ENSALADA DE PIMIENTO TRICOLOR Y BONITO





Photobucket





Para terminar éste mes tan frío, una ensalada, porque aunque solo apetezcan los platos calientes, hay que tomar también verdura fresca, y si se combina con verdura asada y pescado saludable, tenemos un plato sano, rico y que nos soluciona facilmente una cena, también lo podemos servir cómo entrante para abrir el apetito a otros platos más contundentes, de cualquier forma ...exquisito...y creo que es un plato que ya conocéis de sobra, pero me apetecía cerrar mi aniversario con un plato "tipical Cocina con Ana" es decir con "pimientos" jejej

Y aprovecho para comunicar oficialmente, que La Mejor Verdura, estará cerrada hasta la próxima cosecha, las heladas de éstos días pasados han hecho estragos en nuestros cultivos, y fieles a nuestro lema "la mejor verdura", os emplazamos para el mes de Octubre, en el que dispondremos de nuevo de productos de primera calidad. Lo sentimos mucho, pero ahora toca limpiar las fincas, solarizar el terreno y prepararlo para la próxima siembra.




Photobucket




INGREDIENTES


1 pimiento rojo asado
1 pimiento verde asado
1 pimiento rojo asado
bonito ó lomos de atún en aceite de oliva
2 lechugas baby
aceite de oliva virgen extra aromatizado al ajo
sal negra
vinagre (opcional)
ajos picados (opcional)


ELABORACIÓN


Limpiar bien los pimientos de sus pieles, cortar en tiras de 1 cm. de ancho, cortando desde arriba hacia abajo del pimiento (o bien con unas tijeras podemos cortar tiras del contorno a  lo ancho del pimiento)

Ponemos un aro de emplatar en un plato de servir grande o en una bandeja de ensalada y poner una capa de 2 cm. de pimiento verde, seguir con pimiento amarillo y por último pimiento rojo. Sacar el aro.

Cortar las lechugas en cuatro porciones y distribuirlas en el plato, colocar entre las lechugas el bonito.

Aliñar con aceite de oliva y vinagre (opcional) y poner unas escamas de sal maldón o sal negra.



***El aceite de oliva aromatizado se puede hacer metiendo en una botella de 1/2 litro de aceite uno o dos ajos pelados, el aceite tomará el aroma del ajo de forma suave.


***Podemos picar uno o dos ajos en láminas finas y ponerlos sobre los pimientos para aromatizarlos.

BIZCOCHO DE CALABACÍN CON FROSTING DE QUESO


Photobucket




Mi aficción a los pasteles de calabacín  va en aumento según voy experimentando con él. La primera vez que lo probé en bizcocho me sorprendió mucho su sabor, y lo más sorprendente es que nadie atinaba a saber, que era lo verde que tenía el bizcocho en su interior, jejej, el calabacín aporta suavidad, cremosidad, un sabor suave que apenas se identifica con la verdura, ya que estamos acostumbrados a tomarla en preparaciones saladas. Aquí podéis ver otro Bizcocho de calabacín muy rico.

No hace mucho tiempo, compartía aquí otro bizcocho de calabacín, éste que traigo hoy es muy parecido, pero la cobertura de queso riza el rizo, y hace de éste bizcocho un bocado irresistible, yo os animo a probarlo, a los más reacios, os recomiendo hacer la mitad de las cantidades, pero estoy segura que os gustará....hasta mis niños lo comieron pensando que lo verde que llevaba dentro eran pistachos, jejej




INGREDIENTES


Para el bizcocho:

300 gr. de calabacín limpio y sin pelar (1 calabacín mediano)
3 huevos
250 gr. de harina
1/2 sobre de levadura
una pizca de bicarbonato
75 gr. de almendra en trocitos
120 gr. de aceite de girasol
150 gr. de azúcar

Para el frosting o cobertura de queso:

200 gr. de queso de untar (tipo philadelphia)
200 gr. de creme fraiche ó crema ácida
90 gr. de azúcar glacé
unas gotas de zumo de limón
80 gr. de pistachos crudos picados o almendras picadas


Photobucket




ELABORACIÓN


Precalentar el horno a 180º

Rallar el calabacín bien limpio con la piel. Reservar.

Tamizar la harina con la levadura, el bicarbonato y añadirle la almendra en trocitos.

