TARTALETAS DE ESPARRAGOS

25 abril 2011 28 comentarios


Photobucket



Con la primavera los espárragos salen tímidamente de la tierra dura y seca, salen de entre las piedras para perder rapidamente su ternura al contacto con la luz y el calor; entonces se vuelven amargos con un sabor fuerte a hierba, a campo, a naturaleza, y así es cómo a mí me gustan....un hervor en agua ligeramente salada y a cocinarlos en revuelto, tortilla o para agregarlos a otras preparaciones.....el inconveniente es cogerlos, pero basta con un poco de maña para no pincharse con las esparragueras, que aquí en mi tierra son muy duras y tienen unos pinchos "quepaqué"....

Photobucket

Ya casi se han acabado los espárragos, en cuanto el sol ha apretado unos días las esparragueras consolidan sus tallos haciéndolos duros y endureciendo sus púas, hasta el año que viene....o igual habrá rebrote en éstos días que están siendo fríos y lluviosos....de momento buscaré en el supermercado, allí hay espárragos trigueros muy ricos y con un sabor más suave....

Estas tartaletas triunfaron entre mis invitados, fué un aperitivo muy rico, completo y quedó bastante vistoso, y ahora lo dejo en vuestras manos....os gustará? seguro que si!!!


INGREDIENTES


150 gr. de bacón ahumado o jamón
1 buen manojo de espárragos verdes
1 cebolleta tierna
8 tartaletas de masa quebrada "La cocinera"**
2 cucharadas colmadas de harina
2 cucharadas soperas de aceite de oliva
300 ml. de leche
pimienta, nuez moscada y sal



ELABORACION


Enmantequillar los moldes para tartaletas y colocarlas apretando bien los bordes para que se marquen, pinchar la base para que no se hinche e introducir al horno que habremos calentado a 180º y hornear hasta que se doren ligeramente.

Cortar las puntas de los espárragos más bien larguitas y reservar, el resto del espárrago cortarlo en trocitos pequeños.

Poner una sartén con un poco de aceite y calentarlo, añadir las puntas y saltearlas con un poco de sal, dejar los espárragos poco hechos, al dente para que no pierdan color ni la textura crujiente, sacar y reservar para adornar las tartaletas.

Poner el resto del aceite en la sartén y añadir el resto de los espárragos, la cebolleta cortada muy finita y una pizca de sal, saltear hasta que la cebolleta se quede blanda y añadir el bacon o jamón, seguir salteando para que sude la grasa y añadir la harina, remover bien para que se impregne de la grasa y añadir poco a poco la leche sin dejar de remover con unas varillas para que no se hagan grumos, antes de terminar con el resto de la leche añadimos una pizca de pimienta y nuez moscada y cocinamos rectificando de sal, cuando tengamos una bechamel espesa y cremosa retiramos y reservamos.

Una vez que las tartaletas están horneadas dejamos que se enfríen ligeramente y desmoldamos con cuidado sobre un paño de cocina para que no se rompan, rellenamos con la bechamel de espárragos y ponemos las puntas salteadas que tenemos reservadas.

Servimos las tartaletas templadas sobre un lecho de lechuga o de forma individual en un plato pequeño rodeadas de ensalada o sobre un mantelito de papel.


***Yo utilicé éstas obleas que ya vienen preparadas y a la medida ideal para mi molde de tartaletas, pero se puede utilizar cualquier masa quebrada recortando las bases a la medida del molde que tengamos.



Y aquí os enseño éste paisaje, éste es el arisco paisaje de dónde nuestros padres y abuelos supieron sacar partido en tiempos pasados, ahora los almendros están practicamente abandonados, secos, tristes; cuando un día fueron el medio de vida de nuestros antepasados....pero como siempre pasa y pasará por desgracia, el trabajo de los agricultores no está recompensado, y coger las almendras en pleno Agosto, con calor, bichos, dolor de cintura y picor por todo el cuerpo, no compensa; y luego las almendras a precio de oro.....


Photobucket



28 comentarios

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Que buena receta, me encantan los esparragos.

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. ¡Qué lujazo de materia prima! Y qué maravilla de receta y de fotos. Todo un placer ver un rico plato a estas horas de la noche, todavía no he cenado y solo tengo una triste sopa...

    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Tienen que estar buenísimos,a mi me encantan los espárragos.Durante unos años viví en Guadalajara , íbamos al campo a cogerlos y los comíamos a la plancha con aceite y sal, buenísimos.besinos

    ResponderEliminar
  5. Los esparragos me encantan en cualquier receta, pero en tortilla y como tu los has preparado muchisimo.
    Que buena foto de un esparrago triguero y los almendros
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Nosotros estamos interesados en mezclar recetas tradicionales con el formato Kebab. Gran receta y excelente para empezar con nuestro proyecto. En breve publicaremos un post con el principio de esta aventura, en nuestro ya habitual blog: www.kebabesartebcn.blogspot.com

    Muchas gracias por esta estupenda receta, como dice Silvia, es un lujazo.

    ResponderEliminar
  7. Unas estupendas tartaletas. Me encantan. Da gusto con unos ingredietnes de primera calidad.

    Besos,

    ResponderEliminar
  8. Nada como un buen producto y unas buenas manos para poder hacer este lujo de receta, lo mismo que las fotos.
    No se le pueden poner pegas.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  9. Se ven preciosas las tartaletas! Aunque yo soy más de espárragos blancos no le diría que no, eh? jejeje

    Un besoo!

    ResponderEliminar
  10. ¡Qué lujo de tartaletas!
    A mi también me encantan... pero nunca las había visto en su hábito natural ;O) Gracias por compartir !
    Un beso,
    Palmira

    ResponderEliminar
  11. Qué recuerdos de cuando iba "a espárragos"...

    Esto tiene que estar riquísimo.

    ResponderEliminar
  12. Me gustan los espárragos y esta receta, pero nunca los he encontrado en los márgenes, y mira que los busco!!!preciosa la foto!!!Bss

    ResponderEliminar
  13. Una magnifica receta, preciosas fotos y bonita introducción.
    Me encanta visitarte....

    ResponderEliminar
  14. Que ricas!! hay que aprovechar que es temporada!! me gusta poner esparragos a todo, o solos!! Besotes de la Vaca!!

    ResponderEliminar
  15. Que rica tiene que estar esta tartaleta de esparragos.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  16. En casa adoran los espárragos, asi que esta receta seguro encanta...
    besitos

    ResponderEliminar
  17. Ana, plena seguridad que estas tartaletas están deliciosas.
    He preparado tantos platos con espárragos que hoy nuevamente los vi en oferta y no quise comprar, ya creo que me los tiran por la cabeza, pero me encantan.
    Besos.

    ResponderEliminar
  18. Me chiflan los espárragos y esa foto es preciosa, Ana... a campo, me huele a campo.
    Un besote

    ResponderEliminar
  19. Bueno, bueno Ana, que impresionante las fotografias.
    Buen material y con tu buen gusto...plato de lujo nena. Un besazo.

    ResponderEliminar
  20. Anita me gusta un monton los esparragos y esta receta genial, pero me pido la tarta de queso jajaja
    un besote

    ResponderEliminar
  21. Todo lo que lleve espárragos me encanta. Deliciosa receta.
    Iñigo

    ResponderEliminar
  22. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  23. gracias por la invitacion ana, siento perderme esta oportunidad de conoceros,pero ya he comentado a otros blogueros que voy a malaga a recoger a mi hija que llega de Inglaterra, y el dia 8 la peque hace la comunion, asi que estoy de los nervios, creo que hace mas de un mes que no publico nada, pero es que no me centro. Divertios y pasadlo bien. un beso

    ResponderEliminar
  24. Me encantan los espàrragos, los trigueros, y me encanta salir a buscarlos al campo

    Pero ya sabes el refrán: "los de abril par ami, los de mayo para mi caballo" Aqui ya se ha pasado el tiempo de espárragos, así que a esperar al año que viene

    Besos. Ana

    ResponderEliminar
  25. Qué ricos esos espárragos. Por mi parte creo que este mes de Mayo también será bueno después de las abundantes lluvias de este puente.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  26. Otra recetita tuya que también me gusta y me la llevo, porque como aperitivo la veo estupenda. Fíjate que los espárragos son uno de mis últimos descubrimientos "verdes", porque los blancos ya me gustaban, pero de los verdes no tenía yo muy buen recuerdo hasta que un día decidí probarlos en un restaurante y me encantaron. Éso sí, en mi opinión, los silvestres son incomibles. Demasiado amargos, así que todos para ti, :-))

    Conozco Almería, tierra agreste, dura, seca, pero sin embargo productiva, si no, ¿de qué ibáis a tener las huertas que tenéis? Recuerdo cuando fuimos a Cabo de GAta, y ver el valle de los plásticos, y fue una imagen sorprendente.

    Besos y feliz semana.

    ResponderEliminar
  27. el año pasado estuve cogiendo espárragos cuando andaba descansando por Ávila, que placer comerse algo que tú mismo has cogido del campo

    LA COCINA DE LAS PINUINAS

    ResponderEliminar

Gracias por tus comentarios.