VAMOS AL AGUA NIÑOS!!!

28 febrero 2010 4 comentarios






Todos los veranos celebramos en una piscina la fiesta de los primos, todos los primos hermanos de mi marido por parte de su madre (unos 30) que nos reunimos en cuanto podemos, y la reunión del verano es divertidísima, con los niños, en una piscina enorme y por la noche, los niños se bañan y se divierten muchísimo.

Cada uno lleva un plato, y yo me comprometí a llevar el postre...me puse a pensar que podía hacer y ésto es lo que se me ocurrió, una réplica de la piscina........se quedaron impresionados y también llevé otra que gustó bastante, pero esa os la enseñaré otro día.....

INGREDIENTES

-PARA EL BIZCOCHO

6 huevos (separadas las yemas de las claras)
180 gr. de azúcar
80 gr. de harina
60 gr. de maicena
1 sobre de azucar avainillada o un chorrito de vainilla liquida

PARA EL ALMIBAR

250 ml. de agua
250 gr. de azúcar
ralladura de limón o unas gotas de esencia de limón

PARA LA CREMA PASTELERA

1/2 litro de leche
3 yemas
45 gr. de maicena
125 gr. de azúcar
un chorrito de vainilla liquida

PARA LA CREMA DE CHOCOLATE

1/2 litro de leche
3 yemas
45 gr. de maicena
125 gr. de azúcar
1/2 tableta de chocolate fondat

PARA EL ADORNO

Unas galletas de oblea (las que se utilizan para hacer sandwiches con helado)
Un paquete de bizcochos de soletilla
Unos muñecos para adornar

PARA LA GELATINA VERDE

250 ml. de licor de kiwi sin alcohol
4 hojas de gelatina neutra

PARA LA GELATINA AZUL

250 ml. de licor Blue Tropic
4 hojas de gelatina neutra



ELABORACION

En primer lugar hacemos la gelatina, para darle frio cuanto antes y que la tengamos dura para utilizarla llegado el momento.

Poner las hojas de gelatina a remojo, calentar el licor , agregarle la gelatina correspondiente y poner en un molde bajo y amplio para que quede una lámina fina. Meter al frigorífico al menos dos horas. Proceder de igual manera con el otro licor.

PARA HACER EL BIZCOCHO

Precalentar el horno a 170º

Batir durante 4 minutos las yemas con la mitad del azúcar y el chorrito de vainilla a vel. 3 (con la thermomix), ponerlas en un bol y reservar. Lavar la thermomix con agua caliente para que monten mejor las claras.

Montar las claras 6 minutos vel. 3-4 con una pizca de sal.

Tamizar la harina sobre el bol dónde tenemos las yemas y añadir las claras con mucho cuidado para que no se bajen.

Poner en la placa de horno con papel de horno untado con mantequilla la mitad de la masa y en otra placa la otra mitad de la masa, se trata de hacer dos láminas finas de bizcocho. Si tenéis un molde cuadrado grande podéis hacer el bizcocho de una vez y luego cortarlo.

Mientras que se hace el bizcocho, hacemos el almibar, cociendo el agua, el azúcar y la ralladura de limón hasta que empiece a espesar.

Hacemos las natillas normales de vainilla y en otro recipiente o en la thermomix las natillas de chocolate.

Una vez que tenemos las planchas de bizcocho, las ponemos en la bandeja dónde lo vamos a servir (le recortamos unas tiras para hacer los bordes de la piscina) emborrachamos con el almibar la primera plancha y ponemos alrededor los bizcochos cortados por la mitad. Se pone un molde cuadrado extensible para que se mantengan firmes.

Se pone una capa de natillas, yo puse la vainilla en primer lugar, se tapa con la segunda placa de bizcocho y se repite la operación de emboracharlo. Se ponen las natillas de chocolate y se mete en el frigorífico hasta que se enfrie.

Por último adornamos.......

Con las tiras que hemos recortado los bizcochos hacemos los bordes de la piscina con la medida que queremos, con las galletas de obleas cortadas en trozos iguales, imitamos unas baldosas.

Cortamos la gelatina con una tijera o la vamos rompiendo con los dedos y la distribuimos cada color por su sitio.

Por último adornamos con los muñecos y los arbolitos, y si tenemos unas sombrillas.


Como véis es muy laborioso, no hay paso a paso porque era un experimento, y fuí un poco sobre la marcha, y como tal no esperaba que me saliese como para enseñarlo, pero ahí lo tenéis, es mejorable, pero valió la pena nada más por la cara que pusieron, jejejej



Como me gustó la experiencia y quería mejorar la tarta, en el cumple de mi hijo Alberto, se la volví a hacer, y como celebramos el cumpleaños en la piscina, qué mejor tarta que una refrescante piscina.

Y como pasa en las cosas hechas a mano, nunca salen dos iguales, y ésta es la que se comieron los amiguitos de mi hijo......que también se quedaron con la boca abierta....



Espero no haberos aburrido con tanta foto, pero es que eran todas tan chulas que no he podido resistir la tentación de ponerlas.

Espero que os guste!!!!

4 comentarios

  1. Hola Ana!!
    te mando este comentario para decirte que este fin de semana he preparado esta tarta. Bueno, en realidad la he hecho con una tarta de galletas, pero te he copiado la idea porque me ha parecido una tarta preciosa. Mañana en cuanto tenga tiempo la cuelgo en mi blog. Te agradezco la idea, porque triunfé con la tarta en cuestión...
    un beso

    ResponderEliminar
  2. Estoy impaciente, quiero verla, quiero verla...es que quedan tan bonitas que les gusta a los niños y a los mayores también, jejejej

    Un saludo!!!

    ResponderEliminar
  3. Preciosa y por las explicaciaones no parece muy difícil, aunque algo laboriosa. Feliz verano

    ResponderEliminar
  4. me encanto tu torta, muy original

    ResponderEliminar

Gracias por tus comentarios.