TARTA DE CHOCOLATE RELLENA DE CREMA DE CAFÉ

04 enero 2016 8 comentarios

















Esta semana es la más mágica del año...llegan los Reyes Magos. Espero que lleguen llenos de ilusión para vuestras familias.

Y en éstos días, las panaderías y los obradores, se llenan de roscones de Reyes, el dulce por excelencia de éstas fechas....el mío acaba de salir del horno y ha perfumado con su olor tan particular toda la casa, ésta tarde la merienda será de lujo y el desayuno de mañana también, jejej,

Esta es mi receta por si queréis hacerlo, aun queda tiempo, por si os animáis , ésta es; Roscón de Reyes Esponjoso

Ay!!!! lo que me gusta un postre...sobre todo hacerlos, porque la verdad es que no suelo comer gran cantidad luego, me gusta más probar como ha quedado, que comerme una gran porción...el problema viene cuando hay varios postres (que quiero probarlos todos, jejeje con el consiguiente peligro en mis lorzas) jejej

Pero hoy en vez de la receta del roscón, lo que quería era compartir ésta tarta, vistosa, bonita, elegante...deliciosa!!! madre mía cuantos piropos!!! pero es que lo más importante es el sabor...y creo que estuvo más que a la altura de los comensales....

Esta tarta se me ha ido quedando atrás en mis ficheros, ya que se la hice a mi madre el año pasado para su cumpleaños, y fué en Marzo...así que ya me vale!!! con lo rica que estaba y lo que gustó a mi familia....espero que os guste también...





Para los bizcochos (3 bases de bizcocho de chocolate)

4 huevos
225 gr. de harina
una pizca de sal
1/2 sobre de levadura química
75 gr. de cacao en polvo (puro)
375 gr. de azúcar
120 gr. de aceite de oliva suave
225 gr. de leche entera
una cucharadita de esencia de vainilla
225 gr. de agua

Almíbar para calar los bizcochos

150 gr. de azúcar
150 gr. de agua
50 gr. de licor al gusto (pacharán, cointreau, ron, etc.)


Para la decoración

1 litro de nata (la he utilizado vegetal  azucarada)
5 cucharadas soperas de café soluble
pistachos picados
frambuesas
azúcar glass





Preparación de los bizcochos de chocolate


Precalentar el horno a 180º, pulverizar tres moldes redondos de 20 cm. con spray desmoldante, o pintar con mantequilla líquida.

Poner en el vaso del Thermomix la harina, la sal, la levadura, el azúcar y el cacao. Remover 10 seg. a vel. 6 para mezclarlos y que no haya grumos. Sacar a un bol y reservar.

Sin lavar el vaso, poner los huevos, el aceite, la leche, el agua y la esencia de vainilla. Programar 5 min. a 37º, velocidad 2. ( si no hubiese alcanzado los liquidos los 37º, programar de nuevo un par de minutos)

Añadir los ingredientes secos tamizados y programar 10 seg. vel. 6. Abrir la tapa y terminar de mezclar con una espátula.

Repartir la masa de bizcocho en los tres moldes.

Poner los moldes en una bandeja de horno y hornear unos 15 min. (el tiempo es orientativo para tres moldes, dependiendo si hacemos tres moldes o dos, el bizcocho será más o menos grueso, y el tiempo cambiará un poco, no mucho, pero hay que tenerlo en cuenta)

Cuando los bizcochos estén horneados. Sacar y dejar enfriar. Cuando estén fríos, desmoldar.


Preparación del almíbar

Poner los ingredientes del almíbar en el vaso del Thermomix, y programar 10 min. 100º y velocidad 2.

Montar la nata para la decoración

Retirar unos 100 gr. de nata del total y calentar, disolver el café soluble. Dejar enfriar totalmente la nata y añadir al resto.

Colocar la nata muy fría en el vaso del Thermomix (que estará también frío),  colocar la mariposa en su sitio. Montar a velocidad 4 hasta que la nata esté densa.

***Yo he utilizado nata vegetal azucarada, pero si es nata normal, habrá que añadir unos 250 gr. de azúcar glacé.

Poner la mitad de la nata en una manga pastelera con boquilla y el resto, reservar para rellenar los bizcochos.


MONTAJE DE LA TARTA


Poner una de las bases de bizcocho en el plato dónde vamos a servir.

Con un pincel de cocina, aplicar una capa generosa de almíbar. Aplicar una capa generosa de nata.

Repetir la operación con la segunda tanda de bizcocho. Aplicar una capa generosa de nata.

Repetir con la tercera capa de bizcocho y agotar todo el almíbar que queda. Aplicar una capa generosa de nata en la parte superior y todo el contorno de la tarta, emparejando las imperfecciones. Meter en el frigorífico para que se seque alrededor del bizcocho.

Aplicar otra capa de nata alrededor de la tarta, es necesario tapar todas las imperfecciones y emparejar zonas.

Con la nata que tenemos en la manga pastelera, ir haciendo montoncitos y aplastando con una espátula todos de arriba hacia abajo, antes de aplicar la siguiente tanda de montones de nata.


Picar los pistachos y adornar con las frambuesas





Precalentar el horno a 180º, pulverizar tres moldes redondos de 20 cm. con spray desmoldante, o pintar con mantequilla líquida.

Tamizar sobre un bol grande la harina, la sal, el cacao y la levadura.

En un bol grande, poner el aceite, la leche, el azúcar, los huevos y batir con unas varillas, añadir el agua (que habremos calentado previamente hasta llevarla a hervor), batir hasta que la mezcla esté espumosa.

Añadir la mitad de la mezcla de harina que teníamos reservada, integrar con las varillas y añadir el resto de la mezcla, removiendo hasta integrarla por completo.

Repartir la masa de bizcocho en los tres moldes.

Poner los moldes en una bandeja de horno y hornear unos 15 min. (el tiempo es orientativo para tres moldes, dependiendo si hacemos tres moldes o dos, el bizcocho será más o menos grueso, y el tiempo cambiará un poco, no mucho, pero hay que tenerlo en cuenta)

Cuando los bizcochos estén horneados. Sacar y dejar enfriar. Cuando estén fríos, desmoldar.


Preparación del almíbar

Poner los ingredientes del almíbar en un cazo y llevar a ebullición, bajar un poco la potencia del calor y cocinar unos 5 minutos.


Montar la nata para la decoración

Retirar unos 100 gr. de nata del total y calentar, disolver el café soluble. Dejar enfriar totalmente la nata y añadir al resto.

Colocar la nata muy fría en un bol y montar con varillas, hasta que la nata esté densa.


MONTAJE DE LA TARTA


Poner una de las bases de bizcocho en el plato dónde vamos a servir.

Con un pincel de cocina, aplicar una capa generosa de almíbar. Aplicar una capa generosa de nata.

Repetir la operación con la segunda tanda de bizcocho. Aplicar una capa generosa de nata.

Repetir con la tercera capa de bizcocho y agotar todo el almíbar que queda. Aplicar una capa generosa de nata en la parte superior y todo el contorno de la tarta, emparejando las imperfecciones. Meter en el frigorífico para que se seque alrededor del bizcocho.

Aplicar otra capa de nata alrededor de la tarta, es necesario tapar todas las imperfecciones y emparejar zonas.

Con la nata que tenemos en la manga pastelera, ir haciendo montoncitos y aplastando con una espátula todos de arriba hacia abajo, antes de aplicar la siguiente tanda de montones de nata.




Picar los pistachos y adornar con las frambuesas

8 comentarios

  1. Impresionante!! menuda obra de arte, me encanta..Bess

    ResponderEliminar
  2. Que deliciosa esta tarta, te quedó perfecta y muy bonita.Bsssss y buenas tardes.

    ResponderEliminar
  3. Te ha quedado preciosa!!!! Tengo una amiga que le encantan este tipo de tartas y siempre estoy pensando en hacerle una, pero empiezo a buscar recetas y no me decido por ninguna. Creo que ya he encontrado "su receta". Feliz año familia!!!
    Un abrazo, Begoña

    ResponderEliminar
  4. Espectacular!!! me quedo con las ganas del corte pero ya me lo puedo imaginar ummmmmmmm

    ResponderEliminar
  5. Me ha impresionado tu tarta es riquísima y elegante una verdadera delicia al paladar,abrazos y feliz 2016.

    ResponderEliminar
  6. En primer lugar desearte un muy feliz 2016
    La tarta te ha quedado de relujo y seguro que esta de muerte relenta no me ves pero llevo un rato haciendote la ola.
    Bicos mil y feliz domingo wapa.

    ResponderEliminar

Gracias por tus comentarios.