PAN DE CENTENO CON PIPAS DE CALABAZA, SEMILLAS DE LINO Y PIPAS

01 octubre 2013 10 comentarios







pancenteno



No hay nada como el pan hecho en casa....y mas ultimamente, que el pan se está desvirtuando a grandes pasos, cada vez hay mas pan congelado y pan sin "alma", ya es difícil hasta en los pueblos encontrar un pan como decía mi padre "asentado", ese pan con miga espesa y corteza con sabor a corteza...aquel pan que a pesar de los días, seguía estando rico...

Este pan que traigo hoy no tiene nada que ver con ese pan al que me refiero, al pan de pueblo, a las roscas que hacían en la panadería cuando yo era pequeña...éste pan es mas parecido al pan de molde, muy tierno y con mucho sabor...y es que éste tipo de panes cada vez se hacen un hueco más grande en nuestras cocinas, hoy precisamente veía en el super la cantidad y variedad de éste tipo de panes que ya hay en el mercado....pues bien, yo he hecho uno casero parecido, pero más rico....que voy a decir yo!!! jejej estaba tan bueno que lo comimos solo.

La harina de centeno no es muy habitual en los supermercados, pero si la hay en herbolários y tiendas especializadas; ésta que yo he usado me la regaló mi amiga Lola del blog Ajoblanco, que le pidió a su panadero ésta harina y terminó comprando un saco....jejeje, seguro que aun le queda a pesar de que ella ha hecho varios panes con ella.

pancenteno1







350 gr. de harina de trigo
150 gr. de harina de centeno
330 ml. de agua 
una cucharada sopera de sal
50 gr. de aceite de oliva
20 gr. de levadura fresca
semillas de lino, pipas y pipas de calabaza ***




Precalentar el horno a 210º

Poner el agua en el vaso y programar 1 min. a 37º y velocidad 1 para que el agua se ponga templada, añadir la levadura y remover 12 seg. a vel. 3 para disolverla.

Añadir al vaso las harinas y la sal y programar 10 seg. a vel. 6, seguidamente programar 3 min. vaso cerrado y velocidad espiga para amasar, mientras que está amasando añadir el aceite poco a poco por el bocal. Una vez transcurrido el tiempo, abrigar el vaso y dejar fermentar la masa dentro  aproximadamente una hora o hasta que la masa salga por el bocal.

Sacar la masa del vaso y amasar en la mesa en la que habremos puesto un poco de harina, bolear la masa para desgasificar y dividir en dos partes, darles forma alargada a la medida del molde que vamos a utilizar.

Preparar dos moldes de plum cake medianos, poner un poco de aceite a los laterales y a la base. Poner la masa dentro y dejar que vuelva a fermentar hasta que doble su volumen y llene por completo el molde, para hacer la fermentación mantener los moldes en un sitio templado y con un paño por encima; pintar la superficie sin apretar demasiado con un pincel impregnado en agua y poner las semillas por encima para que se peguen.

Hornear durante unos 15 minutos o hasta que esté ligeramente dorado; otra forma de saber que está hecho, es golpear ligeramente con un tenedor o un palillo de brocheta, si suena hueco está hecho.






Calentar el agua a 37-40º, sabremos que está a la temperatura adecuada si nos ponemos una gota en el dorso de la mano y no quema; es importante que la temperatura no esté demasiado caliente, ya que el exceso de temperatura mata a la levadura.

Disolver la levadura en el agua y añadir el aceite.

Mezclar en un bol las harinas y poner la sal, colocar las harinas en forma de volcan; añadir el líquido en el centro y con una espátula de panadero o con una mano, amasar para que la harina absorba los líquidos. Tapar el bol con un paño y dejar fermentar en un lugar templado y sin corrientes de aire.

Sacar la masa del vaso y amasar en la mesa en la que habremos puesto un poco de harina, bolear la masa para desgasificar y dividir en dos partes, darles forma alargada a la medida del molde que vamos a utilizar.

Preparar dos moldes de plum cake medianos, poner un poco de aceite a los laterales y a la base. Poner la masa dentro y dejar que vuelva a fermentar hasta que doble su volumen y llene por completo el molde, para hacer la fermentación mantener los moldes en un sitio templado y con un paño por encima; pintar la superficie sin apretar demasiado con un pincel impregnado en agua y poner las semillas por encima para que se peguen.

Hornear durante unos 15 minutos o hasta que esté ligeramente dorado; otra forma de saber que está hecho, es golpear ligeramente con un tenedor o un palillo de brocheta, si suena hueco está hecho.



***Las semillas las he comprado en un herbolário.



10 comentarios

  1. este pan tiene que estar riquisimo y sano. Tomo nota
    besitos

    ResponderEliminar
  2. Yo la compro en Rincón del Segura, a través de una cooperativa de consumo. Compro centeno y espelta, trigo sarraceno, algarroba... a precios muy buenos :)

    Amasar pan en casa me chifla, cada semana hago al menos una vez.

    Si vives en Madrid puedes comprar harinas con nosotros, aprovecha!

    ResponderEliminar
  3. Que estupendo corte! Me ha encantado ese pan, ya me lo imagino tostado con un chorrito de aceite! Besitos!

    ResponderEliminar
  4. Maravilloso pan, yo apenas compro ya, es que es tan fácil hacer pan en casa y está tan rico...yo hago uno parecido con centeno y trigo, pero con cerveza, delicioso también. Besos

    ResponderEliminar
  5. Veo que el truco para que quede tiernito es dejarlo sólo 15 minutos, es que a mi no me gusta con la corteza tan dura. Así que este lo voy a probar, pero entiendo que tengo que dividir la masa en dos para que sean más pequeños.

    ResponderEliminar
  6. Que bien te ha salido este pan, las fotos lo delata, jejeje, te lo voy a copiar enseguida, un besito!

    ResponderEliminar
  7. Un pan estupendo, te robo un mordizco,ja bsss

    ResponderEliminar
  8. Con la panificadora queda genial.

    ResponderEliminar

Gracias por tus comentarios.