viernes, 30 de diciembre de 2011

MOUSSE DE LENTEJAS NARANJAS CON FOIE



Photobucket



 Mañana llegamos a fin de año........es tiempo de repasar los acontecimientos que han elevado nuestro ánimo o los problemas que ya hemos superado..... y llega el momento de pensar en los próximos retos, en las nuevas ilusiones para cumplir en el año que llega....si, ya se que toda España está sumida en un panorama feo, muy feo...pero en vez de quejarnos y compadecernos, tenemos que luchar por seguir hacia adelante....el futuro nace cada día, y ese día hay que vivir como si fuera el último....

Es el tercer año que sigo con mi tradición de poner el día de nochevieja unas lentejas....si...unas humildes lentejas, ésta humilde legumbre tiene un simbolismo especial en nochevieja, las lentejas son el símbolo de la abundancia y en Italia se comen en nochevieja con un simbolismo parecido por el que aquí comemos las uvas, las uvas simbolizan los deseos que queremos pedir para el nuevo año, y las lentejas simbolizan la abundancia, igual que el arroz en nuestras bodas.

El primer año fueron las Lentejas de Fiesta  y luego fueron las Lentejas guisadas con rabo de toro, éste año la propuesta es un poco diferente, pero igual de rica...y aunque yo no soy nada supersticiosa ni amiga de muchos ritos, me gusta terminar el año con unas lentejitas, en ésta ocasión naranjas y con un acompañamiento de lujo...




Photobucket






INGREDIENTES


Para dos personas

100 gr. de lentejas naranjas
2 patatas medianas
un puerro
un trozo de pimiento
una zanahoria
una hoja de laurel
una ramita pequeña de apio
un tomate rallado o 2 cucharadas de tomate frito casero
800 ml. de agua
una pizca de tomillo seco (opcional)*
una pizca de clavo molido (opcional)*
foie de oca
tres cucharadas de aceite de oliva y sal
guisantes tiernos
tomillo fresco para decorar el plato





Photobucket



ELABORACIÓN


Poner el aceite de oliva en una olla, calentamos y añadimos el puerro, la zanahoria y el pimiento troceados en brunoise, añadir un poco de sal y saltear hasta que el puerro empiece a dorarse, añadir el tomate, la patata troceada en trocitos muy pequeños, el apio, la hoja de laurel, rehogamos brevemente y añadimos  el agua y las lentejas, ponemos entonces las especias (solo una pizca porque es muy poca cantidad de lentejas). Dejamos cocer a fuego medio hasta que las lentejas y la patata estén tiernos (las lentejas naranjas se hacen en muy poco tiempo) rectificamos de sal y pasamos con la batidora o el pasapurés.

Servimos un poco de puré en un plato hondo

Ponemos una sartén al fuego y la calentamos bien...añadimos el foie y lo marcamos por ambos lados, sacamos el trozo y lo ponemos sobre el puré de lentejas. Sobre la grasa que ha soltado el foie, salteamos brevemente unos guisantes tiernos y los añadimos al puré para darle la nota de color y el toque crujiente, y por último ponemos sobre el foie unas escamas de sal maldón (que a mí se me olvidaron poner antes de hacer la foto, jejeje)






***Las especias son opcionales, si las lentejas os gustan solo con el laurel no le pongáis más aderezos, el clavo les da un sabor muy peculiar.

***Este puré quedará muy bonito en vasitos individuales, podríamos poner una capa de éste puré y una capa de puré de guisante, intercalando en medio una capa de puré de patata, saldría un vasito de tres colores muy interesante....algún día lo probaré...

***Las lentejas naranjas ya se pueden encontrar en algunas grandes superficies, pero para ir más a lo seguro las encontraréis en herbolários.




Y hoy además os quiero desear un Feliz Año!!!


Photobucket





jueves, 22 de diciembre de 2011

CARRILLERAS A LA VAINILLA





Photobucket





Ya tenéis preparados los avíos para nochebuena????

Me imagino que tendréis ya decidido que vais a cocinar éste día, estaréis ya con el frigorífico repleto de "ésto por si acaso" "ésto por si lo otro" jejejej, a mí no hay cosa que me dé más rabia que necesitar un ingrediente y no tenerlo en ese momento...aynssss me pongo de los nervios, sobre todo porque vivo en un pueblo pequeño y en las tiendas no hay muchos artículos...digamos...extra...

Pues hoy traigo un plato para rezagados....para los que tienen que cocinar y dejarlo de víspera, o para grandes cantidades...y además baratito y rico, rico!!! mis hijos rebañaron el plato y preguntaron si podían repetir.....!que cosa más rara en ellos!  madre mía!!... pero si hasta se le veían las verduras a la salsa y la rebañaron sin rechistar! jejejej

Esta receta se puede hacer con carrilleras y con rabo de toro, yo lo he probado con las dos carnes y queda exquisita, solo hay que tener en cuenta que las carrilleras cunden más...y si se hace para los niños, su carne es mucho más blanda y jugosa.



Photobucket




INGREDIENTES


8 carrilleras sin hueso (o 4 trozos de rabo de toro de unos 800 gr.)
1 puerro grande (solo la parte blanca)
2 zanahorias grandes
100 gr. de calabaza
1 vaso de vino tinto
1 vaso de Pedro Ximenez ó vino dulce (puede hacerse también con Oporto)
1 litro de caldo de carne (se puede poner un litro de agua y una pastilla de caldo)
1 vaina de vainilla
sal, pimienta molida
harina para rebozar
aceite de oliva


Para guarnición:

patatas pequeñas para cocer
dos cucharadas de aceite de oliva
1 cucharadita de pimienta de colores
1/2 cucharadita de tomillo seco



Photobucket



ELABORACIÓN


Poner el vino en un bol grande, añadir la carne y macerar unas dos horas (si es rabo de toro) y 1 hora es suficiente para las carrilleras.

Hacemos una incisión a la vaina de vainilla con un cuchillo muy afilado desde arriba hacia abajo por la parte más plana (así soltará durante la cocción toda su fragancia)

Ponemos en una cacerola u olla amplia un fondo de aceite de oliva, sacamos los trozos de carne del vino y los ponemos en un escurridor sobre el cuenco del vino (para recoger el jugo que suelten y reservamos éste vino para la cocción posterior)

Cuando el aceite esté caliente, ponemos un poco de sal a la carne, la vamos rebozando en harina  y dorando por las dos caras, las retiramos cuando esté hecha y la vamos reservando en un plato.

Picamos la verdura en trocitos pequeños y una vez que tenemos todas las carne dorada, la sacamos del aceite y añadimos ahí la verdura picada con un poco de sal, bajamos el fuego y la pochamos hasta que el puerro empiece a estar transparente, entonces añadimos la vaina de vainilla, el vino, la carne y el agua o caldo y dejamos cocer todo a fuego medio unos 40 minutos o hasta que la salsa espese.

Sacar los trozos de carne a un bol y pasar la salsa con un pasapurés o triturarla (al triturarla cambiará de color y se pondrá de un tono más clara).


Guarnición:


Preparamos la guarnición cociendo las patatas al vapor o en agua hirviendo, cuando estén tiernas las sacamos a un escurridor.

En una sartén ponemos el aceite y cuando esté caliente añadimos las patatas  y un poco de sal, la pimienta molida y el tomillo, rehogamos las patatas durante unos minutos para que se impregnen bien y se doren por fuera.





***Si la salsa está muy líquida y queréis darle un poco de cuerpo, se puede disolver una cucharadita de maizena en agua y agregarla a la cocción, o bien seguir la cocción de la salsa sola para reducirla. Si nos quedara muy seca antes de que la carne esté tierna, agregaremos un vaso de agua.

***Este plato se puede hacer con antelación, estará mucho más rico. La salsa espesa mucho al enfriarse por la gelatina de la carne.

***La guarnición puede ser muy variada, desde unas patatas paja a unas patatas "Hasselback" con las que acompañé también unas carrilleras en otra ocasión.





Y esperando que lo paséis muy bien en éstos días navideños....toda la familia Zamora-Ruiz os desea:



!!!      FELICES FIESTAS    !!!!!


domingo, 18 de diciembre de 2011

SOLLOMILLO RELLENO CON ABRIGO DE HOJALDRE



Photobucket





Estamos ya inmersos en la Navidad, ya estamos con los preparativos de última hora, las compras, las prisas, ultimando lo que va a ser el menú de nochebuena y con tantas cosas que preparar a veces nos olvidamos de los más pequeños de la casa.

La mayoría de las veces los niños de la casa no quieren comer los platos elaborados que se toman por éstas fechas, ellos reclaman los platos sencillos de siempre, y prefieren comida con pocos condimentos y de sabores suaves; esa al menos es mi experiencia y para ello todos los años me encargo de preparar algún plato sencillo pero vistoso para mis hijos y los más jovencitos de mi familia, que a veces son reacios a probar los platos más elaborados que preparamos para éstas fechas.

Un plato que siempre les ha gustado a mis hijos es el solomillo en hojaldre, un plato sencillo pero vistoso ideal para ellos, con un sabor muy suave y que tiene buena presencia para no desmerecer en la mesa, pero éste año quería hacerles algo diferente pero en la misma línea, así que pensé en rellenar el solomillo...dicho y hecho, un par de pruebas para calcular tiempos y cambiar rellenos y listo; aquí tenéis el plato que les voy a hacer en nochebuena....riquísimo, sencillo y barato...animaros y hacérselo a los más pequeños de la casa...aunque seguro que a los más mayores también les va a gustar....



Photobucket




INGREDIENTES



Un solomillo grande de cerdo
una plancha de hojaldre refrigerada
5 tiras finas de bacon ahumado
100 gr. de queso gouda o manchego
(opcional) frutos secos picados: almendras ó nueces
una pizca de pimienta molida
una pizca de tomillo
sal
aceite
un huevo para pintar el hojaldre


Para acompañar:

una bolsa de puré de patata comercial
leche, agua y mantequilla (lo que indique la marca del puré)
una cucharada grande de sobrasada (sin trozos)
sésamo negro para adornar ó perejil picado ó trocitos de frutos secos




Photobucket




ELABORACIÓN


Cortamos las puntas al solomillo y las reservamos para otra preparación, con un cuchillo bien afilado y de hoja mediana hacemos un corte pinchando por un extremo del solomillo hasta sacar la punta por el otro extremo, sin mover el cuchillo, solo haciendo el corte, sacamos el cuchillo y con los dedos ahuecamos el espacio abriéndolo con cuidado de no romper el solomillo.

Cortamos el bacon en trocitos muy pequeños y los frutos secos (si los ponemos), cortamos el queso en dados y mezclamos todo.

Salpimentamos el solomillo e introducimos el relleno ayudándonos de los dedos y cerramos las puntas con palillos o con hilo de cocina. Calentamos un fondo de aceite de oliva en una sartén y doramos el solomillo por todo el contorno a fuego medio durante unos 5 minutos (éste tiempo dependerá del tamaño del solomillo, pero hay que tener en cuenta que se va a terminar de hacer en el horno).

Precalentamos el horno a 180º

Estiramos la lámina de hojaldre y le hacemos los cortes para el cierre con forma de trenza (podéis verlo aquí) y colocamos el solomillo en el centro, cerramos el hojaldre y lo pintamos con el huevo batido.

Ponemos el hojaldre sobre una bandeja de horno cubierta de papel de hornear y lo metemos en el horno caliente a 180º hasta que el hojaldre esté dorado.

Mientras que el solomillo está horneándose preparamos el puré de patata siguiendo las instrucciones del fabricante, retiramos el puré del fuego y añadimos una cucharada de mantequilla y una cucharada colmada de sobrasada removiendo hasta que la mezcla sea homogénea.

Servimos el solomillo acompañado del puré a la sobrasada (yo lo he metido en una manga pastelera) y adornado con semillas de sésamo.




***Se puede acompañar también de patatas paja, a los niños les encantan.

***Se puede servir también acompañado de lechuga muy picadita o una ensalada de lechuga, piña, espárragos blancos y frutos secos.

***También podemos hacerlo con un solomillo abierto como un librito para rellenar, solo que tendríamos que bridarlo para que no pierda la forma, y la manera en que yo lo he hecho es más sencilla y rápida.



martes, 13 de diciembre de 2011

BOCADITOS DE MORCILLA







Photobucket




Hay costumbres que se van perdiendo; ayer comentabamos con la familia los recuerdos de la infancia, el juego en la calle, las rodillas rotas, los tacones hechos con unas latas vacías de pintura y unas cuerdas, las casitas pintadas con un trozo de yeso en mitad de la calle, las picaduras de avispas por rotura de avisperos jejej, y una de las cosas que recordábamos de niños eran las matanzas.

