PASTEL MOUSSE DE LECHE MERENGADA






Esta es la tarta que más he repetido en mi casa, junto con la Mousse de café al caramelo, sobre todo en verano nos encantan las mousses, y ésta de leche merengada es una auténtica delicia, la receta se la tome prestada a Alicia del blog Canecositas.

Es una tarta con una presencia, con un sabor y con una textura maravillosas...no dejéis de probarla, además se puede tomar como semifrío si la metemos en el congelador y la tomamos semihelada.

Ahora escribiendo éstas líneas me estoy acordando de la primera vez que la hice...menudo desastre, tenía ya toda la mezcla hecha, la puse en el molde desmontable y me disponía a llevarlo desde la encimera al frigorífico...solo un metro de distancia, en la mitad la vitrocerámica y el horno debajo; abrí el frigorífico y me fuí hacia mi tarta inmaculada (que por supuesto aún no había cuajado) y cuando cojí el molde.......se abrió.......toda la mezcla cayendo sobre la vitrocerámica, chorreaba por la puerta del horno y caía al suelo.....yo en un movimiento rápido lo volví a cerrar y pude retener algo de la mezcla, pero más de la mitad de la tarta se me había derramado....que rábia!!!!!

Desde entonces los moldes los meto en el frigorífico en una bandejita y cuando los voy a meter en el horno los relleno siempre con el molde sobre la bandeja del horno, por si las moscas, jejejej



INGREDIENTES

250 gr. de galletas napolitanas
70 gr. de mantequilla fundida


Para la Mousse:

600 gr. de nata montada
5 claras de huevo montadas a punto de nieve
5 hojas de gelatina neutra
380 gr. de leche condensada
200 gr. de leche entera
1 rama de canela
la cáscara de un limón
la ralladura de un limón
canela molida

Para adornar:

granillo de almendra caramelizado


ELABORACION


Para hacer la base:


Triturar las galletas, añadir la mantequilla fundida en el microondas y mezclar bien.

Poner un plato de base y el aro desmontable o lámina de acetato a unos 22-24 cm. de apertura, echar dentro las galletas molidas y con el dorso de una cuchara grande aplastar bien, extendiendo por toda la superficie y apretando para que quede bien compacto.

Meter en el frigorífico o en el congelador para que se endurezca y mientras vamos preparando la mezcla.



Para preparar la mezcla:


Hidratar la gelatina en un bol con agua fría.

Ponemos la leche normal en un cacito y la calentamos con el palo de canela y la peladura de limón, cuando esté caliente añadimos la leche condensada y removemos para que se disuelva, añadimos las hojas de gelatina que ya estarán blandas y las disolvemos, dejamos reposar la leche para que tome los sabores de la canela y el limón y para que se enfríe.

Montar las claras con una pizca de sal; añadir la ralladura de limón y una cucharadita de canela molida, y seguir montándolas hasta que estén a punto de nieve. Reservar

Montar la nata hasta que esté firme y ponerla en un bol amplio, añadir poco a poco la mezcla templada de leche y leche condensada (previamente habremos retirado la peladura y el palo de canela) y remover con unas varillas con cuidado y con movimientos envolventes, añadir también las claras montadas y repetir la operación hasta que la mezcla esté homogénea.

Sacar la base del frigorífico y echar toda la mezcla encima, dar unos ligeros golpecitos al molde para que la mezcla se asiente bien y meter como mínimo unas 6 horas en el frigorífico para que cuaje.

Una vez cuajada, despegamos el molde desmontable de las paredes, abrimos el aro y decoramos.


Para decorar he puesto una hoja de papel tapando parte de la tarta, he puesto sobre la mousse una capa generosa de granillo de almendra, luego retiramos el papel y lo ponemos sobre el granillo y echamos sobre la otra parte los pistachos picados; finalmente decoramos con el palo de canela y la flor de la peladura de limón.



*Para quitar el aro desmontable yo aplico a las paredes del molde un paño mojado en agua caliente o paso el cuchillo jamonero, es liso y flexible y lo pego totalmente a la pared del molde.

*Un truco para que los laterales de las mousses nos queden perfectos y lisitos es tomar una paleta lisa y meterla en un bol con agua caliente, alisar con ella la superficie, volver a meter en el agua caliente para lavar y volver a alisar otro trozo y así hasta que arreglemos las imperfecciones que pueda tener.

*Con los aros desmontables de acero o el acetato, los laterales de las tartas mousses quedan perfectos, son los más recomendables para éste tipo de tartas que no se hornean.


*Para hacer la flor con la peladura

Es necesario que la piel del limón esté bien limpia, que no tenga imperfecciones; cortamos la peladura desde la parte superior del limón dándole vueltas intentando que solo salga la parte amarilla y que siempre sea igual de fina.

Una vez que ha infusionado en la leche, la retiramos la lavamos y la enrollamos sobre sí misma, mientras que la vamos haciendo nos parece que nos sale un churro, pues bien, una vez liada por completo, le damos la vuelta; seguro que por la parte de abajo habrá salido una flor....



EN THERMOMIX


Triturar las galletas a vel. 5-7-9; añadir la mantequilla derretida en el microondas por el bocal y mezlcar vel 3-4 unos segundos, bajar con la espátula los restos de las paredes. Tapar la base de la tarta y refrigerar.

Lavar el vaso de la thermomix y meterlo en el frigorífico para que esté bien frío, la nata también la tendremos bien fría; una vez el vaso preparado ponemos la mariposa y montamos la nata. Una vez montada la pasamos a un bol y guardamos en el frigorífico.

Sin lavar la thermomix echamos la leche normal con la cáscara de limón y el palo de canela y programamos 5 min. vel. 1 a 80º; una vez pasado el tiempo, sacamos la peladura y el palo de canela y echamos la gelatina hidratada y la leche condensada, batir a vel. 3-4 unos 20 segundos.

Poner ésta mezcla en una ensaladera grande.

Limpiamos bien el vaso de la tm. con agua caliente, secamos bien para que no queden restos de grasa y vertemos las claras que también tienen que estar a temperatura ambiente, añadimos una pizca de sal y unas gotas de limón y ponemos la mariposa; montar durante 6 minutos a vel. 3, cuando esté terminando echamos la canela molida.


Tomamos la ensaladera con la mezcla de leche y leche condensada y añadimos la nata montada removiendo con movimientos envolventes, y mezclamos también con las claras montadas.



Que aproveche!!!!



PASTA CON PESTO ROJO





En los días calurosos de verano apetecen comidas ligeras y templadas, con el calor las sopas y los guisos pasan a un segundo plano y se hacen, pero menos veces a la semana, al menos en mi casa ocurre ésto y claro, hay que echar mano de otro tipo de platos.

Cómo me gusta tantísimo el pesto rojo (aquí la receta) me encanta mezclarlo con pasta ; el pesto lo podemos tener preparado de antemano o lo hacemos en el momento y solo tenemos que cocer la pasta que más nos guste y bien caliente mezclarla con la salsa pesto, un plato exquisito y contundente.



INGREDIENTES

Para dos personas

160 gr. de pasta
100 gr. de salsa pesto
unas hojas de albahaca
opcional: queso parmesano rallado



ELABORACION


Calentar en una olla amplia abundante agua con una cucharada de sal, llevar a ebullición y una vez que el agua esté hirviendo echar la pasta, cocer hasta que esté al dente, sacar a un escurridor para quitar el agua y volver a meter en la olla.

Una vez en la olla y antes de que se enfríe, echar el pesto encima y remover para que el aceite del pesto impregne la pasta, servir inmediatamente acompañado de unas hojas de albahaca picadas y queso rallado en un cuenco.

Que aproveche!!!!!



TARTA SAINT-HONORÉ



Whole kitchem en su propuesta dulce para el mes de Junio, nos invita a preparar todo un clásico de la repostería francesa, el pastel Saint Honoré.


La tarta Saint Honoré es muy famosa en Francia, yo tuve la ocasión de probar una "mega" tarta en un boda a la que asistí, era una tarta impresionante bastante diferente de la que yo he hecho en ésta ocasión, porque yo la he hecho bajita y con relleno, pero aquella tarta era un cono perfecto de casi un metro de alto hecho totalmente de profiteroles rellenos y todo ello pegado con hilos de caramelo, el cual rompieron los novios con una espada y luego nos repartieron en los platos dos o tres profiteroles acompañados de salsa de chocolate.

Algún día intentaré hacerla como aquella, no sé como me las apañaré para que no se derrumbe, pero tengo que intentarlo, jejejej

En ésta ocasión la tarta me ha dado muchos problemas, tuve que repetir la masa porque los profiteroles se inflaban demasiado y luego con una rapidez inusitada se desinflaban al salir del horno; aunque tengo que decir después de la experiencia que la culpa creo que era de que hice los profiteroles con la masa muy caliente, porque la última tanda de ellos salió perfecta y fué los que utilicé para la tarta, aunque como véis quedo bastante menguada, jejejej


INGREDIENTES MASA CHOUX

1/2 litro de leche
10 gr. de azúcar
5 gr. de sal
250 gr. de mantequilla
250 gr. de harina
10 huevos

Glaseado

1 yema de huevo
1 cucharada de leche
una pizca de sal


ELABORACION DE LA MASA CHOUX

Mezclar la leche, la mantequilla, la sal y el azúcar en una cacerola a fuego lento; llevar a ebullición y retirar la cacerola, espolvorear la harina y batir con una cuchara de madera hasta que quede homogénea y sin grumos, volver al fuego y remover hasta que la masa no tenga grumos y se despegue de las paredes de la cazuela. Una vez fuera del fuego y un poco templada añadir los huevos de uno en uno y batiendo hasta integrar en la masa antes de añadir el siguiente. Debe quedar una masa elástica y brillante.

Debemos tener el horno precalentado a 180º, meter la mitad de la masa choux en una manga pastelera con boquilla lisa pequeña.

Poner papel de horno o una lámina antiadherente en la bandeja de horno y hacer pequeños montones de masa de unos 2 cm de diámetro (al hornearlos crece bastante); pintar con el glaseado y aplastar ligeramente el copete que puede haber quedado al utilizar la boquilla, para aplastarlo utilizar la brocha o el dorso de un tenedor.

Hornear unos 20 minutos, hasta que se doren ligeramente y estén hinchados, sacar a una rejilla y dejar enfriar.


PREPARACION DE LA BASE

Necesitamos una lámina de hojaldre redonda
masa choux
glaseado de huevo

Extendemos en la bandeja de horno una lámina antiadherente o papel de cocina y disponemos un círculo de hojaldre de unos 22 cm. de diámetro, lo pinchamos con un tenedor para que no suba demasiado y hacemos una espiral de masa choux con la manga pastelera sin llegar al borde del hojaldre (porque al crecer la masa choux puede salirse de la base). Hornear hasta dorar durante unos 20- 30 minutos.


PREPARACION DE LA CREMA CHIBOUST


250 ml. de leche
4 huevos(separadas las claras y las yemas)
240 gr. de azúcar
20 gr. de maicena
3 hojas de gelatina
90 ml. de agua
1 cucharada de esencia de vainilla

Hidratar la gelatina en los 90 ml. de agua

Batir las yemas con la mitad del azúcar hasta que la mezcla blanquee, agregar la maicena y batir hasta incorporar; añadir poco a poco la leche bien caliente mezclada con la vainilla y mezclamos enérgicamente hasta que la masa esté lisa y sin grumos. Dejar entibiar cubierta para que no haga costra.

Preparar el merengue batiendo las claras con una pizca de sal ; agregar la otra mitad del azúcar que nos queda gradualmente hasta obtener un merengue firme.

Añadir a la crema la gelatina escurrida y remover hasta integrarla y poco a poco ayudándonos de unas varillas, añadirmos el merengue e integramos hasta que obtengamos una crema homogénea. Dejar enfriar para que tome cuerpo.

Una vez que la crema esté fría, hacemos un corte a los profiteroles en la base y ayudándonos de una manga pastelera los rellenamos de la crema chiboust y los reservamos.


HACER EL CARAMELO

50 ml. de agua
200 gr. de azúcar

Poner el agua y el azúcar en un cacito pequeño y llevar a ebullición a fuego lento, cuando alcance los 160º bajamos el fuego y cocemos a fuego lento hasta que el caramelo se ponga de un tono ambar clarito y retiramos.


Mojamos la base de los profiteroles en el caramelo caliente y los vamos disponiendo sobre todo el contorno de la base de hojaldre hasta completar el círculo y pegándolos con el caramelo (también yo he puesto en el centro). Dejar enfriar.

Una vez fría disponer crema chiboust en todo el centro aplicándola con la boquilla para decorar la tarta.


Meter en el frigorífico y guardar en frío antes de servir.




Aquí os dejo un paso a paso fotográfico en dónde se ve perfectamente y de forma muy fácil la elaboración (es bastante más complicado explicar con palabras que con imágenes, jejej)


****Yo además he adornado con nata montada y crocanti de almendras

****Con el resto de caramelo que nos ha quedado rellenamos una manga pastelera (que no tenga apertura para la boquilla y le hacemos un agujerito) con ésta manga hacemos dibujos con el caramelo sobre papel de horno "mucho cuidado que quema" tendremos que cojerlo ayudándonos de un paño de cocina; otra opción en vez de manga pastelera es una bolsa de asar, porque también soportará perfectamente la temperatura del caramelo.

Dejar el adorno de caramelo hasta que se enfríe y despegar con cuidado.

BROCHETAS "CON LA ROJA"





Para éste fin de semana un postre fresquito, saludable y muy rico!!!

Después de muchos años de disfrutar cada verano con ésta maravilloso fruto de carne roja y pepitas negras, me acabo de enterar que las sandías se llaman "citrullus lanatus", es lo que tiene la wikipedia...aunque ahora muchas de las sandías, ya no tienen pepitas y además ya....tampoco tienen por qué ser rojas, jejejej




A simple vista las sandías son iguales, pero por dentro son preciosas y diferentes....una roja y otra amarilla.....y además acabo de darme cuenta que tienen los colores de la selección, que postre más oportuno para el día de mañana en el que juega nuestra selección de futbol no? así que de ahí su nombre.....

Nuestros hijos también se comerán de buen gusto éstas brochetas tan coloridas y llamativas, e incluso nos pueden ayudar a hacerlas, les encantará el resultado...



INGREDIENTES

Sandía roja
Sandía amarilla
Palillos de brochetas
Fideos de chocolate de colores


ELABORACION

Hacer bolas con un vaciador e insertarlas en los palillos de brocheta, meter en el frigorífico para que estén bien frías y espolvorear con los fideos justo antes de servir.


*También podemos echar sobre las brochetas un hilito de sirope de chocolate.

RISOTTO DE VERDURAS











Whole kitchen en su propuesta salada para el mes de junio nos invita a preparar todo un clásico de la comida tradicional italiana, un Risotto de verduras.

En whole kitchen nos han ofrecido todas las facilidades y consejos para preparar un buen risotto, y como yo no lo había preparado nunca, me he ceñido bastante a la receta de partida para no cambiar demasiado la base de la receta, pero viendo lo fácil que resulta hacerlo y lo rico que está, seguro que saldrán muchas variantes de risotto en mi cocina de aquí en adelante...jejejej

Estos son los principios básicos a tener en cuenta en la elaboración de un risotto, unos consejos muy útiles y prácticos para que salga delicioso que nos han facilitado desde Whole kitchem para hacer con éxito nuestro risotto.


PRINCIPIOS BASICOS



1.- Sofrito

Cortaremos las verduras; según el grosor de la verdura así será el aroma del risotto, cuanto más fina mayor será el perfume. Podemos hacer el sofrito con aceite o mantequilla, echar las verduras y dejar sudar suavemente.

2.- Tostado del arroz

El mejor arroz para realizar el risotto es el arroz arbóreo, el cual añadiremos al sofrito y mezclaremos con él para que se impregne bien y adquiera un tono casi transparente. Este paso es muy importante, porque es aquí cuando el arroz suelta el almidón dando la consistencia cremosa al risotto.

3.- El vino

Añadiremos el vino a la cazuela, éste puede ser vino blanco seco o tinto, moveremos bien y subiremos la temperatura de cocción para que se evapore y volveremos nuevamente a la temperatura inicial.

4.- El caldo

Este es un punto importante, dependiendo del tipo de risotto que vamos a cocinar el caldo será de carne, verdura o pescado, el cual iremos añadiendo poco a poco, cada vez que el arroz lo va absorbiendo y siempre sin dejar de remover, hasta que veamos que el arroz está en su punto, ni duro ni pasado, normalmente suele tardar unos 15 minutos aproximadamente. El caldo debe estar caliente para que no rompa la temperatura de cocción de los alimentos.

5.-El mantecado

Mantecar es añadir mantequilla o aceite y el queso a la preparación, ésto será lo que nos dará el toque final al risotto, el cual nos dará una textura melosa. Aquí ya habremos retirado la olla del fuego y añadiremos mantequilla y queso y mezclaremos suavemente hasta que se derritan, lo dejaremos reposar tapado con un paño unos 2 ó 3 minutos y ya estará listo para servir.



INGREDIENTES


400 gr. de arroz para risotto
1 litro y 1/2 de caldo de pollo
125 gr. de mantequilla
2 cebollas picadas muy finas
2 dientes de ajo muy picados
150 gr. de zanahorias troceadas
100 gr. de espárragos verdes troceados
100 gr. de habitas baby
perejil fresco picado
150 ml. de vino blanco seco
80 gr. de parmesano recién rallado
sal y pimienta negra molida


ELABORACION


Poner al fuego el caldo y calentarlo, mantener caliente en todo momento.

Derretir en una cazuela la mitad de la mantequilla y añadir los ajos, la cebolla y la zanahoria muy picados, saltear unos minutos con un poco de sal y añadir las habitas y los espárragos picados (previamente habremos separado las puntas para saltear aparte). Añadir por último el arroz y sofreir hasta que tome el jugo del salteado.

Empezamos echando un cucharón de caldo y removemos el risotto, esperamos a que absorva casi todo el líquido y repetimos la operación, evitando que el arroz hierva a borbotones o que se quede demasiado seco, cocinar hasta que el arroz esté cremoso pero firme (al dente),añadir un poco de pimienta molida, la mantequilla y el perejil picado, seguidamente incorporar el queso y remover con delicadeza (probar y rectificar de sal si es preciso, porque el queso es bastante salado). Tapar la cazuela y dejar reposar unos minutos antes de servir.

Por último poner un poco de mantequilla en una sartén y saltear las puntas de los espárragos con un poco de sal.

Yo he servido el risotto emplatándolo con un aro cuadrado y coronándolo con las puntas de espárragos salteadas.




PUDING CON FRUTOS SECOS


El puding es un pastel ideal para el verano....nos sirve para reciclar unas magdalenas duras, un trozo de bizcocho que ya nadie quiere, un resto de frutos secos, alguna que otra fruta que ya está feucha....y con éste reciclaje obtenemos un postre suave, cremoso y que fresquito entra de maravilla...

Yo antes lo hacía bastante, sobre todo el puding de pan o el puding de magdalenas, es de los primeros pasteles que alcanzaba a hacer hace años, cuando aún no me había picado el gusanillo pastelero y solo me limitaba a lo de siempre, jejeje, ahora casi nunca lo hago, porque estoy siempre probando cosas nuevas....

He aprovechado unos restos y he vuelto a hacerlo y siempre, siempre.....me resulta exquisito!!!!!


INGREDIENTES


160 gr. de restos de bizcocho
ralladura de un limón
70 gr. de dátiles
70 gr. de pasas
100 gr. de coctail Jazz (de mercadona, que lleva nueces, pipas de calabaza, cerezas deshidratadas y plátano deshidratado)
4 huevos
1/2 litro de leche
125 gr. de azúcar
caramelo líquido para el molde


ELABORACION

En primer lugar preparamos una bandeja de horno con agua
Batir los huevos con el azúcar y seguidamente añadir la leche y los trozos de bizcocho desmenuzado; picar los frutos secos, los dátiles y añadirlos a la mezcla, añadir también las pasas y la ralladura de limón.

Poner el caramelo líquido en un molde apto para el horno y verter la mezcla.

Hornear al baño maría unos 35 minutos a 18oº, pinchar con una brocheta para ver si está cuajado por el centro y cuando esté listo dejar que se enfríe a temperatura ambiente, una vez frío metemos en el frigorífico y sacamos justo antes del momento de servir.


*****El puding se puede hacer con otras cantidades, para saber hacer un puding con otras cantidades tenemos que tener en cuenta que la mezcla de huevos y leche debe empapar bien los demás ingredientes, pero sin quedar caldoso; y si hay alguna duda respecto a si la cantidad es adecuada...ponéis un par de huevos de propina y seguro que sale estupendo...para calcular el azúcar podemos probar la mezcla en crudo sin problema, está rica!!!! jejeje

SOLOMILLO CON PÉTALOS DE QUESO










Si visitáis a menudo mi cocina, podréis comprobar que el queso es un aliado de mucha importancia en mis recetas, tanto en salado como en dulce, igual suaves que con carácter, igual curados que frescos....me gusta el queso y si alguien abre mi nevera, siempre se sorprende de la variedad de quesos que puedo tener dentro....

En éste momento creo que hay gorgonzola, queso azul en hojas, provolone, granna padano en polvo, mozarella, parmesano, queso fresco de cabra, queso batido, gruyere rallado, tranchetes, quesitos y no puede faltar uno de mis preferidos Old Amsterdam.....de hecho no lo conocía, pero ahora que lo he probado, será uno de mis "imprescindibles"....

Este queso tiene un punto exquisito, facilmente combinable con cualquier alimento, a la vez suave y a la vez con personalidad...es de los quesos que casa perfectamente y solo......uhmmm....solo está riquísimo...unos taquitos con pan ligeramente tostado y una copita de vino Matarromera (uno de mis favoritos) se convierte en un aperitivo de lujo....


Con ésta receta participo en el concurso que ha propuesto Dolors de Blog de cuina y que patrocina Gourmet Rural y cuyo premio es un lote de productos del cerdo de primerísima calidad.





INGREDIENTES


Para dos personas:

1 solomillo de cerdo
5 lonchas de bacon ahumado (una por medallón)
100 gr. de queso Old Amsterdam en pétalos (reservar unos cuantos pétalos para adornar)
una ramita de tomillo limonero
un trozo de melón cantaloup
un trozo de melón galia
aceite
un chorrito de vinagre de frambuesa


ELABORACION


Cortar el solomillo en medallones de unos 3 cm. de grosor.

Poner las lonchas de bacon estiradas, encima esparcir los pétalos de queso; ponemos el medallón al principio de la loncha y envolvemos apretando bien alrededor del solomillo, pinchamos un palillo de cocina en la unión (atravesando parte del solomillo para que no nos estorbe al cocinar)

Poner en una sartén una cucharada de aceite de oliva y calentar, añadir los medallones envueltos en bacon y asarlos dándoles vueltas para que el bacon suelte sus jugos, añadir un poco de sal y una ramita de tomillo limonero. Una vez que estén a nuestro gusto los sacamos a un plato y reservamos.

Por último apartamos la ramita de tomillo y salteamos los trozos de melón en los jugos que ha soltado el asado.

Adornamos el plato con un chorrito de vinagre de módena o de frambuesa, quitamos los palillos al solomillo y lo presentamos encima con unos pétalos de queso y con la guarnición de melón salteado.



****El solomillo es una carne muy magra, por lo que si lo dejamos demasiado hecho quedará seco y el bacon se encongerá demasiado sobre la carne....en ésta receta debe quedar el solomillo poco hecho para que la carne quede melosa y jugosa.


****El sabor del melón salteado en la grasa del bacon es impresionante, no hace falta hacer ésta receta para probarlo....ahora tenéis melones de Almería en el mejor momento de su recolección.


GALLETAS RELLENAS AL AROMA DE CAFE Y NARANJA



En Junio es anfitriona en el Hemc -45, Su del blog El horno de Su y nos propone un plato típico de nuestras madres y mi madre aparte de las deliciosas natillas y el exquisito arroz con leche, hace unos roscos fritos que son maravillosos, pero me he acordado también de éstas galletas que durante años yo he tenido olvidadas, pero que recuerdo que siempre se hacían por semana santa en mi casa....y entre natillas, roscos, galletas y arroz con leche...ufff...nos poníamos moraos, jejej

De paso he modificado un ingrediente que no me terminaba de convencer, pero claro, antes en las casas no había mucho surtido de licores y en la mía, como mucho vino, anís y coñac; así que le he puesto en vez de coñac que lleva la receta de mi madre, un chorrito de cointreau y tengo que decir que me gustan más que las que ella hacía...(ahora que no me oye, jejej)



INGREDIENTES


2 paquetes pequeños de galletas hojaldradas o maría (unas 40 aproximadamente)
150 gr. de coco rallado
150 gr. de chocolate blanco
50 gr. de nata líquida
1 cucharada de mantequilla
1 vaso de agua
3 cucharadas de café soluble
1 chorrito de cointreau (como 2 cucharadas soperas)
150 gr. de mantequilla derretida



ELABORACION


Fundir el chocolate blanco con la nata líquida y la mantequilla; dejar enfriar hasta que esté cremoso.

Untar con el chocolate fundido la mitad de las galletas, taparlas con la otra mitad.

Calentar hasta que hierva el agua en el microondas y añadir el café soluble y el cointreau.

Disponer en la mesa de trabajo lo que vamos a utilizar por éste orden: galletas, un cuenco con el café templado , la mantequilla derretida en otro cuenco y el coco para rebozar , y por último un plato para poner las galletas terminadas.

Meter las galletas en los cuencos en el mismo orden: café, mantequilla y coco.


****Estas galletas están ricas recién hechas, pero si las metemos en un tupper el día siguiente estarán blanditas y melosas...aún más ricas!!!

****El cointreau es una marca comercial de un licor destilado procedente de cáscaras de naranja con un sabor muy especial entre amargo y dulce.

hemc #45 - la cocina de mama

ENSALÁ ASÁ





En Junio es anfitriona en el Hemc -45, Su del blog El horno de Su y nos propone un plato típico de nuestras madres.

Mi aportación es un plato que ha sido un típico en mi casa de toda la vida...sobre todo en verano y casi siempre para las cenas...mi madre preparaba una gran bandeja de "ensalá asá" y una tortilla de patatas, y cuando íbamos llegando a cenar, cada uno se cortaba su porción de tortilla y se servía un poco de ensalada fresquita o incluso nos lo llevábamos a la playa para cenar allí, y los llevabamos guardados en un tupper...que rico...cuando se ponía el sol y sacábamos el "cenacho" *



hemc #45 - la cocina de mama





INGREDIENTES

2 kg. de pimientos (morrones o california) de colores
1 kg. de tomates maduros firmes
1 cebolleta tierna
aceite y sal


ELABORACION


Poner los pimientos a asar en la parrilla o en el horno (yo los hago así) pero si tenemos una barbacoa o una chimenea quedarán muy ricos si los asamos sobre las ascuas

Una vez asados los metemos en una olla bien tapados o en una bolsa de plástico cerrada para que se enfríen y se despegue la piel.

Cuando estén fríos los pelamos y reservamos cortados en tiras finas.

Asamos los tomates en una parrilla dándole vueltas hasta que la piel se queme y los dejamos enfriar; o también podemos poner agua a hervir y poner los tomates dentro hasta que se raje la piel, los sacamos enfriamos y pelamos.

Ponemos en una bandeja las tiras de pimientos, los tomates cortados en daditos con su jugo y la cebolla picada finamente, aliñamos con sal y aceite y refrigeramos.


****Hay gente que lo hace en el horno incluso la cebolla y lo asa todo a la vez, solo hay que tener en cuenta que los tomates hay que retirarlos antes.


****Tradicionalmente se acompaña de tortilla de patatas y pescado frito.

****Un cenacho es un recipiente hecho con esparto con asas que se utiliza para llevar verduras o comida y para ver fotos de los cenachos que se hacen aún en la Alpujarra podéis pinchar aquí

****Como anécdota simpática os dejo un conjunto muy sexy de tanga y sujetador de esparto, seguro que es muy "cómodo" jejejej

GAZPACHO DE FRESAS



Que mezcla más interesante!!!!

Eso pensé cuando ví ésta receta en el blog de Menorcana, procede del libro Espectacular de Thermomix, pero ella hizo algunos cambios y yo también le he variado algunos ingredientes, jejeje

Me parece un gazpacho delicioso y muy nutritivo...qué lástima que ya se estén acabando las fresas, aunque ya he congelado algunas para preparar algunos platos éste verano cuando ya no pueda comprarlas.

Este fué el entrante en una comida con amigos...les encantó, pero al no utilizar los cubitos no sale mucha cantidad y faltó...habríamos repetido todos...



INGREDIENTES


600 gr. de fresas
600 gr. de tomates maduros
50 gr. de pimiento amarillo o rojo (son los más dulces)
1 diente de ajo (sin la yema de dentro para que no repita)
1 cucharada de vinagre de vino tinto (el vinagre para los gazpachos que sea de buena calidad)
sal
cubitos de hielo (opcional)
50 gr. de aceite de oliva
taquitos de queso de oveja curado
dados de pan frito al ajo


ELABORACION


En la thermomix:

Poner en el vaso las fresas limpias, los tomates en trozos, el pimiento en trozos, los cubitos de hielo,el diente de ajo, la cucharada de vinagre y la sal; programar 4 minutos a velocidad progresiva del 5 al 10, añadir al final el aceite en forma de hilo.

Manual:

Triturar con la batidora las fresas, los tomates, el pimiento, el diente de ajo, el vinagre y cuando estén triturados bien finos añadir el aceite en forma de hilo y triturar . Rectificar de sal.


PARA SERVIR

Servir bien fría en copas o en vasitos acompañado de daditos de queso y taquitos de pan frito al ajo. terminar la presentación cortándo una fresa por la mitad y poniendola en el borde de la copa o vaso.


****Yo no le puse cubitos y queda muy cremoso

****Se le puede añadir queso de cabra en vez de queso curado

****El pan frito se puede hacer cortando en dados pan de molde y friéndolo en una sartén con dos o tres cucharadas de aceite en dónde previamente habremos frito uno o dos ajos.


PASTEL DE CELÍN



Alguna vez os habéis pasado batiendo la nata para montarla y se ha estropeado? no la tiréis, se puede reutilizar, al batirla de más se separa el suero de la mantequilla y tanto uno como lo otro, se puede reutilizar en otras preparaciones.

Hace unos días estaba montando nata con la thermomix y como funciona solita...yo me puse a hacer otra tarea, y tras mi distracción comprobé disgustada que se me había convertido en mantequilla....pero no hay problema....lo que en principio iba a ser una mousse, se convirtió en un exquisito bizcocho bicolor al estilo Red Velvet Cake, pues utilicé ésta receta como referencia en las cantidades.






INGREDIENTES


Para el bizcocho:

200 gr. de azúcar
250 gr. de harina
250 gr. de "suero de mantequilla" buttermilk***(con 500 ml de nata batida se obtienen aproximadamente 250 gr. de suero y 250 gr. de mantequilla)
2 huevos
una cucharadita de esencia de vainilla
una pizca de sal
1 sobre de levadura química
1/2 cucharadita de colorante amarillo
1/2 cucharadita de colorante verde


Para la cobertura o frosting:

300 gr. de nata para montar
500 gr. de queso cremoso (philadelphia, mascarpone)
180 gr. de azúcar glacé





ELABORACION


Precalentar el horno a 180º

Batir los huevos con el azúcar hasta obtener una masa cremosa y blanquecina, añadir la esencia de vainilla y el suero de mantequilla . Mezclar bien hasta que la mezcla sea homogénea.

En un bol, mezclar la harina, la levadura y la pizca de sal.

Tamizar la mezcla de harina encima de la mezcla de huevos y remover hasta que se mezclen por completo las dos preparaciones.

Con Thermomix: Batir los huevos con el azúcar, la esencia de vainilla y el suero de mantequilla a 37º vel. 3  1/2 con mariposa, cuando la mezcla haya doblado su tamaño añadir la harina, la levadura y la sal tamizadas y remover unos segundos a vel. 6.



Partir la mezcla en dos partes iguales y ponerla en cuencos diferentes , le ponemos colorante amarillo a un cuenco y verde a la mezcla del otro cuenco.

Forrar la base de un molde desmontable con papel de horno y echar uno de los cuencos; hornear a 180 º hasta que esté cocido y al pinchar con un palillo el centro salga limpio (unos 30 minutos); una vez cocido sacar ayudándose del papel de horno a una rejilla para que se enfríe y hornear con el mismo procedimiento el segundo bizcocho.


FROSTING

Montar la nata bien fría con el azúcar glacé y reservar en el frigorífico.

Montar el queso crema con un poquito de esencia de vainilla, una vez batido lo mezclamos con la nata montada con unas varillas y con movimientos envolventes para que no se bajen.

Con Thermomix:

Montar el queso crema con la esencia de vainilla y reservar en un bol; sin lavar el vaso añadir la nata fría y montar a vel. 3 1/2 mientras que vamos agregando el azúcar glacé por el bocal.; verter la nata montada sobre el queso crema reservado y remover con unas varillas con cuidado de que no se baje.


MONTAJE DEL PASTEL


Recortar los bordes de los dos bizcochos para que quede el corte perfecto( yo lo hice con un aro desmontable)

Cubrir con frosting la primera capa, colocar la segunda capa y apretar suavemente; cubrimos la totalidad del pastel con lo que nos quede de frosting y con un peine pastelero hacemos el adorno.


DECORACION

Fresas
150 gr. de chocolate para fundir
Hojas de hiedra

Fundir el chocolate en el microondas o al baño maría.

Para hacer las hojas: Tomar una brocha de pastelería y pintar las hojas bien limpias, las metemos en el frigorífico para que se endurezcan y le damos otra capa y volvemos al frigorífico; una vez que estén bien frías retiramos con cuidado la hoja del chocolate.

Para decorar las fresas: Meter las fresas cortadas por la mitad en el chocolate fundido y poner encima de papel de horno, dejarlas enfriar en el frigorífico hasta que el chocolate endurezca.



*******El suero de mantequilla o mazada es un producto lácteo líquido de color blanco-amarillento, ligeramente menos espeso que la nata (crema de leche), con un contenido bajo en grasa y de sabor ligeramente agrio.

Desde la antiguedad se produce removiendo la nata para que se rompan las membranas de grasa que contiene. Las partículas de grasa se agrupan y se separan en la parte superior del recipiente donde se prepara. Con la grasa se produce mantequilla, y el líquido sobrante es el suero de mantequilla. Pero la mayor parte del suero de mantequilla disponible hoy en día no se elabora según el método tradicional, sino como cultivo: se trata de leche a la que se le añaden agentes acidulantes (estreptococos) para simular el producto original. El sabor ligeramente agrio de éste "suero cultivado" se debe al proceso de fermentación. En éste proceso la bacteria que lo inicia convierte la lactosa en ácido láctico. A medida que el ph desciende por ésta reacción, la leche se vuelve más agria.*******

Esta referencia la he copiado integramente de la Wikipedia, de modo que el suero de mantequilla se obtiene de batir la nata hasta obtener mantequilla por un lado y suero por el otro; pero hay una alternativa, modificar el ph de la nata o de la leche por medio un un ácido, lo cual podemos hacer en casa perfectamente.

--Tenemos que añadir 1 cucharada de vinagre o zumo de limón a 250 ml. de leche templada, dejarla reposar sin remover.

--También podemos sustituir el suero por yogur natural en la misma cantidad que si ponemos suero, el resultado es distinto en sabor pero igualmente queda rico.