PASTEL DE MANZANA DE SAN MIGUEL

27 julio 2011 21 comentarios

Photobucket

Hoy llego con un pastel de manzana totalmente diferente a lo que estamos acostumbrados, a mí las tartas de manzana me transportan al otoño, me parecen tartas muy propias de esa época del año y no encuentro muy bien la relación, puesto que manzanas hay en todas las estaciones del año, quizá porque todas las que conozco son horneadas y me gusta comerlas templadas y recién hechas.

Esta tarta la hice en San Miguel que es en Septiembre (esa fué la versión con crujiente, todo un éxito) se la hice a mi hermana para su cumpleaños y en mi casa ha quedado bautizada como la tarta de San Miguel y hace unos días preparé la versión con frosting, que tuvo un éxito rotundo en una cena con amigos...de hecho faltó...todos repetimos...

Este pastel es muy suave, blandito y refrescante, muy apropiado para servir directamente del frigorífico, por lo que me parece ideal para el postre veraniego o para la merienda...ya sea con cobertura crujiente o con frosting está delicioso, y además podemos hacer la versión sin gluten, que no tiene nada que envidiar a la normal, por lo que toda la familia puede disfrutarlo al máximo....

La receta está en dos versiones, una un poco más laboriosa (aunque si disponemos de tres moldes o dos moldes iguales no habrá problema) y otra más sencilla, en la que el bizcocho va de una sola vez y lleva menos ingredientes, éste se puede cortar por la mitad y rellenar, pero con la cobertura superior es suficiente, ya lo creo...



Photobucket

En ésta foto no están cubiertos los laterales con la crema, (sorry, se me olvidó hacer la foto) es lo que tiene preparar pasteles para llevar, que con las prisas se olvidan los cortes o las coberturas, jejeje


INGREDIENTES


Para el bizcocho:

500 gr. de manzanas
200 gr. de mantequilla
200 gr. de crema ácida (se puede sustituir por creme fraiche) o por yogur griego
280 gr. de azúcar
100 gr. de harina de trigo
la cáscara rallada de un limón grande y su zumo
6 huevos (separadas las yemas de las claras)

Para la cobertura crujiente:

50 gr. de mantequilla fría
100 gr. de harina
50 gr. de azúcar moreno
100 gr. de frutos secos (almendras en granillo o avellanas)

Relleno:

250 gr. de queso mascarpone
100 gr. de azúcar
300 ml. de nata montada
una cucharadita de esencia de vainilla



ELABORACION


Precalentar el horno a 160º mientras que preparamos el bizcocho.

Necesitamos 3 moldes de 20 cm. o con un solo molde hacemos tres bizcochos dividiendo la cantidad de mezcla en tres partes iguales.

Derretir la mantequilla en una sartén a fuego lento, pelar y picar las manzanas en rodajas finas y saltearlas a fuego medio en la mantequilla hasta que estén tiernas.

Batir la crema ácida, la ralladura y el zumo del limón, el azúcar , las yemas de huevo y la harina y verter sobre las manzanas aún en el fuego, removiendo la mezcla unos 5 minutos o hasta que se espese como si fueran unas natillas. Retirar del fuego, verter en un bol amplio y dejar que se enfríe.

Una vez que la mezcla esté fría, batimos las claras a punto de nieve hasta que forme picos y las mezclamos suavemente en un bol amplio con la crema de manzanas , dividimos la masa en tres partes .

Forramos la base de un molde desmontable con papel de horno y ponemos la mezcla correspondiente a un primer bizcocho, horneamos unos 30 minutos; una vez horneado le quitamos el aro y lo dejamos sobre el papel de horno, procedemos así con los siguientes bizcochos.

Mientras que los bizcochos se hornean preparamos la cobertura batiendo el mascarpone, la vainilla y el azúcar, montamos la nata y la añadimos a la mezcla con movimientos envolventes y reservamos bien fría.

También preparamos la cobertura crujiente, mezclando con las manos, la mantequilla con el azúcar y la harina hasta obtener una especie de arena gruesa, añadimos los frutos secos y reservamos.


Montaje de la tarta:

Ponemos el aro del molde que hemos utilizado sobre el plato dónde vamos a presentar la tarta, ponemos dentro uno de los bizcochos, lo cubrimos de crema y así hasta poner el último bizcocho, cubrimos por último con la cobertura crujiente de frutos secos y quitamos el aro.

Calentamos el horno a 200º y ponemos el pastel dentro del horno dejándolo hasta que la cobertura esté ligeramente dorada, sacamos para que se enfríe.

Una vez fría cubrimos los laterales del pastel con la crema que nos haya sobrado y enfriamos antes de servir.


VERSION SIN GLUTEN


Photobucket


INGREDIENTES


Para el bizcocho:

500 gr. de manzanas
200 gr. de mantequilla
200 gr. de crema ácida
280 gr. de azúcar
100 gr. de harina de maiz (maicena)
la cáscara rallada de un limón grande y su zumo
6 huevos (separadas las yemas de las claras)


Para la cobertura:

300 gr. de queso philadelphia
150 gr. de azúcar glacé
100 gr. de mantequilla
300 gr. de nata montada
una cucharadita de esencia de vainilla
una cucharadita de canela en polvo

Para decorar:

granillo de almendra caramelizado (opcional para los celíacos porque no estoy segura de si al caramelizar el granillo utilizan gluten, así que mirar la marca antes de utilizarlo)
cacahuetes bañados en chocolate




ELABORACIÓN


Derretir la mantequilla en una sartén a fuego lento, pelar y picar las manzanas en rodajas finas y saltearlas a fuego medio en la mantequilla hasta que estén tiernas.

Batir la crema ácida, la ralladura y el zumo del limón, el azúcar , las yemas de huevo y la harina y verter sobre las manzanas aún en el fuego, removiendo la mezcla unos 5 minutos o hasta que se espese como si fueran unas natillas. Retirar del fuego, verter en un bol amplio y dejar que se enfríe.

Una vez que la mezcla esté fría, batimos las claras a punto de nieve hasta que forme picos y las mezclamos suavemente en un bol amplio con la crema de manzanas fría.

Forramos la base de un molde desmontable con papel de horno y ponemos la mezcla, horneamos unos 40 minutos; una vez horneado le quitamos el aro y lo dejamos sobre el papel de horno para que se enfríe.

Mientras el bizcocho se hornea preparamos la cobertura batiendo el queso philadelphia con la mantequilla blanda (no liquida), la vainilla, vamos añadiendo el azúcar glacé poco a poco, por otro lado montamos la nata y la añadimos a la mezcla con movimientos envolventes y reservamos la cobertura bien fría.

Cubrimos el pastel con una capa abundante de cobertura y metemos en el frigorífico, al rato lo volvemos a sacar y lo volvemos a cubrir con una abundante capa de cobertura y por último le ponemos canela por encima a la hora de servir. (también podemos cortar por la mitad y rellenar con la cobertura)

21 comentarios

  1. Ana, te ha quedado estupenda en las dos versiones; aunque la primera me tienta un poco más. Tengo una dudita con la receta ¿qué es la crema ácida? Un besito
    cosicasdulces.blogspot.com

    ResponderEliminar
  2. María, acabo de hacer una aclaración en la entrada para que conozcáis que es la crema ácida y con qué se puede sustituir....

    Un saludo!!!

    ResponderEliminar
  3. Dos versiones estupendas, creo que me quedo con las dos.
    Gracias por la aclaración.

    Mil besos

    ResponderEliminar
  4. Ana, cuánto tiempo sin dejarte comentarios, verdad?
    Me ha encantado esta tarta, tengo que leerla más despacio, pero creo que no voy a tardar en hacerla. Me he vuelto adicta a las tartas con frutas, me encantan!!!
    Un abrazo, Begoña

    ResponderEliminar
  5. Aunque las dos tartas tienen una pinta buenísima, me quedo con la versión crujiente, precisamente por éso: por el crujiente, que me encanta en los pasteles.

    Sobre la explicación que das de que se necesitan tres moldes para hacer los bizcochos, también se puede hacer un único bizcoho, ¿no? Lo que haríamos sería darle la vuelta y poner la parte superior boca abajo y cortar tres discos de bizcocho, ¿o no?

    Y digo yo, que San Miguel estará bien orgulloso de tener una cerveza y una tarta en su honor, ja ja ja.

    Besos y feliz día!!

    ResponderEliminar
  6. Qué bizcocho tan curioso, por sí solo tiene que estar buenísimo y ya con la crema de mascarpone o con la cobertura crujiente, tiene que ser para morirse!
    Un besazo.

    ResponderEliminar
  7. Las tastas de manzana me vuelven loca (¡Cómo buena asturiana, me gustan mucho las manzanas de aquí!)
    Me pasa como a ti, que las identifico con el otoño, pero tu receta me parece genial: rica y refrescante, así que la probaré.
    Un beso

    ResponderEliminar
  8. Me encanta que se puede decir de una cosa tan rica y con distintas texturas, bizcocho,m crujiente, manzana... Genial
    Besines

    ResponderEliminar
  9. Entonces tenemos que agradecerle a tu hermana tan ricas tartas no?
    Yo no elijo, me quedo con las dos y comparo.
    Besos.
    Ay Ana quita la verificación de palabra!

    ResponderEliminar
  10. Vaya pinta esta tarta!! No me estraña que os faltara y que os la comierais toda...

    Saludos

    ResponderEliminar
  11. Me pido la crujienteeee! Qué buenas!
    Me encantan las tartas son aspecto rústico, con crumblé o similar, me encantan!

    ResponderEliminar
  12. Menudo regalo para la vista, tenía que estar de rechupete.

    ResponderEliminar
  13. hija, pues yo las hago y las como todo el día del año. En verano fresquitas de la nevera, en invierno, templaditas, casi recien hechas ;)

    Salu2, Paula
    http://conlaszarpasenlamasa.cultura-libre.net
    http://galletilandia.blogspot.com

    ResponderEliminar
  14. Otra gran delicia de las tuyas y además en versión celiaca también. Eres total Ana.

    Besos.

    ResponderEliminar
  15. Pues las dos versiones son estupendas...aunque me ha enamorado la que lleva la cobertura crujiente, la del frosting está también espectacular...
    Me quedo por este espacio que veo que haces cosas muy ricas!

    ResponderEliminar
  16. Adoro las tartas de manzana y me gustan todas. desde luego las que has preparado tienen que estar mortales. Me vale cualquiera de las dos versiones porque me parecen ambas exquisitas.

    Besitos,

    ResponderEliminar
  17. Uyy!! cuánto trabajo!!, pero desde luergo el resultado es una maravilla!!, un gustazo para la vista y ,por lo que nos cuentas, para el gusto igual o mas!!, ayyyy, fresquita de la nevera!! que ideal para estos días!. Yo también me quedo con las 2 versiones que me vienen de cine!!. BEsicos!!

    ResponderEliminar
  18. Ana, coincido contigo en que la tarta de manzana es para cualqueir época del año. A mí me encantan y me parece que siempre me apetecen. Con ese frosting está de muerte.
    Un besote

    ResponderEliminar
  19. Ana, qué arte tienes hija!! y cómo te curras las entradas!! Muchas felicidades por tu blog, todo parece delicioso y tiene que estar aún mejor.
    Por cierto, felicidades atrasadas por tu santo, que fue hace unos días. Saludos!!
    hoycocinanuria.blogspot.com

    ResponderEliminar
  20. Una tarta deliciosa y unas fotos estupendas, gracias por tu comentario en mi blog, con tu permiso me quedo como seguidora, un abrazo Ana.

    Besitos.

    ResponderEliminar
  21. me encantaron tus recetas :) las voy a probar. que lindo blog
    Yo recién empiezo con el mio si quieres pasar estaría buenísimo :)
    Gracias saludos
    http://empezandoenlacocina.blogspot.com/

    ResponderEliminar

Gracias por tus comentarios.