la consistencia de una crema, añadir la miga de pan y repetir la operación de triturar a vel. 5-7-9.

Poner el aceite en el cubilete sobre la boca de la tm., poner la máquina a funcionar a vel. 5 y verter el aceite poco a poco, como si estuviesemos haciendo una mahonesa, agregar el vinagre y probar de sal, agregar el resto del agua, batir un poco más para que emulsione.

A mano:

Podemos triturar toda la mezcla en un mortero, o bién utilizar la batidora siguiendo el mismo orden que en la tm.


Para hacer la gelatina de ajoblanco:


Poner todo el ajoblanco en una jarra o bol grande, separar 500 gr. de la mezcla y volver a ponerla en el vaso de la tm., de ésta cantidad separar una pequeña cantidad y ponerla en un cacito para calentarla. El resto del ajoblanco lo guardamos en el frigorífico para consumir como gazpacho o untado sobre tostadas.

Poner en remojo en agua fría las hojas de gelatina, cuando esté blanda, ponemos al fuego el cacito que tenemos con ajoblanco, agregamos la gelatina y la disolvemos removiendo. Esta mezcla la volcamos sobre el ajoblanco que tenemos reservado en el vaso de la tm. y removermos unos segundos a vel. 1

Untamos un molde de unos 15 cm. de lado ligeramente con aceite de oliva y volcamos la mezcla dentro.

Si utilizamos vasitos, llenaremos hasta la mitad los vasitos para que nos quede un poco de espacio para la decoración.

Meter en el frigorífico al menos durante 6 horas para que cuaje bien, pasado éste tiempo desmoldamos el ajoblanco y con un cortapastas recortamos las formas que nos gusten, decoramos y servimos sobre una bandeja que esté bien fría, o sobre tostas de pan crujiente.

*Si hace mucho calor no se puede dejar mucho rato a temperatura ambiente, pues pierde consistencia.

*No aconsejo utilizar pan de molde, su sabor cambia bastante la esencia de éste plato.

*El vinagre que utilizo para ésta receta, es de vino blanco, porque los vinagres oscuros le dan una tonalidad parda al ajoblanco, y el ajoblanco es "blanco"

*Los recortes que nos queden de hacer las formas, los ponemos junto con el resto de ajoblanco que tenemos reservado, removemos un poco y no se notará apenas que llevan gelatina.


Espero que os guste!!!!

22 comentarios

  1. Ana, qué rica esta receta, y sobre todo, qué original.
    Mi madre hace el ajoblanco igual que tú....le sale riquísimo. Aquí hay costumbre de añadirle trocitos pequeños de manzana, pasas y piñones.

    ResponderEliminar
  2. Por cierto, que te ha quedado el blog muy bonito con los cambios. Enhorabuena

    ResponderEliminar
  3. Qué buena idea!!!!! Me encanta el ajoblanco y en verano, siempre que tengo invitados empiezo la comida con un chupito de ajoblanco.
    Cuando yo prepare esta receta tuya con gelatina, a más de uno se le van a quedar los ojos a cruadritos....seguro que se sorprenden.
    Un saludo, Begoña

    ResponderEliminar
  4. ¡¡Que original!! Morder el ajoblanco.
    Por cierto, la calidad de las fotos es buenisima, casi que lo muerdes ;)

    Saludos

    ResponderEliminar
  5. Esto lo guardo en el disco duro de mi cabecita y lo tengo presente para el próximo homenaje que haga este verano ( me suelo dar muchos y a menudo así que no tardaré)
    genial la idea, y ya puestos puedo preparar una bandejita con gelatinas de ajoblanco, gazpacho, vichyssoise ( vichisuá vamos :) ) , crema de calabacín, de zanahoría, calabaza, remolacha.
    La que has "liaó" mi querida Ana.
    gracias

    ResponderEliminar
  6. Alucinante, los que no se te ocurra a tí.....
    Besotes!

    ResponderEliminar
  7. Menuda visión que tiene esto dan ganas de traspasr la pantalla ja,ja buénisimo!!!!
    besines

    ResponderEliminar
  8. Charo, pues mira una idea estupenda añadir manzana y frutos secos, la próxima la pruebo así...
    Muchas gracias, me alegro de que te guste el blog...

    Begoña, yo también pongo ajoblanco a mis invitados a menudo, y es que es muy socorrido...

    Carlos, las fotos han mejorado mucho con el tamaño, y la última salió muy bonita, se ve muy bien la textura...

    Ana, yo además del ajoblanco, en la comida para la que lo preparé, puse también salmorejo con gelatina, lo pondré proximamente, es que las gelatinas dan mucho juego, le van a "todo"...

    Elenna, bueno yo creo que ésto ya estaba inventado, solo que yo nunca había visto la receta y esa si que la hice yo...

    Anabel, es que al aumentar el tamaño de las fotos, se ven con un realismo sorprendente...

    Un saludo!!!

    ResponderEliminar
  9. He encontrado tu blog en busca de buenas ideas para mi cocina y me has sorprendido muy gratamente.
    Me ha encantado la idea de la gelatina de ajoblanco y con tu permiso voy a utilizar tu receta este mismo fin de semana.
    Ya te he agregado entre mis favoritos.
    Gracias por compartir tan buenas ideas.

    ResponderEliminar
  10. ME ha sorprendido que gelatinices el ajo blanco y creo que debe estar riquísimo .A veces busco cosas diferentes para presentar mis platos y ésta idea es como todo lo tuyo sencilla y original.
    enhorabuena

    ResponderEliminar
  11. Mistake Makers, espero que os guste la gelatina, ya me contaréis...

    Gloria, pues si que es bien sencillo y como ves, queda muy vistoso...

    Un saludo!!!

    ResponderEliminar
  12. Que chulo que te ha quedado, me he quedado maravillada de la presentacion.
    Pero te cuento...
    me han robado el corazón los tenedores, donde los has comprado guapa?
    Besos
    Margot

    ResponderEliminar
  13. Margot, me los regalaron por mi cumpleaños, tengo también las cucharitas a juego...son una monada...

    Un saludo!!!

    ResponderEliminar
  14. Lo cierto es que un buen ajo blanco y un buen gazpacho son platos riquísimos y fresquisimos para llevar el verano con algo más de alegría.
    El tuyo, super original.
    Besitos sin gluten

    ResponderEliminar
  15. Perdona Ana, ya sé que no tiene nada que ver con la Gelatina de Ajoblanco, pero es que este fin de semana quería probar de hacer tu arroz con mejillones en escabeche (el de tu amigo francés) y tengo una duda que te dejé en la receta pero no me has contestado pque al igual no la has visto. Ahí va: ¿Los mejillones los trituras o los pones enteros en este arroz? Espero tu contestación ;) Un abrazo.
    Ness
    http://cocinaparanovatos.blogia.com

    ResponderEliminar
  16. Desde luego Ana que no dejas de sorprenderme... Me la apunatré para ver si cae porque se ve sencillita, aunque no sé, no sé... Por cierto. Bonito cambio de blog...

    ResponderEliminar
  17. Zerogluten, esos platos en el verano son imprescindibles....

    Ness, perdonamé pero creía que te había contestado ya..en fin, tengo tantas cosas en la cabeza que ya no sé si lo hice o no, jejeje, en fin, que los mejillones los pongo enteros...

    Cuti, atreveté que es muy fácil y ya ves que es muy resultona...

    Un saludo!!!

    ResponderEliminar
  18. hola, estupenda tu receta y muy refrescante, lo de las bayas las encuentras en cualquier sitio.en tiendas de comida china o donde hayan indios, y si no a las malas en el corte ingles cuatro veces mas caras
    ahhh tambien las venden en tiendas de frutos secos, por lo menos aqui en granollers, un beso angeles

    ResponderEliminar
  19. angeles, muchas gracias por tu información, más o menos tengo ya localizado un sitio para comprarlas..

    Un saludo!!!

    ResponderEliminar
  20. hola ana como as visto encada zona las mismas cosas no son iguales pero de una forma o otras estan riquisima si se hace con mucho gusto...pepe...jose luis, me hago seguidor tuyo

    ResponderEliminar
  21. nunca lo he probado, por el norte no se da mucho las recetas con almendras...¡¡además tienen un pelo prohibitivo!! `pero te ha quedado superapetecible...

    ResponderEliminar
  22. Cocinadepepe, eso es lo que enriquece nuestra gastronomía, la variedad de recetas que tenemos...

    Onega, a mi me resulta curioso, por ponerte un ejemplo que uno de los postres típicos de Galicia, sea la tarta de SAntiago, que lleva un montón de almendra, porque aquí si es normal que se hagan cosas con almendras, pues se cultivan y hay en abundancia...

    Un saludo!!!

    ResponderEliminar

Gracias por tus comentarios.