Por otro lado batimos los huevos con el azúcar y el aceite hasta obtener una mezcla espumosa, añadimos el calabacín rallado y mezclamos, añadimos la harina mezclada con la levadura y volvemos a remover hasta que se mezcle bien.

Hornear 30 minutos aproximadamente, sacar el molde del horno y lo dejamos enfriar antes de desmoldarlo.

Para preparar el frosting: batiremos con unas varillas las cremas añadiendo poco a poco el azúcar y el zumo de limón. Enfriar.

Cubrir el bizcocho con el frosting y añadir los pistachos picados por encima.



Photobucket



CON THERMOMIX

Para rallar el calabacín en la thermomix, lo lavamos y lo troceamos en porciones grandes. Trituramos 10 segundos a vel. 3. Lo retiramos del vaso y lo reservamos, sin lavar el vaso añadimos los huevos, el aceite y el azúcar y programamos 3 minutos a vel. 3  1/2 y a 37º con la mariposa puesta, una vez que el tiempo termine, añadimos el calabacín rallado y removemos unos segundos a vel. 4, añadimos la harina tamizada con la levadura y la almendra en trocitos y removemos unos segundos a vel. 6.

Para el resto del proceso seguimos los pasos anteriores.

Para hacer el frosting en la thermomix pondremos la mariposa, vertemos las cremas y el zumo de limón y mezclamos a vel. 2  1/2 añadiendo poco a poco el azúcar.




SOLOMILLO ENVUELTO EN HOJALDRE


Photobucket



Una de mis recetas más visitadas desde que empecé con el blog, es el Solomillo en hojaldre, probablemente porque a raíz de una receta de un pan trenzado que vi, se me ocurrió trenzar el hojaldre, y ésto tuvo mucho éxito en su día. Es una receta super fácil que tiene éxito seguro en todas las casas, sobre todo entre los niños y los "nomegustanadadenada" jejej, si señores, esas personas que cómo las recetas tengan más de tres ingredientes ya le ponen pegas, a eso le llamo yo cultura culinaria, si señor, jejej

Bueno, pues cómo la receta anterior hace ya mucho que la hice y las fotos son pequeñas, ahora para celebrar mis cuatro años en la red, he hecho una versión nueva, con los mismos ingredientes, solo he añadido una guarnición (para mí de lujo) guisantes tiernos salteados.

Este solomillo es muy fácil de hacer y muy resultón, se puede tener preparado de víspera y solo hornear en el último momento, y éstos platos se agradecen, sobre todo cuando tenemos que preparar otros platos que requieren más dedicación.


Por cierto, ya casi llego a los 1.000 seguidores, que pasada!!! muchas gracias a tod@s por estar ahí, cuando abro el blog me siento acompañada, por alguna razón se que no estoy sola, ya me comprenderéis los que tenéis blog, ésto engancha y satisface a partes iguales, aunque después lleve mucho trabajo detrás, muchas recetas que no llegan nunca a publicarse, muchas fotos que nunca ven la luz; la noche es mi aliada y así cuando todos en mi casa duermen yo con mis auriculares puestos y buena música, tecleo y tecleo mientras disfruto haciendo lo que me gusta.....y me alegro mucho de que alguien en España o en cualquier otro país, esté disfrutando con mis fotos o preparando los ingredientes para hacer alguna de las recetas que yo comparto aquí, para todos vosotr@s.....GRACIAS!!!!



INGREDIENTES


Un solomillo pequeño
4 ó 5 lonchas de bacon ahumado o jamón serrano
4 ó 5 lonchas de queso en lonchas (que sea cremoso)
3 lonchas grandes de jamón york
una lámina de hojaldre rectangular*
aceite de oliva , sal y especias
un huevo batido para pintar el hojaldre

Para la guarnición:

200 gr. de guisantes tiernos
una cucharada de mantequilla o aceite de oliva
un poco de sal



Photobucket




Photobucket



ELABORACIÓN


Salpimentar el solomillo y poner otras especias a nuestro gusto (si es para niños no es necesario poner muchas especias para que les resulte suave).

Poner un fondo de aceite en una sartén grande o en una cacerola, calentar y sellar el solomillo en el aceite dándole vueltas hasta que se haga bien por fuera (aquí se le va a dar el punto de cocción, lo tendremos más o menos tiempo según nuestro gusto, ya que el horneado es muy breve y apenas se cocinará el solomillo en ese proceso).

