TARTA MOUSSE DE QUESO CON FRUTAS





Que bonitas quedan las tartas decoradas con fruta y además, el contraste de la fruta y sus matices con los ingredientes de ésta tarta, queda delicioso, un sabor muy suave y una textura muy delicada que se consigue al montar la nata y la crema fresca (creme fraiche).

Algunas veces he probado éste tipo de tartas y no me ha gustado mucho su textura, ésta tarta debe quedar equilibrada en el uso de la gelatina, ya que debe quedar esponjosa pero firme, los ingredientes deben estar bien montados y espumosos, si no se hace correctamente, resulta un mazacote (rico de sabor) pero con una textura poco agradable en el paladar.

Yo utilizo indistintamente para las tartas el Thermomix y la Kitchen Aid, los dos robots de cocina que mas utilizo. Para montar nata o claras, es importante tener algún aparato procesador que nos ayude a obtener un resultado optimo, ya que a mano, es bastante más difícil y costoso obtener un batido homogéneo y rápido, y tener que batir a mano suele ser una excusa para mucha gente a la hora de hacer repostería.

Después de hacer ésta tarta, no encontraba mi globo de la Kitchen aid, supongo que después de tanto tute, lo lavé y guardé en algún sitio no habitual de mi cocina y yo no puedo estar sin él, así que tenía que comprar uno nuevo, busqué en Google y encontré el sitio ideal para adquirirlo, un portal de productos del hogar y decoración online, donde se pueden encontrar miles de productos de e-comerces, éste sitio se llama Lions Home y además, hay una sección de artículos de cocina que tiene absolutamente de todo, tanto que ya tengo varias cosas más en el carrito, pues me he enamorado de la variedad de heladeras que tienen  y creo que me voy a poner a hacer helados como loca en cuanto me lleguen, y como los envíos son muy rápidos, tendré que comprar ya los ingredientes para estar preparada, jejej

Esta tarta también se puede hacer en versión helado, la mezcla de sabores es ideal y le vendrá genial la fruta fresca congelada y troceada, el contraste más rico para un helado, o quizá mezclada con alguna mermelada casera con buenos trozos de fruta, uhmmm!!! ya me lo imagino, estoy deseando que llegue mi globo y mi  heladera!!!

Esta receta la he tomado de Cookidoo, la página web de recetas de Thermomix



Para el almíbar

130 gr. de azúcar 
50 gr. de licor a elegir o agua
(o utilizar el almíbar del melocotón si lo usamos de lata)

Preparación de los bizcochos

4 huevos
un pellizco de sal
120 gr. de azúcar
esencia de vainilla
120 gr. de harina de repostería

Para la mousse de crema

500 gr. de nata de montar
6 hojas de gelatina neutra
400 gr. de creme fraiche (crema fresca)
spray desmoldante
130 gr. de azúcar glacé
fruta fresca para decorar (piña, arándanos, melocotón, frambuesas, etc.)

Frutas para decorar

Mango
Frambuesas
Piña al natural
Arándanos 




Preparar el almíbar si hemos optado por usarlo para mojar los bizcochos.

Poner el azúcar en el vaso seco y pulverizar 20 seg. a vel. 10, añadir el licor o agua y cocinar durante 5 min. vel. 1 a 100º

Sacar del vaso y reservar.

Sin lavar el vaso, preparamos los bizcochos

Preparación de los bizcochos

Precalentar el horno a 180º

Preparar dos moldes metálicos de aro desmontable o bien dos moldes metálicos desechables.

Poner en los laterales mantequilla o rociar con spray desmoldante.

Poner la mariposa en las cuchillas del Thermomix y añadir los huevos, el azúcar, la pizca de sal y la esencia de vainilla. Programar 6 min. 37º vel. 4

Cuando termine el tiempo programado, volver a programar el mismo tiempo y velocidad pero sin temperatura.

Agregar la harina y mezclar 5 seg./velocidad 4. Terminar de mezclar con la espátula y volcar la mezcla dividiéndola entre los dos moldes.

Hornear unos 20 min. o hasta que los bizcochos estén cuajados.

Sacar del horno, dejar que se enfríen y quitar los moldes.

Preparación de la mousse de nata

Hidratar la gelatina en agua (poner en un cuenco cubierta con agua)

Poner la mariposa en el vaso y añadir 450 gr. de  nata muy fría (reservar 50 gr. de la nata en un cuenco aparte) . Montar a vel. 3  1/2   hasta que esté densa. Verter en un bol grande y reservar.

Sin lavar el vaso, poner los 50 gr. de nata reservados, la gelatina escurrida del agua y programar 2 min./50º/vel. 2 comprobar que la gelatina esté totalmente disuelta, incorporar la crema fresca y el azúcar glass 30 seg./vel.3

Verter ésta mezcla sobre la nata montada y mezclar con movimientos envolventes con unas varillas hasta mezclar completamente.

Montaje de la tarta

Poner una base de bizcocho en el plato de servir y calar con almíbar. Poner alrededor un aro del mismo molde que hemos utilizado para hornear, éste nos servirá de base para montar el bizcocho, debemos dejarlo ligeramente mas grande que los bizcochos, para que la nata caiga por los lados.

Forrar el molde con acetato o film plástico para que la nata no se pegue a las paredes y sea más fácil desmoldar.

Poner una capa generosa de nata y poner otra capa de bizcocho, volver a calar con el almíbar y poner de nuevo una capa generosa de nata.

Reservar una pequeña parte de nata para decorar. Mantener a temperatura ambiente para que no se solidifique.

Dejar en el frigorífico hasta que se solidifique la tarta  y quitar una vez que esté dura el molde, si los bordes quedan feos, podemos arreglar con la nata que tenemos reservada, que también puede servir de pegamento para las frutas.

Colocar la fruta de manera bonita y servir frío.




Preparar el almíbar si hemos optado por usarlo para mojar los bizcochos.

Poner el azúcar en un cazo y añadir el licor o agua. Cocer a fuego bajo hasta que el almíbar esté brillante pero siga líquido.

Preparación de los bizcochos

Precalentar el horno a 180º

Preparar dos moldes metálicos de aro desmontable o bien, dos moldes metálicos desechables.

Poner en los laterales mantequilla o rociar con spray desmoldante.

En un bol de la batidora , añadir los huevos, el azúcar, la pizca de sal y la esencia de vainilla. poner el bol en una olla llena de agua caliente para que el batido se haga al baño maría. Batir durante unos 10 minutos hasta que la mezcla sea muy espumosa.

Agregar la harina tamizandola y poco a poco iremos moviendo la mezcla con movimientos envolventes para que no se baje. Añadir hasta mezclar completamente la harina con la preparación de huevos.

Volcar la mezcla dividiéndola entre los moldes preparados.


Hornear unos 20 min. o hasta que los bizcochos estén cuajados.

Sacar del horno, dejar que se enfríen y quitar los moldes.

Preparación de la mousse de nata

Hidratar la gelatina en agua (poner en un cuenco cubierta con agua)

Poner la nata muy fría en un bol (reservar 50 gr. de la nata en un cuenco aparte) . Montar con unas varillas hasta que esté densa.  Reservar.

En un cazo al fuego poner los 50 gr. de nata reservados, la gelatina escurrida del agua y calentar removiendo hasta que la gelatina esté totalmente disuelta, incorporar la crema fresca y el azúcar glass y mezclar.

Verter ésta mezcla sobre la nata montada y mezclar con movimientos envolventes hasta mezclar completamente.

Poner una base de bizcocho en el plato de servir y calar con almíbar. Poner alrededor un aro del mismo moldes que hemos utilizado para hornear, éste nos servirá de base para montar el bizcocho, debemos dejarlo ligeramente mas grande que los bizcochos, para que la nata caiga por los lados.

Poner una capa generosa de nata y poner otra capa de bizcocho, volver a calar con el almíbar y poner de nuevo una capa generosa de nata.

Reservar una pequeña parte de nata para decorar. Mantener a temperatura ambiente para que no se solidifique.

Dejar en el frigorífico hasta que se solidifique y quitar el molde, ayudándonos con una espátula y la nata que tenemos reservada, poner todo el contorno de la tarta liso.

Colocar la fruta de manera bonita y servir frío.





Artículos Relacionados

0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tus comentarios.