TARTIFLETTE SAVOYARDE

29 noviembre 2015 2 comentarios





Hay veces que cuando estoy conectada a las redes, compartiendo por el blog o metida en las redes sociales, pienso en cuanto ha evolucionado nuestra vida desde que utilizamos los ordenadores; recuerdo cuando era pequeña, viviendo en un pueblo pequeño y sin ni siquiera teléfono; mis niños tienen una duda con los deberes de clase y la solucionan por el wasap, yo tenía cualquier duda, y ni siquiera tenía una buena biblioteca para apoyarme.

Una cosa que he encontrado en el mundo de internet (entre otras muchas cosas que serían difíciles de enumerar), ha sido el acercamiento a otras culturas, a otros sitios a través de sus platos, el poder conocer qué comen en otras partes del mundo, conocer ingredientes que nunca habría visto ni probado, pero no es fácil a veces encontrar esos ingredientes en los supermercados habituales, así pues, fué una alegría encontrar el queso Reblochón en un supermercado cercano a mi casa, un queso de pasta suave y corteza fina que se vende por unidades de unos 300-500 gr. , la corteza es blanquecina tornando según envejece a una tonalidad amarillenta, viene cubierto por un papel plateado del tipo que viene la mantequilla, así está protegido de la luz. Este queso es de vaca y procede de Francia, de la región de Saboya, de ahí su nombre y es uno de esos quesos con un sabor muy particular, muy parecido a los quesos tipo Brie y también al Camenbert, con una cremosidad envolvente y un sabor muy especial, que en ésta receta, se ve potenciado por el ahumado del bacon y el toque del vino blanco.

La receta como siempre, en versión tradicional, algo más larga y elaborada al tener que cocer las patatas y esperar a que se enfríen para cortarlas, y en versión Thermomix, en la que aprovechamos el varoma para cocinar las patatas al vapor ya cortadas en rodajas (ya que así no se rompen)











500 gr. de agua
1 kg. de patatas de buena calidad
1 trocito de mantequilla para engrasar el molde
300 gr. de cebolla tierna
40 gr. de aceite de oliva virgen extra
200 gr. de bacon cortado en tiras
100 gr. de vino blanco
sal, nuez moscada y pimienta molida
200 gr. de nata o creme fraiche (o leche evaporada que es mas ligera)
1 queso reblochón (pesaba 300 gr.)





Engrasar el molde de horno con mantequilla, precalentar el horno a 200º.

Cocer las patatas a cocer con la piel bien lavada en agua caliente hasta que estén tiernas, poner un poco de sal.

Mientras cocinamos las patatas, hacemos un sofrito con la cebolla cortada en trocitos a fuego lento, cuando comience a dorarse, añadir el bacon y saltearlo hasta que sude, añadir el vino blanco, remover y cocinar unos minutos para que se evapore el alcohol y por último añadir la nata, rectificar de sal y añadir un poco de pimienta molida y nuez moscada, cocinar dos minutos más removiendo todo para que se mezclen los sabores.

Cuando las patatas estén cocidas, dejar enfriar un poco hasta que podamos manipularlas, pelar y cortar en rodajas. Poner una tanda de rodajas en la fuente del horno y verter una parte del sofrito que hemos hecho por encima, poner otra tanda de patatas y repetir la operación.

Por último poner el queso Reblochón cortado por la mitad con la parte cremosa hacía abajo.

Hornear unos 15 minutos.

Servir muy caliente y con mucho pan. Yo lo he acompañado con unas aceitunas aliñadas picantes y con un vino blanco.





Poner el agua en el vaso del Thermomix, colocar el recipiente Varoma en su sitio y poner las patatas peladas y cortadas en rodajas finas, lo ideal es ponerlas de manera vertical para que se hagan todas uniformemente. Programar 25 min. Varoma y velocidad 1

Precalentar el horno a 180º

Una vez que termine la cocción de las patatas, quitar el agua del vaso del Thermomix, y reservar las patatas en el recipiente varoma (poner un poco de sal).

Preparar el sofrito troceando la cebolla en cuartos, la ponemos en el vaso del Tmx, y le ponemos el aceite de oliva, troceamos 4 seg. a velocidad 4 y programamos para hacer el sofrito 8 min. en varoma y velocidad 1.

Mientras se hace el sofrito enmantequillar el molde y poner una tanda de patatas en la base.

Cuando termine el tiempo programado para el sofrito de cebolla, añadir por el bocal del Tmx el bacon y programar otros 5 minutos varoma, en velocidad 1 con giro a la izquierda para que no se rompa el bacon y que suelte su grasita, añadir un poco de sal, la pimienta, la nuez moscada y por último la nata, mezclar el sofrito 15 segundos a vel 2 con el giro a la izquierda.

Verter la mezcla sobre las patatas, poner otra tanda de patatas y otra tanda de la mezcla.

Meter en el horno unos 15 minutos.

Servir muy caliente y con mucho pan. Yo lo he acompañado con unas aceitunas aliñadas picantes y con un vino blanco.



2 comentarios

  1. Me parece deliciosa Ana, esta clase de pasteles salados son un éxito en casa, veré si encuentro el queso, bsss

    ResponderEliminar
  2. Desde luego la pinta es de escándalo. Se sale del monitor de lo buena que tiene que estar. Un besazo.

    ResponderEliminar

Gracias por tus comentarios.