viernes, 30 de abril de 2010

TARTA MOUSSE DE FRESA Y CHOCOLATE



Que delicia!!!! las fresas en temporada son tan ricas, tan frescas, tan apetitosas...con ese color que nos alegra la vista y que nos transmite vitalidad y energía.

Yo hago muchas tardes para la merienda de mis peques, fresas con leche y azúcar....se beben un buen vaso y les encanta, y me parece una merienda muy sana y nutritiva para ellos, con ésta mousse comen también esa combinación pero de una forma más elegante, y además con el toque del chocolate....delicioso.....

Todas las primaveras hago ésta mousse , es deliciosa, fresquita y nada empalagosa, por lo que se come "sin sentir" jejejej, cuando te has dado cuenta ya llevas dos trozos....es tan suave y tan apetitosa con ese colorido que entra por los ojos, si no, juzgar vosotr@s mism@s.....


INGREDIENTES


Para la base de bizocho en microondas
(receta de Clemenvilla de su fantástico blog Bocados de cielo)

2 huevos
50 gr. de azúcar
35 gr. de maicena
15 gr. de cacao puro

Batir los huevos con el azúcar hasta que estén espumosos.

Tamizar la harina y el cacao juntos sobre la crema de huevos batidos e ir removiendo con cuidado con unas varillas y con movimientos envolventes.

Engrasar un molde que pueda ir al microondas y espolvorear con cacao puro, poner la mezcla dentro y hornear 2 minutos. 30 seg. en un microondas de 1000 watios.

Dejar enfriar en una rejilla.

*La base tiene que ser del mismo tamaño que el aro desmontable que vayamos a utilizar para echar la mousse; otra opción es utilizar acetato para la mousse o un aro desmontable de los que no tienen base, en éste caso, nos ceñiremos luego a las dimensiones del bizcocho.



PARA LA MOUSSE


500 gr. de fresas
300 ml. de nata
2 claras de huevo
6 hojas de gelatina
200 gr. de azúcar
100 gr. de pistachos picados para la decoración
100 gr. de chocolate fondant para la decoración


ELABORACION


Separar unas 6 fresas de las más bonitas y cortar en láminas la parte central, las lonchas más grandes del centro las reservamos y el resto lo ponemos junto con las demás fresas y las trituramos.

Ponemos a remojar la gelatina en agua fría.

Montamos la nata bien fría con 100 gr. de azúcar y reservamos en el frigorífico.

Montamos las claras a punto de nieve con otros 100 gr. de azúcar y una pizca de sal.

Calentamos un poco de puré de fresa en un cacito y cuando hierva disolvemos la gelatina en él, una vez disuelta lo ponemos en un bol amplio, añadimos el resto del puré, removemos y agregamos la nata montada con movimientos envolventes con ayuda de unas varillas, cuando obtengamos una mezcla homogénea, agregamos también las claras a punto de nieve con las varillas y con cuidado de que no se bajen.

Poner la base de bizcocho en el plato en que vamos a servir el pastel, poner el aro o acetato bien apretado alrededor del bizcocho, poner las fresas cortadas que tenemos reservadas en todo el contorno y verter la mousse.

Meter en el frigorífico hasta que cuaje al menos durante unas 6 horas.

Una vez cuajado desmoldamos aplicando un paño caliente alrededor del molde para que se despeguen los bordes al contacto con el calor, o pasar un cuchillo por el contorno con mucho cuidado.

Adornar con los pistachos picados y una flor hecha con dos fresas y un tallito de menta o hierbabuena. Para hacer el adorno de pistachos he utilizado un aro de emplatar.

Para hacer el adorno de chocolate:

Fundir el chocolate en el microondas durante 30 seg. sacar y remover y repetir hasta que el chocolate esté totalmente líquido; dejar que se enfríe a temperatura ambiente y una vez que esté empezando a cuajar otra vez, volvemos a fundirlo de nuevo; una vez fundido lo echamos sobre una superficie fría y muy limpia (puede ser la encimera) le pasamos una espátula de cocina hasta dejarlo extendido por completo con unos milímetros de espesor y cuando empiece a endurecer, sacamos con un cuchillo las virutas de chocolate.


*Siempre había hecho ésta mousse con una base de galletas o de masa quebrada, pero me ha gustado mucho el resultado con la base de chocolate, aunque yo otra vez que lo haga la emborracharé un poco con almíbar.

*Si tenéis que trasladar ésta tarta tened mucho cuidado, hay que llevarla en un lugar bien frío para que no se estropee. (yo la trasladé en un día de mucho calor y al medio día y gracias a que el trayecto era corto...porque si me descuido mucho no llega....jejejej, de hecho los rollitos de chocolate se derretían ya haciendole la fotografía pues estaba al sol y el calor Almeriense ya empieza a notarse, jejejej)


Espero que os guste!!!! yo ya estoy hoy viernes preparando mi postre semanal....ya os contaré en próximas entregas....

jueves, 29 de abril de 2010

CALABACINES AL CURRY



Hoy una receta fresca y con un sabor sorprendente....una mezcla que a mí no se me habría ocurrido nunca, pero que en cuanto vi en el libro de Isabel Allende, me resultó tan atractiva que tenía que probarla...sin embargo se me había quedado atrás sin ponerla en el blog y en cuanto he visto hoy las fotos, la he visto totalmente apropiada para éstas fechas; en Almería ya hace calorcito y apetecen recetas suaves y ligeras ....

Isabel Allende la bautizó como Calabacines mil y una noches , porque su sabor es exótico, cuanto menos, poco común, pero al calabacín le casan perfectamente los ingredientes dulces, de hecho se puede utilizar también en la elaboración de postres por lo que éstos ingredientes que lo acompañan le van estupendamente.


INGREDIENTES


4 calabacines medianos
1 cucharada de aceite
1/2 cebolla rallada
1/2 zanahoria rallada
1/2 taza de nata o leche evaporada
1 cucharadita de curry en polvo
2 cucharadas de coco rallado
1/2 taza de leche de coco o vino dulce ( Pedro Ximenez)
4 dátiles cortados en tiras



ELABORACION


Cortar los calabacines por la mitad a lo largo sin pelar.

Calentar en una sartén amplia el aceite y sofreir ligeramente los calabacines por fuera y por ambos lados. Sacar y reservar.

En el aceite que nos ha quedado en la sartén, saltear la cebolla y la zanahoría a fuego medio hasta que se ablanden ligeramente, añadir los dátiles picados, el curry y el coco rallado, remover y agregar la leche de coco (o el vino dulce) y hervir a fuego lento unos 10 minutos.

Una vez pasado éste tiempo agregar los calabacines, la nata y rectificar de sal; cocer la mezcla durante otros 10 minutos o hasta que la salsa espese.


*Recomienda Isabel Allende, servir con arroz cocido.

*A mí me gusta encontrarme los trocitos de verdura y los dátiles enteros, pero si queremos podemos triturar la salsa, así nadie sabrá lo que lleva, jejejej




domingo, 25 de abril de 2010

FOCACCIA DE CEBOLLA CONFITADA Y PIÑONES




Buen tiempo....comidas en el campo, invitaciones a los amigos, romerías, excursiones....y siempre la misma pregunta...que llevo? que hago? que puedo tener preparado de víspera que no se estropee y tenga buen aspecto aunque lo haga el día antes?


Una focaccia!!!!


Es ideal para llevar, hay mil combinaciones para hacer y no conozco a nadie que no le guste el "pan con algo", jejejej, y está muy rica fría....pero caliente....uffff!!!! no se puede parar, jejejej



ELABORACION

Lo primero que tenemos que hacer es encender el horno a 200º -220º y así lo tendremos listo cuando terminemos de preparar los ingredientes y la masa.


INGREDIENTES


Para la masa: (receta de la thermomix)

50 gr. de aceite (1/2 cubilete)
50 gr. de manteca de cerdo
100 gr. de agua(1 cubilete)
1 cta. de sal
25 gr. de levadura prensada
300 gr. de harina (5 1/2 cubiletes)
1 pellizco de azúcar

Con thermomix:

Poner el aceite, la manteca, el agua y la sal dentro del vaso, programar 30 seg. 40º velocidad 2, incorporar la levadura, la harina y el azúcar y mezclar de 15 a 20 segundos a velocidad 6.



A mano:

Hacer un volcán con la harina y poner dentro la sal, el azúcar; calentar el aceite, la manteca y el agua hasta que estén templadas y añadir la levadura, disolver la levadura y añadir ésta mezcla a la harina, amasar hasta obtener una bola homogénea que no se pegue a las manos.

Extender la masa con el rodillo sobre una superficie espolvoreada con harina, y ponerla sobre una bandeja de horno, forrada con papel de hornear o engrasada con aceite. Dejar reposar tapada con un paño para que fermente y preparar mientras la cebolla.


Cebolla confitada


300 gr. de cebolla tierna (unas 3 cebollas)
3 ajos
40 gr. de aceite de oliva (4 cucharadas soperas)
2 cucharaditas de sal
una cucharadita de pimienta molida
una cucharadita de tomillo o cualquier mezcla de especias al gusto
100 gr. de piñones

Trocear la cebolla en tiras grandes de arriba hacia abajo, picar el ajo en trozos muy pequeños.

Poner el aceite en una sartén amplia y a fuego medio, cuando esté caliente, añadir la cebolla, los ajos y un poco de sal; dejar caramelizar moviendo de vez en cuando, bajar el fuego si es preciso.

Pinchar la masa para que no suba, volcar la mezcla de cebolla sobre la masa y salpicar con los piñones, la pimienta molida y el tomillo.

Hornear unos 20 minutos. (hasta que la masa esté ligeramente dorada)


*A mí particularmente me gusta crujiente y por eso apenas la dejo levar, pero podemos dejarla levar más tiempo y quedará con más miga y esponjosa.

*La focaccia sale bastante más grande que la que sale en las fotos, porque la partí en dos más pequeñas, ocupa toda la bandeja del horno.

*En ésta foto se aprecia el tamaño de la cebolla, creo recordar que pesaba más de un kilo, es cebolla criada en invernadero, son dulces, dulces y muy gordas, porque al regarlas con riego por goteo toman toda el agua que necesitan y por eso se convierten en supercebollas, pero lo mejor es que están dulces y jugosas como las cebolletas tiernas...o casi diría que mucho mejores....






jueves, 22 de abril de 2010

TARTA DE MARIPOSAS CON MOUSSE DE PIÑA






Llevaba ya tiempo queriendo hacer ésta maravillosa tarta...en cuanto me compré el dichoso libro de postres de la editorial Blume "Pasteles" del que ya os he hablado en otros post, porque ya he hecho varias tartas y todas con mucho éxito, como la Cúpula de fresas, la Tarta de yogur, frambuesas y bizcocho o la Tarta de queso fresco y frambuesas, todas espectaculares y riquísimas.

Esta tarta la he hecho al pié de la letra, y aunque me ha parecido muy rica, le he encontrado algún defectillo, jejejej, ya he comentado en muchas ocasiones que los postres me gustan "húmedos" y la tarta me ha parecido demasiado seca, así que he modificado un poco la receta y os voy a dar algunos consejillos para que ésto no pase, y la próxima vez que la haga, los tendré en cuenta yo también, porque estoy segura de que la volveré a repetir, a pesar de lo que pueda parecer es muy fácil de hacer y vale la pena entretenerse un poco en la decoración; yo la llevé a casa de unos amigos que me invitaron a comer y la decoración no dejó a nadie indiferente.


INGREDIENTES


Para el bizcocho:

4 huevos
200 gr. de azúcar
1 sobre de azúcar vainillado o un chorrito de esencia de vainilla
200 gr. de harina de repostería
1 cucharadita de levadura en polvo

Precalentar el horno a 180º.

Batir las yemas con 4 cucharadas de agua, el azúcar y la vainilla hasta que estén espumosas.

Montar las claras a punto de nieve y mezclar con las yemas con cuidado, tamizar la harina y la levadura sobre ésta mezcla y remover con cuidado con unas varillas.


Con Thermomix: 

Montar las claras a punto de nieve y reservar.

Poner en el vaso de la thermomix las yemas con el agua, el azúcar y la esencia de vainilla y colocar la mariposa, programar 6 minutos 37º vel. 3 1/2; quitar la mariposa, añadir la harina y la levadura y remover unos segundos a vel. 6, sacar a un bol y mezclar con las claras a punto de nieve.

***También se puede hacer el bizcocho con el mismo proceso pero sin separar yemas y claras, poniendo todo a la vez.




Forrar el fondo de un molde desmontable mediano con papel de horno, verter la mezcla y hornear unos 30-40 minutos (pinchar por el centro con un palillo o aguja y si sale seco está listo) dejar enfriar en el molde hasta que esté frío y desmoldar; cortar en tres capas con un cuchillo grande de sierra.




Para el relleno:


6 hojas de gelatina blanca
350 gr. de piña en almíbar
400 gr. de nata para montar


Remojar la gelatina en agua fría.

Escurrir la piña de su jugo (reservando el jugo) y reservar dos rodajas para hacer las mariposas y triturar el resto hasta reducir a puré.

Montar la nata bien fría y reservar en el frigorífico. Con Thermomix:  Montar la nata fría con la mariposa y a vel. 3 1/2 hasta que esté firme.

Poner un poco del jugo de la piña en un cacito a calentar y poner la gelatina dentro, remover hasta que se disuelva por completo, retirar del fuego y añadir el puré de piña, remover bien, añadir con unas varillas la nata montada que tenemos reservada.


Montaje de la tarta


Necesitamos:

400 gr. de nata para montar (montar con la thermomix con mariposa a vel. 3 1/2 hasta que esté firme)
estabilizante para nata o una cucharadita de queso cremoso (ésto no es necesario si la nata ya lleva el estabilizante)
rodajas de piña (que ya tenemos reservadas)
4 fresas
1 lima
pistachos picados finamente


Preparamos una fuente de servir, ponemos el aro del molde y una capa del bizcocho, mojamos con el almíbar de la piña ayudándonos de una brocha de cocina, ponemos una generosa capa de la nata montada con piña que tenemos reservada y ponemos otra capa de bizcocho, repetimos la operación hasta tapar con la última capa.

Metemos la tarta en el frigorífico para que se asiente y se endurezca bien la mousse del relleno, mientras montamos los 400 gr. de nata bien fría con el estabilizante o una cucharadita de queso cremoso.

Sacamos el pastel del frigorífico y lo untamos de nata montada de forma generosa con una espátula de repostería, lo volvemos al frigorífico y la nata que nos ha sobrado también, y cuando pase un rato repetimos la operación hasta gastar toda la nata, emparejamos con la espátula y volvemos al frigorífico mientras que preparamos la decoración.

Cortamos las rodajas de piña en 4 trozos, si son muy gordas las cortamos también horizontalmente para hacerlas más finas y con una tijera de cocina, les recortamos la parte redonda haciendo picos; por otro lado cortamos las fresas de arriba hacia abajo para hacer el cuerpo de la mariposa, y cortamos la piel de la lima en tiras muy finas y alargadas.

Las mariposas se hacen pegando los trozos de piña en la nata haciendo un poco de presión para que se mantengan en su sitio y luego se pone entre las dos alas el cuerpo de fresa y se le ponen las antenas, se adorna con los pistachos picados y se mantiene dentro del frigorífico hasta el momento de consumirla.


*La redacción y ejecución de la receta es totalmente de mi puño (pues éste libro es bastante parco en sus explicaciones y a mí me gusta no dejar ningún cabo suelto, al menos lo pretendo)

*La tarta original es de dos pisos, por lo que lleva dos bizcochos más pequeños, yo he preferido hacer un solo bizcocho más grande (porque tenía que transportarlo y no me fiaba mucho de cómo llegaría a su destino) y además puse un plato demasiado pequeño, para poder meterlo en el portatartas, os recomiendo poner un plato amplio con buenos bordes para que luzca más la decoración y los pistachos picados.


Espero que os guste!!!!

martes, 20 de abril de 2010

SALMON AHUMADO CASERO

El salmón es un pescado que, o gusta muchísimo....o por el contrario, no gusta absolutamente nada; incluso he comprobado que a gente que le encanta el pescado en general, éste no es de su agrado...

Yo no soy muy amante del pescado, me gusta, pero sin pasión ninguna, excepto el bacalao y el salmón, dos pescados con sabores en extremos muy distantes.....y me pasa una cosa curiosa, me gusta más el pescado si lo cocinan otros....por alguna extraña razón que no entiendo, jejejej, y sobre todo me gustan los pescados cuando van cocinados con alguna salsa.

Este plato es muy socorrido si tenemos invitados, porque sale gran cantidad y a muy buen precio, mucho más económico que el comprado y además mucho más rico.



INGREDIENTES


una cola de salmón de 1kg.
un kilo de sal ahumada
eneldo o hinojo fresco (o seco)
aceite de oliva virgen


ELABORACION


Quitar la parte más fina de la cola y reservar para otra preparación, lavarlo, quitar las espinas si las hubiera con unas pinzas y congelar al menos 24 horas. Después de éste tiempo descongelar dentro del frigorífico.

Preparar una bandeja con un fondo de unos 3 cm. en la que quepa justo el trozo de salmón, cubrir con el preparado de sal (al menos una capa de 1 centímetro) y poner el salmón encima con la carne hacía arriba; cubrir con el resto de la sal tapándolo completamente hasta que no asome ningún trozo.

Cubrir la bandeja con plástico de cocina pero sin tensarlo (ésto evita que el olor nos impregne los demás alimentos del frigorífico, pues ésta sal tiene un olor muy fuerte) y poner peso encima del salmón (un cartón de leche o cualquier cosa plana que tenga peso, por eso no podemos poner el plástico tenso).

Dejar el salmón en el frigorífico de dos a tres días (dependerá de si nos gusta más o menos curado y del grosor del salmón, si tiene más de 3 cm. de grosor dejar 3 días).

Una vez pasado éste tiempo, sacamos el salmón y lo lavamos bien bajo el grifo para retirar todos los restos de sal, limpiar con papel de cocina aprentándo contra él y dejar secar totalmente, una vez seco lo cortamos en lonchas muy finas con un cuchillo muy afilado.

Para cortarlo es mejor empezar por la parte más fina de la cola y poniendo el cuchillo tumbado de la parte más grande hacia la pequeña, así repitiendo la operación lograremos unas lonchas medianamente grandes; tambien lo podemos cortar en plano, pero ésto resulta bastante más difícil; otra opción es cortarlo por la mitad siguiendo la marca de la raspa y cortar daditos pequeños.


Una vez que lo tenemos entero cortado, lo ponemos en una fuente para servir, lo espolvoreamos con eneldo o hinojo y lo cubrimos totalmente de aceite de oliva de sabor intenso.


*Este salmón dura muhísimo tiempo bien cubierto de aceite en el frigorífico, y podemos preparar infinidad de preparaciones con él o comerlo tal cual, como aperitivo, en ensaladas, acompañado de salsa tártara, etc.

*Es imprescindible que el plástico de cocina no deje ningún resquicio por dónde salga el olor, si aún así el frigofício huele, solo hay que poner un limón abierto por la mitad que absorverá el olor (yo lo tengo siempre por costumbre), porque hay olores que nos pueden contaminar el sabor de quesos y otros productos que tengamos en el frigorífico sin envolver)

*No es imprescindible congelar el salmón, pero las recomendaciones de las instituciones sanitarias recomiendan congelar el pescado que se va a consumir en crudo por culpa del anisakis.

*Otras recetas interesantes con salmón son: Salmón marinado, Estrella de salmón y Pasta negra al salmón y al hinojo

*Este preparado de sal ahumada lo podéis encontrar en Mercadona, no se si lo tendrán en otras cadenas de supermercados, pero me imagino que si.



Espero que os guste!!!!


sábado, 17 de abril de 2010

FRESON CON NATA DE LUJO



Qué hay más típico y más rico que unas fresas con nata?





Yo creo que a todos nos gustan, la combinación es perfecta; la acidez de la fruta y su color, combinado con la suavidad y la textura melosa de una nata bien montada, suele gustar a todos. ES un postre muy apreciado y muy fácil de hacer, y como las fresas normalmente no las tomamos en todas las épocas del año (excepto cuando son de importación),cuando empieza el buen tiempo y las fresas españolas están en todo su esplendor, es una receta a tener en cuenta en casi todas las casas.

Yo no he inventado nada nuevo, de hecho, en ésta receta no voy a poner ni cantidades, porque dependerán mucho de la cantidad de fresas que se hagan, yo en ésta receta solo quiero que veáis lo atractivas que pueden ser unas fresas bien presentadas......se terminó eso de poner un vaso lleno de fresas cortadas y el bote de la nata al lado para que te pongas (a mí me lo han puesto así en alguna casa en la que estaba invitada, jejejej)

En casa para nosotros mismos vale cualquier cosa, pero sobre todo si tenemos invitados, hay que poner las cosas atractivas.....muchas veces cuando tengo invitados me dicen qué comida más "rara" les pongo....y no.....no es así, les pongo lo mismo que pondrían ellos, la diferencia reside en la presentación, a veces lo más sencillo pasa a ser sofisticado y elegante con solo darle un toque diferente....y para eso tampoco es necesario tener muchos medios o muchos ingredientes, aunque si resulta importante en éste caso que los ingredientes sean de la máxima calidad.


INGREDIENTES

Fresones bien rojos
Nata montada (o bote de nata montada industrial)
Chocolate 70%
Crocanti de almendra o pistachos picados


ELABORACION



Montar la nata especial de repostería bien fría con un poco de azúcar y si tenemos un poco de estabilizante, si no disponemos de estabilizante le ponemos una cucharadita de queso tipo philadelphia o una pizca de gelatina neutra a la nata mientras la montamos (esto nos hará de estabilizante y la nata quedará bien montada y dura durante más tiempo)

Lavar bien los fresones y secarlos un poco con papel de cocina o dejarlos escurrir en un escurridor de cocina para que se quite el agua, poner el pedúnculo hacía abajo y hacer una cruz en la parte superior que llegue hasta abajo (pero sin que se separen los trozos)

Rallar con un cuchillo de sierra el chocolate negro sobre un plato y reservar las virutas.

Distribuir con una manga pastelera un copete de nata en cada fresa que sobresalga de ella, esparcir virutas de chocolate por encima y crocanti de almendra al gusto (podemos sustituir el crocanti de almendra por pistachos verdes picados)


*Una receta fácil y rápida dónde las haya, y más rica imposible.....

*Si queremos hacer el proceso más rápido aún, utilizamos un bote de nata industrial y hacemos el copete con él....si finalmente optamos por ésta opción, hay que tener en cuenta, que ese tipo de nata se baja facilmente y pierde mucho volumen, por lo que tendríamos que hacer los fresones en el último momento, justo antes de servirlos.

*Otra opción es acompañar los fresones con crema mascarpone batida con un poco de azúcar, con el mascarpone quedan igualmente deliciosas.

*Yo utilizo normalmente nata copav especial repostería, la calidad de ésta nata es impresionante, monta de maravilla y no se baja porque contiene estabilizantes.


Espero que os gusten!!!!

miércoles, 14 de abril de 2010

MENESTRA DE PRÉSULES (GUISANTES)












Ya he comentado mil veces lo muchísimo que me gustan los présules (guisantes) y os he hablado de ellos (ver aquí), no me canso de pediros que si os gustan, los probéis frescos, recién cogidos a ser posible y que estén tiernos, solo así se garantiza su sabor más delicioso, dulce y agradable al paladar.

En ésta época es cuando los présules están en todo su apogeo, aunque las temperaturas y el clima de Almería permiten su cultivo durante bastantes meses, es en éstas fechas cuando más hay y cuando están mejor de precio, porque teniendo en cuenta que hay que desechar las vainas (aunque podemos utilizarlas para otras preparaciones) para obtener unos 300-400 gr. de granos, hay que comprar al menos un kilo, y aunque su precio no es precisamente económico, vale la pena probarlos frescos.

Yo me confieso una incondicional de éste plato, sin duda uno de mis platos preferidos, tanto en la versión caldosa con patatas como acompañado de patatas fritas, para mí un manjar que cocino con muchas ganas en éstas fechas.....



INGREDIENTES


1 kg. de guisantes (unos 300 gr. de granos) normalmente para ésta receta se utilizan los guisantes que están más gordos, los tiernos se dejan para tortilla
10 almendras
2 ajos
2 rebanadas de pan
un chorrito de vinagre (1 cucharadita)
100 gr. de tocino en taquitos
100 gr. de longaniza o chistorra
250 gr. de lomo en taquitos de 2 cm o cabeza de lomo
una cebolla tierna o un puerro (la parte blanca)
dos tomates maduros
3 alcachofas
2 ó 3 huevos cocidos
una pizca de azafrán
aceite y sal




ELABORACIÓN

Poner un litro y medio de agua aproximadamente a calentar en una olla, cuando el agua esté hirviendo, ponemos los guisantes y un poco de sal, cocer hasta que estén tiernos a fuego medio.

Mientras que los guisantes se cuecen, ponemos en una sartén un fondo de aceite, freimos los ajos, las almendras y las rodajas de pan (podemos hacerlo todo a la vez removiendo bien para que no se quemen) y cuando esté listo, sacar a un mortero o a una picadora escurriendo muy bien del aceite. Triturar sin que llegue a ser una pasta, es mejor que queden trocitos de almendra.

En la sartén dónde hemos hecho las almendras, añadimos un poco más de aceite hasta cubrir la base, calentamos y hacemos el sofrito. En primer lugar ponemos la carne, la cebolla y las alcachofas, ponemos un poco de sal y las dejamos hacer a fuego medio removiendo de vez en cuando; cuando la carne esté dorada añadimos el tocino y la longaniza, dejamos que suden la grasa unos minutos y añadimos el tomate rallado.

Dejamos el sofrito unos minutos para que se mezclen los sabores y comprobamos si los guisantes ya están tiernos, si es así, echamos el sofrito dentro de la olla con los guisantes con todo su aceite y la picada de almendras, agregamos una cucharadita de vinagre y dejar cocer hasta que el guiso cuaje un poco. Añadimos un poco de azafrán para dar color (aunque no es necesario)

Pelamos y cortamos los huevos y los añadimos en trocitos o bien cortados por la mitad decorando cada plato.


*Este guiso se puede hacer caldoso o denso, si se hace caldoso, se puede añadir una patata en trozos al guiso a la vez que se ponen los guisantes y el resto del proceso igual (nos quedará un plato de cuchara exquisito)

*Si se opta por hacerlo más denso, habrá que poner un poco menos de agua y normalmente se sirve acompañado de unas patatas fritas.

*Esta receta fué una de las primeras que puse en el blog y con un paso a paso y la he repetido por las fotos, pero no quito la anterior por consevar el paso a paso y los comentarios....si queréis verla, pinchar aquí


Espero que os guste!!!!







domingo, 11 de abril de 2010

EMPANADILLAS RELLENAS DE MANZANA Y ALMENDRA



Las masas rellenas siempre son bienvenidas en el mundo de los postres, con cualquier relleno quedan ricas; también se utilizan en multitud de preparaciones saladas, son tan combinables que todo les va...al fin y al cabo son como el pan o la pasta...un comodín delicioso para cualquier preparación.

Normalmente las empanadillas dulces, se rellenan de chocolate, de cabello de angel, de mermeladas, eso es lo más típico, pero podemos dejar volar nuestra imaginación y poner el relleno que más nos apetezca, seguro que cualquier combinación de frutos secos y frutas queda bueno.

En ésta ocasión el relleno que he elegido ha sido la manzana, combinada almendra y frutos deshidratados, una combinación exquisita que utilizo también en otros postres con diferentes matices (en ésta tarta de manzana).


INGREDIENTES

Para la masa de empanadillas

250 gr. de harina
1/2 cucharada de sal
50 gr. de mantequilla
50 gr. de manteca
80 gr. de agua o vino blanco
1 cucharadita de matalahuva (anís verde)
1 huevo para pintar
azúcar glacé para espolvorear


Elaboración

Mezclar en un bol la harina tamizada con la sal y la matalahuva. Hacer un hueco en el centro y añadir la manteca y la mantequilla en trocitos pequeños y mezclarla con los dedos hasta obtener unas migas, añadir el agua o vino removiendo hasta otener una masa homogénea. Formar una bola y envolverla en film transparente. Dejarla reposar en el frigorífico una media hora.

Enharinar una superficie de trabajo, extender la masa con un rodillo hasta que quede bien fina y cortar con un vaso o cortapastas círculos de unos 5 cm. de diámetro.

Poner a calentar el horno a 180º



RELLENO

2 manzanas
80 gr. de almendras molidas
3 cucharadas de mantequilla
40 gr. de pasas hidratadas en agua caliente
1 cucharada de azúcar moreno
opcional: un chorrito de ron

Picar las manzanas de dados pequeños.

Calentar la mantequilla en una sartén y echar las manzanas, poner el azúcar y saltearlas unos minutos, añadir las pasas escurridas y el ron, dejar evaporar un momento y añadir la almendra molida. Retirar del fuego y remover bien.

Rellenar las obleas con una cucharada de ésta mezcla en el centro, humedecer ligeramente los bordes con agua y cerrar con un tenedor o poner en un molde para empanadillas y ayudarnos de él para cerrarlas.









Batir el huevo y con una brocha pintar las empanadillas, poner sobre una bandeja de horno forrada con papel de horno o con lámina de silpat y hornear unos 20 minutos o hasta que se doren ligeramente.

Una vez fuera del horno espolvorear con azúcar glacé.



*Para servir las empanadillas emplatadas poner una línea de almíbar o de miel en el plato y espolvorear granillo de almendra caramelizado.

*Hacer unas natillas ligeras y poner éstas en el fondo del plato, poniendo sobre ellas las empanadillas en el último momento para que no se humedezcan y estén crujientes.

*Recomiendo comerlas templadas, pues la masa se mantiene crujiente y el relleno jugoso; con el paso de las horas se van ablandando y pierden jugosidad.

*Por supuesto ésta receta se puede hacer con obleas compradas, pero éstas caseras quedan mucho más ricas...



Espero que os gusten!!!



Con ésta receta participo en el Hemc de éste mes, del cual es anfitriona en Cynthia de Aroma de mi cocina, y está dedicado a los frutos secos


hemc #43 - nueces

viernes, 9 de abril de 2010

ENROLLADOS AZUCARADOS



Esta receta se hizo muy famosa hace tiempo, fuimos much@s las que la hicimos y disfrutamos de ella gracias a Atina, del foro de Mundorecetas, según ella éste es un postre sueco de nombre impronunciable para nosotros Sockerkringla (socker=azúcar) y kringla que es la forma que tiene (aunque yo le he dado mi propia forma, la forma normal de éstos pasteles es ésta (pinchar aquí para verla).

Que os puedo decir que no diga la foto por sí sola....que están deliciosos, suaves, blanditos y esponjosos, una delicia con una aspecto muy apetecible....pero lo mío no son las masas, tengo que reconocer que no tengo paciencia para los levados y nunca estoy segura de si ha levado suficiente, jejejej


INGREDIENTES

25 gr. de levadura prensada
200 ml. de leche
125 gr. de mantequilla o margarina
85 gr. de azúcar
1 cucharada de azúcar vainillada o un chorrito de esencia de vainilla
2 huevos
550 gr. de harina aproximadamente

Para pintar:

100 gr. de mantequilla derretida
azúcar


ELABORACION


Poner en un bol la mantequilla cortada en daditos con la leche, calentar en el microondas y remover hasta que la mantequilla se disuelva por completo, dejar templar hasta que esté 35-37º y desmenuzamos dentro la levadura prensada y removemos hasta que se disuelva.

Añadir el azúcar, los huevos, la vainilla o azúcar vainillada y la harina, amasar hasta obtener una masa homogénea.

Dejar levar hasta que doble su volumen (meter el bol tapado con un paño en el horno previamente caliente a 50º pero apagado) no es necesario hacer ésto si la temperatura ambiente es alta.

Una vez levada la masa, amasarla sobre la mesa enharinada, darle forma y poner las piezas separadas en una bandeja de horno cubierta con papel de cocina o lámina antiadherente, cubrir con un paño y dejar levar de nuevo hasta que doblen su volumen.

Calentar el horno a 250º y cocer durante 5 minutos.

Una vez fuera del horno y aún calientes pintarlos con mantequilla derretida y rebozarlos en azúcar. Poner sobre una rejilla para que se enfríen.



CON THERMOMIX


Poner la mantequilla dentro del vaso con la leche, programar 3 minutos a vel. 1 y 40º

Añadir la levadura y mezclar unos segundos a velocidad 5

Añadirlos azúcares, los huevos y la harina en dos veces. Mezclar unos segundos a vel. 5, poner el resto de la harina y otra vez unos segundos a vel. 5. Programar 3 minutos a vel. espiga.

Dejar levar dentro del vaso hasta que la masa salga por el bocal.

Sacar a la mesa enharinada y amasar de nuevo. Darle forma y ponerlos en una bandeja de horno con papel.

El resto de la receta igual que el proceso manual.


*Es una masa blanda y un poco difícil de manejar, podemos añadir un poco más de harina, pero si nos pasamos quedarán duros, es mejor respetar las cantidades aunque nos cueste un poco manipularla.

*Se derriten literalmente al morderlos, exquisitos....




jueves, 8 de abril de 2010

PIES DE CERDO EN SALSA DE ALMENDRAS



Esta receta es uno de esos platos de los que no puedes dejar de mojar pan... de éste guiso resulta una salsita exquisita, contundente y con personalidad, y esa salsa le resta todo el protagonismo al ingredientes principal que son las patas de cerdo o también llamados pies de ministro, jejejej, pero éstos quedan también exquisitos, blanditos y melosos.

Esta receta la hago solo de vez en cuando, sobre todo si tengo que tener comida preparada para muchos y no puedo hacerla en el momento, éste guiso está mucho más rico cuando lo tenemos hecho de víspera....

Os recomiendo preparar bastante pan tierno, porque se acabará enseguida!!!


INGREDIENTES


6 patas de cerdo (partidas)
una hoja de laurel
una cebolla
una cabeza de ajos
2 chorizos
sal y una pizca de azafrán
una o dos guindillas (dependiendo del grado de picante que más nos guste)
unas bolitas de pimienta negra
200 gr. de tomate frito casero
150 gr. de almendras fritas
3 rebanadas de pan frito
2 ajos fritos
















ELABORACION


Poner en la olla rápida o en la olla exprés, las patas de cerdo, las guindillas, la cebolla, la pimienta en grano, la cabeza de ajos, los chorizos y la sal. Cubrir de agua. Cocer hasta que estén tiernas las patas (mínimo 30 minutos)

Machacar con un mortero o con una picadora el pan y las almendras hasta que nos queden migas sueltas.

Sacar de la olla la cabeza de ajos y desechar. Añadir el tomate frito y la majada de almendras, remover y cocer a fuego lento unos 10 minutos, hasta que la salsa esté espesa.


*Si cocemos las patas a fuego vivo en olla abierta, tendremos que poner más agua que en la olla normal, pues se evaporará y lo que queremos es hacer la salsa con ese agua de cocción.

*Podemos añadir también a la picada un poco de perejil picado finamente.

*Como ya he comentado anteriormente, éste plato gana en sabor si lo hacemos el día anterior al que vamos a consumirlo, si la salsa la encontramos muy espesa, añadimos un poquito de agua y calentamos para que se integre.

*Este plato resulta exquisito con el puntito picante de la guindilla, cada cual que ponga el punto que más le guste de picante.


Con ésta receta participo en el Hemc de éste mes, dedicado a las almendras, pistachos, nueces, etc.

hemc #43 - nueces

Que aproveche!!!

domingo, 4 de abril de 2010

QUICHÉ DE CHALOTAS



Hace unos días recibí una invitación del blog de Rosa y Vicky "Velocidad cuchara" para participar en un reto en su blog, éste blog está dedicado a elaborar recetas con el más famoso de los robots, la thermomix, se trata de hacer una quiché de lo que queramos y hay un sorteo , un gorro de cocinero de lo más original .

Me encantan las quichés, son una buena manera de aprovechar restos, de hacer una comida con poca cosa y admite mil mezclas diferentes; también es una buena forma de comer verdura camuflada, sobre todo para los niños, mitad pizza, mitad tortilla, mitad pastel....en fin, una delicia, y por eso me animé a elaborar una receta, una versión un tanto particular de la famosa quiché lorraine.


Y aquí presento mi receta para participar en éste atractivo reto....


INGREDIENTES


Masa quebrada con thermomix

300 gr de harina (5 1/2 cubiletes)
125 gr. de mantequilla
70 gr. de agua (3/4 de cubilete)
una cucharada de sal y otra de azúcar

Poner en el vaso todos los ingredientes en el mismo orden que se indica y programar 15 seg. a velocidad 6.

Calentar el horno a 180º

Estirar la masa con un rodillo y forrar un molde de quiché volviendo los sobrantes hacia adentro para hacer que nos salgan los bordes redondos y voluminosos, pinchamos la base, la cubrimos con papel de horno y peso (yo pongo garbanzos que tengo especiales para ese menester) todo ello para evitar que suba el centro de la masa.

Hornear a ciegas de 10 a 15 minutos


INGREDIENTES

Para el relleno:

6 chalotas (+2 para el sofrito)
una hoja de laurel
un chorrito de pedro ximenez
4 huevos
70 gr. de queso granna padano o parmesano rallado
1 cucharada de harina
2 cucharadas soperas de aceite
100 gr. de bacon en tiras o jamón picado
250 ml. de nata líquida o leche evaporada
pimienta molida
nuez moscada
sal


ELABORACION

Poner dos vasos de agua con una hoja de laurel y un chorro generoso de pedro ximenez dentro de la thermomix y cocemos las 6 chalotas al vapor cortadas por la mitad horizontalmente hasta que estén tiernas. (no pongo tiempo porque yo no tengo varoma y lo hago de manera tradicional).

Triturar las dos chalotas restantes unos segundos a vel. 3-5, poner la mariposa, poner el aceite y programar 10 minutos temperatura 100 vel 1, cuando falten dos minutos para terminar añadir el bacon; una vez terminado el tiempo añadir la nata, la harina, la sal y las especias y programar 7 minutos a vel. 1 y 90º, al finalizar agregar el queso rallado y los huevos y mezclar 10 seg. a vel 3.

Volcar la bechamel dentro de la base horneada y poner las chalotas cocidas dentro con el corte hacia arriba, poner un poco de pimienta de colores por encima y hornear 25-30 minutos hasta que cuaje.


TRACICIONAL

Cocer al vapor las chalotas peladas y cortadas por la mitad horizontalmente, y poner en el agua de cocción una hoja de laurel y un buen chorro de pedro ximenez.

Poner una cucharada de aceite en una sartén, sofreir las dos chalotas picaditas con un poco de sal y cuando estén transparentes añadir el bacon picado, darle unas vueltas para que suelte la grasa y añadir la harina, removerla para que se impregne de la harina y echar un chorro de nata, remover con varillas y añadir nata poco a poco hasta obtener una bechamel. Dejarla templar y añadir los huevos batidos con un poco de sal, nuez moscada y una pizca de pimienta recién molida; por último añadir el queso rallado e integrar muy bien en la mezcla.

El resto igual que la receta de thermomix.

*Para hacer mini quichés, para una ración, podemos utilizar los moldes de tartaletas de masa quebrada que ya venden hechas (podéis verlas aquí)


Que aproveche!!!







sábado, 3 de abril de 2010

MACEDONIA DE PRIMAVERA






Llegó la primavera, y aunque timidamente, se va colando por mis ventanas.....


Llegó la primavera, la luz empieza a cegar los ojos, los campos bullen de actividad, los pájaros se persiguen alborotados, mis geránios explotan en mil colores, los árboles se desperezan de su sueño invernal, el agua corre alborotada y ruidosa por los arroyos, la vida surje de dónde había sueños.....y la vida se abre a la luz y al calor.....






Terminó la Semana Santa, y con ella los postres típicos de España que son de lo más variados y forman parte de nuestra cultura, de los ritos y costumbres más antiguos arraigados en nuestros pueblos; las recetas de nuestros ancestros, tantas veces repetidas y tantas veces reinventadas.

Durante todo el invierno suelo hacer macedonias, mis hijos se las comen encantados y sin embargo son incapaces de comer una fruta entera...se aburren...y en macedonia con zumo de naranja sin embargo, les encanta....y con la llegada de las fresas me apetecía hacer una macedonia diferente, novedosa y llena de color, no solo nos alimentamos de las vitaminas de los alimentos, también nos cargamos de energía por medio de los colores y ésta macedonia me carga de energía y de vitaminas.

Este postre es para todos los públicos, apto para diabéticos (que pueden quitar la fruta con más azúcares como el plátano).






INGREDIENTES
Para cuatro personas aproximadamente

1 manzana
1 melocotón (en almíbar)
1 rodaja de piña (al natural o en almíbar)
1 pera
200 gr. de fresas
2 plátanos
200 ml. de zumo de naranja
1 kiwi
un chorrito de vainilla líquida o una vaina de vainilla
unas hojas de albahaca
unas gotas de zumo de limón

*opcional:
azúcar
un chorrito de cointreau
yogur natural cremoso
queso fresco batido
requesón
helado de vainilla
nata



ELABORACION


Pelar un plátano y triturarlo junto al zumo de naranja. Reservar en un bol grande.

Picar la fruta en dados de un centímetro aproximadamente, y ponerlos en el bol junto al zumo de naranja y plátano, rociarlos con el zumo de un limón. Poner el chorrito de vainilla o la vaina de vainilla abierta por la mitad. Dejar macerar la fruta en el frigorífico hasta el momento de consumir (mínimo una media hora).

*Probar de azúcar y añadir si es preciso.
*Podemos añadir un chorrito de cointreau


A la hora de servir picar la albahaca finamente (dejando un tallo para adornar) y mezclar con la macedonia.

Podemos servir en un bol amplio con un cucharón para que los comensales se sirvan en cuencos individuales o una opción más atractiva, servir en copas de coctel acompañada de una cucharadita de yogur cremoso, nata, requesón o crema batida.



Que aproveche!!!!!

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails