BORRACHILLOS DE ALMERÍA




Photobucket





Hoy en mi casa olía a gloria....bueno...nooooo...a borrachillos, que olor!! un olor maravilloso que me recuerda a mi infancia...es curioso cómo los olores nos transportan....

Ayer subí a mi terraza y me volvieron loca los olores....a una calle hay una pastelería, y por el aroma que me  llegó acababan de abrir el horno.....ay madre! pero para no acabar ahí, en la parte delantera de mi casa en el Mercado de Abastos, hay una churrería, y como había un poco de airecillo me llegó el olor a churros recién hechos.....y no queda ahí la cosa, los últimos domingos ponen en la plaza dónde vivo un camión de pollos asados, y también me venía el aroma....solo faltaba el olor a la morcilla de Clementina, la carnicera, que vive una calle más abajo y suele cocerla al medio día....

Menudo festín para el olfato, cómo se puede disfrutar con el olor que desprenden los alimentos, porque ese olor nos trae recuerdos de sabores conocidos y así también podemos disfrutar, vaya que si podemos....

Y ésta semana he hecho un dulce típico de Almería y de mi pueblo Dalías, huele de una forma que solo haciéndolos me sentía embriagada, es que son "borrachillos" jejej, no es nada raro...



Bueno, a lo que vamos....vamos a hacer borrachillos, un dulce típico de Almería que se parece mucho a los pestiños, pero mucho más sencillos y con menos ingredientes. Yo recuerdo a mis vecinas liando los borrachillos en cañas, si, cañas de los cañaverales, las tenían limpias de un centímetro de diámetro y unos diez centímetros de largas, ahí liaban la masa y cuando las metian en el aceite caliente, la masa se despegaba dejando un canutillo perfecto....cómo me gustaban entonces.....y cómo me siguen gustando ahora, jejej

Esta receta, como muchas de Semana Santa se hacían  y se siguen haciendo en las casas en grandes cantidades, normalmente hay alguien que dirige las cantidades y la forma de hacerlos y los demás se reparten el trabajo, una vez que los borrachillos están listos, cada colaborador...jejej, se lleva su parte del botín.....

Y ésta receta,  especial para Semana Santa,  solo me acuerdo de hacerla para éstas fechas, y es que los relaciono con las natillas, me encanta mojarlos en unas natillas claritas.....para perder la cabeza! jejej y también la línea!!!




Photobucket






Para unos 40 borrachillos pequeños

1/4 litro de aceite de oliva virgen extra
1/4 litro de vino blanco ( si no os gusta mucho el sabor a vino, es mejor que utilicéis un vino blanco dulzón tipo moscatel o algún oloroso e incluso un Pedro Ximenez)          
1/4 litro de anís
1 cta. de levadura
raspadura de dos limones
4 clavos de olor (opcional)*
1 cta. de matalauva (anís en grano) o también llamado matalahuga (opcional)*
1 cta. de semillas de sésamo (opcional)*
1 kg. de harina aproximadamente (más la que necesitaremos para espolvorear en la mesa de trabajo)
200 gr. de azúcar y canela para rebozar







Calentar el aceite en un cazo hasta que empiece a humear, retirar del fuego y añadir los clavos de olor, dejar que suelten un poco su aroma en el aceite y sacar con una espumadera, a continuación añadimos el anís en grano o matalauva y las semillas de sésamo si optamos por ponerlas, dejamos freir en el aceite un par de minutos y añadimos el vino, el anís y la ralladura de limón.

Ponemos ésta mezcla en un bol grande y empezamos a poner harina mezclada con la levadura a pocos, y removiendo con las varillas mientras que podamos, una vez que la masa esté dura seguimos añadiendo harina y removiendo con las manos untadas en aceite o con una rasqueta de panadería.

Una vez que tenemos toda la harina consumida por los líquidos, sacamos la masa a una mesa con harina y la amasamos, estiramos y doblamos sobre si misma siempre en el mismo sentido para hojaldrarla (ésto no es necesario pero luego salen mejor, sobre todo si los dejamos gorditos).

Una vez que tenemos la masa dura pero manejable, cogemos porciones, las estiramos con el rodillo y cortamos cuadraditos, unimos en forma de pañuelo y pegamos bien la junta (si no pegamos bien se sueltan al ponerlos en el aceite caliente).

Calentar una sartén o la freidora con un buen aceite de oliva, ir poniendo borrachillos poco a poco para mantener siempre la misma temperatura, se hundirán en el aceite y luego suben a la superficie, les damos la vuelta para que se doren por igual y sacamos con una espumadera a una bandeja con papel absorvente.

Una vez que tengamos todos los borrachillos hechos, preparamos una mezcla de azúcar normal y canela y los rebozamos bien en la mezcla.*

También podemos hacerlos mojados en almíbar, para ver la receta del almíbar pincha en éste enlace que te llevará a la receta de Pestiños




Poner el aceite dentro del vaso de la Tm. y programar 3 min. varoma vel. 1, añadir la piel o raspadura del limón o naranja y programar 3 min. varoma vel. 1, añadir también el anís en grano, el clavo y el anís. Programar otra vez 3 min. varoma vel. 1 para que se frían también las semillas. Colar el aceite y volver a poner dentro del vaso.

Añadir el vino y el anís, remover unos  4 seg. a vel. 4, añadir la harina, la sal y la levadura y mezclar 10 seg. vel. 6 y programar 2 min. vel. espiga y vaso cerrado.





Photobucket




También se les puede dar forma de enrollados, haciendo una tira muy fina y enrollándola sobre sí misma sin apretar, o hacerlos enrollándolos sobre una caña o sobre los canutillos metálicos que se utilizan para el hojaldre, así quedaría un cilindro hueco por el centro y muy crujiente.



Photobucket





***Las semillas de sésamo, la matalauva y el clavo son opcionales; los borrachillos son los primos pobres de los pestiños, y la mayoría de las veces no llevan éstas especias, aunque le dan un sabor exquisito y a mí me gusta ponerlas, hay que tener en cuenta que éste es un dulce típico de épocas de pobreza en las que había pocas cosas en las despensas, y las especias eran casi un artículo de lujo.

***Si los guardamos en una caja hermética duran días crujientes.

***Yo voy haciendo los borrachillos y poniendo en el aceite según los voy haciendo, saco los que están terminados y pongo nuevos, y así el aceite se mantiene a buena temperatura, pero si no tenéis mucha costumbre de hacer éste tipo de dulces, mejor que alguien os ayude o a cortarlos o a freirlos, es un buen momento para tomar un café y un rato de charla.

***Es preferible dejar que los borrachillos se enfríen y escurran el aceite antes de mojarlos en el azúcar, éste se pega igual y el azúcar no se pondrá aceitoso, con lo cual el borrachillo absorverá menos azúcar y el azúcar se mantendrá limpia, con lo que cundirá mucho más.

***Con la cantidad de azúcar que he puesto para el rebozado es posible que os sobre, si así fuera...no..la tiréis, os servirá para endulzar infusiones o para hacer un rico bizcocho.

***A mí personalmente me resulta más fácil hacerlos en forma de pañuelos y cómo los hago sola, voy haciendo según voy friendo y cortando todo a la vez, es entretenido, pero cuando se hacen un par de veces es muy sencillo y rápido.

Artículos Relacionados

27 comentarios:

  1. alaaaaaaaaaaaaa que ricos. yo no los habia visto nunca con anis. ya se sabe que para que queden unos buenos borrachitos, dos partes de vino y una de aceite. los probaré. gracias

    ResponderEliminar
  2. Me gusta este tipo de dulces mmmmm...me llevo unos borrachllos de esos para mi cafe jejejej.Te quedaron con un aspecto riquísimo.
    Besitos

    ResponderEliminar
  3. Dios mío que fotos!!!, y que borrachitos tan buenos. Me encantan y casi los puedo oler......Un beso.

    ResponderEliminar
  4. jo, qué ricos!!! Y qué buen paso a paso, ha sido muy ilustrativo ;)

    Salu2. Paula

    ResponderEliminar
  5. ummmm! que pinta, con tu permiso me llevo la receta.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  6. Tienen que estar deliciosos, para empezar y no parar¡¡¡¡

    ResponderEliminar
  7. Que gusto da ver recetas andaluzas por la red! fabulosos ^^

    ResponderEliminar
  8. Para chuparese los dedos, apetencennnnnnn
    Te he concedido el premio a tu estilo.
    Saludos desde Asturias.

    ResponderEliminar
  9. Con que de Dalías, eh? Mi compañera es de allí. Me encantan esos borrachillos, me recuerdan a mi abuela. A ver si me pongo. Besos!

    ResponderEliminar
  10. Tengo que confesar que este tipo de dulces no me gusta hacerlos, por lo de la fritura, pero comerlos es otro cantar, me vuelven loca
    Besitos

    ResponderEliminar
  11. Que buena pinta, son como los "borrachuelos" que hace mi abuela, ella es de Granada.

    ResponderEliminar
  12. Holaaaa, que ricos tienen que estar estos dulces andaluces! me encantan todos los dulces tradicionales de España.
    Un besoooo

    ResponderEliminar
  13. Menuda tentación, Ana, con lo que me gustan este tipo de dulces! Si no fuera por la dieta, ahora mismo me ponía a hacerlos.
    un besazo.

    ResponderEliminar
  14. ESTOS DULCES NO LOS CONOCIA PERO DEBEN ESTAR TENTADORAMENTE RICOSS Y TE ENTIENDO CUANDO DICES DE LOS AROMAS PASAR O ESTAR CERCA DE UNA PANEDERIA SON LA MUERTE LOS OLORES Y COMBINACION SON RIQUISIMASS,,, SALUDOSSS

    ResponderEliminar
  15. Hola Ana. Madre mía, qué dulce tan riquísimo. Me encantan, aunque darle la forma debe ser un pelín complicado, yo es que soy un poco manazas para estas cosas, pero a ti te quedaron perfectos. Una receta tradoional, de esas que hay que guardar con mucho mimo, personalmente me encantan. Gracias por publicarla.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  16. eso eso.. para mojarlos en natillas!!!! jajajjajajajja qué pintaza!!!

    y un paso apaso suepr bien explicado.. creo que hasta yo me atrevería y todo!!! ya te cuento…
    un beoste

    ResponderEliminar
  17. Madre mía, no conocía tu blog y no sabía yo lo que me estaba perdiendo!!
    Qué maravilla de recetas, lo único malo que sólo es entrar y ya se engorda!! :D
    Te he visto en el grupo de FB de blogs de Andalucía!
    Me quedo como seguidora para no perderte la pista, y te invito a que te pases por mi blog y lo conozcas!
    Un beso!

    ResponderEliminar
  18. ¡Ay esos olores! mi memoria se guía por ellos, es curioso como recordamos cosas a través de ellos.

    Te aseguro que si pudiera olerlos no se me iba a olvidar nunca ¡Maravillosos!

    Besos

    ResponderEliminar
  19. Dios que rico es la primera vez que los veo y tiene que estar buenisimos, me gusta tu blog, asi que me quedo por aqui, te he conocido atraves del blogs de cocina de andalucia, si quieres conocerme estoy en www.dulcestriplea.blogspot.com, un besote.

    ResponderEliminar
  20. No me extraña que huela a gloria, con estas fotos, ya veo que que no veo la hora de comerme unos cuantos. Qué buenos...
    Un beso.

    ResponderEliminar
  21. En Chile tenemos algo muy parecido que se llama "calzones rotos", recuerdo que cuando era chica los comía, ya no..
    Se ven deliciosos!
    Un beso.

    ResponderEliminar
  22. los he hecho este fin de semana por la buena pinta que tenian.... y hay madre mia......!!!!!!!!!! alguien los ha hecho? los he hecho tal cual dice la receta, pero a no ser que sea petarda, algo raro paso:::::! la receta dice 200gr de azucar y mas abajo otros 200gr de azucar con canela... entonces la mezcla de la masa lleva 200 gr de azucar aparte de la de rebozar....otra cosa... sabe mucho a alcohol... frei el aceite hasta que ahumara, lo retire del fuego y le añadi los clavos, los retire, y luego le añadi el vino y el anis, tal cual dice la receta,,,es que tenia que hervir otra vez el anis....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ver.... la receta lleva 200 gr. de azúcar en la masa y los otros 200 gr. son para rebozar, es opcional...
      Por otro lado si sabe mucho a alcohol quizá sea por el vino, hay algunos vinos que tienen un sabor muy acusado, y a mí también me ha pasado, no te preocupes, el año pasado los hice para gastar un vino que no me gustaba para cocinar y me pasó como a tí, sabían demasiado a alcohol...es conveniente utilizar un vino blanco afrutado y con poca graduación o un moscatel, y también le viene bien un Pedro Ximenez, aunque éste no sea un vino blanco...
      Yo no se si vas a querer probarlos otra vez, pero te recomiendo uno de esas clases de vino, y de paso lo voy a recomendar en la receta...
      También de paso, comentar que los que yo siempre he probado tenían ese fuerte sabor a alcohol, porque en algunas casas incluso se utiliza más proporción de vino que de anís, así que cómo sobre gustos no hay nada escrito, tenemos que adaptar las recetas a nuestros gustos y costumbres.

      Un saludo!

      Eliminar
  23. Ana, son una tentación............me la apunto. En cuanto tenga un hueco me pongo manos a la obra.
    Mil besos.

    ResponderEliminar
  24. Que rico!!los hize a ayer y salen tremendos,gracías por esta fantastica receta!!la he compartido en mi blog,yo me quedo por el tuyo con tu permiso,besos!!
    azucaryharina.blogspot.com
    lauracocinillas.blogspot.com

    ResponderEliminar
  25. Si que tienen que estar muy buenos.
    Felicidades por el blog.

    ResponderEliminar

Gracias por tus comentarios.