Una vez que el solomillo esté a nuestro gusto, lo dejamos enfriar un poco para poder manipularlo, lo envolvemos en las láminas de bacon, si queremos otra capa de jamón de york y por último una capa de queso en láminas.

Preparamos el hojaldre extendiéndolo sobre papel de hornear y colocando éste en una bandeja de horno, hacemos los cortes cómo se ve en las fotografías del proceso, cerramos un extremo del solomillo con la parte central del hojaldre que nos ha quedado después de hacer los cortes y empezamos a trenzar el hojaldre sobre el solomillo, terminamos con el extremo cerrándolo con las puntas hacia abajo.

Pintamos el  hojaldre por la parte exterior con huevo batido y metemos en el horno precalentado a 180º hasta que el hojaldre se dore y se hinche (unos 10-15 minutos) el tiempo es orientativo.

Mientras que el solomillo se hace, preparamos la guarnición de una manera muy sencilla. Calentamos dos cucharadas de aceite o de mantequilla en una sartén amplia y ponemos los guisantes tiernos a fuego medio, removiendolos sin parar para que no se hagan en exceso, salteamos durante 2-4 minutos y ponemos un poco de sal, sacamos al plato de servicio (los guisantes tienen que quedar al dente, ligeramente crudos*).

Servimos el solomillo acompañado de los guisantes salteados, una mezcla exquisita, muy sana e ideal por el contraste de colores y sabores.



***Se pueden poner guisantes congelados (aunque siempre repito que No es lo mismo) en éste caso para suavizarlos y hacerlos pasar por tiernos, podemos poner una cucharadita de azúcar, ésta mejorará notablemente su sabor.


***Las láminas de hojaldre industrial NO se estiran con el rodillo, se utilizan tal cual vienen, si las estiramos rompemos su elasticidad y luego el hojaldre no se abrirá bien, con lo cual se desluce la receta.




BANANA & WALNUT LAYER CAKE

Photobucket



Creo que es la primera vez que pongo  un título en inglés a alguna de mis entradas, pues si, no suelo poner nombre en inglés, porque con el título identifico la receta e incluso los ingredientes que he puesto, y cómo mi inglés (confieso) no es muy bueno, eso es lo que tiene haber estudiado unos años inglés y otros francés, que tengo nociones, pero no abarco ni uno ni otro, jejej, pues nada, yo títulos en español, porque incluso cuando hago alguna receta americana, adapto tantas cosas en las medidas y en los ingredientes, que al final la receta no se parece demasiado a la original, por lo que me tomo la autoridad para ponerle el nombre que yo quiero.

El nombre quiere decir que es un pastel con capas de plátano y nueces, su origen el maravilloso blog de Bea : "El rincon de Bea" que tiene unos pasteles espectaculares y riquísimos, y éste es uno de ellos; y aunque con la cobertura tuve "tarea" el resultado creo que no quedó feo, y rico estaba....muy rico, con un sabor bastante diferente a lo que estamos acostumbrados en la cocina española.



Photobucket





Photobucket

INGREDIENTES

Bizcochos

75 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
250 gr. de azúcar
2 huevos grandes a temperatura ambiente
1 cta. de extracto de vainilla
2 ó 3 plátanos  muy maduros hechos puré
260 gr. de harina de todo uso
1 y 1/4 cta. de levadura en polvo
1 cta. de bicarbonato sódico
1/2 cta. de sal
250 ml. de nata fresca
90 gr. de nueces cortadas en trocitos


Frosting

350 gr. de chocolate de cobertura
400 gr. de nata fresca a temperatura ambiente
30 ml. de corn syrup (opcional)




ELABORACIÓN

De los bizcochos


Precalentar el horno a 175º

Engrasar con aceite 3 moldes de 18 cm***.  y forrar la base con papel de horno.

Tamizar la harina, el polvo de hornear, el bicarbonato sódico y la sal, reservar la mezcla.

Batir con la pala la mantequilla y el azúcar hasta que consigamos una mezcla que haya blanqueado y haya quedado esponjosa; añadir los huevos de uno en uno a velocidad baja e incorporar la vainilla; añadir el puré de plátano y mezclar.

Añadir un tercio de la harina y batir hasta que se haya incorporado; añadir la mitad de la nata fresca y continuar alternando con la harina hasta que hayamos terminado. Añadir las nueces peladas y troceadas.

Dividir la masa en tres partes iguales y repartirla en los moldes.

Hornear los bizcochos durante 25-30 minutos (pinchamos el centro con una brocheta y comprobamos que sale limpia). Sacar del horno y dejar enfriar sobre una rejilla, desmoldar y dar la vuelta los bizcochos, dejamos enfriar por completo y los envolvemos en film plástico para dejarlos reposar en el frigorífico para que la miga se asiente.

Preparamos el frosting

Derretir el chocolate al baño maría, cuando esté tibio añadir la nata (cuidado con la nata que no puede estar fría, si la nata está demasiado fría el chocolate se vuelve granuloso y feo), batir a mano con unas varillas hasta conseguir un color uniforme, solo hasta que se mezcle sin batir demasiado.


MONTAJE DE LA TARTA


Colocar el primer bizcocho boca abajo, extendemos una generosa capa de frosting, ponemos el otro bizcocho y repetimos la operación, colocamos el último bizcocho (pondremos los bizcochos hacia arriba o hacia abajo dependiendo del nivel de éstos, intentaremos nivelar la tarta).

Aplicaremos una fina capa de frosting en la superficie y el contorno de la tarta, ésta capa es para nivelar y quitar las imperfecciones de los bizcochos. Dejar enfriar unos 30 minutos en el frigorífico.

Una vez que tenemos la tarta sellada con el frosting, procederemos a decorarla con el frosting sobrante ayudándonos de una espátula pastelera y haciendo las ondas con el dorso de una cuchara pequeña.



Photobucket




PREPARACIÓN DE LOS BIZCOCHOS EN THERMOMIX


Ponemos el azúcar con la mantequilla troceada y a temperatura ambiente en el vaso de la thermomix, programamos 37º, 2 minutos a vel. 2   1/2con la mariposa; cuando termine el tiempo quitamos la temperatura y dejamos batiendo a esa misma velocidad, entonces vamos añadiendo, la esencia de vainilla y los huevos de uno en uno, dejando que se mezclen antes de añadir el siguiente, añadimos el puré de plátano y la nata,  paramos la máquina,  añadimos la harina tamizada con la levadura, la sal y el bicarbonato y removemos unos segundos a velocidad 6. Por último añadimos los trozos de nueces y removemos un poco a vel. 6.



*** Bea hacía el pastel con 4 capas de bizcocho, yo compré moldes de usar y tirar, y cuando abrí el paquete me dí cuenta que solo venían 3, así que me apañé, jeje

***Yo por más veces que le dí con la cuchara no conseguí el efecto que hizo Bea en su tarta que es una preciosidad, pero en fín creo que el resultado fué bonito también ,jejeje

****Hace unos días una seguidora  me hacia una consulta por facebook acerca de ésta tarta, me contaba que el frosting no le había salido bien y no sabía que le habría pasado; pues bien, yo le comenté que cuando hago coberturas utilizo nata para montar y normalmente la caliento y luego disuelvo ahí el chocolate, adiciono un poco de mantequilla para dar brillo y siempre me queda bien.

El tema es que Bea dice que se le añade "nata fresca" a temperatura ambiente, pero claro, ella vive en el sur de Tenerife si no estoy equivocada, y la nata a temperatura ambiente allí, no es la de nuestras casas en éstos días, yo tenía 13º en la cocina el día que hice la tarta y por eso calenté un poco la nata antes de hacer la mezcla con el chocolate, pues bien, la mezcla empezó a hacerse imposible de manejar, por lo que tuve que recurrir a mi sistema, calentar nata y disolver el chocolate, aunque en ésta ocasión no le añadí mantequilla; el resultado fué una cobertura bastante opaca que no tenía nada que ver con la tarta que ella nos presentaba, por lo que el brillo que véis en las fotos se lo dí con un soplillo de cocina....aynsssss, jejej, ahora me rio, pero ese día estaba rabiosa, no se parecia nada a la tarta de Bea, y es que la temperatura en las coberturas influye mucho, mucho......ya tengo yo experiencia de sobra con el chocolate en Agosto haciendo la tarta a mi hijo Alberto.....ufffff

En fin, que con todo éste rollo, lo que quiero decir, es que tengáis cuidado con éste tema, el chocolate cuando se enfría se queda duro y sin brillo, al menos así se quedó el mío....pero no por ello quedó feo, ojo, que estaba chulísimo....