Antiguamente en los pueblos casi toda la gente tenía un corral en la casa, allí se criaban conejos, gallinas y cerdos, y alguno también tenía una cabra...eso garantizaba carne, huevos y leche en tiempos muy difíciles, y además servía para destruir los restos de las cosechas o de los propios desechos de las casas.

De aquellos tiempos aún queda un vestigio en los pueblos, y aunque ya no se hace la matanza como antiguamente en medio de la calle, se sigue teniendo el corral (ahora ya no está en las casas sino junto a los cortijos de labor) y es mucha la gente que tiene sus animales para el abastecimiento de la casa, yo solo tengo gallinas, somos incapaces de tener conejos (no podría matarlos luego) y me pasa lo mismo con los cerdos.

En Noviembre y Diciembre,en mi pueblo se hace la matanza, y hay mucha gente que sigue haciéndola como antaño, criando sus propios cerdos, reuniendo a toda la familia para colaborar en un trabajo bastante intenso, troceando la carne, preparando los embutidos y la famosa "fritaílla de asadura".

Para preparar los embutidos se siguen utilizando las recetas de nuestros mayores y se sigue preparando el "testamento", curioso nombre no? pues el testamento es todo lo que se necesita para hacer la matanza....las tripas, las cebollas, la sal y las especias que se van a utilizar...

Todo ésto lo cuento porque me han regalado morcilla....si...una morcilla exquisita de la que ya os he hablado en otras ocasiones, hace poco en una receta parecida a la de hoy Tartaletas de morcilla y huevos de codorniz y es que la morcilla y los huevos fritos son una mezcla exquisita.



Photobucket





INGREDIENTES

Para unas 30 bolitas de 2 cm. de diámetro aproximadamente

Un rosco de morcilla de cebolla de unos 300 gr.
aceite de oliva


Salsa bechamel

2 cucharadas soperas de mantequilla (50 gr.)
3 cucharadas rasas de harina (60-70 gr.)
750-800 ml. de leche


Para rebozar

2 huevos
pan rallado


Para acompañar:


huevos de codorniz
patatas
semillas de sesamo negro




ELABORACIÓN


Preparamos la salsa bechamel de la siguiente manera: colocamos una sartén profunda y ancha en el fuego y añadimos la mantequilla dejándola que se derrita suavemente, añadimos la harina y removemos con unas varillas para que se impregne de la mantequilla y empezamos a añadir leche, un cucharón cada vez y sin dejar de remover con las varillas a fuego medio, añadiendo leche hasta terminarla y sin dejar de remover. La bechamel tiene que quedar espesa como para croquetas, por lo que es conveniente que no dejemos de removerla hasta que se despegue ligeramente de las paredes de la sartén, una vez que está en ese punto añadimos la morcilla desmenuzada sin la piel y la ligamos con la salsa. Dejamos enfriar.

Una vez que la masa está fría hacemos bolitas con las manos, las rebozamos en los huevos batidos y las pasamos por el pan rallado y volvemos a repetir la operación (así nos quedará una capa muy crujiente). Reservamos las bolitas.

Cortamos las patatas en láminas muy finas y luego las recortamos con un cortador redondo, las freímos en abundante aceite y las vamos sacando a papel absorbente, seguidamente freímos las bolitas de morcilla y las ponemos también en papel absorbente.

En una sartén freímos los huevos de codorniz.

Montamos los aperitivos poniendo una rodaja de patata frita, salpicamos con sésamo negro y ponemos una bolita y un huevo de codorniz encima, los pinchamos con brochetas decorativas y lo servimos caliente.


***Se puede sustituir la patata frita por una rodaja de pan de pueblo tostada.

***La bechamel es una salsa que a mucha gente le hace grumos, hay muchas personas que confiesan que nunca les sale bien y realmente no tiene ningún secreto, solo hay que tener en cuenta que la harina se debe mojar con la mantequilla y dejar cocinar un poco sin que llegue a quemarse, y luego ir añadiendo la leche poco a poco y sin dejar de remover "con varillas" , destaco las varillas porque son muy recomendables para ésta preparación, nos quitan trabajo a la hora de mover e integran muy bien la salsa.  Otra cuestión es la consistencia de ésta, no es igual para una lasaña que para unas croquetas, la cantidad de leche es la que nos va a dar la consistencia deseada, pero podemos hacela más consistente si la cocinamos mucho, es decir, va a ir evaporando el líquido y haciéndose cada vez más espesa.






martes, 6 de diciembre de 2011

SOLOMILLO CURADO AL TOMILLO


Photobucket


Estás pensando en los aperitivos para ésta Navidad? entra en tus planes poner embutidos? pero....oh, cuantas calorías tienen! cuanta grasa! y que aditivos llevan? son preguntas que a veces nos hacemos a la hora de consumir un embutido....y además las personas celíacas tienen que comprobar que entre los aditivos de ciertos embutidos no haya gluten, pues el gluten no está directamente en su composición , pero si puede estar en las especias que éstos llevan para aromatizarlos.


Hoy os presento una receta sencillita, sana, económica, rica y además apta para todos, un solomillo curado y adobado que se hace en poco tiempo y que rinde bastante...puede ser el aperitivo ideal para éstas fechas.

El solomillo es la parte más magra del cerdo, por lo que no tiene apenas grasas ni calorías, un alimento con gran cantidad de proteínas de calidad y que vamos a preparar de manera sencilla, económica y rápida, pues nos va a llevar pocos días y además no vamos a tener que trabajar apenas.



Photobucket





INGREDIENTES


Un solomillo mediano
2 cucharadas soperas de pimentón ahumado
1 cucharadita de orégano
1 cucharadita de estragón
1 cucharadita de pimentón picante
2 cucharadas de tomillo
400 gr. de azúcar**(opcional)
400 gr. de sal gorda (o 800 gr. si se prescinde del azúcar)




ELABORACIÓN



Limpiamos el solomillo de la grasa de la superficie y quitamos si tiene algún trocito descolgado de carne.

Mezclar la sal y el azúcar.

Preparar un bol rectangular con un tamaño ligeramente superior al tamaño del solomillo, poner una capa de sal mezclada con azúcar y poner el solomillo encima, ponemos mezcla de sal-azúcar para cubrir los laterales y por último ponemos mezcla por encima hasta taparlo por completo.

Colocamos el bol en el frigorífico y maceramos el solomillo ahí durante 2 días (el solomillo soltará jugos y se secará por la parte más superficial) dependiendo del tamaño del solomillo y de lo curada que nos guste la carne, lo sacaremos al segundo día o lo dejaremos un día más.

Una vez que esté listo de la curación, lo sacamos de la sal y lo lavamos bajo el agua del grifo, los secamos ligeramente con papel de cocina y preparamos la mezcla de especias.

Lavamos y secamos el bol que hemos utilizado para la maceración, ahí ponemos las especias y las mezclamos bien, metemos el solomillo dentro y lo rebozamos apretando la carne para que las especias se le peguen.

En éste punto podemos optar por dos formas de secar la carne, podemos pasar un hilo de cocina por el solomillo de punta a punta y ponerlo a secar en un lugar fresco y seco (si tenemos ese lugar apropiado) o envolverlo en papel de cocina y meterlo en el frigorífico durante unos 3 ó 4 días; el tiempo es aproximado.

Para calcular el tiempo que más se aproxima a nuestro gusto, cortaremos el solomillo por la mitad con un cuchillo bien afilado y con un corte en diagonal (así las lonchas nos van a salir más bonitas y grandes), el corte y el paladar nos dirán si lleva el tiempo suficiente, si nos parece demasiado crudo, lo dejaremos unos días más hasta que esté a nuestro gusto.

Se conserva perfectamente durante días en el frigorífico, pero hay que tener en cuenta que cada día que pasa se deshidrata más.

Cortar rodajas con un cuchillo muy afilado, cuanto más finas, más ricas...como el jamón curado...

Sugiero que lo presentéis a la mesa haciendo un círculo alrededor de un plato llano, con almendras fritas y colines de pan, inmediatamente antes de sacar a la mesa se puede poner un chorrito de aceite de oliva mojando las lonchas, y por supuesto con una buena copa de vino, el mío hoy es el de la barrica que tenemos contratada en las bodegas de David Moreno en Badarán, La Rioja (pero nosotros no nos bebemos toda la barrica eh! que es compartida! jejej)

jueves, 1 de diciembre de 2011

PATATAS CON GUISANTES





Photobucket



Hoy es un día especial, es el cumpleaños de nuestra amiga Begoña de "Las Recetas de Marichu y las mías" una mujer polifacética dónde las haya, gran persona, entusiasta y vital, y además una gran cocinera a la que tuve oportunidad de conocer hace ya dos años; éste verano hemos tenido la oportunidad de visitarla de nuevo, y lo hemos pasado genial, reímos, comimos y hablamos sin parar, como no, de nuestra pasión.....la cocina...


Un día como hoy no puede pasar de largo, no siempre se cumplen ".....años" jejejej, y además con esa vitalidad y alegría, eso hay que celebrarlo, y para ello algunos blogueros amigos, hemos organizado un cumpleaños virtual, hoy no os extrañéis si veis recetas de Begoña en diferentes blogs, es un homenaje merecido a ésta gran mujer......Felicidades Begoña!!!!

Mi contribución a éste cumpleaños es una receta suya que me encanta!!! ya sabéis de mi pasión por los guisantes frescos, y ésta receta parece estar hecha especialmente para mí....exquisita!!! la versión original de Begoña la podéis ver aquí  y además en mi blog dulce "Corazón de Almíbar" he hecho otro homenaje en forma de receta, se trata de unas Orangettes que Begoña puso en su blog y estaba deseando tener ocasión para copiárselas, ha llegado el momento y en forma de felicitación.

Yo cocino mucho con guisantes y además también vendo guisantes frescos a través de mi página web La Mejor Verdura , y cómo es mi legumbre favorita y estoy muy acostumbrada a guisarla, me he permitido alguna licencia para potenciar el sabor del guisante y darle más protagonismo y así es cómo ha quedado:



Photobucket



INGREDIENTES


1 kg. de patatas nuevas pequeñas
1 kg. de guisantes tiernos (unos 400 gr. de guisantes)
una ramita de perejil
1 cebolleta tierna
2 ajos
2 alcachofas
150 gr. de jamón serrano
2 cucharadas de harina
aceite de oliva
agua, sal, una pizca de pimienta molida
6 huevos crudos o cocidos



ELABORACIÓN



Pelamos las patatas y torneamos y desgranamos los guisantes tiernos (reservando las vainas), por otro lado picamos la cebolleta, el ajo y el jamón en tiras finas.

Lavamos muy bien las vainas de los guisantes bajo el chorro de agua y las cubrimos con agua en una olla que pondremos al fuego, llevamos a ebullición y cocemos durante 10 minutos.

Ponemos un chorrito de aceite en una cazuela y ponemos a pochar el ajo, la alcachofa limpia,la cebolleta y el perejil, con un poco de sal, cuando se ablanden retiramos el perejil y añadiremos el jamón picado dándole unas vueltas en el aceite para que suelte sus jugos, entonces añadimos las patatas y los guisantes,  las rehogamos durante unos minutos para que absorban un poco los jugos y el aceite, entonces le añadimos al guiso las dos cucharadas de harina y las rehogamos un poco, por último añadimos el caldo de cocción de las vainas de guisante colado y  cocemos hasta que las patatas estén tiernas.

Podemos acompañar éste guiso con huevos estrellados en el caldo o con huevos cocidos, cualquier opción es rica y totalmente recomendable para complementar el sabor de éste guiso.

Para redondear el plato sobre todo si os gusta caldoso, es acompañar con picatostes de pan o panecillos crujientes de ajo y perejil.



Photobucket



***Para los guisos con guisantes frescos, yo utilizo los guisantes más gorditos y para las tortillas o revueltos, utilizo los más finos y dulces; cuando los desgrano pongo dos cuencos y voy poniendo cada uno en un cuenco diferentes para diferenciar su destino.

***Una curiosidad!!! sabéis que K. Arguiñano hizo en su programa una tortilla de guisantes (présules) que le mandé yo al programa? que lástima que no tengo el vídeo, fué la primera vez que le ví a Karlos un estropicio....al volver la tortilla se le cayó todo encima de la placa vitrocerámica, jejej, que mal rato pasé yo viéndolo, jejej











http://lasrecetasdemarichuylasmias.blogspot.com/2010/01/patatas-con-guisantes.html

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails