sábado, 30 de abril de 2011

SCONES DE PIÑONES, ALBAHACA, TOMATE SECO Y ACEITUNAS NEGRAS

Photobucket



Hoy os dejo un aperitivo riquísimo, crujiente, sabroso, novedoso y que nos puede hacer mucho juego a la hora de preparar aperitivos, cunden mucho,están muy ricos recién hechos y también se pueden tomar fríos, además podemos tenerlos hechos de víspera guardados en una caja hermética, e incluso podemos amasarlos y tenerlos preparados para hornearlos a última hora.

El sabor de éstos pequeños bollitos o galletas es bien rico, con un contraste perfecto de los trocitos o tropezones que nos vamos encontrando, los haremos un poco salados y serán ideales para tomar con una cerveza bien fresquita éste verano.


Les he llamado scones, aunque no son realmente scones, ésta famosa preparación inglesa es más esponjosa, más al estilo del pan, solo que en bollito pequeño, y éstos panecillos que he hecho yo son más tipo galleta, crujientes por fuera y jugosos por dentro, y no llevan levadura, por lo que no hay que dejarlos levar y quedan aplastados; otra opción es añadir levadura y dejarlos levar un poco, ésto cambiará totalmente la textura pero no el sabor.



INGREDIENTES


400 gr. de harina
6 hojas de albahaca fresca picada finamente
6 tomates secos picados
10 aceitunas negras picadas
un puñado de piñones tostados
100 ml de nata ó buttermilk*
2 huevos
100 gr. de queso parmesano rallado (reservar un poco para rociar por encima antes del horneado)
150 gr. de manteca de cerdo
sal
50 ml. de leche para pintar la masa



ELABORACION


Precalentar el horno a 200º

Colocar la harina con la manteca fría en un bol, remover con los dedos haciendo una especie de arena, añadir los huevos, la sal, el buttermilk, la mantequilla y el queso rallado;remover con una cuchara hasta integrarlos, pero no del todo y añadiremos entonces la albahaca , las aceitunas y el tomate picados finamente y por último los piñones ligeramente tostados, volvemos a amasar pero sin ligar del todo haciendo una bola.

Pondremos un poco de harina sobre la mesa o superficie de trabajo y con un rodillo estiramos la preparación con un grosor de unos 2-3 centímetros, una vez estirada haremos círculos con un cortapastas o un vaso, los círculos los haremos con un diámetro de unos 4 cm., iremos poniendo los círculos de masa sobre una bandeja de horno forrada de papel de hornear y con una brocha los pintamos con leche, los espolvoreamos con un poco de queso y los horneamos de 12 a 15 minutos o hasta que se doren ligeramente por fuera, sacamos del horno y los dejamos enfríar un poco antes de consumirlos.

Photobucket


**En mi blog de recetas dulces Corazón de Almíbar podéis ver cómo se hace el buttermilk y algunas recetas de cómo podemos utilizarlo.

lunes, 25 de abril de 2011

TARTALETAS DE ESPARRAGOS


Photobucket



Con la primavera los espárragos salen tímidamente de la tierra dura y seca, salen de entre las piedras para perder rapidamente su ternura al contacto con la luz y el calor; entonces se vuelven amargos con un sabor fuerte a hierba, a campo, a naturaleza, y así es cómo a mí me gustan....un hervor en agua ligeramente salada y a cocinarlos en revuelto, tortilla o para agregarlos a otras preparaciones.....el inconveniente es cogerlos, pero basta con un poco de maña para no pincharse con las esparragueras, que aquí en mi tierra son muy duras y tienen unos pinchos "quepaqué"....

Photobucket

Ya casi se han acabado los espárragos, en cuanto el sol ha apretado unos días las esparragueras consolidan sus tallos haciéndolos duros y endureciendo sus púas, hasta el año que viene....o igual habrá rebrote en éstos días que están siendo fríos y lluviosos....de momento buscaré en el supermercado, allí hay espárragos trigueros muy ricos y con un sabor más suave....

Estas tartaletas triunfaron entre mis invitados, fué un aperitivo muy rico, completo y quedó bastante vistoso, y ahora lo dejo en vuestras manos....os gustará? seguro que si!!!


INGREDIENTES


150 gr. de bacón ahumado o jamón
1 buen manojo de espárragos verdes
1 cebolleta tierna
8 tartaletas de masa quebrada "La cocinera"**
2 cucharadas colmadas de harina
2 cucharadas soperas de aceite de oliva
300 ml. de leche
pimienta, nuez moscada y sal



ELABORACION


Enmantequillar los moldes para tartaletas y colocarlas apretando bien los bordes para que se marquen, pinchar la base para que no se hinche e introducir al horno que habremos calentado a 180º y hornear hasta que se doren ligeramente.

Cortar las puntas de los espárragos más bien larguitas y reservar, el resto del espárrago cortarlo en trocitos pequeños.

Poner una sartén con un poco de aceite y calentarlo, añadir las puntas y saltearlas con un poco de sal, dejar los espárragos poco hechos, al dente para que no pierdan color ni la textura crujiente, sacar y reservar para adornar las tartaletas.

Poner el resto del aceite en la sartén y añadir el resto de los espárragos, la cebolleta cortada muy finita y una pizca de sal, saltear hasta que la cebolleta se quede blanda y añadir el bacon o jamón, seguir salteando para que sude la grasa y añadir la harina, remover bien para que se impregne de la grasa y añadir poco a poco la leche sin dejar de remover con unas varillas para que no se hagan grumos, antes de terminar con el resto de la leche añadimos una pizca de pimienta y nuez moscada y cocinamos rectificando de sal, cuando tengamos una bechamel espesa y cremosa retiramos y reservamos.

Una vez que las tartaletas están horneadas dejamos que se enfríen ligeramente y desmoldamos con cuidado sobre un paño de cocina para que no se rompan, rellenamos con la bechamel de espárragos y ponemos las puntas salteadas que tenemos reservadas.

Servimos las tartaletas templadas sobre un lecho de lechuga o de forma individual en un plato pequeño rodeadas de ensalada o sobre un mantelito de papel.


***Yo utilicé éstas obleas que ya vienen preparadas y a la medida ideal para mi molde de tartaletas, pero se puede utilizar cualquier masa quebrada recortando las bases a la medida del molde que tengamos.



Y aquí os enseño éste paisaje, éste es el arisco paisaje de dónde nuestros padres y abuelos supieron sacar partido en tiempos pasados, ahora los almendros están practicamente abandonados, secos, tristes; cuando un día fueron el medio de vida de nuestros antepasados....pero como siempre pasa y pasará por desgracia, el trabajo de los agricultores no está recompensado, y coger las almendras en pleno Agosto, con calor, bichos, dolor de cintura y picor por todo el cuerpo, no compensa; y luego las almendras a precio de oro.....


Photobucket



lunes, 18 de abril de 2011

RECETAS DE SEMANA SANTA

Para comer cosas ricas no hacen falta excusas, pero cualquier fiesta nos sirve para hacer platos más elaborados y más tradicionales....por eso las fiestas tradicionales de España, son una excusa perfecta para disfrutar de esos platos que llevan haciéndose en nuestros pueblos desde hace siglos, aquí os dejo una muestra de los que yo hago más a menudo en éstas fechas, tanto dulces como salados.

Os deseo unos días felices, estéis o no de vacaciones, y que aprovechéis para cocinar y comer cosas ricas.



*Para ver las recetas que corresponden a cada foto, pinchar en el nombre.
















lunes, 11 de abril de 2011

ESTOFADO DE JIBIA Y JUDIAS


Photobucket


Hoy comemos estofado!!!

Pero no un estofado común con judías, hoy tenemos plato de fiesta, porque aunque se trate de un estofado sus ingredientes son de lo más sanos y su combinación de lo más novedoso, al menos para mí que hasta hace bien poco nunca mezclaba pescado con legumbres...hasta que probé la mezcla!! y no he parado de probar, jjejeje......ya se que en el norte esa mezcla es de lo más habitual, pero en mi casa la legumbre siempre se ha acompañado con los avíos del cerdo y mira por dónde con pescado resultan ser bien ricas y además mucho más ligeras y sanas....


Photobucket



INGREDIENTES


1 jibia ó sepia de 1 kg. aproximadamente limpia y en trocitos menudos
250 gr. de almejas
400 gr. de judías blancas cocidas (1 bote de los grandes)
1 kg. de tomate raf maduros
1 cucharadita de pimentón picante ahumado
una copita de pedro ximenez
1 cebolla mediana
2 ajos
perejil
2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
100 gr. de guisantes tiernos



ELABORACION


Poner un fondo de aceite de oliva en una olla. Con dos cucharadas soperas habrá suficiente.

Rallar los tomates para obtener la pulpa y desechar las pieles.

Picar finamente la cebolla y los ajos y añadir a la olla cuando el aceite esté templado, añadir un poco de sal y pochar hasta que la cebolla quede blandita y transparente, añadimos el pimentón y lo salteamos un poco, añadimos la jibia troceada, subimos un poco el fuego y la salteamos hasta que se ponga "tensa" (se endurece y tensa ligeramente con el calor) y por último añadir el vino, esperamos un poquito para que se evapore el alcohol del vino y añadimos el tomate y un vaso de agua; dejamos haciendo a fuego medio durante unos 30 minutos.

Una vez pasado éste tiempo comprobamos si la jibia está tierna y si es así añadiremos los guisantes tiernos y seguiremos cociendo el estofado durante unos 10 minutos, añadiremos las judías blancas escurridas y removeremos el guiso con cuidado para que no se rompan las judías,(comprobamos que no falta líquido y si nos hace falta ñadiremos un poco de caldo de pescado o agua) y por último añadimos las almejas, esperamos a que se abran todas y retiramos del fuego.

Servimos el guiso solo o acompañado de arroz blanco cocido.

Photobucket



***Se puede complementar también con patatas en daditos o poner el arroz dentro del estofado para que se cueza con todo el guiso, en ese caso tendremos que añadir más caldo o agua, porque éste guiso como podéis ver por las fotos es muy espesito.

***Este plato puede ser perfecto para tomar legumbres en verano, es muy agradable de comer tanto en frío como caliente y si lo acompañamos de arroz blanco cocido nos quedará un plato completo y muy sano.

***Yo le pongo pimentón ligeramente picante....y para los más atrevidos, decir que le va muy bien el toque picantito, si os gusta el picante...adelante, os gustará...

***Para hacer un plato aún más rápido se puede poner tomate de bote...pero por favor...uno de calidad (que yo soy muy maniática de los botes de tomate...y algunos sinceramente nos pueden fastidiar los platos).






martes, 5 de abril de 2011

CARACOLES "CASA MUÑOZ"

Photobucket


Esta receta me la dió Carmen, la madre de un amigo mío que al ver mi interés por la comida tradicional de su pueblo, Fuente Victoria al que voy a menudo, me animó a que hiciera así los caracoles alguna vez, y por fin ha llegado el momento....los tenía pendientes desde el año pasado y ya tenía ganas de probar esa nueva receta; es muy parecida a la mía (ésta) y me gusta mucho... la de Carmen tiene un puntito muy interesante que le aporta la hiberbabuena, punto que hasta ahora nunca había probado en platos con caracoles y tengo que decir que le va estupendamente.

Mi intención era hacer ésta receta en primavera, ir a coger caracoles a las inmediaciones de mi finca y hacerlos para alguna ocasión importante....pues al final la he hecho con caracoles congelados, porque ha llovido poquísimo ésta primavera y no he podido ir ningún día a buscar caracoles, se necesita un buen rato y mucha paciencia, jejej, y no dispongo ahora ni de lo uno ni de lo otro...



INGREDIENTES


1 cebolla
4 tomates o salsa de tomate casera
2 ajos grandes
4 cucharadas de aceite
1/2 kg. de caracoles
3 rebanadas de pan frito
un puñado de almendras fritas
dos o tres tallitos de hierbabuena
unas gotas de tabasco
una pizca de pimienta molida
(1 pastilla de caldo de carne opcional)



ELABORACION


Si son caracoles recién cogidos, deberemos ayunarlos durante unos días y luego limpiarlos a conciencia bajo el agua del grifo y cambiando constantemente el agua hasta que salga limpia.
Pondremos una olla con abundante agua y ponemos dentro los caracoles para que saquen la "chicha" y entonces subimos el fuego hasta que el agua hierva, cocemos unos 10 minutos.

Si son caracoles congelados no necesitaremos limpiarlos, solo tendremos que poner agua en una olla hasta cubrirlos, llevarlos a ebullición durante unos 10 minutos.

Mientras que los caracoles se están cociendo, vamos preparando el sofrito.

Picamos la cebolla a trocitos pequeños, los ajos y rallamos los tomates para eliminar la piel.

Ponemos dos cucharadas de aceite y freímos las almendras, el pan y los ajos en una sartén, los freimos sin dejar de remover para que no se quemen y sacamos a un mortero o los picamos con una procesadora sin llegar a triturar del todo.

En ésta misma sartén o cazuela añadimos un poco de aceite y ponemos la cebolla muy troceada y a fuego bajo para que se ablande poco a poco, añadimos los tomates pelados y rallados y cocinamos hasta que el tomate pierda parte del agua, añadimos los caracoles (el agua la reservamos caliente en la olla), el majado de almendra, la pimienta molida, el tabasco y un poco del agua de la cocción, la salsa empezará a espesar y le iremos añadiendo caldo de la cocción de los caracoles,hasta obtener una salsa de tomate a nuestro gusto y la hierbabuena para que la salsa tome sabor, rectificamos de sal, de pimienta y de tabasco y le añadimos un poco de azúcar si tiene mucha acidez el tomate.



Ya solo falta poner un buen trozo de pan tierno en la mesa, los caracoles no tienen mucho que comer, pero la salsa está para rebañar el plato....que aproveche!!!!

viernes, 1 de abril de 2011

HABAS ENZAPATÁS

Photobucket



Hoy receta exprés, entrada exprés....

Os dejo una tapita de primavera con habas tiernas; éste plato es muy típico de Huelva y yo lo he adoptado en mi cocina por lo facilito, rápido y rico que está; el inconveniente que hay que pelar las habas, jejejje, y ya no resulta tan rápido....aunque siempre se pueden tener peladas de víspera....

Ya que hablamos de habas aprovecho para comentaros una curiosidad que muy poca gente sabe: las habas crecen dentro de una vaina, hasta ahí todos de acuerdo no? y las pepitas tienen un pedúnculo, bueno, pues ese pedúnculo nace normalmente en una dirección...y atención, en años bisiestos nace en la dirección contraria....curioso no? si el próximo año bisiesto sigo con el blog, les haré fotografías y las colgaré para ver la diferencia.

Las habas Vicia faba, son legumbres muy apreciadas por los pueblos que poblaron España en la antigüedad y por su fácil cultivo y las posibilidades de su utilización en la gastronomía fueron muy utilizadas durante siglos.

Las habas son legumbres y por tanto muy nutritivas, aportan principalmente hidratos de carbono y son una buena fuente de proteína vegetal, aportando gran cantidad de fibra, ácido fólico y vitaminas, siendo también ricas en hierro; sus aportes calóricos varían mucho si su consumo es recién cogida o seca, las secas tienen un aporta calórico mucho mayor que las tiernas y sin embargo las tiernas se utilizan en regímenes de adelgazamiento, por su alto aporte en fibra y la pronta saciedad que proporcionan.

Las habas tiernas recién recolectadas son dulces con un ligero toque amargo, muy apreciadas en alta cocina en el tamaño baby y sus vainas tienen un aroma característico que pierden según van pasando las horas después de recolectarlas, éstas también pueden ser cocinadas, normalmente se cocinan las vainas muy tiernas, cómo en el Potaje de Semana Santa .

Las habas secas se cocinan una vez han estado en remojo en potajes o incluso pueden ser convertidas en harina de haba, (me ha parecido muy curioso que las habas que habitualmente compro son importadas de Austrália) hace años cuando mi padre cultivaba habas en nuestro pequeño huerto, reservaba las que se ponían demasiado gordas y las iba poniendo en el "terrao" (techo o terraza) de mi casa al sol, las vainas se ponían negras y se secaban, entonces le sacábamos el grano, la haba y ya teníamos para los potajes de habas de todo el verano...


Photobucket


INGREDIENTES


1 kg. de habas tiernas de grano medio
una cabeza de ajos
unas hojas de hierbabuena o poleo menta
un poco de sal
agua
rodajas de limón (para que no se pongan feas)


ELABORACION


Poner en una olla las habas, la cabeza de ajos sin pelar y un par de rodajas de limón, cubrir con agua añadir un poco de sal y cocer hasta que las habas estén tiernas sin que lleguen a romperse, añadir la hierbabuena y dejar la olla reposar fuera del fuego en infusión.

Sacar la cabeza de ajos y la hierbabuena y servir. Se puede tomar caliente o frío, cómo aperitivo o cómo guarnición de otros platos.



***La piel de las habas se come, porque normalmente éstas habas se quedan bastante tiernas, pero si se quiere se puede sacar facilmente las pepitas que hay dentro que son realmente exquisitas también sin piel.









LinkWithin

Related Posts with Thumbnails