TARTA DE QUESO DE LA VIÑA




La famosa tarta de la Viña llega a mi recetario, es una tarta deliciosa, cremosa y dulce.

Esta es otra tarta de queso para mi recetario, pues ya tengo unas cuantas y cual de ellas más rica!!! Tengo que confesar que me encantan las tartas de queso y que las hago siempre que tengo ocasión, a veces, no tengo un tipo de queso y lo cambio por otro, cambio las recetas y añado cosas o las quito, soy de hacer experimentos y me encanta probar los resultados, casi siempre (debo confesar) que con éxito, aunque a veces pasan cosas como las que me pasaron con ésta tarta, usé un molde demasiado pequeño y subió de manera arbitraria cogiendo un copete como de magdalena.

La receta es para un molde de 24 cm o de 26 y a mí se me ocurrió ponerla en uno de 20 cm. para que saliera más alta, pero como se puede ver, al hincharse, se salió del molde por arriba y quedó así de chula.

Es una tarta blanda por dentro, por lo que al salir del horno parece que esté cruda, al enfriarse y tener unas horas de frigorífico, se compacta y queda un corte precioso...y el sabor, mejor de un día para otro, aunque no se, si os vais a resistir!!! jejej

Aquí os dejo los enlaces a algunas de mis tartas de queso


1 kg. de queso cremoso tipo philadelphia
500 gr. de nata para montar
5 huevos
350 gr. de azúcar
30 gr. de harina de trigo o maicena (yo uso maicena)
Precalentar el horno a 200º, poner una bandeja en la parte intermedia.

Forrar la base del molde con papel de hornear, poner spray desmoldante a las paredes del molde o usar también tiras de papel de horno.

(El papel de horno también se puede usar sin recortar, mojándolo como si fuese un paño bajo el grifo, escurrimos y así mojado, se pondrá blando y podremos moldearlo a la forma del molde)

Poner en el vaso del Tmx todos los inredientes de la tarta y mezclar 30 seg. a vel. 5 a 6
Volcar la mezcla en el molde elegido y colocar éste en el centro del horno con calor arriba y abajo.
Hornear durante unos 45 a 50 minutos.

Si tu horno es muy rápido quizá a mitad de cocción admita bajar la temperatura a 180ª, si ves que se dora mucho la superficie, tapa con un trozo de papel de plata y baja la temperatura.

Al terminar la cocción, puede parecer que está crudo por el centro, pero como hay que dejar la tarta reposar y enfriar, se endurecerá algo más y quedará más firme.

Para terminarla, se puede poner por encima mermelada, le va bien cualquier sabor o una crema de nutella o de galletas lotus.

Precalentar el horno a 200º, poner una bandeja en la parte intermedia.

Forrar la base del molde con papel de hornear, poner spray desmoldante a las paredes del molde o usar también tiras de papel de horno.

(El papel de horno también se puede usar sin recortar, mojándolo como si fuese un paño bajo el grifo, escurrimos y así mojado, se pondrá blando y podremos moldearlo a la forma del molde)

Poner en el un bol grande los huevos y el azúcar, batir bien hasta que esté espumoso, añadir la nata y el queso crema y mezclar bien, añadir la harina y volver a mezclar.

Volcar la mezcla en el molde elegido y colocar éste en el centro del horno con calor arriba y abajo.
Hornear durante unos 45 a 50 minutos.

Si tu horno es muy rápido quizá a mitad de cocción admita bajar la temperatura a 180ª, si ves que se dora mucho la superficie, tapa con un trozo de papel de plata y baja la temperatura.

Al terminar la cocción, puede parecer que está crudo por el centro, pero como hay que dejar la tarta reposar y enfriar, se endurecerá algo más y quedará más firme.

Para terminarla, se puede poner por encima mermelada, le va bien cualquier sabor o una crema de nutella o de galletas lotus.




Artículos Relacionados

0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tus comentarios.