PAPAJOTES DE ALMERIA

09 abril 2011 23 comentarios


Photobucket


Ya empezamos a elaborar postres de cuaresma, ya huele a canela y limón, a aceite frito, a clavo, a anís....son éstos dulces los que identifican nuestras costumbres más antiguas, las que nos traen recuerdos de niñez, de abuelas y madres trabajando sobre el hule* de la cocina....

Yo me recuerdo desde pequeña de rodillas en una silla haciendo mis bollos, mis roscos, ayudando a mi manera, aunque no hicera más que estorbar, jejeje, pero aquella espera valía la pena, la tertulia, el olor que desprendía el arroz con leche o el aceite de freir, probar esos primeros roscos que salían aún calientes....niñaaaaaa que te van a sentar mal!!!! jejej, pero me daba igual, es que estaba todo tan rico....

Y el primer postre de cuaresma que voy a traer en éstas fechas, es una fritura; es un postre de cuaresma, pero también muy típico en invierno, puede ser una merienda maravillosa para los días fríos de invierno o incluso para la cena, porque acompañados de un chocolate caliente nos van a parecer exquisitos, aunque realmente no necesitan nada más....y si recién hechos calenticos están buenos, fríos están ricos también...si os quedan!!! porque cómo son pequeñitos van cayendo de uno en uno, y cuando vuelves a la bandeja ya no quedan!!!!!


INGREDIENTES


1/2 litro de leche
500 gr. de harina (aproximadamente)
2 huevos
3 gaseosas (El Tigre, Mercadona) gasificante (si no tenemos le pondremos 1/2 sobre de levadura)
ralladura de un limón (opcional)
aceite de oliva suave o de girasol para freir
azúcar y canela para rebozar
una pizca de sal

***Podemos sustituir la leche por agua y también salen buenos



ELABORACION


Batir los huevos energicamente con un poco de sal, añadir la leche, la ralladura de limón y por último la harina tamizada con las gaseosas o la levadura. La harina la iremos añadiendo poco a poco y removiendo cada vez, dependiendo de la textura de la harina nos a a pedir más o menos cantidad de ésta, iremos añadiendo hasta que la masa tenga una textura de gacha floja que se pegue a la cuchara pero que caiga de ella goteando gotas gruesas.

Ponemos abundante aceite de girasol o de oliva suave en una sartén honda y lo calentamos, preparamos un plato con papel de cocina al lado y vamos echando con la cuchara pequeños montoncitos de masa en el aceite caliente, éstos montoncitos irán creciendo y tomando forma redondeada, darles la vuelta y sacarlos al papel de cocina para que escurran el exceso de aceite, una vez que hayan escurrido los pasamos por azúcar y canela.

Si queremos que los papajotes tengan mucho más sabor a aceite, utilizaremos aceite de oliva virgen, e incluso podemos aromatizar el aceite con cáscara de limón y clavos (ésto lo haremos friendo la cáscara y los clavos y sacándolos con una espumadera antes de empezar la fritura de los papajotes), otra opción para variar el sabor de los papajotes es añadir una cucharadita de semillas de anís a la masa....uhmmmmm!!!

Al echar cada cucharada de masa al aceite, nos van a ir cayendo gotas de masa pequeñas que se harán enseguida, debemos sacarlas con una espumadera en cuanto se frían, porque además de que están riquísimas y nos las vamos a comer según van saliendo, si las dejamos dentro del aceite y se queman nos van a manchar el aceite y luego no se podrá reutilizar.

El aceite se puede reutilizar en otro tipo de frituras o lo guardamos para volver a repetir los papajotes en otra ocasión.


CON THERMOMIX

Poner dentro del vaso los huevos, la leche y la ralladura de limón, batir 10 seg. a vel. 6, añadir la harina y el gasificante o levadura y batir 20 seg. a vel. 6.



VERSIÓN SALADA

La versión salada se puede hacer como sustitutivo o imitación de los churros, se les pone un poco más de sal y no se rebozan en el azúcar, además en vez de leche les pondremos agua y omitiremos la ralladura de limón.



***Hule: mantel de cocina, normalmente es de material plástico y con estampado colorido.

De cualquier manera están riquísimos!!!

23 comentarios

  1. No coconía este postre, se parece el nombre a los paparajotes de Murcia.
    Que pinta más rica

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Deliciosos!!!

    Apuntados quedan...sin duda alguna ;)

    Besiño.

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola Ana! ¿Y de dónde son los paparajotes? ¿De tu tierra? Jamás los había oído, ni de lejos, e imagino que han de estar divinos, y no por lo bien que has transmitido lo que te gustan, si no por los ingredientes que se emplean para elaborarlos. Deben ser un estilo a la leche frita, ¿no?

    Estas fechas también me traen recuerdos de mi abuela materna y los dulces que ella preparaba en estas fechas. Es una lástima que no haya dejado herencia en los hijos y nietos, o que los hijos y nietos no nos hayamos interesado lo suficiente en ello.

    Besos y feliz finde

    ResponderEliminar
  4. Uauhhh!!!, qué ricos, y peligrosos, uno a uno y sin querer te has zampado todos!! jaja!!. Con el aceite así aromatizado y el anís, uff, irresistibles!!
    Un besote!!

    ResponderEliminar
  5. Qué ricos tienen que estar! Los probaré.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Me encantan los dulces de cuaresma, casi más que los de navidad, huelen tanto a canela y limon,.... que ricos.

    Me apunto estos, porque los probaré.

    Besos

    ResponderEliminar
  7. Uhmmm...ya huelen aqui también, que delicia, que pinta más extraordinaria.
    Te quedaron genial.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  8. No conocía este postre pero sólo es cuestión de probarlo porque huele desde aquí y dan ganas de darle un mordisco.
    Besines

    ResponderEliminar
  9. Si, ya es la hora de hacer los dulces de cuaresma! Tus papajotes tienen una pinta... Que disfrutéis! Se ve rico!

    Besos

    ResponderEliminar
  10. Hola Ana, si que había oído hablar de este postre, pero no las he probado, así que habrá que hacerlas esta Semana Santa
    besotes

    ResponderEliminar
  11. Hola Ana! Que delicia de dulces, no los conocía, pero me parecen estupendos!
    Con tu permiso me llevo un par de ellos y la receta!
    Saludos guapa!

    ResponderEliminar
  12. Que rico se ven estos paparajotes! La verdad que son toda una tentación!

    Un saludo y feliz domingo :)

    ResponderEliminar
  13. Ainsss que ricosss y que buena pinta aunque a estos en Almería los conocemos como papa viejos, aunque se les puede denominar de las dos formas.

    Besitos

    ResponderEliminar
  14. Hay una variedad muy grande de dulces de cuaresma. Este no lo conocía y me ha parecido muy rico.

    Besos.

    ResponderEliminar
  15. conocía los paparajotes Murcianos, pero no estos de Almería.
    Así que ya no se me escapan y habrá que ponerse con ellos aprovechando estas fechas

    un abrazo

    ResponderEliminar
  16. no los he comido nunca,pero estoy segura de q me encantarian

    ResponderEliminar
  17. No había escuchado jamás este nombre y me ha hecho mucha gracia, Ana. Mi madre hacía unas cositas muy parecidas cuando era yo niña, pero no recuerdo que los llamase así. Qué ricos!. A puñados me los comía yo.
    Un besote

    ResponderEliminar
  18. Pues el nombre me resulta familiar pero no sabía como eran.
    Seguro que están de vicio!
    Un beso.

    ResponderEliminar
  19. que peligro son estos postres de semana santa, pero a ver quien se resite a ellos, menos mal que no has dejado ninguno y asi no caigo en la tentación jajaja
    un besote

    ResponderEliminar
  20. Nunca oí ni vi estos PAPAJOTES, y me han prendado, uff que cosa más rica Ana !!! Me guardo la receta. GRACIAS

    besos

    LA COCINA DE LAS PINUINAS

    ResponderEliminar
  21. Hola Ana, una consulta sobre esta masa? Los hago mucho y me encantan,pero los primeros me salen redonditos y bonitos pero conforme voy haciendo,van saliendo mas planos,estilo tortitas pero pequeñas.Y no se,si sera que tendre que echarle mas levadura? Espero tu contestacion.Gracias y enhorabuena por tus blogs son fantasticos...........

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! pues yo creo que salen más planos porque la masa ya no tiene aire, es decir, con el batido del principio la masa tiene una consistencia, y según vamos haciendo, lo que queda en el fondo del bol, ya tiene otra consistencia diferente, creo que ésto se evitaría si cada tanda que vas friendo, le pegas un buen "meneo" a la masa, jejej

      Espero que los próximos te salgan estupendos...un saludo!

      Eliminar

Gracias por tus comentarios.