lunes, 22 de agosto de 2011

PIMIENTOS RELLENOS DE TORTILLA




Photobucket


Ya están grandes mis primeros pimientos....que alegría ver el invernadero tan limpio, tan verde, con esa luz que desprenden las plantas y que refleja el plástico pintado de blanco....en verano el plástico de los invernaderos "se blanquea" y es que el sol de justicia del mes de julio y agosto hace estragos dentro de los invernaderos, se alcanzan facilmente los 50º y con un nivel de humedad altísimo, así por supuesto que no se puede trabajar, y las plantas se "desmayan" las pobrecitas con tanta calor...para contrarestar un poco esa insolación se le echa un producto llamado curiosamente "blanco España" que es una cal que disuelta en agua se pulveriza en el plástico exterior del invernadero quitando algo de calor y luz, y así las plantas pequeñas del verano no sufren tanto los rigores del verano.


Como os podéis imaginar trabajar en verano en el invernadero es un trabajo bastante incómodo, con tanta calor, hasta el trabajo menos intenso se hace pesado, así que en verano se madruga mucho y a las 11 ó 12 de la mañana a casa, luego por la tarde se vuelve para trabajar otro rato, y luego los andaluces tenemos fama de vagos, jejejej, y la siesta.....no es una costumbre...es una necesidad...si en verano uno se acuesta más tarde y se levanta más temprano para trabajar, lo normal es que con el calor del medio día, no pueda tirar de sus huesos, jejejej

Ya sabéis algo más de mi tierra, de los usos y el trabajo que realizamos en lo que los medios de comunicación han bautizado como la "Huerta de Europa", aunque la verdad es que los medios no hacen mucha justicia a nuestra tierra, cada vez que hablan de nosotros buscan el lado sensacionalista, a los jornaleros inmigrantes, van a la búsqueda del "sin papeles" y de declaraciones del tipo _" es que en el invernadero las condiciones de trabajo son muy duras, se trabaja a mucha temperatura" _por poner un ejemplo, ésto lo he oido yo en televisión...._y digo yo_: para los trabajadores españoles no es duro? para el empresario que trabaja mano a mano con ellos, no es duro? porque aquí tod@s somos pequeños empresari@s, y tod@s trabajamos también en nuestras explotaciones; que quieren vender los medios???? que aquí tod@s los empresari@ somos unos ricos explotadores de inmigrantes??? ....ay....que me caliento!!!! jejejej


Photobucket


Aquí una muestra de mis plantas, pimientos, tomates y calabacines, que alegría verlos tan sanos, tan llenos de vida....da lástima recolectarlos viendolos ahí tan felices en su planta.

En la foto superior se ve un tallo de pimiento con todas las fases de éste, en la parte de abajo un pimiento pequeño, en el cruce de arriba hay flor, pimiento en miniatura y una flor amarillita, ésta última es un aborto, es decir una flor que no ha cuajado.

En la foto inferior, se ven las plantas, la altura aproximada que tienen ahora es de 1,60 cm. y al final de la cosecha en el mes de Marzo o Abril, llegarán a alcanzar de 2 metros a 2,50. En ésta foto se ven ya los primeros pimientos rojos en la parte inferior de la planta, esos llevan ya en la planta casi un mes, engordando y madurando.



Photobucket


Photobucket



Y ahora la receta, como no....con mis primeros pimientos tiernitos, dulces y ricos....


INGREDIENTES


6 pimientos verdes variedad california
1 kg. de patatas
6 huevos
aceite de oliva
sal
*opcional: unos taquitos de jamón

Photobucket


ELABORACIÓN



Precalentar el horno a 180º.

Poner en una sartén honda abundante aceite de oliva suave, calentar y poner las patatas cortadas en trocitos muy pequeños (como tengamos costumbre de hacerlas para tortilla), poner sal y cocinar a fuego flojo para que se confiten en el aceite, mientras batimos los huevos.

Lavamos bien los pimientos y les cortamos una tapadera, sacamos hacia arriba y les quitamos las semillas, lavándolos por dentro si es necesario para quitarlas, colocamos los pimientos en vertical con la apertura hacia arriba (si no se tienen en pié solo tenemos que quitarles un poco de carne del culo para emparejarlos).

Una vez que las patatas estén blanditas las sacamos a un bol quitando el exceso de aceite, les agregamos las patatas fritas y removemos bien, rellenamos con ésta mezcla los pimientos y ponemos un poco de sal por encima.

Metemos la bandeja en el horno precalentado y cocinamos hasta que los pimientos se ablanden ligeramente y la tortilla se cuaje.

El pimiento debe quedar tierno pero al dente, sin que llegue a asarse del todo ni soltar sus jugos, así no se romperá.



***El acompañamiento perfecto de éste plato es un poco de alioli casero, una mayonesa de ajo o el ajoblanco , todas esas mezclas le van de maravilla.

***Este plato también se puede hacer con pimiento tipo "italiano", es un pimiento más largo y de carne fina, en éste caso además se pueden hacer fritos y quedan riquísimos.



martes, 16 de agosto de 2011

SANDWICH DE POLLO Y SALSA CESAR


Photobucket



Estamos en verano, se nota? pues parece que por el norte de España no mucho, pero aquí en Almería se nota y bien....además llevamos todo el mes de Agosto fuerte, fuerte...cuando lo normal es que haga más calor en Julio, pero bueno, cómo al tiempo no hay quien lo entienda...habrá que poner remedios dentro de nuestras posibilidades.....mucha agua, aire acondicionado, comidas suaves y mucha fruta y verdura...

Yo por suerte puedo irme a la playa todas las tardes, y aunque mis hijos toman la merienda tarde (así me ahorro tener que hacer la cena, jejej sobre todo porque llego a las tantas y no me apetece nada meterme en la cocina), siempre me gusta tener algo preparado por si a alguno le apetece cenar y con ésta idea que hoy comparto con vosotr@s, tengo las cenas solucionadas, lo preparo al medio día y por la noche está fresquito y riquísimo...además si utilizamos nevera para ir a la playa o el campo, podemos perfectamente llevarlo preparado en un tupper y preparar nuestros sandwiches allí mismo...

Otra utilidad que le doy a ésta mezcla es para hacer pasteles salados, rinde muchísimo y los hago con uno o dos días de antelación para que el pan de molde se empape bien de los jugos y se compacte bien el pastel salado, está exquisito....eso si, siempre dentro de nevera, que nunca pierda el frío, porque las salsas en verano aunque sean comerciales, no deben perder nunca la cadena de frío, y además ésta preparación está mucho más rica fresquita.



INGREDIENTES


1 pechuga de pollo cocida con un poco de sal (podemos utilizar también sobras de pollo del cocido, sopa o sobras de pollo asado)
1/2 lechuga iceberg
2 cucharadas de maiz dulce
2 huevos cocidos
3 cucharadas bien colmadas de salsa césar
2 cucharadas bien colmadas de mayonesa
dos cucharadas de queso granna padano rallado ó de queso parmesano


Photobucket

ELABORACION


Picar el pollo finamente en dados pequeños o deshilachándolo.

Picar la lechuga en juliana muy fina y lavar en agua muy fría, centrifugarla para quitarle todo el agua*

Poner la lechuga en un bol y añadir los trozos de pechuga, el maiz, los huevos cocidos picados en trozos muy pequeños, la salsa césar y la mayonesa, remover bien hasta que se mezclen todos los ingredientes y por último añadir el queso rallado hasta que la mezcla se espese lo suficiente para que se queden pegados entre sí los ingredientes. Rectificar de sal *

Untar pan de molde generosamente con la mezcla y servir frío.


*** Una vez que tengamos la mezcla hecha probaremos de sal por si queremos rectificar, normalmente no es necesario, ya que la pechuga lleva sal, y las salsas y el queso también.

***La lechuga iceberg normalmente está muy limpia en su interior, ya que cuando llega a nuestras casas le han quitado gran parte de sus hojas exteriores y lo que nos venden es solo el centro tierno y limpio de la lechuga.


miércoles, 10 de agosto de 2011

GAZPACHO CON PEPINO DE ALMERIA

Photobucket


Hoy llego con un plato sencillito, conocidísimo, lleno de vitaminas y muy refrescante y nutritivo para el verano......el gazpacho...


A pesar de ser el gazpacho un plato tan común en nuestras casas....sobre todo en Andalucía...hay mil versiones diferentes, proporciones distintas de cada verdura que se utiliza, y en cada cocina se ajusta a los gustos de los comensales....

Siempre que pienso en gazpacho me vuelve a la cabeza un recuerdo...volvíamos un verano de las vacaciones que habíamos pasado en un pueblecito precioso de Salamanca que se llama Candelario, y lo hacíamos por la Ruta de la Plata, bajando por Extremadura...llegó la hora de comer y nos paramos en un bar de carretera, hacía muchísima calor y en el menú lucía un llamativo "gazpacho" que me tentó, y no tardó en llegar a la mesa.....uhmmmmm!!! fresquísimo, muy sabroso y con un sabor muy intenso.....me encantó, no digo más.....pero fué el viaje más terrible en muchos años....jejejeje, el gazpacho no me abandonó hasta pasadas muuuuuchas horas!!!! jejejejej

Moraleja: cuidadín, cuidadín con el ajo!!!! jejejej

Photobucket

IGREDIENTES


1 kg. de tomates maduros carnosos
1 pepino francés *
1/2 pimiento italiano
1/2 cebolla tierna
1 ajo pequeño (quitar el germen del centro si tiene)*
100 ml. de aceite de oliva
50 ml. de vinagre
una miga de pan grande
sal
opcional: media manzana

ELABORACIÓN


Remojar la miga de pan con el vinagre, pelar los tomates y picarlos encima de la miga de pan para que se humedezca más. Limpiar y trocear el resto de la verdura y ponerla junto al pan, añadir la sal y un vaso de agua; triturar con la batidora a máxima velocidad, una vez que esté todo triturado añadimos el aceite en forma de hilo mientras seguimos triturando para que se ligue la crema.

Se sirve muy frío añadiéndole agua al gusto o poniendo solo cubitos.

Se acompaña con cebolla, pimiento y pepino picados finamente y trocitos de pan frito.




***El pepino " francés o moruno", es el pepino corto de piel rugosa. Utilicé éste porque en éstos momentos no dispongo de pepino "Almería o también llamado Holandés". La diferencia entre éstos pepinos es abismal, el pepino Almería es de un tamaño mucho más grandes, su piel es lisa y de un verde intenso y brillante, y su carne es pura agua, jugoso y además no repite.

***El germen del ajo es un tallito que tienen en el centro los ajos viejos, se aprecia un tallito muy fino de otro color más intenso; éste tallo es el que hace que el ajo repita.

***Si una alguna vez el gazpacho nos sale muy fuerte de ajo, lo podemos solucionar añadiendo media manzana y triturándola junto al gazpacho.

***También se puede añadir una zanahoria muy tierna, la textura queda un poco más gruesa, pero tenemos la ventaja de las vitaminas que aporta y un toque de dulzor muy recomendable.


Photobucket

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails