martes, 10 de enero de 2012

COMO ASAR PIMIENTOS



Cómo asáis los pimientos?

Si me seguís con asiduidad, ya sabréis que soy la fan número uno de los pimientos....no hay semana en que no haga un plato con ellos, y hasta tengo un apartado en el blog especialmente para recetas con pimientos;  son deliciosos, se utilizan en infinidad de platos como ingrediente principal y en muchos más como ingredientes secundario.Son tantos los platos que he hecho con pimientos, que no podría enumerarlos, incluso en preparaciones dulces como la mermelada.

Los pimientos quedan lucidos y ricos, por su colorido, por sus vitaminas y por sus multiples cualidades....vamos a consumir pimientos....que voy a decir yo, que encima los cultivos y los comercializo a través de La Mejor Verdura, ah....y hasta con una receta de pimientos salí en un programa de la televisión, jejej  aquí podéis verlo.


Una forma muy común de consumo de pimiento es asado, una vez asado se le quita la piel y se utiliza para diferentes preparaciones, su carne debe quedar prieta, un poco dura al paladar, es cómo la pasta, debe quedar al dente, así es cómo se conserva mejor el agua que contiene y además rendirá mas cantidad.

La costumbre antigua para asar pimientos era ponerlos en las brasas apagadas de la chimenea, y cuando la piel se ponía negra, se los envolvía en papel o se los introducía en una olla con tapadera hasta que se enfriaban, una vez fríos se les quitaba la piel y las semillas, y ya estaban listos para hacer cualquier preparación, éste asado rápido hace que se le pueda quitar la piel con facilidad y sin embargo la carne quede entera y no se rompa, también he visto cómo los hacen quemándoles la piel con un soplete es una opción, pero no creo que tengamos sopletes grandes como para eso en las casas, jejej, y en las fábricas de conservas los asan haciéndolos pasar rodando por tubos que dan vueltas sobre un fuego.

Hoy en día por la falta de tiempo y por supuesto porque no hay chimeneas en todas las casas, el asado del pimiento se hace casi exclusivamente en el horno, pues bien, en el horno por lo general pierden mucha agua y quedan con una textura blanda, cómo si estuviesen cocidos.

Yo he utilizado siempre una sartén vieja para asar los pimientos, solo la tenía para ese menester, y lo hacía colocando los pimientos lavados sobre ella y dándole vueltas hasta que les quemaba la piel por completo; éste sistema está muy bien, pero con el tiempo se estropea la vitrocerámica, por lo que busqué una alternativa, y desde entonces me quedan igual que si los asara en el fuego pero hechos en casa.


Photobucket




El modo en que yo los hago es asándoles la piel, pero en una parrilla eléctrica, una de esas que tiene una resistencia, una base de agua y una parrilla metálica, se hacen en un momento, solo hay que ir dándoles la vuelta para que la piel se queme por igual, la carne se queda entera cómo a mí me gusta, y se hace de una manera bastante limpia, por lo que solo tenemos que limpiar la parrilla, poner los pimientos en una olla cerrados o dentro de una bolsa de plástico cerrada (ésto hace que terminen de hacerse con el calor residual que tienen) y facilita que les quitemos la piel.

Una vez fríos, les quitamos la piel, las semillas y los podemos dejar enteros para rellenos, o bien hacerlos tiras para las diferentes preparaciones.



Photobucket



CONSERVACIÓN



Una opción para la conservación es la congelación, tanto en crudo como en asado, el pimiento congela muy bien, por lo que podemos aprovechar las ofertas para asar una buena cantidad y conservarlos (yo lo hago así, cuando la cosecha está llegando a su fin, un día que tengo tiempo, hago una buena cantidad 20 kilos de golpe, jejeej, y así tengo pimientos durante todo el verano, que es cuando nosotros estamos en plena siembra, y voy poniendo tres o cuatro pimientos en cada bolsa, así cuando los saco los consumo enseguida).

El envasado también es una opción buena para su conservación, para ello reservamos el caldillo que destilen los pimientos una vez asados, y  esterilizamos los botes y las tapaderas hirviéndolas en agua. Ponemos los pimientos dentro de los botes y los cubrimos con una mezcla de aceite de oliva y líquido del pimiento y si queremos un diente de ajo, dejaremos un par de centímetros hasta la boca del bote, golpeamos los botes sobre un paño de cocina para que no queden burbujas de aire dentro y lo cerramos, entonces volvemos a introducir los botes en agua hirviendo y los cocemos durante unos 10 minutos, ésto hará vacío para que los botes no tengan restos de oxigeno en su interior, que es lo que hace que el producto se estropee.






***Una recomendación importante, no gastéis pimientos que llevan asados más de 4 ó 5 días, no lo notaréis en el sabor, pero aunque estén en el frigorífico los pimientos empiezan a fermentar y luego sientan mal.

***No tiréis el líquido que sueltan una vez que están asados y limpios, aparte de utilizarlo para embotarlos, podemos darle otra utilidad para dar sabor a un guiso, para hacer una vinagreta con sabor a pimiento o incluso para hacer una salsa reduciendo ese líquido con un poco de azúcar.

Ya me contaréis si lo hacéis así y no los habéis probado nunca de esa forma....os han gustado?


23 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola Ana
Gracias por esta entrada, en casa gustan mucho los pimentos y aqui es casi un lujo, si no es en temporada puede costar hasta 4 dolares la libra!!!!!!!!!!
Pero en temporada suelo hacerlos y conjelar buena cantidad para tener,pruebalos fresquitos rellenos de queso cotteg.....una delicia!!!!!!!!
sweetcakestoronto
Besos
miri

thermo dijo...

Me lo anoto que tengo esa parrilla y ni recuerdo desde cuando no la uso.
Besitos.

Yolanda dijo...

Hola,
En mi casa siempre se han asado pimientos para luego embotar. Los solemos hacer de manera tradicional con fuego en una huerta que tenemos. Aunque a veces, si son pocos los pimientos los hago directamente sobre la vitro y quedan igual de buenos! Eso sí, para pocas cantidades :-)

Nati dijo...

Muy ricos los pimientos asados, a mi me encantan. Un besazo.

Lourdes dijo...

Gracias Ana por tus consejos, vienen genial!
Un beso

A la mesa dijo...

Gracias por la tesis que acabo de leer sobre "asar pimientos", yo los hago a menudo pero he aprendido mucho con esta entrada.
Besotessss.
Javi.

Rosaleda (Maria Begoña) dijo...

Y lo bien que huele toda la casa, o bueno, a mi me lo parece....

Gracias Ana.

Besos.

dalay dijo...

Hola Ana, me encanta tus recetas, los pimientos estupendos. tu pueblo dalias es marabilloso, de niña solia pasar las vacaciones de verano en el, pues tengo familia en dalias. Felicidades por tus recetas y tu pueblo.

INMA P. O. dijo...

Ana, ante todo felicitarte el año nuevo, gracias por tu entrada sobre los pimientos, en casa los consumimos mucho y de diferente forma.Yo tengo una parrilla de estas asi que los proximos los haré asi. Por cierto estas navidades hize tu tarta delicia de turron y los pestiños con almendra en la masa y quedaron de lujo...como no tengo blog haber si tengo tiempo y lo pongo en mundo recetas para que los veas, gracias por todas tus recetas.

Ladykath dijo...

muy interesante, gracias por compartirlo. Te sigo!
Saludos!!
Ladykath
http://mis-dulces-pecados.blogspot.com/

Pecaras de Gula dijo...

uhmm me encnatan los pimientos¡¡ muchas gracias, lo que pasa que no tengo esa parrilla a si que la pdire para el año que viene jijijij

Pecaras de Gula dijo...

uhmm me encnatan los pimientos¡¡ muchas gracias, lo que pasa que no tengo esa parrilla a si que la pdire para el año que viene jijijij

Delicias Baruz dijo...

Muy interesante y muy bien explicado, gracias. Un saludo, Clara.

Los blogs de María dijo...

Yo en invierno los aso en uns vieja cazuela grande de esas negras con pintitas blancas y en el rescordo de las brazas de la chimenea, es como mas ricos salen. y si no... en el horno. Una vez asados los meto en una bolsa y los cierro, cuando están frios casi se pelan solos. Que me gustan los pimientos

Joaquina dijo...

Que buenos trucos y consejos Ana!!! me los apunto todos. Besos.

Magon dijo...

Hola Ana,yo los hago en el horno, en la FC, o en el HTC, según me de y la verdad es que nos gustan tanto que nunca me sobran.

Antes los hacía siempre en la carmela y quedaban estupendos también.

Besos

La voz suave del mar dijo...

Voy a ir comprando pimientos, que las ansias ya no me las quita nadie!!
Que buena pinta!!

Un beso.

bocadoscaseros dijo...

Me fascinan los pimientos asados, tomo nota bs

Lídia dijo...

la verdad es que yo tengo la gran suerte de tener chimenea en casa, viviendo en la ciudad, y precisamente el otro dia hice pimientos y berenjenas asadas , riquísimo

Carolina No Cocino Bien dijo...

En casa mi madre siempre los ha hecho al horno, estar pendiente de ir daándoles la vuelta y listo!
a mi me encantan tambien, de muchas maneras, rellenos, asados, fritos, en ensalada! que ricos están ^^

Raquel dijo...

Hola Ana:)
A mi los pimientos asados me encantan, en casa me gusta meterlos en el horno en las bolsas de asar aunque ahora tengo suerte porque mi madre los asa en el hogar de la cabaña en el campo y eso es un lujo.
Incluso los verdes italianos son fijos y cuando vamos al campo ni te cuento arreglados en tiras con sardinas ¡que buenos recuerdos!
Besicos sorianos

Raquel dijo...

Se me olvidaba muy interesante lo del jugo para vinagretas y demás.

Yolanda dijo...

Yo aso los pimientos en el horno, en una bandeja, sin condimentarlos, sin aceite ni sal, y dejo que se vayan tostando, aunque no tanto como tú, porque en el horno la pulpa del pimiento se te puede quedar en papel de fumar :P.

Es una delicia tomar pimientos rojos asados. Aderezados con aceite, vinagre, sal, cominos y ajito machacado. Y que no falte el pan, porque la salsa es un excelente y riquísimo pingue, je je.

Un beso.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails