HABAS ENZAPATÁS

01 abril 2011 14 comentarios

Photobucket



Hoy receta exprés, entrada exprés....

Os dejo una tapita de primavera con habas tiernas; éste plato es muy típico de Huelva y yo lo he adoptado en mi cocina por lo facilito, rápido y rico que está; el inconveniente que hay que pelar las habas, jejejje, y ya no resulta tan rápido....aunque siempre se pueden tener peladas de víspera....

Ya que hablamos de habas aprovecho para comentaros una curiosidad que muy poca gente sabe: las habas crecen dentro de una vaina, hasta ahí todos de acuerdo no? y las pepitas tienen un pedúnculo, bueno, pues ese pedúnculo nace normalmente en una dirección...y atención, en años bisiestos nace en la dirección contraria....curioso no? si el próximo año bisiesto sigo con el blog, les haré fotografías y las colgaré para ver la diferencia.

Las habas Vicia faba, son legumbres muy apreciadas por los pueblos que poblaron España en la antigüedad y por su fácil cultivo y las posibilidades de su utilización en la gastronomía fueron muy utilizadas durante siglos.

Las habas son legumbres y por tanto muy nutritivas, aportan principalmente hidratos de carbono y son una buena fuente de proteína vegetal, aportando gran cantidad de fibra, ácido fólico y vitaminas, siendo también ricas en hierro; sus aportes calóricos varían mucho si su consumo es recién cogida o seca, las secas tienen un aporta calórico mucho mayor que las tiernas y sin embargo las tiernas se utilizan en regímenes de adelgazamiento, por su alto aporte en fibra y la pronta saciedad que proporcionan.

Las habas tiernas recién recolectadas son dulces con un ligero toque amargo, muy apreciadas en alta cocina en el tamaño baby y sus vainas tienen un aroma característico que pierden según van pasando las horas después de recolectarlas, éstas también pueden ser cocinadas, normalmente se cocinan las vainas muy tiernas, cómo en el Potaje de Semana Santa .

Las habas secas se cocinan una vez han estado en remojo en potajes o incluso pueden ser convertidas en harina de haba, (me ha parecido muy curioso que las habas que habitualmente compro son importadas de Austrália) hace años cuando mi padre cultivaba habas en nuestro pequeño huerto, reservaba las que se ponían demasiado gordas y las iba poniendo en el "terrao" (techo o terraza) de mi casa al sol, las vainas se ponían negras y se secaban, entonces le sacábamos el grano, la haba y ya teníamos para los potajes de habas de todo el verano...


Photobucket


INGREDIENTES


1 kg. de habas tiernas de grano medio
una cabeza de ajos
unas hojas de hierbabuena o poleo menta
un poco de sal
agua
rodajas de limón (para que no se pongan feas)


ELABORACION


Poner en una olla las habas, la cabeza de ajos sin pelar y un par de rodajas de limón, cubrir con agua añadir un poco de sal y cocer hasta que las habas estén tiernas sin que lleguen a romperse, añadir la hierbabuena y dejar la olla reposar fuera del fuego en infusión.

Sacar la cabeza de ajos y la hierbabuena y servir. Se puede tomar caliente o frío, cómo aperitivo o cómo guarnición de otros platos.



***La piel de las habas se come, porque normalmente éstas habas se quedan bastante tiernas, pero si se quiere se puede sacar facilmente las pepitas que hay dentro que son realmente exquisitas también sin piel.









14 comentarios

  1. Curioso lo de los pedúnculos ... yo también he oido que las habas un año son muy buenas, dulces y tiernas y al siguiente no son tan buenas y exquisitas. Este año por lo que llevo probado .. es mal año.
    Otro apunte: Hay que comer muchas habas, tienen un componente que es muy bueno para el alzheimer.

    ResponderEliminar
  2. A las habas siempre les pongo menta fresaca es un toque que me encanta!!!!besos

    ResponderEliminar
  3. Hola Ana!

    ¡Felicidades! Acabo de otorgarte un premio! Puedes recogerlo aquí:

    http://micocinitadejuguete.blogspot.com/2011/04/mi-segundo-premio.html

    ResponderEliminar
  4. Me encantan las habas, y cuando de pequeña vivía en Almería me las comía crudas, una delicia. Así que este plato tan sencillito me tiene que gustar a la fuerza.

    Qué curioso lo del pedúnculo!

    Un besote!

    ResponderEliminar
  5. Me chiflan las habas, con vaina, sin vaina y hasta crudas. Son deliciosas y sabrosas.
    Este método tuyo es bien sencillo y voy a probarlo.
    Lo del pedúnculo hacia un lado u otro es muy curioso...
    Un besote

    ResponderEliminar
  6. Me ha encantado lo de los pedunculos, q curioso...

    No sabia que en Huelva se comen asi las habas, a mi m gustan d cualquier manera la verdad!!! mmmm habas!!!

    ResponderEliminar
  7. Ana, que curioso lo de los pedúnculos, nunca lo había escuchado.
    Sabes que las habas me encantan, como las extraño, no entiendo por qué en este país no se venden, me quedo con todas las ganas.
    Me encantó el nombre enzapatá.
    Besos

    ResponderEliminar
  8. Mm que bueno! Anoche comí habas con jamón, eran deliciosas! Como bien lo dices, son fáciles de hacer, se hacen en poco tiempo y son ricos!!

    Muchos besos

    ResponderEliminar
  9. Pues sí que es rapidito y fácil¡¡

    ResponderEliminar
  10. Me parece muy curioso el tema de los pendúnculos...en casa gustan bastante,véste año he comprado frecuentemente y están saliendo muy tiernas. Tu receta fantástica!!
    Besos

    ResponderEliminar
  11. Que curioso lo de los pedúnculos, no tenia ni idea.
    Me encantan las habas.
    Besos

    ResponderEliminar
  12. En casa no somos mucho de hacer habitas, pero copio tu receta con tu permiso porque a mi padre le encantan!!!.
    besotes desde Zaragoza!!!

    ResponderEliminar
  13. Que envidia me das Ana, aqui están saliendo las flores ahora, ya ves que tardan mas, eso del péndulo no lo había oído nunca, curiosos dato, se lo diré al Toni besos.

    ResponderEliminar
  14. Yo no suelo comer habas por el tema de las calorías, pero tienen una pinta estupenda!

    ResponderEliminar

Gracias por tus comentarios.