martes, 13 de diciembre de 2011

BOCADITOS DE MORCILLA







Photobucket




Hay costumbres que se van perdiendo; ayer comentabamos con la familia los recuerdos de la infancia, el juego en la calle, las rodillas rotas, los tacones hechos con unas latas vacías de pintura y unas cuerdas, las casitas pintadas con un trozo de yeso en mitad de la calle, las picaduras de avispas por rotura de avisperos jejej, y una de las cosas que recordábamos de niños eran las matanzas.

Antiguamente en los pueblos casi toda la gente tenía un corral en la casa, allí se criaban conejos, gallinas y cerdos, y alguno también tenía una cabra...eso garantizaba carne, huevos y leche en tiempos muy difíciles, y además servía para destruir los restos de las cosechas o de los propios desechos de las casas.

De aquellos tiempos aún queda un vestigio en los pueblos, y aunque ya no se hace la matanza como antiguamente en medio de la calle, se sigue teniendo el corral (ahora ya no está en las casas sino junto a los cortijos de labor) y es mucha la gente que tiene sus animales para el abastecimiento de la casa, yo solo tengo gallinas, somos incapaces de tener conejos (no podría matarlos luego) y me pasa lo mismo con los cerdos.

En Noviembre y Diciembre,en mi pueblo se hace la matanza, y hay mucha gente que sigue haciéndola como antaño, criando sus propios cerdos, reuniendo a toda la familia para colaborar en un trabajo bastante intenso, troceando la carne, preparando los embutidos y la famosa "fritaílla de asadura".

Para preparar los embutidos se siguen utilizando las recetas de nuestros mayores y se sigue preparando el "testamento", curioso nombre no? pues el testamento es todo lo que se necesita para hacer la matanza....las tripas, las cebollas, la sal y las especias que se van a utilizar...

Todo ésto lo cuento porque me han regalado morcilla....si...una morcilla exquisita de la que ya os he hablado en otras ocasiones, hace poco en una receta parecida a la de hoy Tartaletas de morcilla y huevos de codorniz y es que la morcilla y los huevos fritos son una mezcla exquisita.



Photobucket





INGREDIENTES

Para unas 30 bolitas de 2 cm. de diámetro aproximadamente

Un rosco de morcilla de cebolla de unos 300 gr.
aceite de oliva


Salsa bechamel

2 cucharadas soperas de mantequilla (50 gr.)
3 cucharadas rasas de harina (60-70 gr.)
750-800 ml. de leche


Para rebozar

2 huevos
pan rallado


Para acompañar:


huevos de codorniz
patatas
semillas de sesamo negro




ELABORACIÓN


Preparamos la salsa bechamel de la siguiente manera: colocamos una sartén profunda y ancha en el fuego y añadimos la mantequilla dejándola que se derrita suavemente, añadimos la harina y removemos con unas varillas para que se impregne de la mantequilla y empezamos a añadir leche, un cucharón cada vez y sin dejar de remover con las varillas a fuego medio, añadiendo leche hasta terminarla y sin dejar de remover. La bechamel tiene que quedar espesa como para croquetas, por lo que es conveniente que no dejemos de removerla hasta que se despegue ligeramente de las paredes de la sartén, una vez que está en ese punto añadimos la morcilla desmenuzada sin la piel y la ligamos con la salsa. Dejamos enfriar.

Una vez que la masa está fría hacemos bolitas con las manos, las rebozamos en los huevos batidos y las pasamos por el pan rallado y volvemos a repetir la operación (así nos quedará una capa muy crujiente). Reservamos las bolitas.

Cortamos las patatas en láminas muy finas y luego las recortamos con un cortador redondo, las freímos en abundante aceite y las vamos sacando a papel absorbente, seguidamente freímos las bolitas de morcilla y las ponemos también en papel absorbente.

En una sartén freímos los huevos de codorniz.

Montamos los aperitivos poniendo una rodaja de patata frita, salpicamos con sésamo negro y ponemos una bolita y un huevo de codorniz encima, los pinchamos con brochetas decorativas y lo servimos caliente.


***Se puede sustituir la patata frita por una rodaja de pan de pueblo tostada.

***La bechamel es una salsa que a mucha gente le hace grumos, hay muchas personas que confiesan que nunca les sale bien y realmente no tiene ningún secreto, solo hay que tener en cuenta que la harina se debe mojar con la mantequilla y dejar cocinar un poco sin que llegue a quemarse, y luego ir añadiendo la leche poco a poco y sin dejar de remover "con varillas" , destaco las varillas porque son muy recomendables para ésta preparación, nos quitan trabajo a la hora de mover e integran muy bien la salsa.  Otra cuestión es la consistencia de ésta, no es igual para una lasaña que para unas croquetas, la cantidad de leche es la que nos va a dar la consistencia deseada, pero podemos hacela más consistente si la cocinamos mucho, es decir, va a ir evaporando el líquido y haciéndose cada vez más espesa.






15 comentarios:

Miquel dijo...

muy buenas y fantasticamente fotogenicas

Chez Silvia dijo...

Ole!!! si la foto ya te dice...-cógeme y cómeme!!!Me las llevo!!!Muaks

Nati dijo...

Muy rica y perfectamente presentada. Un besazo.

Begoña dijo...

Si ve esto mi hermana Ana...ufff...muere... jajjaja..
Le encantan las croquetas de morcilla, pero si además lo acompañas de patata y huevo, tiene que ser de infarto!!
Un aperitivo impresionante. Vaya que me están entrando unas ganas de ponerme a ello...
Un abrazo, Begoña

Mª Jesús - El Fogón Ilustrado dijo...

Debe ser que es la temporada en que se hacian estas cosas.
El martes, tomando café con mis amigas hablabamos del mismo tema, la matanza; cuando la familia se reunia y se trabajaba duro, pero era un día feliz.
Yo sigo buscando un carnicero que haga la longaniza de Aragón como la que hacía mi suegra y no lo encuentro, aunque sean buenas.
También opino lo mismo que tu, me gustaría tener corral, pero quien mata a esos animalitos? yo no.
Bueno maja tu tapa me parece una delicia, tiene que estar muy buena, la probaremos.
Un beso y feliz navidad.

La voz suave del mar dijo...

Muy bueno! Pero que muy bueno!!!

Por cierto, he vuelto al blog, espero que me sigas visitando!

Un besazo y sigue así!!

Bea dijo...

Ufff, que buenas!!

geles dijo...

Qué bocaditos más deliciosos y me gustan mucho las fotos. Besos

Juan dijo...

Hola Ana. Esa costumbre ya por desgracia está quedando reservada para pueblos pequeños. El sabor que tenían no han podido lograrlo las industrias por mucho que hayan querido pero no se puede hacer otra cosa. ahora quien hace la matanza es para su uso y disfrute y si tienes la suerte de que te regalen algo ya ni te cuento.
Estos bocaditos tiene que estar fabulosos. Me encantan.
Saludos

Magon dijo...

No se pueden enseñar mejor ¡qué delicia!

Los de ciudad nos hemos perdido tantas cosas.

Besos

lacocinadenicolas dijo...

Vaya pinta mas buena y la presentación genial! Me las comería todas.
Un saludo

Trini Altea dijo...

Hola Ana vengo a decirte que estoy de concurso por si te apetece participar.

Estos bocaditos tienen que estar de muerte.

Ana que pases felices fiestas junto a los tuyos.

Un beso wuapa

MA de pimientosverdes dijo...

Me gusta mucho esta receta de morcilla que has preparado. Le has dado un toque sofisticado muy "in". Además la foto es genial.
Un abrazo

Rocio dijo...

Hola Ana, que presentacion y que buena pinta que tinene! Ahh, la entrada muy bonita, un saludo

Clara dijo...

¡Qué ganas de comerme una!

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails