domingo, 22 de enero de 2012

PASTEL DE PUERRO Y QUESO



Photobucket




Una cena rápida, de domingo, preparada con antelación....solo llegar, calentar y listo, una porción de pastel y cenas de maravilla, un pastel suave y jugoso...lo demás ya me contaréis....ah! y es perfecto para grandes reuniones, porque cunde mucho,  lo hacemos de forma rectangular y lo cortamos en porciones, incluso se puede hacer en moldes individuales o en moldes de magdalena...

y...... lo he dicho? ....no, no lo he dicho: está riquísimo....



Photobucket



INGREDIENTES


1 cebolla
2 puerros (la parte blanca)
3 cucharadas de aceite de oliva
50 gr. de mantequilla
4 huevos
250 gr. de creme fraiche ó nata agria
150 gr. de queso tex-mex (lleva chedar, mozarella, y chile jalapeño)
250 gr. de queso manchego
130 gr. de harina con levadura (si la harina no lleva levadura pondremos una cucharadita de levadura a la harina convencional)
sal y pimienta molida
mantequilla y harina para el molde



Photobucket



ELABORACIÓN


Picar finalmente la cebolla y el puerro.

Calentamos el aceite con la mantequilla en una sartén, y añadimos el puerro, la cebolla y un poco de sal; sofreimos afuego medio hasta que estén blanditos y transparentes. Dejamos templar.

Batimos los huevos, añadimos la creme fraiche, el queso rallado (los 250 gr. de queso  manchego) y un poquito de sal; añadimos la cebolla y puerros pochados, un poco de pimienta molida y removemos añadiendo poco a poco la harina hasta que se mezcle.

Enmantequillar un molde y esparcir harina por todo el contorno, verter la crema de puerro dentro, alisar un poco y cubrir con queso rallado tex-mex.

Hornear 30 minutos a 160º en la parte intermedia del horno (si en éste tiempo no se ha dorado, podemos gratinar unos minutos en la parte superior del horno).



***El queso tex-mex, es un queso mezclado de la marca Arla Finello, cheddar, mozarella, chile y especias, queda un poco picante; se puede sustituir por una mezcla casera de éstos quesos y las especias que más nos gusten (por ejemplo, orégano, pimienta, chile)

viernes, 13 de enero de 2012

AJVAR




Photobucket



El "ajvar" es una conserva típica de la zona de los Balcanes, una conserva que conocí el año pasado de manos de un blog que sigo desde entonces, se llama Palachinka y os lo recomiendo, sus recetas me parecen siempre muy atractivas, diferentes...y cómo por suerte, tenemos el traductor de Google, podemos disfrutar de ellas perfectamente...yo adapté un poco a mi manera ésta y quedó exquisita...precisamente en su receta hay unas fotos preciosas de cómo se hace al ajvar en su familia desde hace tiempo.

Esta conserva, está principalmente hecha a base de pimientos, y su atractivo radica, para mí, en la suavidad que tienen los pimientos asados mezclados con la berenjena...que ricos, por favor, mañana haré una buena tanda, a ver si me salen botes para todo el invierno, aunque tenga que estar un par de horas pelando pimientos y berenjenas...jejej, vale la pena....luego cuando uno saca el bote y pone un poco de ajvar como acompañamiento de carne a la brasa, o con un poco de tortilla de patatas....uhmmmm! vale la pena el trabajo!



Photobucket




INGREDIENTES


1,5 kilos de pimientos rojos de La Mejor Verdura
2 berenjenas grandes (600 gr.)
2 ajos picados
3 cucharadas de aceite de oliva
una cucharada de sal
1 cucharada sopera de vinagre
opcional: pimienta molida
opcional: pimiento picante**




ELABORACIÓN



Asar los pimientos y las berenjenas*, meterlos dentro de una olla grande o dentro de una bolsa cerrada, así los dejamos sudar hasta que se enfríen, entonces los pelaremos y los picaremos finamente.

En una olla o cacerola grande, ponemos un fondo de aceite de oliva (solo tiene que cubrir la base), cuando el aceite esté caliente, añadimos la verdura troceada y cocinamos a fuego bajo removiendo de vez en cuando, cuando lleve un ratito añadimos el vinagre, la sal y seguimos cociendo hasta que se evaporen totalmente los líquidos y la mezcla quede como una especie de mermelada.

Picamos los ajos en trozos muy pequeños o los aplastamos con un mortero y los añadimos al ajvar.


Servimos el ajvar en ésta ocasión sobre una tostada de pan de pueblo y ponemos encima un huevo de codorniz y un poco de sal negra.


Para hacer en conserva:

Lavamos bien los botes de cristal y los hervimos durante unos minutos, los sacamos del agua con unas pinzas y con cuidado de no quemarnos y los ponemos boca abajo para que se les vaya todo el agua, los rellenamos de ajvar dejando unos 2 cm., vertemos un hilo de aceite cubriendo la verdura y cerramos bien. Cocemos otra vez al baño maría durante unos 10 minutos para que haga vacío.

Listos para guardar.




***Las berenjenas se asan enteras, con piel, bien en una plancha o asadora, o si asáis los pimientos dentro del horno, junto a ellos, tarda lo mismo en hacerse, luego se pela y se trocea.

***Se puede asar a la vez un pimiento picante y añadirlo junto a los demás ingredientes, ésto hará que el ajvar esté "alegre" para los más atrevidos, para los más prudentes, podemos darle un toque picante añadiendo un poco de tabasco, así podremos elegir bien el punto picante que nos apetece.


martes, 10 de enero de 2012

COMO ASAR PIMIENTOS



Cómo asáis los pimientos?

Si me seguís con asiduidad, ya sabréis que soy la fan número uno de los pimientos....no hay semana en que no haga un plato con ellos, y hasta tengo un apartado en el blog especialmente para recetas con pimientos;  son deliciosos, se utilizan en infinidad de platos como ingrediente principal y en muchos más como ingredientes secundario.Son tantos los platos que he hecho con pimientos, que no podría enumerarlos, incluso en preparaciones dulces como la mermelada.

Los pimientos quedan lucidos y ricos, por su colorido, por sus vitaminas y por sus multiples cualidades....vamos a consumir pimientos....que voy a decir yo, que encima los cultivos y los comercializo a través de La Mejor Verdura, ah....y hasta con una receta de pimientos salí en un programa de la televisión, jejej  aquí podéis verlo.


Una forma muy común de consumo de pimiento es asado, una vez asado se le quita la piel y se utiliza para diferentes preparaciones, su carne debe quedar prieta, un poco dura al paladar, es cómo la pasta, debe quedar al dente, así es cómo se conserva mejor el agua que contiene y además rendirá mas cantidad.

La costumbre antigua para asar pimientos era ponerlos en las brasas apagadas de la chimenea, y cuando la piel se ponía negra, se los envolvía en papel o se los introducía en una olla con tapadera hasta que se enfriaban, una vez fríos se les quitaba la piel y las semillas, y ya estaban listos para hacer cualquier preparación, éste asado rápido hace que se le pueda quitar la piel con facilidad y sin embargo la carne quede entera y no se rompa, también he visto cómo los hacen quemándoles la piel con un soplete es una opción, pero no creo que tengamos sopletes grandes como para eso en las casas, jejej, y en las fábricas de conservas los asan haciéndolos pasar rodando por tubos que dan vueltas sobre un fuego.

Hoy en día por la falta de tiempo y por supuesto porque no hay chimeneas en todas las casas, el asado del pimiento se hace casi exclusivamente en el horno, pues bien, en el horno por lo general pierden mucha agua y quedan con una textura blanda, cómo si estuviesen cocidos.

Yo he utilizado siempre una sartén vieja para asar los pimientos, solo la tenía para ese menester, y lo hacía colocando los pimientos lavados sobre ella y dándole vueltas hasta que les quemaba la piel por completo; éste sistema está muy bien, pero con el tiempo se estropea la vitrocerámica, por lo que busqué una alternativa, y desde entonces me quedan igual que si los asara en el fuego pero hechos en casa.


Photobucket




El modo en que yo los hago es asándoles la piel, pero en una parrilla eléctrica, una de esas que tiene una resistencia, una base de agua y una parrilla metálica, se hacen en un momento, solo hay que ir dándoles la vuelta para que la piel se queme por igual, la carne se queda entera cómo a mí me gusta, y se hace de una manera bastante limpia, por lo que solo tenemos que limpiar la parrilla, poner los pimientos en una olla cerrados o dentro de una bolsa de plástico cerrada (ésto hace que terminen de hacerse con el calor residual que tienen) y facilita que les quitemos la piel.

Una vez fríos, les quitamos la piel, las semillas y los podemos dejar enteros para rellenos, o bien hacerlos tiras para las diferentes preparaciones.



Photobucket



CONSERVACIÓN



Una opción para la conservación es la congelación, tanto en crudo como en asado, el pimiento congela muy bien, por lo que podemos aprovechar las ofertas para asar una buena cantidad y conservarlos (yo lo hago así, cuando la cosecha está llegando a su fin, un día que tengo tiempo, hago una buena cantidad 20 kilos de golpe, jejeej, y así tengo pimientos durante todo el verano, que es cuando nosotros estamos en plena siembra, y voy poniendo tres o cuatro pimientos en cada bolsa, así cuando los saco los consumo enseguida).

El envasado también es una opción buena para su conservación, para ello reservamos el caldillo que destilen los pimientos una vez asados, y  esterilizamos los botes y las tapaderas hirviéndolas en agua. Ponemos los pimientos dentro de los botes y los cubrimos con una mezcla de aceite de oliva y líquido del pimiento y si queremos un diente de ajo, dejaremos un par de centímetros hasta la boca del bote, golpeamos los botes sobre un paño de cocina para que no queden burbujas de aire dentro y lo cerramos, entonces volvemos a introducir los botes en agua hirviendo y los cocemos durante unos 10 minutos, ésto hará vacío para que los botes no tengan restos de oxigeno en su interior, que es lo que hace que el producto se estropee.






***Una recomendación importante, no gastéis pimientos que llevan asados más de 4 ó 5 días, no lo notaréis en el sabor, pero aunque estén en el frigorífico los pimientos empiezan a fermentar y luego sientan mal.

***No tiréis el líquido que sueltan una vez que están asados y limpios, aparte de utilizarlo para embotarlos, podemos darle otra utilidad para dar sabor a un guiso, para hacer una vinagreta con sabor a pimiento o incluso para hacer una salsa reduciendo ese líquido con un poco de azúcar.

Ya me contaréis si lo hacéis así y no los habéis probado nunca de esa forma....os han gustado?


martes, 3 de enero de 2012

RAPE EN SALSA DE ALMENDRAS


Photobucket




FELIZ AÑO!!!!



Ya estamos en 2012!!! oh...pero cómo pasa el tiempo....

Y nosotros de fiesta en fiesta, ahora que ya hemos pasado uno de los días más celebrados del año y que estamos intentando reponernos de tanta comida copiosa, alcohol y cantidad de dulces...ahora, llegan los Reyes Magos, otra ocasión para hacer platos especiales, para invitar, para compartir mesa con nuestros seres queridos....y para ello os propongo un plato sencillito, ligero....bueno..no tanto! jejej pero lo prepararéis en un momento y gustará a tod@s...y además podéis hacerlo con cualquier pescado...éste plato no lleva guarnición, así nos resultará menos pesado, pero estaría muy bien acompañado, si lo servimos con patatas paja o con unas verduras asadas.

Y cómo éste plato no llena mucho....sobre todo si lo dejamos sin guarnición, podremos sin problema acompañarlo de un vinito blanco o un espumoso, e incluso tomarnos un trozo de Stollen o de Roscón de Reyes.



INGREDIENTES


Para 2 personas

4 colas de rape
1 ajo
1 cebolla
1 guindilla (opcional)
3 panecillos crujientes de ajo y perejil (o 2 cucharadas de harina de maiz)
un puñado de guisantes tiernos (opcional)
8 almendras fritas
1 vaso de vino blanco o cava
2 cucharadas de aceite de oliva
perejil fresco



ELABORACIÓN



Ponemos el aceite en sartén amplia, lo calentamos y añadimos el ajo picado y la cebolla en brunoise, añadimos un poco de sal y lo dejamos a fuego bajo para que sude y se ablande la cebolla; cuando la cebolla esté brillante y blanda, añadiremos las colas de rape, un trocito de guindilla  y los guisantes.

Mientras que se hace el pescado haremos una picada con el pan frito y las almendras, lo añadimos a la sartén y a continuación el vino, le damos la vuelta al rape para que se haga por el otro lado (si queremos que no queden trozos de picada lo trituraremos con el vino y lo añadiremos todo a la sartén).

Dejamos cocer unos minutos hasta que se evapore el alcohol y se espese la salsa (si el rape no estuviese hecho se puede añadir un poco más de vino o agua)

Presentar el pescado acompañado con un poco de salsa y espolvoreado con perejil fresco picado.



***Para los celíacos añadiremos las almendras picadas, daremos una vuelta al sofrito y añadiremos la maicena disuelta en el vino, ésta hará que se espese la salsa. También añadiremos perejil en el sofrito, ya que en la versión normal le hemos puesto pan frito de ajo y perejil, que le da bastante sabor.





LinkWithin

Related Posts with Thumbnails