TIRAMISÚ DE LIMÓN (CON THERMOMIX Y TRADICIONAL)






En verano, cuando pienso en un postre refrescante, pienso en sabor limón, no conozco el por qué de esa asociación, pero supongo que de mi infancia, en la que si querías comer un polo, no había muchas opciones y el polo que había en todos los sitios, era el típico de limón o una limonada.

Hace unos días tenía un compromiso y quería un postre que aguantara de un día para otro en el frigorífico, algo refrescante y que no necesitara de mucha elaboración, que fuera práctico de trasladar,  buscando por la red, me pasé por la aplicación de Thermomix y encontré ésta deliciosa receta de tiramisú.

He hecho algunas modificaciones sobre la receta original, ya que la primera vez que lo hice, me sobró mucho almíbar y me pareció que el limoncello no tenía nada de protagonismo, así que mi versión es con alguna modificación en cantidades sobre la original, y cambiando algunos pasos de sitio, ya que me parecían más razonables en el orden que yo lo he hecho, y así no hay ni que lavar el Thermomix entre los diferentes pasos y además he añadido la nata para la decoración de la superficie, queda más lucida y tapa las imperfecciones que pueden quedar.



dos limones amarillos
300 gr. de agua
100 gr. de licor limoncello
200 gr. de azúcar
2 huevos
1 yema de huevo
500 gr. de queso mascarpone
una bolsa de bizcochos de soletilla
250 gr. de nata para montar


Poner en el vaso seco 100 gr. de azúcar y la piel de uno de los limones, pulverizar el azúcar 10 seg. a vel. 10. Sacar a un bol y reservar.

Poner en el vaso (sin lavar de lo anterior) los limones cortados en cuartos, el que no tiene piel y el otro y los 300 gr. de agua. Poner la tapadera y el cubilete y sujetar con la mano, programar 2 seg. a vel. 10 para hacer una limonada.

Colar la limonada con el cestillo y volver a poner la limonada en el vaso del Thermomix, añadir 100 gr. de azúcar y el limoncello. Hacer un almíbar programando 10 min. a 100º y velocidad 1. Cuando termine el tiempo programado, sacar del vaso y reservar para que se enfríe.

Sin lavar el vaso, poner la mariposa en su sitio, añadir el azúcar reservado con la piel, los dos huevos y la yema. Programar 4 min. a vel. 3/5. Retirar la mariposa

Sin poner el cubilete, programar 2 min a vel. 3 y añadir por el bocal el queso poco a poco para que se mezcle con el batido de huevos hasta obtener una crema.

Poner en un molde rectangular una primera capa de bizcochos, mojar con un poco de almíbar de limón, untar con una generosa capa de crema y poner otra capa de bizcochos encima, repetir con el almíbar y con la crema y volver a poner bizcochos hasta dónde nos alcance la crema y el almíbar.

Montar la nata bien fría con la mariposa en velocidad 3 1/2 sin poner tiempo. Poner en una manga pastelera con boquilla rizada y adornar la superficie del pastel.

Adornar con un poco de raspadura de limón (o no, porque yo la puse y luego no me gustó encontrármela, así que yo en las siguientes ocasiones he puesto láminas de almendra que he añadido en el momento de servir para que no se ablanden)

Servir muy frío.



Hacer una limonada de 300 gr. de líquido (en éste caso, quizá se necesiten mas limones que los que indica la receta, ya que con Tmx, sale más zumo)

Poner la limonada en un cazo al fuego y añadir los 100 gr de azúcar y el limoncello, calentar durante 8 a 10 minutos o hasta que el líquido esté caramelizando.

Poner en un bol los dos huevos y la yema, añadir raspadura muy menuda de limón y 100 gr. de azúcar glacé. Colocar éste bol dentro de una olla con agua, y poner al fuego, calentar al baño maría, y mientras que se calienta, batir con varillas hasta que esté cremoso, sacar del calor y añadir poco a poco el queso sin dejar de remover para que se mezcle.

Poner en un molde rectangular una primera capa de bizcochos, mojar con un poco de almíbar de limón, untar con una generosa capa de crema y poner otra capa de bizcochos encima, repetir con el almíbar y con la crema y volver a poner bizcochos hasta dónde nos alcance la crema y el almíbar.

Montar la nata bien fría con la mariposa en velocidad 3 1/2 sin poner tiempo. Poner en una manga pastelera con boquilla rizada y adornar la superficie del pastel.

Adornar con un poco de raspadura de limón (o no, porque yo la puse y luego no me gustó encontrármela, así que yo en las siguientes ocasiones he puesto láminas de almendra que he añadido en el momento de servir para que no se ablanden)

Servir muy frío.


Artículos Relacionados

4 comentarios:

  1. Hola Ana me encanta el tiramisu de café y porque no probar el de limón?? En eso estoy el próximo finde. Mi duda es la nata no se baja de un día para otro?? O la pones en el ultimo momento igual que las almendras??

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Esther, la nata también la puedes poner en el último momento para que no se baje, aunque yo utilizo una nata que no se mueve, que es nata vegetal, y esa dura perfecta varios días en el frigorífico.

      Un saludo!

      Eliminar
  2. De limón no lo he probado hasta ahora. Tendré que ponerle remedio con tu receta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues te va a encantar!!! ya verás!!

      Un besito!!

      Eliminar

Gracias por tus comentarios.