TARTALETAS DE PATATAS Y PRÉSULES CONFITADOS


Los présules son guisantes en mi pueblo (aquí se cultivan bastante, así como los tirabeques)guisante es su nombre común en casi toda España, porque en otros sitios se llaman vainas y también arvejas, y en internet también hay sitios en dónde se le llaman chícharos o tirabeques, pero éstos últimos para mí son diferentes; el guisante es gordito y está lleno de semillas, éstas semillas cuando están tiernas y recién cogidas son todo un manjar; el tirabeque es muy parecido, es totalmente plano y se come entero, la vaina y las semillas, y su sabor es muy parecido al guisante pero más suave.




Otra cosa que quería comentar sobre los guisantes es que se trata de una legumbre, generalmente la gente cree que es una verdura porque se consume verde y tierna, pero a pesar de eso pertenece a la familia de las leguminosas, y ahora es plena temporada, están en todo su esplendor y os recomiendo encarecidamente que los consumáis frescos, su sabor es totalmente diferente a los congelados o los que venden en conserva.




Desde que tengo uso de razón, los présules se ha consumido en mi casa, en guisos, tortillas, en menestra, con jamón, mezclados con las migas de harina, crudos; de hecho cuando mi padre los cultivaba para el consumo de la casa, yo iba a cogerlos y ponía más en mi boca que en el cesto, jejejeje, pero sin dudarlo como más me gustan es confitados con patatas y huevo, uhmmmm que delicia!!! y en tortilla, que por cierto Karlos Arguiñano hizo un programa con la receta que yo le mandé de Tortilla de Présules y si queréis tengo en mi recetarío otro manjar también hecho con ésta legumbre que es la Menestra de Présules, otro manjar que se hace habitualmente en mi casa en primavera.

Estas tartaletas son una versión moderna que he hecho de ésta receta de mi madre, una versión más moderna y una presentación más atractiva. También se podría hacer con tartaletas pequeñas de las que venden ya horneadas en los supermercados, pero yo he optado por las obleas que vienen para hornear porque tenía ganas de probarlas y la verdad es que vienen muy bien para cuando tenemos algo de prisa o estamos haciendo más platos, nos ahorran bastante trabajo.





INGREDIENTES

1 patata grande
6 tartaletas de masa quebrada de "La cocinera" o masa quebrada casera (receta aquí); también podemos utilizar masa de hojaldre.
200 gr. de guisantes (los granos)
6 huevos de codorniz
aceite de oliva suave
sal


ELABORACION

Poner las tartalétas en moldes de su mismo tamaño, pinchar el fondo para que no suba y hornear a 180-200º hasta que estén ligeramente doradas por los bordes; si optamos por hacer la masa quebrada, tendremos que recortar ésta a la medida de los moldes de tartaléta y hacer la misma operación.

Mientras que se hacen las tartalétas ponemos en una sartén un fondo de aceite de oliva, picamos las patatas en dadítos, les ponemos sal y las confitamos a fuego bajo-medio en el aceite con una tapadera, removemos de vez en cuando pero con cuidado de que no se rompan y cuando veamos que están empezando a estar tiernas, añadimos los guisantes, dejamos hacer un poco más hasta que estén los guisantes blandos.

Una vez confitada patata y guisante los sacamos a un bol escurriendo todo el aceite que podamos. Reservamos y volvemos a poner el aceite en la sartén que hemos utilizado, en ese mismo aceite freímos los huevos de codorniz.

Una vez que las tartaletas estén templadas, rellenamos de las patatas confitadas con guisantes y ponemos el huevo de codorniz coronando la tartaleta.


Espero que os guste tanto como me gusta a mí!!!!

CANUTILLOS RELLENOS DE CREMA DE NARANJA




La crema de naranja me encanta....igual que mis niños son auténticos fans de natillas y arroz con leche, yo soy una incondicional de la crema de naranjas, aunque hago tantos postres diferentes que no puedo repetir muy a menudo ésta crema.


Esta crema la podéis ver también aquí, es deliciosa y se puede utilizar en muchas preparaciones diferentes, rellenar hojaldre, en tartaletas, como relleno para bizcochos o magdalenas, para hacer tartas de masa quebrada, de todas formas está deliciosa...


INGREDIENTES

400 ml. de nata
400 ml. de zumo de naranja (4 naranjas aprox)
180 gr. de azúcar (se le puede poner 200 gr. si son muy ácidas)
ralladura de una naranja
2 cucharadas soperas de harina de maiz (maicena)
4 yemas de huevo
100 gr. de azúcar para espolvorear y quemar


ELABORACION


Mezclar el zumo y la nata, separara un poco de la mezcla en el vaso de la batidora y calentar el resto añadiéndole el azúcar y la ralladura de la naranja.

Mientras que la mezcla de zumo y nata se calienta, ponemos en el vaso de la batidora las yemas y la harina de maiz y batimos el conjunto a mano o con el brazo de la batidora.

Cuando la mezcla del cazo empiece a hervir, añadimos la mezcla de leche, nata, yemas y harina poco a poco y removemos con unas varillas mientras que lo vamos agregando, seguimos calentando al fuego y removiendo hasta que la mezcla empiece a hervir y espese, entonces retiramos del fuego y seguimos removiendo un par de minutos con la varilla ya fuera del fuego para que no queden grumos.


PARA LOS CANUTILLOS DE HOJALDRE

Una lámina de hojaldre
canutillos metálicos


ELABORACION

Extendemos la lámina de hojaldre y cortamos tiras de 1 cm. o 1.5 cm. y las enrollamos alrededor del cono metálico empezando por la parte de abajo, tenemos que cerrar ligeramente la parte de abajo con los dedos haciendo un poco de presión, y enrollar el hojaldre superponiendolo ligeramente sobre si mísmo.

Hornear a 200º hasta que esté dorado y sacar del horno a una rejilla para que se enfríen.

Rellenamos una vez frios de la crema de naranja ayudándonos de una manga pastelera, espolvoreamos con azúcar glacé.


*Si queremos que los canutillos queden más dorados podemos pintarlos con huevo batido antes de meterlos en el horno.

*Si no disponemos de canutillos metálicos, podemos hacer canutillos con papel de plata, hay que ponerlo doble o triple para que quede más duro y no apretar mucho el hojaldre al liarlo.

PAN DE ACEITE DE DALIAS




Por éstas fechas de fiestas de Semana Santa, siempre me pasa lo mismo, ésta fiesta por lo que sea es como la navidad, la asocio a las comidas típicas que se han hecho toda la vida en mi casa, y que se siguen haciendo, porque mi madre tiene 82 años ya, pero sigue cocinándonos a toda la familia casi cada sábado, y ésta Semana Santa cocinará como siempre su rico potaje de bacalao, las tortillas de présules y las natillas o el arroz con leche.

Una de éstas cosas típicas en éstas fechas son las tortas de chicharrones de Calixto (el panadero) y el pan de acéite; en fín, que no se puede comer carne, pero de lo demás...comer hasta no poder moverse, jejejeje

Esta receta ya la tengo en mi recetario, pero aprovechando que la he vuelto a hacer y que le hice fotos, la vuelvo a poner y con la forma de hacerlo con la thermomix.

Ya decía yo en mi post anterior sobre ésta receta, por cierto de las primeras que puse en el blog, que éste pan está rico con todo, con chocolate caliente, con sobrasada, con chorizo, con longaniza, y está rico....hasta solo, jejej


INGREDIENTES

500 gr. de harina
20 gr. de levadura fresca
240 gr. de agua
120 gr. de aceite de oliva virgen
1 cucharada de sal (unos 20 gr.)


ELABORACION



Con Thermomix:


Poner el agua, el aceite y la sal en la thermomix y programar 2 minutos, temperatura 37º, vel. 2; echar la levadura y la mitad de la harina y remover 8 seg. a vel 6, añadimos el resto de la harina y programamos 5 minutos vel. espiga.

Una vez parada la máquina, sacamos la masa a la superficie de trabajo enharinada y hacer los bollos.

Poner el horno a 50º y meter los bollos en la bandeja por 1/2 hora con un vaso de agua dentro para que tengan humedad, dejar levar (a veces es necesario dejarlos más tiempo).

Poner el horno a 200º y pintar con agua o con aceite los bollos, hornear unos 25-30 minutos hasta que se doren ligeramente y al golpearlos suavemente suenen huecos. (el tiempo depende del tamaño de los bollos)


A mano:

Calentar en el microondas el agua y el aceite a 37º (dejar solo unos segundos y probar metiendo un poco la yema del dedo la temperatura, tiene que ser templada a nuestro tacto), añadir la sal y la levadura, remover para disolver la levadura.

Colocar la harina en un cuenco grande, un bol de plástico hermoso por ejemplo que nos va a facilitar el primer amasado, poner la harina con forma de volcán y poner dentro los líquidos templados, remover con una espátula hasta integrar líquido y harina y cuando podamos tocar la masa seguimos amasando con las manos; la masa en ese punto estará un poco grumosa, entonces ponemos un poco de harina en el fondo del bol, colocamos la masa y la tapamos con un paño seco; la dejamos reposar una 1/2 hora en un sitio cálido. (por ejemplo dentro del horno a 50º)

Precalentamos el horno a 200º.

Retomamos la masa y enharinamos la mesa de trabajo, la sacamos del bol y empezamos a amasarla con las manos hasta desgasificarla un poco, formamos los bollos y los ponemos sobre papel de horno en la bandeja de hornear separados entre sí para que no se peguen al crecer. Colocamos un bol con agua dentro del horno para mantener la humedad y horneamos los bollos durante unos 20 minutos o hasta que se doren ligeramente por encima.


*Yo he hecho ésta vez dos trenzas pequeñas, dos roscas y un panecillo, todo ellos individuales.

*Si lo comemos recién hecho está crujiente y aromático, y si lo dejamos metido en una bolsa de plástico se pondrá como se dice en mi pueblo "rebenío", pero estará igualmente bueno.

NATILLAS DE VAINILLA Y DE CHOCOLATE





 Este postre es en mi casa un clásico, yo a veces no entiendo como se venden tanto los preparados para natillas, que son esencias, azúcares y harina basicamente; dónde se pongan unas natillas caseras.....con sus huevos frescos, con el azúcar justo, con la esencia de vainilla o esencia natural de limón y canela....y además, si se tarda lo mismo....la única diferencia es que hay que batir las yemas....

Mi hijo Alberto es el monstruo de las natillas y del arroz con leche, me los pide a menudo y le encantan, hace unos días los hice y me acordé de que aún no los había puesto nunca en el blog, pues en un momento la foto de rigor y a esperar que las natillas se enfríen, pues a veces no tiene calma y no las deja ni enfriar...jejejej

INGREDIENTES


3 yemas de huevo
1 cucharada de harina de maiz (una cucharada sopera)
150 gr. de azúcar
500 ml. de leche entera

Para aromatizar:

una peladura de limón y una ramita de canela
ó
1/2 vaina de vainilla o una cucharadita de esencia de vainilla, también vale un sobrecito de azúcar avainillado


ELABORACION

Separar del total de la leche un vaso, calentar el resto (con la rama de canela y la peladura del limón) ó (con la vaina de vainilla abierta por la mitad ó un chorrito de vainilla) según el sabor que queramos darle .

Batir en un bol, la leche que hemos dejado aparte, las yemas y la harina de maiz, hasta que se disuelvan totalmente.

Una vez que la leche esté caliente retiramos la canela y el limón ó la vainilla y le añadimos el azúcar, remover hasta que el azúcar se disuelva y añadir poco a poco la mezcla de leche con yemas, batiendo mientras constantemente con un batidor de varillas ; una vez que hemos vertido toda la mezcla y las natillas empiecen a cuajar, apartar el cazo del fuego y seguir removiendo hasta obtener una crema densa pero cremosa.

Verter en cuencos individuales y adornar al gusto (yo en ésta ocasión he utilizado canela molida, bolitas de chocolate y galletas maría mini).





NATILLAS DE CHOCOLATE

INGREDIENTES

3 yemas de huevo
1 cucharada de harina de maiz
un chorrito de esencia de vainilla o azúcar avainillada
500 ml. de leche
2 cucharadas de cacao puro sin azúcar

Proceder de la misma manera que la receta anterior, solo tendremos que añadir a la leche caliente para que se disuelvan, dos cucharadas de cacao en polvo puro sin azúcar o dos cucharadas de cacao en polvo azucarado (tipo neskuik o colacao) y un chorrito de vainilla líquida o azúcar vainillada.


CON THERMOMIX

Poner la leche, la harina de maiz, las yemas, el azúcar y un chorrito de vainilla líquida en la thermomix, poner la mariposa y programar 8 min. temperatura 100º y vel. 1, al terminar el programa, volver a batir sin temperatura unos seg. a vel. 2.

*Es muy importante apartar la mezcla del fuego cuando empiece a hervir, si la mantenemos al fuego demasiado tiempo se puede cortar.

* También podemos hacer las natillas con los huevos enteros, la forma de hacerlas es igual, solo tenemos que tener mucho cuidado de que la mezcla no hierva porque se nos cortará con más facilidad.

*Otra forma de servirlas es poner una galleta en el fondo del bol y verter sobre ella las natillas bien calientes, la galleta se pondrá blandita y quedarán exquisitas...

*Otras veces las sirvo acompañadas de adornos de merengue hechos con la manga pastelera, otra combinación exquisita...

*Si en vez de ponerle azúcar, le ponesmos edulcorante tenemos un postre bien sano apto para diabéticos e incluso es apto para celíacos, porque lleva harina de maiz.

*Para los niños es uno de los postres más sanos y nutritivos que se les puede dar, siempre cuidando no pasarse con el azúcar.

Espero que os guste!!!!

CRUJIENTE DE VERDURAS Y MOULINEX FRESH EXPRESS

Unas montañas muy tiernas y crujientes......





Un chico pelirrojo con los ojos como platos...perdón, jejejej, COMO HUEVOS!!!!



Un título muy largo sin duda, para una receta tan sencilla y tan fácil de hacer con la ayuda de éste aparatito que me ha regalado Moulinex; ésa moderna, bonita y útil máquina me ha sorprendido mucho, hace las funciones de mandolina y rallador, con el mínimo esfuerzo, de la manera más sencilla y además muy rápido.

Yo tenía en mente ésta receta desde hace tiempo, la había intentado hacer y al final desistía por la pesadez de cortar las verduras en mi mandolina, bueno en realidad tengo dos, una que me da realmente miedo utilizar porque es afiladísima y tiene un diseño muy peligroso, y otra más sencilla que tiene muchos artilúgios, pero corta muy poco y al final me queda todo fatal....

Cuando me ofrecieron ésta máquina pensaba que iba a ser uno más de los aparatos que llenan mi despensa y que apenas utilizo, pero al recibirla y probarla me quedé enamorada totalmente de ella, es pequeñísima, su diseño como véis muy atractivo, por sus colores y tamaño y tan fácil de usar y de limpiar, que desde que llegó, ya ocupa un trocito de mi encimera, pues la estoy utilizando muchísimo.

Corta en rodajas gordas o finas, ralla grueso o fino , y uno de los accesorios picadores es especialmente pensado para el queso...se acabaron mis esfuerzos para rallar el parmesano, jejej












Aquí os dejo un vídeo publicitario muy chulo....

video


Y ahora la receta:

INGREDIENTES


1 puerro (solo la parte blanca)
1 calabacín (con piel)
1 patata hermosa
huevos de codorniz
un puñado de guisantes escalfados en agua hirviendo o crudos
1 zanahoria grande
brócoli
perejil
ketchup
aceite, sal y harina para rebozar

ELABORACION


Cocer el brócoli con agua o al vapor con un poco de sal. Escurrir y reservar.

Cortar la zanahoria con el accesorio picador grueso y ponerle un poco de sal. Poner dos cucharadas de harina y remover para que se pegue a la zanahoria, reservarla en un bol. Repetir la operación con el puerro y el calabacín y reservarlos sin mezclar en cuencos separados.

Calentar aceite en una freidora, cuando esté bien caliente, picar la patata con éste mismo accesorio y ponerle un poco de sal, echarla en la freidora y dejarla hacer hasta que empiece a dorarse. Sacar a un plato con papel de cocina para que escurra el exceso de aceite.

Vamos friendo las verduras por separado hasta que estén crujientes y poniendolas en papel de cocina (siempre por separado)

Freimos los huevos de codorniz y reservamos.


MONTAJE DEL PLATO

Para el paisaje:

Poner una base de patata y calabacín, para hacer las montañas, poner puerro y zanahoria en los bordes derechos para destacarlos, poner calabacín y puerro también en la base y pequeños montoncitos de zanahoría; colocar el brócoli, los guisantes y poner puntitos de ketchup en lo que se supone que es el suelo.
Colocar el sol en todo lo alto y servir.

Para la cara:

Hacer un círculo con la patata frita, poner dos rodajas de pepino como orejas, dos huevos fritos como ojos y una raya de ketchup para la boca, el pelo lo hacemos con zanahoria frita.


Un plato con el que los niños comerán verdura sin pensarlo....y además les gustará, porque está riquísima....

CITRICOS RELLENOS DE ARROZ CON LECHE CARAMELIZADO





El arroz con leche es un clásico en cualquier cocina española, sobre todo en Semana Santa; es un postre muy accesible, económico, nutritivo, sano y fácil de hacer, y los ingredientes son muy comunes en nuestras cocinas y además admite multiples variantes (en post próximos veremos un arroz con leche muy exótico)


Esta receta es una manera diferente de presentar el clásico y delicioso arroz con leche, de manera individual y con un toque delicioso que le aportan los cítricos y el azúcar moreno caramelizado.


INGREDIENTES


100 gr. de arroz redondo
600 gr. de leche entera
60 gr. de azúcar
una peladura de naranja o de limón
una ramita de canela
azúcar moreno
2 limones
2 naranjas


ELABORACION


Poner en una olla grande el arroz y la leche, añadir la peladura de limón y la ramita de canela y calentar a fuego lento, remover de vez en cuando y retirar cuando el arroz se ablande y la leche tenga una textura cremosa. Poner el azúcar en el último momento antes de apartarlo del fuego.

Volcar el arroz con leche en una bandeja amplia y dejarlo enfriar.

Tomar los limones y las naranjas y hacerles unos adornos con el acanalador, apretándolo contra la piel para sacar tiras

Cortar ligeramente la base de los cítricos hasta que estén planos y se mantengan de manera vertical, pero con cuidado de no llegar a la carne (para que no se escapen luego los jugos por debajo) y cortar también la parte superior en forma de tapadera, vaciar la carne de las naranjas y limones (éstas las podemos guardar para hacer zumos o para macedonias) y poner a escurrir del zumo que tengan dentro.

Una vez escurridos, rellenar del arroz con leche, rociar por encima con abundante azúcar moreno y quemar con el soplete.

El adorno superior está hecho con las peladuras de las naranjas.



*En ésta foto os enseño éste acanalador, apretando por la parte de los agujeritos pequeños, sacamos ralladuras perfectas de los cítricos, salen unas hebras muy finitas y a veces bien largas, y por la parte lateral tiene un orificio que nos sirve para hacer marcas más grandes.

Además de acanalar cítricos, sirve para hacer marcas decorativas a los calabacines, pepinos, manzanas, peras, etc.




TORRIJAS DE VINO




Ya se acerca la Semana Santa, una fiesta de mucha tradición en España, y sobre todo las tradiciones repercuten en las comidas y en los dulces que en cada pueblo se hacen para éstas fechas.

Uno de los postres más fáciles, humilde y rico, son las torrijas; en qué casa no hay una hogaza de pan duro, leche y huevos? y si además le añadimos el toque del vino dulce y la miel....qué postre más exquisito!!!!


INGREDIENTES


1 barra de pan duro (cortada en rodajas de 1 cm.)
1/2 litro de leche
un chorrito de vainilla líquida o una vaina de vainilla (también se puede hacer con un palo de canela y una peladura de limón)
2 huevos batidos
aceite de oliva suave o de girasol para freir

Para el almíbar de vino:

300 ml o un vaso grande de vino dulce (yo pongo Pedro Ximenez, pero vale cualquier vino dulce)
4 cucharadas generosas de miel de encina


ELABORACION


Calentar la leche con la vainilla líquida, en el caso de que pongamos la vaina de vainilla o la canela y la peladura de limón dejar infusionar un rato en la leche para que tome sabor.

Una vez que la leche esté templada preparamos lo necesario en orden en la encimera: un plato con los huevos batidos, el plato con el pan cortado y el bol con la leche templada; en el fuego el aceite caliente y un plato grande para poner las torrijas una vez fritas.

En primer lugar metemos el pan en la leche, dejamos un momento y lo pasamos por el huevo e inmediatamente después lo ponemos en el aceite caliente, así con todas las torrijas que nos quepan en la sartén o freidora. Freimos por los dos lados hasta que se doren suavemente y sacamos al plato que tenemos preparado. Así procedemos sucesivamente con todas las torrijas.

En éste paso tenemos que tener cuidado con la temperatura del aceite, si las torrijas se doran demasiado en poco tiempo tendremos que bajarle un poco de temperatura, otro truco para que el aceite no se caliente en exceso y para ahorrar aceite es poner el aceite justo en la sartén para que la torrija se haga hasta la mitad y darle la vuelta, y añadir aceite entre cada tanda de torrijas (así no se calentará el aceite en exceso y luego no tendremos mucho aceite sobrante, aunque éste aceite se puede reutilizar)


ALMIBAR DE VINO

Ponemos el vaso de vino en un cacito al fuego, añadimos la miel y dejamos unos minutos para que se evapore el alcohol y se mezclen los sabores, apartamos del fuego y vamos metiendo una por una las torrijas y dándoles la vuelta por los dos lados, pasarlas a un plato o a una rejilla con un plato o papel de plata debajo para que escurran y dejar que se enfríe el almíbar.



*Si empapan mucho almíbar y no tenemos suficiente para todas, el resto las rebozamos en azúcar mezclada con canela y así podremos presentar un plato con las dos versiones, para que cada uno se sirva al gusto.

*Yo suelo hacer las torrijas de las dos maneras, de vino para los mayores y de leche para los niños, aunque las de vino podrían comerlas perfectamente los niños, ya que el alcohol se ha evaporado al cocer el almíbar.

*Cuando no tengo pan duro, tomo una barra del día, la hago rodajas y las pongo bien extendidas en una bandeja y las pongo al sol un rato (ésto solo vale en días soleados)


Espero que os chupéis los dedos...

BOLADILLOS
















INGREDIENTES


2 patatas de ración ( aproximadamente 200 gr.)
2 huevos
300 gr. de bacalao
100-150 gr. de harina
1 cucharada de levadura o un sobre de gasificante
un vaso del agua de cocción
1 ó 2 ajos
un puñado de perejil
aceite de oliva suave para freir


ELABORACION

Pelamos las patatas y las cortamos en cuatro trozos, las ponemos en un cazo con agua y lo llevamos a ebullición, mientras que el agua se calienta partimos el bacalao en trozos de unos 2 cm. y lo lavamos muy bien para quitarle toda la sal que podamos, una vez limpio lo añadimos al agua con la patata. Cocemos hasta que la patata esté tierna y apartamos del fuego.

Sacamos el bacalao a un plato para que se enfríe y así poder manipularlo, una vez frío le quitamos las pieles, las raspas y vamos sacando con muchísimo cuidado todas las mollitas y poniéndolas en un bol. En éste mismo bol añadimos las patatas y las aplastamos con el tenedor mezclándolas con el bacalao, añadimos los dos huevos batidos, el perejil y el ajo picados muy finamente; por último añadimos un vaso del agua de cocción de la patata y cuando lo tengamos todo bien emulsionado, empezamos a poner la harina, en principio ponemos 100 gr y la levadura, y vamos añadiendo harina hasta obtener una masa espesa pero no dura.

Ponemos en una sartén aceite de oliva abundante o ponemos en marcha la freidora y vamos tomando con una cuchara pequeñas porciones de masa y dejandolas caer suavemente sobre el aceite bien caliente (aquí tenemos que hacer una prueba) ponemos dos cucharadas y dejamos los buñuelos hacer, si salen gorditos y redondos están bien, si nos salen muy deformados, necesitan algo más de harina.

Una vez obtenido la densidad deseada, hacemos todos los boladillos y los vamos sacando a un plato con papel de cocina para que escurran el exceso de aceite.

Estos boladillos están riquísimos recién hechos bien calentitos y también se pueden comer fríos....los podemos comer solos o servidos con un poco de mayonesa de ajo.


CON THERMOMIX

Poner la thermomix a velocidad 6 y echar por la boca de la thermomix los ajos y el perejil, en unos segundos estarán picados, añadir los huevos, la patata cocida y el bacalao limpio de espinas, añadimos el vaso de agua de cocción y batimos toda la mezcla unos segundos a vel. 3.

Echamos la mitad de la harina, la levadura y volvemos a remover unos segundos a vel. 3, echamos el resto de la harina y repetimos la operación.



* Yo hago toda la masa en la thermomix por una cuestión importante, me gusta mucho la manera de picar el ajo de ésta maquína, la ponemos a vel. 6 y echamos el ajo o ajos y el perejil por el bocal y en unos segundos tenemos el ajo en trocitos pequeñísimos...(es imprescindible en mi casa porque hay un "no a los ajos" y así los nota menos, jejejejej

*Por cierto...mis hijos los han comido dos veces en éstas dos últimas semanas y se creen que son de pollo....jejejej, qué ilusos, si les digo que son de pescado ni los prueban....

* Se pueden hacer con bacalao desalado, solo tendremos que rectificar un poco la sal, probamos el primer boladillo y vemos si le falta sal.

*Con ésta cantidad salen unos 20-25 boladillos (yo solo hecho la punta de una cuchara sopera) y salen del tamaño de una nuez.





TARTA DE CHOCOLATE GUINNESS





























Esta tarta me intrigó desde el primer momento que la ví en el blog de Trotamundos Food &Cook, ella la sacó de un libro de Nigella Lawson, en sus fotos se veía que era fantástica y además está hecha con cerveza, y no un poco de cerveza....un buen vaso de cerveza...y además "negra" con lo aromática y el sabor fuerte que tiene esa cerveza..

Y la curiosidad ya está satisfecha, y tengo que decir que me encantó.....qué delicia, que textura, qué sabor, que combinación más curiosa y sin embargo deliciosa...mi familia me preguntaba qué le había echado a ese bizcocho para que estuviese tan negro...pues es muy negro, jejejej, y yo no quería decirles nada para que no tuviesen ningún recelo de probarla...no todo el mundo es tan atrevido como yo en cuanto a comida, jejejej, y cuando lo probaron les encantó su sabor y su textura, que fué ganando a medida que pasaban las horas, al día siguiente se había asentado y era aún más deliciosa....

Y así es la receta, solo me he permitido algunos cambios, sustituir el queso philadelphia que ponía Trotamundos en su receta, por queso mascarpone, y en la decoración Nigella quería imitar una pinta de cerveza (negra debajo y blanca por la espuma arriba) y yo he cambiado un poco para hacerla más vistosa, he añadido virutas de chocolate y unas fresas.


INGREDIENTES

250 gr. de mantequilla
250 ml. de cerveza negra guinness
75 gr. de cacao en polvo sin azúcar
400 gr. de azúcar
140 ml. de nata para montar
2 huevos
1 cucharadita de vainilla líquida
250 gr. de harina de repostería
2 cucharaditas colmadas de bicarbonato sódico

Para el frosting

250 gr. de queso mascarpone
125 gr. de acúcar glacé
300 ml. de nata para montar bien fría

Para decorar

Unas virutas de chocolate (yo he puesto virutas de chocolate Valor para hacer en el microondas)
Unos fresones cortados por la mitad
Una ramita de menta fresca


ELABORACION

Precalentar el horno a 180º

Calentar en un cacito la cerveza sin que llegue a hervir, añadir la mantequilla troceada y remover hasta que se disuelva.

En un bol batimos los huevos con la nata, la vainilla líquida y poco a poco vamos agregando la mezcla de cerveza y mantequilla una vez que ésta esté templada. Remover, no batir.

Mezclar los ingredientes secos por otro lado en un bol amplio : la harina, el azúcar y el cacao en polvo, añadimos a ésta mezcla los ingredientes líquidos que tenemos mezclados previamente y mezclamos bien.

Engrasamos un molde redondo desmontable y ponemos la mezcla, lo metemos en el horno y lo horneamos durante 1 hora. Sacar y dejar enfriar antes de desmoldar.


Mientras que el bizcocho se va haciendo, haremos el frosting de ésta manera: montar la nata con la thermomix o cualquier otro aparato con la mitad del azúcar, sacar a un bol y sin lavar el vaso de la thermomix poner el queso mascarpone y el resto del azúcar glacé y montar vel 3 con la mariposa puesta.

Mezclar las dos cremas y reservar en el frigorífico si aún estamos haciendo el bizcocho.


Una vez que el bizcocho está frío, lo desmoldamos y le ponemos todo el frosting por encima y por los lados, con un peine de pastelería le hacemos unas rallas y adornamos con las fresas, y por último ponemos las virutas de chocolate repartidas por todo el pastel.......

Simplemente exquisito!!!!




*Quizá resulte excesiva tanta fotografía, pero es que me gustaban tanto que aunque me han dado un poco más de trabajo que de costumbre, no podía dejar de ponerlas....espero que os gusten!!!!



CINTAS AL NERO DI SEPIA CON GAMBAS A LA PICONERA










Como ya decía en un post anterior,el de Arroz con lentejas naranjas al curry  me han regalado pimientos picantes o guindillas frescas de colores, un amigo las cultiva y cada año me traigo unas cuantas que la verdad, me alegran la vista con su colorido y el paladar con su exquisito sabor, el resto las seco colgadas de un hilo en la terraza y voy gastándolas poco a poco, y aunque no soy muy aficionada al picante, al utilizarlas en crudo queda un picor muy suave (siempre que utilicemos la carne, no las semillas) porque en las semillas es dónde más pican.

Esta vez las he utilizado para aderezar una pasta negra con gambas, que combinan a la maravilla...y éste fué el resultado...

INGREDIENTES

Para dos personas

300 gr. de pasta aproximadamente
150 gr. de gambas peladas (o congeladas)
1 guindilla (yo puse rodajitas de roja y amarilla)
1 ajo
1/2 pimiento verde
1/2 calabacín
una cucharadita de maicena o harina de maiz
250 ml. de caldo de pescado
2 cucharadas de aceite de oliva

ELABORACION

Cocer la pasta en abundante agua con sal, cuando esté al dente retirar y escurrir.

Mientras que se cuece la pasta, limpiar las gambas y reservar las cabezas para otro guiso; si son congeladas para su utilización las tendremos descongeladas.

Saltear el ajo en láminas, el pimiento y el calabacín en trocitos muy pequeños y unos aros de guindilla, cuando el pimiento esté empezando a blandearse añadimos las gambas y las salteamos dos minutos (solo para que se pongan al dente), añadimos la maicena, sofreimos un minuto en el aceite y vamos añadiendo caldo poco a poco hasta hacer una salsita untuosa, añadir perejil picado (opcional) y retirar.

Servir en un plato la pasta con un cucharon de salsa por encima muy caliente.

Espero que os guste!!!



MI NUEVO BLOG DE RECETAS DULCES

Tengo tantas ganas de enseñarlo que aún le quedan muchas cosas por hacer, pero estaba impaciente y llevo varios días trabajando inténsamente en él...es mi nuevo blog de recetas dulces "Corazón de almíbar" en él he recopilado todas las recetas dulces que hay en Cocina con Ana y alguna de las recetas con nuevas fotos más grandes.

Las recetas dulces de éste blog seguirán estando ahí, solo que de aquí en adelante, en éste blog solo publicaré recetas saladas y en Corazón de almíbar las dulces.

La cocina es para mí no solo una necesidad, es un entretenimiento, una manera de investigar y experimentar con los alimentos y también una forma de expresión y de creatividad, por ello con éste blog pretendo compartir todo lo que he aprendido en éste mundo y todo lo que me queda por aprender; quiero poner desde la receta más sencilla, hasta lo que me resulte más complicado, y siempre intentando tener una redacción fácil y clara, con los pasos a seguir ordenados para que aquel que quiera intentar cocinar uno de mis postres, no encuentre más dificultad que la de leer el texto y se dedique a disfrutar, me gustaría transmitir no solo recetas, sino mi pasión por éste arte....que cocinar cada día no sea una tarea rutinaria y molesta, sino un disfrute durante la elaboración y en la degustación....

Espero contar con tod@s vosotr@s en ésta nueva andadura y venga!!! vamos a bautizar oficialmente al bebé blog que ha nacido, su nombre es como ya sabéis "Corazón de almíbar" y ya hay una primera receta nueva, un pastel de fondant delicioso....os espero...

Podéis verlo pinchando en el enlace que hay a continuación o en el baner de la derecha del blog...



PASTEL PRIMAVERA







Y aquí está la primera receta de éste nuevo blog que espero que os endulce algunos momentos como me los endulza a mí....

Y cómo no podía ser de otra manera, hoy pongo una receta que tiene el "Corazón de almíbar", mi segunda tarta en fondant, la primera que hice podéis verla aquí


INGREDIENTES

BIZCOCHO DE CHOCOLATE

200 gr. de leche o nata líquida
180 gr. de azúcar
180 gr. de mantequilla con sal
180 gr. de chocolate para postres
300 gr. de harina de repostería
1/2 sobre de levadura
3 huevos
un chorrito de esencia de vainilla


ELABORACION


Calentar la leche y disolver en ella la mantequilla y el chocolate sin dejar de remover y sin que llegue a hervir. Dejar entibiar.

Mezclamos la harina con la levadura.

Batir los huevos con el azúcar y el chorrito de vainilla hasta que obtengamos una mezcla blanquecina (mejor si lo hacemos en un bol puesto al baño maría), añadimos poco a poco y sin dejar de remover la mezcla de leche, chocolate y mantequilla hasta que se mezclen bien, una vez que esté homogéneo añadimos la harina tamizada con la levadura poco a poco y removiendo con las varillas.

Dejamos reposar la masa y mientras calentamos el horno a 180º.

Preparamos un molde redondo desmontable poniendole en todo el contorno mantequilla y harina y en la base un círculo de papel de horno cortado a medida que nos facilitará el desmoldado.
Horneamos unos 45 minutos (es orientativo, así que cuando pasen 30 minutos lo pinchamos por el centro con una brocheta y si sale manchada de chocolate lo dejamos hacer otros 10 minutos).

Una vez hecho el bizcocho lo sacamos y lo dejamos enfríar. Desmoldamos y quitamos el papel de horno del fondo, si nos ha subido un poco por el centro lo recortamos para dejarlo totalmente plano y lo cortamos en tres rodajas (es muy importante que el bizcocho esté totalmente frío para cortarlo y que no se rompa).



Ingredientes del relleno: FROSTING DE QUESO

500 gr. de queso tipo philadelphia o mascarpone
300 gr. de nata para montar
190-200 gr. de azúcar glacé
1 cucharadita de vainilla líquida

Montar la nata bien fría y reservar.

Montar el queso con el azúcar y la vainilla y mezclar con movimientos envolventes con la nata montada. Guardar en el frigorífico para que tome cuerpo.


PARA HACER EL FONDANT DE NUBES


300 gr. de nubes blancas
600 gr. de azúcar glass (yo al final no le puse todo, no me lo admitió)
esencia de limón (opcional)
mantequilla para untar las manos
una pizca de agua para salpicar las nubes
colorantes en pasta o en polvo (los colorantes líquidos humedecen el fondant y no quedan con colores tan intensos)

Poner las nubes en un bol grande apto para microondas, mojar una mano en agua y salpicar las nubes ligeramente, metemos el bol en el microondas y lo ponemos en marcha a 800 watios durante 1 minuto, sacamos las nubes y removemos con una cuchara o espátula y comprobamos que se deshacen, si no fuera así, volverlo durante 10 seg., aquí hay que tener cuidado extremo de no pasarse.


Sacamos el bol y comenzamos en éste momento a añadir azúcar glass, (éste tiene que ser industrial, pues necesitamos un azúcar muy refinado, porque si no es así el fondant nos quedará granuloso), removemos con paciencia hasta que tengamos una bola y ya no podamos utilizar la cuchara, en éste momento nos untamos las manos con mantequilla, comprobamos la temperatura, pues si está muy caliente nos podemos quemar y seguimos amasando en un mantel de silicona o silpat con azúcar espolvoreada, añadiendo azúcar hasta que obtengamos una masa manejable y elástica que no se pegue a las manos.

Separamos bolas con la cantidad que vamos a tintar de cada color, una bola más grande para cubrir y otras más pequeñas que tintaremos de diferentes colores. Envolvemos en film transparente cada bola bien hermética para que no se seque y reservamos en el frigorífico.


MONTAJE DEL PASTEL

Una vez que tenemos el fondant hecho y el bizcocho frío y recortado, procedemos a rellenarlo, en primer lugar ponemos una capa del bizcocho en la bandeja dónde lo vamos a servir y la mojamos de almíbar.

Para el almíbar:


200 ml. de agua
200 gr. de azúcar
un chorro de cointreau

Cocer todo junto hasta que empiece a espesar.

Después del almíbar ponemos una generosa capa de frosting de queso y tapamos con la otra capa de bizcocho, hacemos una leve presión para que se compacte (no importa si se nos sale algo de frosting por los laterales) y repetimos la operación....una vez listo el interior, cubrimos con el frosting sobrante todo el pastel por fuera alisándolo, tenemos que mojarlo pero no puede quedar demasiada cantidad de frosting (ésto nos servirá de pegamento para el fondant)


Ahora volvemos con el fondant


Para volver a hacer manejable el fondant una vez que se ha enfriado, lo metemos por unos segundos en el microondas en un bol, volvemos a poner azúcar glass y amasamos de nuevo, estiramos con un rodillo sobre la mesa con azúcar o sobre la lámina de silicona y hacemos un círculo con un diámetro ligeramente más grande que el pastel que vamos a cubrir, envolvemos la lámina en el rodillo y así la trasladamos hasta el bizcocho, desenrollamos y vamos pasando las manos suavemente para estirar el fondant sobre el bizcocho y que no nos queden imperfecciones ni pliegues; recortamos los sobrantes de la base de la tarta y la trasladamos a la bandeja dónde lo vayamos a servir.

Ahora empieza lo más divertido, que es modelar el fondant, calentamos ligeramente en el microondas la bola que vamos a utilizar y modelamos las figuras (yo hice los dibujos fuera del pastel trabajando por colores )

Una vez hechos todos los motivos decorativos, los vamos pegando de ésta manera: con una brochita ligeramente humedecida en agua le damos por la parte de atrás, la que vamos a pegar, y los pegamos a la cubierta del pastel, mantenemos unos segundos y se quedarán pegados (es muy importante que no esté muy mojada).

Este trabajo requiere paciencia y un poco de tiempo, no importa si la figura que queremos hacer no sale a la primera, si el fondant se enfría lo volvemos a meter en el microondas y repetiremos la operación moldeando de nuevo el motivo que queramos.



Y cuando todos los motivos estén pegados tendremos un estupendo pastel que hará las delicias de grandes y pequeños y sorprenderá por igual....


*Este pastel no debe refrigerarse, pues el fondant se puede estropear en el frigorífico.

*Si no disponéis de mucho tiempo, podemos hacerlo en tres veces, un día el fondant, otro día el bizcocho y por último otro día rellenarlo y adornarlo.

*El relleno se presta a mil variaciones distintas, se puede poner mousse de chocolate o nata sola, se le pueden poner dentro fresas, frutos secos etc. siempre que el bizcocho permanezca plano, bien compacto y que entre una rodaja de bizcocho y otra no quede mucho espacio (éste espacio se notará luego al tapar con el fondant y por ahí se puede romper)

*Tengo que decir que éste es el segundo pastel fondant que hago y mi experiencia sigue siendo satisfactoria, aunque en éste he tenido algún problema debido a la calidad de las nubes (las primeras que utilicé eran estupendas y el fondant mucho más manejable)



Espero que os guste!!!!