ROSCA DE PAN RELLENA DE SOBRASADA





Photobucket




Le estoy tomando el gusto a hacer pan, y cómo me gustan las cosas poco vistas, jejej, pues se me ocurrió rellenar éste pan de sobrasada y no es que eso sea muy original,  pero que con esa forma y con ese relleno, queda un pan muy llamativo que además está buenísimo....no digo ná, recién sacado del horno....con una cervecita fresca.....

Este pan también se puede hacer relleno de cosas dulces, y en mi blog Corazón de Almíbar hay un ejemplo de un relleno de lo más famoso, de crema de chocolate, es que a quienes nos gusta el pan, lo comemos hasta solo......



INGREDIENTES


Masa básica de pan  de Xabier Barriga

500 gr. de harina de fuerza
10 gr. de sal
300 ml. de agua
5 gr. de levadura fresca


Relleno:

100 gr. de sobrasada
semillas se sésamo



ELABORACIÓN


Ponemos la harina y la sal en un cuenco grande, mezclamos y ponemos la harina con forma de volcán, vertemos el agua en el centro y con una espátula de panadería o con la mano, mezclamos el conjunto hasta que el agua se absorba por la harina, (mientras que una mano mezcla la otra tendrá cogido firmemente el bol para que no se nos mueva)


Ponemos un poco de harina esparcida por la mesa de trabajo y ponemos la masa encima, la amasamos ayudándonos de las palmas de las manos con las cuales apretaremos la masa y la doblaremos sobre sí misma repetidas veces, deshacemos la levadura con las manos y la ponemos en el centro de los dobleces con un poco de agua, mezclamos  y volvemos a amasar golpeando la masa con la palma de la mano para aplanarla y repetimos el doblado, remetiendo todo el contorno de la masa hacia el centro y aplastando con la mano (siempre hacia el  mismo lado)y una vez que la  masa tiene forma de bola  ponemos un poco de harina en el fondo de el bol que hemos utilizado para amasar y ponemos la bola de masa dentro, tapada con un paño limpio y húmedo **  para que fermente.  (ésto es para que no haga corteza que le impida crecer)

Si la masa está muy pegajosa, podemos dejar descansarla un poco antes de manipularla y amasarla.

La bola de masa se pondrá dentro del bol con la parte lisa hacia arriba, y la parte de los dobleces hacia abajo (al pan le hemos dicho al doblar la masa siempre hacia el mismo lado, hacia dónde tiene que crecer)

El tiempo de fermentación es muy diferente según la temperatura a que tengamos expuesta la masa, lo ideal es que crezca es de (25 a 35º), si no tenemos ésta temperatura en la cocina podemos encender el horno a 50º durante unos minutos y abrir la puerta para que pierda calor, comprobar que el horno no está demasiado caliente y podemos meter la masa a fermentar dentro .***Cuidado!!!! si el horno está a 50º ésta temperatura mataría la levadura, debemos comprobar que solo está templado (de 25 a 35º)


Una vez que tenemos la masa fermentada, la volvemos a la superficie de trabajo enharinada y la desgasificamos amasando de nuevo, aplanamos con un rodillo dándole forma rectangular, la untamos con la sobrasada (ésta tiene que estar un poco blanda) y la enrollamos sobre sí misma sin apretar; ponemos el rollo de masa en la bandeja de horno forrada con papel de hornear y lo tapamos con el paño húmedo. Dejamos fermentar de nuevo hasta que doble su volumen. Sacamos del horno.

Calentamos el horno a 200º.


Una vez que la masa esté lista, le hacemos un corte por la mitad con un cuchillo muy afilado o con una cuchilla, ponemos el corte hacia arriba y hacemos una semitrenza con los dos lados del rollo, espolvoreamos con semillas de sésamo. Ponemos de nuevo en la bandeja de horno y horneamos hasta que empiece a dorarse el pan, ésto tardará entre 15 y 20 minutos.

Si queremos darle forma redonda, podemos enrollarla sin más, o ponerla en un molde de corona, si la dejamos sin molde crecerá más a lo ancho, y si la ponemos en un molde, al tener la limitación de los bordes, fermentará hacia arriba (yo he utilizado para ésta rosca un molde) pero para la media luna que hay en mi blog Corazón de Almíbar que tiene forma redonda no utilicé molde.



***Para ver el proceso de cortado de ésta trenza podéis ver las fotos en mi blog Corazón de Almíbar, ahí está el paso a paso del corte de la masa para que sea más fácil hacerse una idea de cómo se hace.



Ahora la imaginación al poder!!!! yo estoy deseando hacerla rellena de morcilla, uhmmmm, no quiero ni pensarlo, jejej, y me imagino otros rellenos como  (cebolla, bacon y queso), carne picada muy especiada y queso rallado, no se, con el pan pega todo, solo tenemos que tener en cuenta que hay que hornearlo, por lo demás, podemos dejar volar la imaginación....

Espero que os guste!!

TRENZA DE PAN Y CREMA DE CHOCOLATE






Photobucket




Este verano pasado me compré el libro de Xavier Barriga, mi asignatura pendiente era el pan, no me salía medianamente bien nunca, no me levaba, no tenía paciencia para dejarlo reposar, no tenía tiempo para hornear....aynsss cuantas excusas me buscaba yo misma....

Y aprovechando que le verano es largo, mi cocina está "a temperatura ambiente" jejeje, y si no horneo hoy, lo haré mañana.....me he quitado algunas espinitas de encima, y me he dado cuenta, primero: que mi cocina es un frigorífico en invierno, y segundo: que no tengo paciencia cuando tengo que vigilar las comidas, al final les falta tiempo, lo mío es olvidarme de ellas y cuando me acuerdo están listas, jejej....creo que cada día me parezco más a mi madre...

Uno de los panes que más repito es el pan de aceite, es que está exquisito y además es muy típico de mi pueblo, y normalmente me sale bastante bien, pero aparte de ahí, no he experimentado mucho con masas, bueno si, todos los años hago varios roscones para los Reyes, y desde que probé las Tortas de azúcar, ya las he hecho varias veces, pero no suelo trabajar las masas a menudo, en mi casa consumimos poco pan y el que compro es bastante rico, así que no me animo a hacer pan casero para consumo habitual.

Desde que hice ésta masa de pan de Xabier Barriga, me he aficionado bastante a amasar " a mano", y qué gusto, me encanta ver evolucionar la masa, cómo va cambiando su textura y cómo le voy dando diferentes formas, además como podréis ver por la receta de hoy, admite mil variables...





Photobucket




INGREDIENTES


Masa básica de pan  de Xabier Barriga

500 gr. de harina de fuerza
10 gr. de sal
300 ml. de agua
5 gr. de levadura fresca


Relleno:

100 gr. de crema de chocolate


ELABORACIÓN


Ponemos la harina y la sal en un cuenco grande, mezclamos y ponemos la harina con forma de volcan, vertemos el agua en el centro y con una espátula de panadería o con la mano, mezclamos el conjunto hasta que el agua se absorba por la harina, (mientras que una mano mezcla la otra tendrá cogido firmemente el bol para que no se nos mueva)


Ponemos un poco de harina esparcida por la mesa de trabajo y ponemos la masa encima, la amasamos ayudándonos de las palmas de las manos con las cuales apretaremos la masa y la doblaremos sobre sí misma repetidas veces, deshacemos la levadura con las manos y la ponemos en el centro de los dobleces con un poco de agua, mezclamos  y volvemos a amasar golpeando la masa con la palma de la mano para aplanarla y repetimos el doblado, remetiendo todo el contorno de la masa hacia el centro y aplastando con la mano (siempre hacia el  mismo lado)y una vez que la  masa tiene forma de bola  ponemos un poco de harina en el fondo de el bol que hemos utilizado para amasar y ponemos la bola de masa dentro, tapada con un paño limpio y húmedo **  para que fermente.  (ésto es para que no haga corteza que le impida crecer)

Si la masa está muy pegajosa, podemos dejar descansarla un poco antes de manipularla y amasarla.

La bola de masa se pondrá dentro del bol con la parte lisa hacia arriba, y la parte de los dobleces hacia abajo (al pan le hemos dicho al doblar la masa siempre hacia el mismo lado, hacia dónde tiene que crecer)

El tiempo de fermentación es muy diferente según la temperatura a que tengamos expuesta la masa, lo ideal es que crezca es de (25 a 35º), si no tenemos ésta temperatura en la cocina podemos encender el horno a 50º durante unos minutos y abrir la puerta para que pierda calor, comprobar que el horno no está demasiado caliente y podemos meter la masa a fermentar dentro .***Cuidado!!!! si el horno está a 50º ésta temperatura mataría la levadura, debemos comprobar que solo está templado (de 25 a 35º)


Una vez que tenemos la masa fermentada, la volvemos a la superficie de trabajo enharinada y la desgasificamos amasando de nuevo, aplanamos con un rodillo dándole forma rectangular, la untamos con la crema de cacao (ésta tiene que estar un poco blanda) y la enrollamos sobre sí misma sin apretar; ponemos el rollo de masa en la bandeja de horno forrada con papel de hornear y lo tapamos con el paño húmedo. Dejamos fermentar de nuevo hasta que doble su volumen. Sacamos del horno.


Photobucket




Calentamos el horno a 200º.


Una vez que la masa esté lista, le hacemos un corte por la mitad con un cuchillo muy afilado o con una cuchilla, ponemos el corte hacia arriba y hacemos una semitrenza con los dos lados del rollo. Ponemos de nuevo en la bandeja de horno y horneamos hasta que empiece a dorarse el pan, ésto tardará entre 15 y 20 minutos.


Photobucket



***Podemos dividir la masa y hacer dos trenzas pequeñas, en éste caso tenemos que vigilar el tiempo de cocción que se puede acortar.

***También podemos dividir la masa en dos rollos y luego hacer una trenza con tres de las tiras y con la que sobra hacer un bollito individual.




Photobucket


Espero que os guste ésta propuesta, yo la he hecho con diferentes rellenos, dulces y salados, y sorprende bastante su aspecto y el resultado en conjunto, ahora solo tenéis que animaros, y cómo he dicho al principio.....amasáis, os olvidáis la masa dentro del horno (no durante mucho tiempo, jejej) y váis haciendo el proceso sin prisa. Otra posibilidad para l@s que no tenéis tiempo, es amasar por la noche y dejar la masa fermentando dentro del frigorífico durante toda la noche (siempre tapada y con sitio para crecer), y por la mañana termináis el proceso.




CON THERMOMIX


Poner en el vaso de la thermomix el agua y la sal y programamos 2 minutos a velocidad 2 y 40º; agregar la mitad de la harina y la levadura y programar 8 segundos a velocidad 6, añadir el resto de la harina y programar 2 minutos a velocidad espiga.

El resto del proceso es el mismo.




***Si queréis ver ésta rosca, pero rellena de sobrasada, podéis visitar mi blog salado Cocina con Ana


BARCOS DE PISTO CON JAMON Y QUESO


Photobucket




Ya ha llegado Febrero, pero cómo pasa el tiempo tan rápido....y justo un mes de Febrero de hace cuatro años, yo empecé con éste blog que tantos buenos ratos me da , me ha trasladado a un mundo virtual muy bonito y por el cual he conocido a personas maravillosas...


Yo tengo un blog por accidente, yo no conocía apenas cómo era el mundo blogueril, y apenas un poco de los foros de cocina, así que me embarqué un poco por entretenimiento y por difundir las bondades de la verdura que cultivo; lo demás ha llegado por añadidura, mi marido de catador, crítico y fotográfo, mis hijos exigentes conejillos de indias,y yo detrás, inventando o copiando las recetas, tomando nota del peso o el tiempo en las preparaciones, redactando luego los textos y editando las fotos (aunque los editores de fotos no son mis amigos y al final sigo poniéndolas tal cual salen de la cámara) y por otro lado mi familia con la que suelo comer a menudo y que también hacen de críticos de mis platos, sobre todo de mis postres....(pero ya saben que a todos les falta un trozo, porque tras hacer la foto del corte, entre el fotógrafo y la cocinera se lo zampan, jejej)

Hace un tiempo, decidí dividir las recetas en saladas y dulces,  así que creé mi blog más dulce Corazón de Almíbar, que seguro que algunos no conocéis, es mi blog más mimado ya que disfruto mucho haciendo repostería y sobre todo haciendo las fotos con calma, sabiendo que no hay nadie esperando e impaciente, jejej y así podía tener unos índices mucho más claros, pues el volumen de recetas ya era muy grande y ni yo las encontraba...lo que jamás pensé es que tendría casi 1000 seguidores, que iba a recibir todos los días los correos de mis seguidores animándome, regañándome o haciendo consultas sobre recetas mías u otras que encuentran por la red, y que iba a encontrar tantos amigos en "éstos mundos virtuales"....

Y cómo algunos sabéis el año pasado nació mi tienda on-line de venta de verdura, si yo puedo disfrutar de verdura fresca....por qué no hacer que llegue también a todos mis seguidores? y así nació La Mejor Verdura, mi verdura, la que yo cultivo, la que yo cocino, la verdura más crujiente y más fresca que puede haber en el mercado...sobre todo porque no llega a ningún mercado, una vez recibido el pedido la recogemos y la mandamos, más fresca imposible, y por éste lado también he tenido muchas gratificaciones, buenos y fieles clientes, correos felicitándome por la calidad de los productos que envío y hasta Su de Webos Fritos ha hablado de mi tienda on-line en su blog, mis verduras le encantan y es un lujo estar ahí de alguna manera "en su cocina"...

Y para celebrar éstos cuatro años de recetas, de fotografías, de platos fantásticos y de vivencias blogueriles, hoy un platico para los niños, otra de mis inquietudes, la de crear platos con verdura que a los niños les llamen la atención, porque hay que dejar volar un poco la imaginación y presentarles la comida de una manera atractiva y llamativa, para que los más reacios a comer verdura, se animen, hacía tiempo que quería hacer fotografiar éste plato y nunca llegaba la oportunidad, seguro que a los niños les gusta y de paso os pongo el enlace a otros platos creados para niños (pinchar aquí)



INGREDIENTES


Para el pisto:

1 calabacín mediano
2 patatas pequeñas
1 pimiento italiano rojo
4 tomates raf maduros
1 cebolla tierna
1 loncha grande de jamón serrano
2 cucharadas soperas de aceite de oliva
1/2 cta. de sal y 1/2 cta. de azúcar

Para los barquitos:

panecillos alargados (los compré en Mercadona)
lonchas de queso
palillos de aperitivo



ELABORACIÓN


Picar finamente la cebolla y el pimiento, picar el calabacín y la patata en daditos pequeños. Picar en trocitos el jamón y rallar los tomates.

Ponemos el aceite en una sartén amplia y cuando esté caliente añadimos el pimiento y la cebolla, ponemos una pizca de sal y ponemos a fuego medio con una tapadera para que se ablanden poco a poco, removemos de vez en cuando y añadimos la patata cuando la cebolla esté un poco blanda y volvemos a tapar, cocinando un poco la patata y añadimos el calabacín y el tomate raf rallado, removemos bien, volvemos a dejarlo un ratito a fuego bajo y destapado para que se evapore el agua del tomate. Cuando el tomate esté casi frito, le añadiremos los trocitos de jamón y probaremos la patata que tiene que estar ya en su punto. Apartamos y reservamos caliente.


Ponemos los bollitos hacia arriba y cortamos la parte superior como si fuese una tapadera, sacamos la miga de dentro y rellenamos con el pisto hasta que se desborde un poco.

Cortamos las lonchas de queso por la mitad en diagonal y las pinchamos con los palillos de aperitivo, se trata de hacer como véis las velas de un barquito, y ya veréis el resultado, queda muy chulo....



***Otra forma de comer éstos bollitos rellenos de pisto, si no va dirigido a los niños es añadiendo un poco de pimentón picante al sofrito y sirviéndolos con la loncha de queso por encima y gratinándolos un poco en el horno, hasta que la loncha se funda....supremos! y para los que no quieran queso, un huevito de codorniz frito....exquisitos!

***Podéis hacer el pisto cómo más os guste, e incluso rellenar los barquitos de otros alimentos, lo que quería transmitir es la idea de los barcos que me parece muy fácil de hacer y resultona.

***Hay que ver lo que hacen unas olas artificiales con una esterilla y un trozo de papel de empapelar paredes, jejej, y eso que no tengo paciencia para jugar con photoshop.


.